Archivo de la categoría ‘curiosidades’

Tu madre no quiere una colonia, ni un pañuelo. Haznos caso. Tampoco quiere una caja de bombones o un bono por un tratamiento de belleza. Y mucho menos unas clases de salsa. Que dejes de llevarle la ropa o que sólo la llames cuando necesites una canguro, que te acuerdes de ella los domingos. Y no sólo para llenarte los tuppers.

Una madre es comprensiva, está ahí cuando la necesitas. Te da buenos consejos (muchas veces sin que se los pidas). Tiene un máster en mimos y en caras de reproche. Pero es tu madre: te aguantas. Y no necesita que te acuerdes de ella sólo en ese Día del Calendario.

Lo que quiere tu madre, no te lo va a decir. Pero nosotros sí: ella quiere que la lleves a un buen restaurante. Y estamos seguros, tú más, que se lo ha ganado con creces. Seamos sinceros: el dinero mejor gastado es en experiencias.

He aquí nuestro TOP 11 “MADRE, no hay más que una. Y demos gracias”

El invernadero (Paseo de los Rosales 48, Collado Mediano, 918 55 85 58): ¿no habíamos dicho que querías mucho a tu madre y se lo merecía todo? Pues no repares en nada. Y si le gustan las verduras, la cocina creativa y un entorno único, este es EL SITIO. No apto para madres carnívoras.

Que si quieres arroz Catalina (Calle Principal de Provincias 9, 914 64 77 77): tanto si tu madre es valenciana, le gusta el arroz, la paella los domingos, como si se llama Catalina (o no)… ¡este es el lugar! Apto para toda la familia.

Gau & Café (Calle de Tribulete 14, 4ª planta, 915 28 25 94): si no puedes poner a tu madre en un pedestal, al menos súbela a la terraza de este restaurante. Unas buenas vistas nunca hicieron daño a nadie… y si además luce el sol… ¡chapeau!

Cañadío (Calle Conde de Peñalver 86, 912 81 91 92): ¿quieres acertar de verdad? ¡llévala a Cañadío! Guisos, la tierruca y buena materia prima. Es una apuesta segura. Oblígala a tomar postre: que un día es un día y dicen maravillas de la tarta de queso.

La Gabinoteca (Calle de Fernández de la Hoz 53, 913 99 15 00): enseña a tu madre que se puede comer bien de tapas con un ambiente de lujo. Sólo válido para las que les gusta estar en el meollo y rodearse de gente. Absténganse las muy tranquilas.

Mamá Campo (Plaza de Olavide 15, 914 47 41 38): tanto si tu madre echa de menos el pueblo, como si le gustan las cosas sencillas, ricas, sanas y bien tratadas en un entorno muy “cuqui”: llévala al campo. Y a la terracita de Mamá Campo en Olavide. Esto es vida.

Triciclo (Calle Santa María 28, 910 24 47 98): si ella es de las que les gusta estar a la moda, probar lo último de lo último y estar más al día que los trendsetters, le encantará.

Filandón (Carretera Fuencarral – El Pardo M-612 Km.1,9, 917 34 38 26): para toda la familia, un lugar único, alejado del bullicio de la ciudad y para comer bien todos juntos. Para madres muy madres, a las que les gusta juntar a todos bajo su ala.

La Raquetista (Calle Doctor Castelo 19, 918 31 18 42): ¿le ha dado a tu madre por el pádel? Pues no tiene nada que ver, pero oye, que en La Raquetista se come muy bien y estáis a un paso del Retiro para dar un paseíllo después de la comilona. Plan perfecto.

O´Pazo (Calle Reina Mercedes 20, 915 53 23 33): buen marisco y mejor pescado; por no decir que es el mejor de Madrid, lugar muy elegante. Sea gallega o no, tu madre vale esto y más. Haz que se sienta una sirena. No apto para alérgicas al marisco o que no les guste.

El Club Allard (Calle de Ferraz 2, 915 59 09 39): ¿no habíamos dicho que querías mucho a tu madre y se lo merecía todo? Pues no repares en nada. Y menos en dinero: que te ha dado la vida. Te cuidó, mimó y te aguantó en la adolescencia. Se lo merece.

Jóvenes promesas, algunos ya consagrados, marcan tendencia en la gastronomía española. Lo hacen con un estilo muy personal, alejándose de la tradición culinaria pero respetándola, reeinterpretando platos, fusionando culturas, siempre con la calidad de la materia prima por delante. Algunos ya los conocerás, pero no está de más recordarlos.

Tonino Valiente de Tatau Bistro

El apellido del chef Tonino Valiente hace honor a su trabajo en el bar con estrella michelín: Tatau Bistró (Huesca). La trayectoria del cocinero no tiene desperdicio: en su currículum destaca su formación en la Escuela Hoffman y su trabajo con “estrellas” de los fogones como Carles Craig. Tatau es un local moderno, decorado con calaveras y motivos rockabilly, lo que ellos mismos llaman “old school cookink”, donde Valiente apuesta por una cocina atrevida pero que respeta la tradición y la cultura de las tapas. Aquí podrás degustar mollejas, patatas bravas, vieiras con alubias, sashimi de atún rojo… ¡hasta fideúa o paella!

Ángel León de Aponiente

Le llaman el “chef del mar” por su excelente cocina marina en Aponiente (Puerto de Santa María, Cádiz), con doble estrella Michelín, donde los principales protagonistas son el pescado y el marisco. Sin embargo, en la última edición de Madrid Fusión, aseguraba que ya no les vale cocinar solo con pescado. Camarones de colores, daphinia (alimento basado en el zooplancton), algas dulces convertidas en snack, plantas salinas como aderezo… y un sinfín de platos que van más allá y amplían el concepto de cocina marina. Y lo mejor de todo es que trabaja en pro de la sostenibilidad de los recursos marinos.

Gonzalo García de Nakeima

Otro show gastronómico más, al que ya nos tiene acostumbrados David Muñoz en DiverXo, es el de Gonzalo García (y su troupe) en Nakeima (Madrid). Cocina oriental, con ese toque punk que tanto nos gusta, concepto basado en el street-food, colas infinitas en la puerta (no admiten reservas)… ha hecho mella en la gastronomía española gracias al trabajo de estos jóvenes e inquietos cocineros.

Rodrigo de la Calle de El Invernadero

En El Invernadero (Collado Mediano), abierto hace justo un año, Rodrigo de la Calle ofrece un único menú y cien por cien veggie. Su aportación más destacable son los superalimentos, con más de 50 opciones de verduras y frutas, como el liquen comestible o la moringa. Sergiete, usuario de 11870, asegura que a El Invernadero “se va a vivir una experiencia, un espectáculo”, donde hasta los menos herbívoros disfrutarán a pesar de no probar bocado de carnaza. Como dice el chef De la Calle, “sólo cocinamos como nos dicta el corazón. No hay más limitaciones”.

Iván Surinder de Tandoor

En 2002 Nath Surinder abrió Tandoor (Barcelona), un restaurante indio (como su fundador) donde reflejaba la cocina que aprendió de su madre y que supo adaptar al paladar de los barceloneses. Trece años después, la segunda generación de la familia continúa su estela ofreciendo cocina india pero de la mano del hijo de Nath, Ivan Surinder, nacido en Barcelona, que con tan solo 24 años ha sabido reinterpreter los platos de su progenitor sin perder la esencia de una cocina tradicional.

Edorta Lamo de A Fuego Negro

La revolución de los pintxos llegó de la mano de Edorta Lamo con A Fuego Negro (San Sebastián). Restaurante, barra y taberna que ofrece una infinidad de pequeños bocados donde la osadía está asegurada (solo hay que probar algunos de sus clásicos como el mackcobe o las black rabas). Pero su aventura no termina aquí, en un año aproximadamente inaugurará Arrea! en Santa Cruz de Campezo, donde ofrecerá cocina autóctona: mucha parrilla, caza, setas, carnes…

Estos no son los únicos cocineros (¿dónde están las mujeres?) que protagonizarán la gran película del 2016 sobre gastronomía, estrellas michelín y demás, si no que hay otros muchos que ya están dando que hablar: Javier Estévez, Igor Castrillón, María José Martínez… También puedes echar un vistazo a nuestro listado con los restaurantes de los chefs de moda en Madrid. ¡Habrá que probarlos!


Bao Bun, de Buns & Bones.

2016 ha empezado pisando fuerte y dando caña. Y nosotros con él. Aunque ya lleva casi 3 meses de vida, nos preguntamos ¿qué tendencias lo están petando en estos momentos? ¿Qué se mueve? ¿Qué se come? Y más importante, ¿dónde se come eso?

Nuestro menú de hoy contiene: slow food, bocadillos y baos, mucho gluten free, unos sorbos de café gourmet y mucho eco y de la huerta. Y todo ello: sin alérgenos. Nos encontramos ante la locura del flexitarianismo Vs la carnaza de la buena.

Ya hablábamos del flexitarianismo, que no es más ni menos que un vegetariano con matices. Y los matices son: hoy me apetece comer carne, o un poco de jamón serrano, o una hamburguesa no me vendrá mal. Pero de carne ecológica, por supuesto. ¿Y dónde va un flexitariano? Pues a donde quiera, porque es flexible. Zoco Comidero Bar y Como vaca sin cencerro son buenas alternativas.

Ahora queremos saber de dónde vienen los alimentos que vamos a consumir, y sobre todo, queremos que vengan de la huerta. Nos interesa hasta el nombre del que nos recolectó las lechugas que vamos a comer. Sin duda: La huerta de Tudela Green & More y El invernadero son el cúlmen de la verdura y lo verde.

Los alimentos cuanto menos procesados, mejor. La raw food está en auge. Lo eco-friendly sigue ahí, cada vez más concienciados, compramos en lugares como Mamá Campo o El Huerto de Lucas, con sus bolsitas de papel, que metemos en nuestros bolsos de tela y nos las llevamos a casa en nuestra bici.

¿Somos cada vez más alérgicos y con más intolerancias alimentarias? Pues parece ser que sí. O nos hemos concienciado. O somos unos sibaritas. Sea como fuere: lo Gluten Free está on fire. Muchos restaurantes adaptan su carta o dan información sobre los alérgenos.

Y hablando de alérgenos; seguimos con la fiebre del bao. Ya no hay bocadillos de calamares, ahora se lleva el Bao Bun o Baozís: cocina asiática callejera o bocadillo cocinado al vapor. No los verás en La Plaza Mayor, pero sí en Pajarita, Buns & Bones o The Big Banh en su versión vietnamita.

La Slow Food o cómo cocinar durante los anuncios de una película de sobremesa; es decir, cocinar a muy baja temperatura y muy lento. Es la antítesis del Fast Food, tan del siglo pasado. En BumpGreen, por ejemplo, se han apuntado a este movimiento.

No nos podemos olvidar del café, bebida llevada al extremo gourmet y trendy, gracias a lugares como Monkee Koffee o Toma Café. Somos cafeteros y es nuestra religión.

Los #instafood, #foodporn, #foodie en Instagram, no nos van a dejar: reconozcámoslo, Instagram no sería la mismo sin esas fotos de comida tan bien puesta que da cosica comer. El Take Away sustituye a nuestros queridos tuppers, y si no podemos ir a por la comida, ya nos la traen a golpe de click.

En esta casa somos más de comer que de tendencias.
2016, ¡qué aproveche!


Cómo preparar té matcha. Receta tradicional by Tastemade.

Desde Japón ha llegado una de las bebidas más demandadas por los amantes de la teína: el té matcha. Uno de los secretos mejor guardados de los monjes Zen. Un brebaje que previene el envejecimiento, reduce la inflamación y ayuda a perder peso gracias a su riqueza en antioxidantes y a la L-teanina, aminoácido que relaja y da energía.

El té matcha es la hoja entera del té verde. Tras un cultivo, recolección y secado especial, se muele y de ahí se obtiene un polvo fino y verde: el té matcha (un vaso equivale a 10 vasos de té verde, en contenido de antioxidantes y valor nutricional).

Al consumir directamente el polvo de la hoja, muchos lo comparan con el efecto que provoca una buena taza de café. Eso sí, el subidón del té matcha va acompañado a una sensación de calma muy zen, de ahí su origen, vinculado a la meditación de los monjes.

Yéndonos a un plano más frívolo, esta bebida fue el superalimento oficial de las maniquíes en la Semana de la Moda de Nueva York. Por algo será, ¿no? Eso sí, esta poción mágica no te convertirá en Adriana Lima, a no ser que te dediques en cuerpo (¿y alma?) a prepararte para Victoria’s Secret; para eso tendrás que vivir en el gimnasio y comer aire, no nos engañemos…

¿Dónde consumir té matcha en Madrid?

En Mistura ofrecen helado de té matcha; en Yoka Loka (Mercado de San Antón) lo ofrecen frío o caliente, como guste; en la izakaya nipona Hattori Hanzo o en la pastelería Okashi Sanda lo utilizan para sus tartas y bizcochos; en Chuka Ramen Bar es famosa la sopa de matcha y curry verde ramen…

¿Dónde adquirirlo?

En Lfont Tea Mountain ofrecen varios formatos que provienen de diferentes plantaciones japonesas; en la conocida Tekoe venden el Cuisine (para cocinar) y el Ceremony, que viene directamente de Japón; y en Amaté disponen de una sección dedicada exclusivamente al té matcha.

Echa un ojo a nuestro listado de teterías en Madrid donde seguro encontrarás la tienda que mejor te viene, o más te gusta, para adquirir té matcha.

Chocolat (Lasse Halström, 2000)

Con esta película, el sabor y el olor del chocolate traspasa la pantalla. Te envuelve de tal forma que tras verla, si todavía no lo has hecho, irás corriendo a arramblar con la despensa (cuidado, ¡no se empachen!).

Gracias a la llegada de Vianne y la inauguración de su chocolatería en Lansquenet (un pequeño pueblo francés) la vida de los habitantes del pueblo cambiará por completo, a pesar de la oposición de un alcalde muy conservador. Ese es el poder hipnotizante del chocolate, con toda su serotonina y dulzura. No puede hacer otra cosa que sacar a relucir lo mejor de las personas (o no…).

Ten paciencia y no te lances sobre la primera tableta de chocolate que pilles por casa, acude a una buena pastelería o chocolatería donde lo elaboran artesanalmente, como Vianne. Pomme Sucre, Moulin Chocolat, Chocolat Bar, Chocolatería Valor

Ratatouille (Brad Bird, 2007)

Esta tierna película de Pixar, para todos los públicos, consigue despertar la sensibilidad por la cocina tanto a pequeños como a mayores. Además de mostrar el arte y la magia de la gastronomía, nos lleva a reflexionar sobre los prejuicios y la superación personal, entre otros muchos temas.

El sueño de Remy es convertirse en un gran chef francés, a pesar de la oposición de su familia y del problema que supone ser una rata en una profesión que detesta a los roedores. El destino le lleva a las alcantarillas de París, justo debajo del restaurante del prestigioso chef de la nouvelle couisine Auguste Gusteau, donde cumplirá su gran sueño.

No sabemos si será una ratoncillo quien esté al mando de los fogones de algunos restaurantes franceses de Madrid, como en Lafayette o Petit Appetit, lo que sí sabemos es que se come de lujo.

La cocinera del presidente (Christian Vincent, 2012)

Esta es la historia de Danièle Depuche, que fue la cocinera privada del presidente francés Françoise Mitterand. En la película se llama Hortense Laborie, una prestigiosa chef de la región francesa de Périgord, que es elegida para llevar el mando de la cocina del Eliseo. De esta forma el espectador se adentra en el universo de la gastronomía y las recetas galas. La creatividad y el arte de Laborie seducirán el paladar del presidente, que “necesita reencontrar el sabor de las cosas”.

Comer, beber, amar (Ang Lee, 1994)

La cocina se presenta aquí como el centro donde gira en torno la vida de los personajes. Chu, un antiguo chef de Taipéi (China) y heredero de cientos de años de conocimiento de la gastronomía china, debe lidiar con la rebeldía de sus hijas. La cocina es lo que les llevará a la reconciliación. Una metáfora entre lo viejo y lo nuevo, la vida moderna y la tradicional, la comida rápida y la costumbre de sentarse toda la familia alrededor de una mesa y disfrutar de platos elaborados con cuidado y amor.

¿Antojo de comida china? Hay muchos sitios en Madrid donde elegir como El Rey de los Tallarines, Royal Cantonés , Restaurante Don Lay

Un toque de canela (Tassos Boulmetis, 2003)

Bonita y divertida película que narra la historia de Fannis Iakovidis, un joven griego cuyo abuelo le transmite el amor por la cocina, “la pizca de sal” que necesitamos añadir a la vida para que resulte hermosa. Esa pasión por la gastronomía llevará a Iakovidis a convertirse en un excelente cocinero y así darle a la vida de los demás ese toque de canela que necesitan para que sepa mejor. Sentimientos y especias llegan al corazón, y al paladar, del espectador.

¿Has probado la cocina helena? ¿Te gusta? No esperes más y disfruta en restaurantes de Madrid como Mythos, Egeo, Milos o Delfos de deliciosas recetas griegas.

¡Bon appétit!

Tras las vacaciones de Navidad es de esperar que todos esos planes de ponerse a plan se hayan cumplido, ¿no? (guiño, guiño). Al margen de quilos arriba, quilos abajo, tengamos un momento de paz interior: un “momento biltong”.

El “biltong” es un tipo de carne seca originaria de Sudáfrica (parecida a la cecina). Su origen se remonta al siglo XVII, cuando los holandeses se instalaron en Sudáfrica y colonizaron la gastronomía del país, introduciendo sus propias recetas. Entonces la mejor forma de conservar la carne era secándola. Así es como en Sudáfrica se comenzó a consumir el biltong de carne de caza.

En Reino Unido ya está triunfando, principalmente se utiliza carne de vacuno y sobre todo en forma de snack, aunque también la venden a granel para potenciar el sabor de los guisos. Y ahora llega a España. ¿Llegará a causar el furor que ha tenido en tierras anglosajonas? No sabemos, pero algunos ya se han atrevido a comercializarlo en forma de aperitivo; es el caso de Simón Fusté Coetzee, de padre catalán y madre sudafricana, con la empresa African Tastes. Se trata de unas bolsitas, como las de cualquier snack, para llevar contigo y disfrutarlo en cualquier momento.

Su valor nutricional es mayor que otros aperitivos: menos grasa y más proteínas de calidad. ¿Tendrá éxito?

Bar Vader: hacia el lado oscuro

Ya solo quedan tres días para el estreno en España de “Star Wars VII: el despertar de la fuerza”. Si eres un geek por excelencia de la saga, y ya te has paseado por las calles disfrazado de Darth Vader, la reina Amidala o incluso de R2-D2, celebra el estreno de la película del año en el Bar Vader (Plaza de las Estalactitas s/n, Getafe). Aquí pisarás suelo amigo, nadie te mirará como si fueses un desequilibrado y serás tremendamente feliz en este reino de las galaxias. Un bar de copas donde además de disfrutar de sus cócteles cósmicos, podrás echar una partida de algunos de los juegos que tienen (Blood bowl, Dixit, Formula D, Samurai Sword…). Si eres más trekkie o te sientes Spiderman, no te preocupes, puedes venir disfrazado de otro personaje y tomarte una copa con el respetable Yoda.

Skate + Rock: Old School Skaterock

El punk dio lugar a muchas subculturas. En Estados Unidos, el skaterock no nació del punk o del hardcore, si no que por sus semejanzas, se unió a este género musical y a todo lo que significaba: rebeldía y ruptura con el sistema. Sin embargo, y al igual que el movimiento mod, su esencia se ha ido diluyendo y ahora son unos pocos los que verdaderamente creen en la filosofía del skaterock. Dentro del sistema, vale todo. Así en el 2006 se creó Old School Skaterock (Calle Palafox, 16): un espacio multifuncional donde los skaters podrán disfrutar de una buena hamburguesa, un concierto, exposiciones, practicar en la mini-half pipe que tienen o asistir a clases para aprender a patinar. En la tienda encontrarás zapatillas, tablas y camisetas. Aviso para navegantes… si quieres apuntarte a esta moda, ya puedes tener los bolsillos bien gorditos.

80′s a tope en Suéltate el Pelo

De la generación de “La Bola de Cristal”, los dos rombos, “Mazinger Z”, verdad o atrevimiento, la peonza… es Suéltate el Pelo (Calle de María de Guzmán 5): bar de copas repleto de muppets, pósters horteras y clicks de play mobil – sí, un poco siniestro- y donde moverás el esqueleto y los pies al ritmo de los temas más sonados de la movida madrileña (¿Hombres G incluido?). ¡Te lo pasarás nasti de plasti!

Sueña con Cary Grant o Marilyn Monroe: DormirDcine

En el céntrico hotel DormirDcine (Calle de Príncipe de Vergara, 87) convivirás con el séptimo arte. Las paredes de sus 85 habitaciones están decoradas por ilustradores internacionales que han plasmado retratos de actores, actrices y directores de cine míticos. Cuenta con un bar y restaurante que ofrece una carta donde la creatividad y la diversión están aseguradas. La Sala Cooltural propone la opción de organizar eventos profesionales donde los asistentes estarán rodeados de arte. Si quieres dormir de cine y que tu viaje se convierta en una película de cinco estrellas, este es tu hotel.

Birras, tattoos y Creedence: Dakota Bar

¿Dónde aparcar la Harley y tomarse unas cervezas? En Dakota Bar (Paseo Imperial 89), sin duda alguna. Aquí todo está pensado para los moteros, aquellos a los que les gusta un mini de cerveza mientras escuchan a Creedance Clearwater Revival y disfrutan de una hamburguesa gigante. También organizan cumpleaños temáticos o eventos especiales, así como conciertos en directo.

Ozzy Osbourne se ha escapado a TNT Heavy Rock Bar

En los “bajos de Argüelles” encontramos TNT Heavy Rock Bar (Calle Gaztambide 26), un local mítico en Madrid para los amantes del metal. Melenones y camisetas de kiss inundan la pista de baile y la barra de este bar. Temas actuales y clásicos de rock y heavy metal para que cuelgues tu chupa y no pares de bailar. Un lugar ideal para aquellos con síndrome de Peter Pan pero alma de Capitán Garfío (by Alice Cooper).

Albert Rivera: lo de siempre y lo nuevo

Imagen de Restaurante Casa Alfonso

Imagen de Restaurante Casa Alfonso

A Rivera le gusta salir a cenar con sus amigos y la cocina sencilla, apostando por restaurantes donde la calidad de la materia prima es la protagonista de cartas tradicionales pero siempre jugando con la innovación. Un paralelismo con sus propuestas electorales, ¿no crees?

Caballito de Mar (Paseo de Sagrera 5, Palma de Mallorca, 971 72 10 74) : ubicado en el corazón de la ciudad, junto a la plaza de La Lonja y el muelle de pescadores, y a muy pocos metros de la Catedral. Rivera disfrutó de una comida en este restaurante acompañado de algunos de los miembros del partido antes de dar un mitin en Palma. Por esa cercanía con el mar, el pescado fresco y el marisco son la estrella de la carta: lomo de gallo San Pedro, paella con marisco, calamares a la romana, dorada en costra de sal… No sabemos qué comió el político pero seguro que le sentó fenomenal para afrontar el mitin; aunque algunos medios locales aseguran que salió molesto del restaurante al ver la presencia de periodistas, e incluso sus escoltas llegaron a enfrentarse con los fotógrafos. ¡Cual Mick Jagger!

Casa Alfonso (Carrer de Roger de Llúria 6, 933 01 97 83): este histórico restaurante en Barcelona, inaugurado en 1934, hoy se ha convertido en una de las paradas indispensables de muchos personajes conocidos (Ferran Adrià, Carmen Maura, Boris Izaguirre, Ricardo Darín…) Un emblemático local catalogado como patrimonio arquitectónico de la ciudad de Barcelona y una de las visitas recomendadas por guías extranjeras. Y dada su cercanía a la sede inicial de Ciudadanos, Albert Rivera es ya un asiduo. La charcutería y la barra de degustación son los protagonistas con un excelente surtido de embutidos y tapas. Algunas de sus especialidades son las croquetas dulces y saladas, las cocas de llaneras y su repostería artesana. Gracias a una entrevista que le hicieron a Rivera en el blog del restaurante sabemos por qué al político le gusta tanto Casa Alfonso: “siempre hallo un trato exquisito por parte del personal y un muy buen producto: sencillo, variado y de calidad.” Y añade que lo que más le gusta de aquí son los huevos rellenos y los canutillos de crema de postre.

Restaurante Álbora (Calle Jorge Juan 33, Madrid, 917 81 61 97): cocina tradicional y refinada. Albert Rivera y su novia disfrutaron de una comida en este restaurante, uno de los lugares de moda de Madrid, tras un paseo por el barrio de Salamanca. Dicen que es asiduo a su barra, no a su restaurante. Y esta vez repitió acompañado de su pareja. Según el periódico El Mundo, disfrutaron de media ración de jamón, unas croquetas “Joselito”, ensalada de tomates “feos” de Navarra con ventresca, y una ensaladilla, todo acompañado con un Ribera del Duero.

Pedro Sánchez y las comidas en familia

Imagen de Las Barandas

Imagen de Las Barandas

En la entrevista que concedió a Bertín Osborne en el programa “En la tuya o en la mía” de TVE, el candidato socialista aseguró que se le da bien hacer zumos energéticos y que le gusta la comida picante. Sánchez suele disfrutar sus vacaciones en municipios del Levante almeriense y ahí es donde frecuenta restaurantes con su mujer y sus hijas. En esos momentos familiares es cuando el líder socialista se relaja y lejos de esa imagen rígida e impoluta se deja ver con gorras de playa y bañadores de flores, sucumbiendo a las delicias marítimas que ofrecen los restaurantes de la costa almeriense. Tampoco renuncia a una buena pizza, como lo ha hecho con sus colegas en el restaurante italiano Luna Rossa (Madrid), dejándolo muy claro en su cuenta de twitter: “Con mis colegas en el restaurante luna rosa, comiendo una pizza cojonuda”.

Las Barandas (Plaza de España 1, Los Santos de Maimona, Badajoz, 924 57 10 74): Pedro Sánchez almorzó en este afamado restaurante con su directora de comunicación antes de visitar la Feria Ganadera de Zafra. El chef Manuel Gil es el responsable de una carta autóctona, tradicional, cuya esencia son los productos de la tierra. El Aceite de Oliva Virgen Extra Maimona o el Ibérico extremeño, son los protagonistas indiscutibles de su carta. ¿Y qué comió el político? Según el periódico local “Hoy”, ensalada de zorongollo extremeño y canelones de carne ibérica y retinta.

El Rebeco (Carretera Villanueva 2, Valderas, León, 987 76 31 16): la presencia de Pedro Sánchez alborotó la localidad de Valderas acostumbrada a una tranquilidad inquebrantable. En El Rebeco, el líder socialista, disfrutó de una buena comida junto a su mujer y sus hijas, que degustaron el famoso bacalao al ajo arriero, plato estrella de la casa. No se trata de un restaurante sofisticado, sino más bien de una casa de comidas, donde predominan las recetas castellano-leonesas “de toda la vida” y una buena relación calidad-precio.

Pablo Iglesias: la polémica está servida

Imagen de Cuarto Poder

Imagen de Cuarto Poder

Mucho se ha criticado al candidato de Podemos por sus visitas a restaurantes conocidos y es que algunos medios indican que se contradice con su discurso y sus “camisasa de Al Campo”. Dejando atrás la polémica que ha suscitado, Iglesias también es un buen comedor y parece ser que le gusta la variedad aunque también los platos de toda la vida, como el cocido madrileño de su madre. En una entrevista a Divinity, comentó que es asiduo a un restaurante chino cercano a su casa en Pacífico (Madrid).

Restaurante Sudestada (Calle Ponzano 85, 915 33 41 54): muy polémica resultó la cena entre el presentador de “Al Rojo Vivo” de La Sexta con Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y César González Antón, director de informativos. Las redes sociales y algunos medios de comunicación consideraron el encuentro una “conspiración” y un acto de ostentación dado el prestigio del restaurante Sudestada. Por alusiones, Ferreras respondió alegando que se trataba de una cita para preparar la cobertura de la campaña electoral de Atresmedia y que repitió con otros candidatos como Albert Rivera o los populares. Dejando a un lado la polvareda que suscitó dicho encuentro, allí disfrutaron del menú degustación del restaurante que ofrece cocina con raíces asiáticas con un toque de fusión firmada por uno de los mejores chefs del país, Estanis Carenzo.

El Qüenco de Pepa (Calle de Henri Durant 21-23, Madrid, 913 45 10 84): cuenta con un Sol en la Guía Repsol y se caracteriza por una cocina tradicional y el uso de excelentes materias primas – el secreto de su éxito- . La cúpula de Podemos ha elegido en varias ocasiones este local como lugar de encuentro con periodistas de distintos medios de comunicación. Entre sus especialidades encontramos: el arroz cremoso con gurumelos y foie fresco a la plancha, callos de ternera con patata y morro, alcachofas de Tutela fritas con parasen, tortilla de patatas con almejas a la marinera… Las verduras que aquí se cocinan provienen de la huerta del restaurante, regadas con agua de poza potable y procedentes de Ávila y Tutela. El tomate es el protagonista y lo preparan de mil formas: tomate con ventresca y cebolleta, en rodajas con flor de sal y aceite picual o con burrata fresca. ¡Sobran las palabras!

Casa Doli (Avenida de San Diego 96, Madrid, 914771558): el pasado 15 de noviembre, el equipo de Pablo Iglesias y Alexis Tsipras se reunieron en Casa Doli, el restaurante favorito de los futbolistas del Rayo en el barrio de Vallecas, donde disfrutaron de una exquisita cena. Entre las viandas que degustaron encontramos algunos de los platos estrellas de la casa: jamón ibéricos, anchoas artesanas, gambas blancas de Huelva, croquetas caseras, mousse de morcilla con piñones…

Mariano Rajoy: tascas taurinas y cocido

Imagen de El Periódico

Imagen de El Periódico

El presidente del Gobierno Mariano Rajoy tiene ya su propia ruta gastronómica establecida en Madrid. El líder del Partido Popular tiene predilección por los buenos restaurantes, todos ellos de corte tradicional.

La Tasca Suprema (Calle de Argensola 7, 913 08 03 47): este fue el restaurante elegido por Mariano Rajoy para su encuentro con el expresidente francés Nicolás Sarkozy en el pasado mes de junio. Una tasca, con 125 años a sus espaldas, próxima a la sede nacional del PP que frecuentaba Rajoy cuando estaba en la oposición. ¿Qué tomaron? El menú del día, que incluía: jamón, espárragos, gazpacho, ensaladilla rusa, chipirones y tarta de limón. El líder de los populares tras la comida publicó en su perfil de twitter : “seguro que se llevará un buen recuerdo de nuestra gastronomía”.

Casa Manolo (Calle Jovellanos 7, 915 21 45 16): se encuentra muy cercano al Congreso de los Diputados y por esa proximidad, y lo bien que se come en esta taberna de principios del siglo pasado, acuden frecuentemente los parlamentarios del PP. Seguro que ya habrán probado: la tortilla con salsa de callos, la lengua estofada, las croquetas, sus empanadillas… ¡Como para no ponerse las botas!

Las Reses (Calle de Orfila 3, 913 08 03 82): otro en el top ten de restaurantes preferidos de Rajoy. Carteles taurinos, cuadros y espejos antiguos cubren las paredes de este local. El steak tartar es uno de los platos preferidos de los comensales de este restaurante, y seguro que uno de los favoritos del presidente del Gobierno. Pero no hay que olvidarse de otras de sus especialidades como: el entrecot con foie fresco y salsa perigourdine o los callos a la madrileña. Y para picar las croquetas de rabo de toro.

Cervecería El Santo (Calle Fernando “El Santo” 4): también cercana a la sede del PP en Génova y también adornada con motivos taurinos, es uno de los restaurantes a los que Rajoy acudía, antes de ser Presidente, a comer entre semana. Las tortas y las raciones son las protagonistas de su servicio. Rabo de toro y chipirones a la plancha, huevos rotos con jamón, ensalada de tomate o ventresca de bonito son algunos de los platos estrella de la cervecería, de los que seguramente daba buena cuenta Rajoy.

Letizia curiosea en Frutería Vázquez

El Rey abdica… ¡Viva el Rey! Ya tenemos nuevos soberanos y en 11870.com queremos desvelaros cuáles son los sitios preferidos de Don Felipe y Doña Letizia y qué opinan de ellos nuestros usuarios. Si os acordáis, hace poco os contamos cuáles son los restaurantes favoritos de Juan Carlos I. Y si comparamos los gustos del padre con los del hijo y la nuera, la verdad es que los nuevos reyes tienen preferencias más frescas y bastante más populares. Los antiguos Príncipes de Asturias, hasta ahora, han acudido a divertirse, por lo general, a lugares realmente populares. Inspirados en la revista Hola!, que hizo una completísima recopilación, y en nuestro propio conocimiento del tema (sí, por aquí también le damos al papel cuché) os dejamos algunos de ellos. Con el cambio de rango habrá que ver si siguen con su completa vida social o si se pasan al servicio a domicilio.

Pizzerías e italianos

Restaurante Più di Prima (Hortaleza 100, 913 08 33 72): parece ser que  los monarcas son clientes fieles y acostumbran a realizar reservas bajo nombres falsos en este lugar de precios más bien altos. para el gran crítico gastronómico Carlos Maribona, el comensal que acuda encontrará “cocina de nivel y con materia prima de calidad”. No hay pizzas.

Emma y Julia (Cava Baja 19, 913 66 10 23): familiar e íntima pizzería en la que Don Felipe y Doña Letizia acudieron con sus hijas a comer para celebrar el 46 cumpleaños del nuevo monarca. Y aunque no hay fotos, la pizzería luce en su Facebook la reseña de Hola!. Las opiniones de nustros usuarios son diversas: FredTX, por ejemplo, estuvo hace diez meses y asegura que “nunca en la vida he visto un servicio tan demencial, torpe y poco agradable”;  para Manuel Montereserin, “el sitio mola”.

Trattoria Pulcinella (Regueros 7, 913 19 73 63): aquí celebraron los Reyes su primer aniversario de boda. Nls nos comenta que hay “muy buenas pizzas, aunque suele estar siempre hasta arriba y las mesas durante la cena hiperpegadas”.

Il Pastaio (Ríos Rosas 49, 915 54 29 25): uno de los sitios preferidos de Letizia cuando era plebeya e informadora. Como explica Alberto, “la pasta que comes la hacen ellos”. Si quieres experimentar en casa, puedes adquirirla en su tienda, que está al lado del restaurante.

Cocina Internacional

Lamucca de Pez (Carlos Cambronero 4, 915 21 00 00): estuvo hace no demasiados meses Doña Letizia con un grupo de amigas. Coincide con Las Cenas de Ingrid, que lo define como  “un sitio perfecto para ir a cenar con amigos en un plan relajado”.

La Esquina del Real (Amnistía 4, 910 80 19 82): la última vez que disfrutaron de su cocina francesa (que sepamos), Felipe VI acababa de cumplir 45 años. Para demimismo, “la comida genial, raciones muy locas, eso sí”. Si reservas por con nosotros, tienes un 50 por ciento de descuento en carta, que no está nada mal.

Restaurantes de postín

DiverXo (Pensamiento 28, 915 70 07 66): por su 46 cumpleaños, y ya sin niñas, Felipe invitó a Letizia al que es el único tres Estrellas Michelin de Madrid. Seguro que, como dice PXS, fue  una “auténtica gastrobacanal”.

Ten con Ten (Ayala 6, 915 75 92 54): uno de los restaurantes que más años llevan de moda en la capital, y al que Sus Majestades acuden a veces. Seguro que han coincidido en alguna ocasión con nuestro habitante Spider72, auténtico fan del lugar, cuyas vivencias define así: “Será tu voz, será el licor, serán las luces de esta habitación…pero yo me lo paso pipa allí”.

Asiana Next Door (Travesía de San Mateo 4, 913 10 40 20): un imprescindible entre los asiáticos de fusión, que nuestro amigo Pio Pio recomienda “al menos para ir una vez en la vida”.

Sabores exóticos

Ebla (Martín de los Heros 7, 915 42 78 84): uno de los sitios preferidos para comer kebabs de Felipe VI, al parecer muy aficionado al más turco de los emparedados. Nuestra usuaria Eandrada no comparte gustos con el nuevo jefe de Estado: “Cualquier parecido de estos kebab con los que hacen en Alemania (llenos de salsas, de sabor, grandes y con un montón de verduras) es pura coincidencia”. En cualquier caso, es uno de los sitios favoritos de nuestros usuarios en 2014.

Rey de Tallarines (San Bernardino 2, 915 42 68 97): otro restaurante de batalla (y bien rica, por cierto) al que alguna vez han acudido para probar sus famosos tallarines, que elaboran dos veces al día. De hecho, dicen que tienen marcadas con unas chapitas las sillas donde plantaron sus regias posaderas. No sabemos si ha ocupado tan regia mesa, pero nuestro usuario Nindiola define el lugar con gran satisfacción: “Pues eso‚ muy muy muy cutre y muy muy muy rico… ”

Musashi  (Calle de las Conchas 4, 915 59 29 39): japonés baratito, con buen género y renombre y más conocido cariñosamente como “japotalego” por sus precios populares. Si entras al local, hay foto de Felipe y Letizia. Nuestra María es rotunda: “para mí Musashi es uno de los mejores japoneses a los que he podido ir en Madrid”.

Central Mexicana, Restaurante & Tequila (Atenas 2, Pozuelo de Alarcón, 913 52 84 88): un mexicano bien conocido entre los aficionados a tan contundente comida. Lo eligieron los Reyes para celebrar el 44 cumpleaños de Felipe y en la web del local presumen de ello. Precios comedidos, como nos comenta Alberto de Luna Fanjul, según el cual “comer sale a unos 20 euros por barba, precio normal”.

La Negra Tomasa (Cádiz 9, 915 23 58 30): uno de los cubanos más conocidos de la capital atrajo la atención de la Reina hace años. Dicen las malas lenguas que negó ser Doña Letizia a uno de los camareros.

Tapeo y raciones

¿Se resistirá Letizia a untar en la mantequilla de Arzábal?

Taberna Arzábal (Doctor Castelo 2, 915 57 26 91): punto de reunión habitual de muchos famosos, los Reyes también han frecuentado esta barra ilustrada. Pablo Rodríguez-Fraile lo recomienda, sin duda: ” Si no lo conoces todavia, reserva una mesa porque merece mucho la pena”.

Café Taberna Tirso de Molina (Tirso de Molina s/n): otro sitio donde se les ha visto entre la multitud, picoteando como cualquier mortal. Virllites estuvo hace muy poquito y le pone un pero: “Me dio mucha rabia que solo tenían dos tipos de vinos para beber por copas”.

Copas y cócteles

José Alfredo (Silva 22, 915 21 49 60): seguro que este peculiar local era muy frecuentado por Letizia en sus años de presentadora, porque es habitual ver en él a periodistas de diversa condición. Para mencantacomer, “está bien pasarse a tomarse un coctel de vez en cuando”.

Del Diego (Reina 12, 915 23 31 06): una de las coctelerías más conocidas de la capital, respaldada por sus muchos años de buen hacer. Para Coktail de gambas, “el local no es que sea nada del otro mundo, a mi me deja un poco frio. Pero los cocktails están buenísimos”.

Música y fiesta

Sala La Riviera (Virgen del Puerto s/n, 913 65 24 15): Doña Letizia es más de Los Planetas y el estilo indie que de la música clásica que tanto gusta a Doña Sofía. Así que no ha sido raro verla por aquí disfrutando como una más. Arganzuelo afirma que “lo que mejor define a La Riviera es el currículum de conciertazos que ha ofrecido desde hace años, y sigue ofreciendo”.

Sala Pirandello I-II (Martín de los Heros 14, 915 47 57 11): imprescindible para los que disfrutan con la electrónica. Como resume bien Madrid Ciudad, son en realidad “dos salas ya tradicionales que ahora incorporan nuevos sonidos”.

Cines Renoir Plaza de España  (Martín de los Heros 12, 915 41 41 00): aunque en Zarzuela disponen de su propia sala de cine, a los Reyes, en sus años de principado, les gustaba escaparse a esta sala madrileña en versión original. Para maría g kioro, estamos ante “la mejor cartelera de Madrid”.

Delicatessen

Frutería Vázquez, J.R (Ayala 11, 915 75 65 71): en 2004 este emblemático establecimiento regaló a los actuales reyes, por su boda, una trufa valorada en más de 4.000 euros. Años después Letizia era pillada interesándose por las mandarinas y dátiles del establecimiento. Y no es la única famosa. Silvia Piñero explica que la tienda “es cara pero estás pagando la calidad”.

El Buen Gusto y "memear" la monarquía: el concepto

Arden las redes sociales, los periódicos y las plazas ante la noticia de la abdicación del rey Juan Carlos a favor de su hijo, quien en pocos días se convertirá en Felipe VI. Una de las aficiones del monarca que se nos va (y que comparte también su vástago) es, sin duda, su gusto por la buena mesa. No olvidemos que una conocida marca de espárragos navarros debe su malsonante nombre (cojonudos) al calificativo que les dedicó el soberano saliente al probarlos. Inspirados en una lista que ha publicado el diario El Mundo hemos querido recopilar los restaurantes favoritos de Madrid del rey Juan Carlos aderezados con opiniones, cómo no, de nuestros habitantes. Así sabremos qué piensan algunos de ellos de los lugares preferidos para comer y cenar del Borbón del que todos hablan.

En Madrid capital

Casa Lucio (Cava Baja 35, 913 65 32 52): uno de los favoritos innegables de Su Majestad, quien lleva acudiendo con asiduidad para degustar sus conocidos huevos estrellados y su solomillo desde mediados de los 70. Le une una cierta amistad al conocidísimo dueño. Nuestro usuario Nindiola, desde luego, discrepa de esta preferencia: “Lugar turístico mas que restaurante, ojo no se come mal, pero precios desmedidos, ambiente casposo”. Pero es uno de los favoritos de 2014 de la comunidad, así que ganan los que opinan con benignidad.

Restaurante El Landó (Gabriel Miró 8, 913 66 76 81): el cuñado de Lucio convirtió un club de arquitectos en uno de los mejores restaurantes de Madrid y también muy visitado por el monarca, fan de la comida típicamente española que aquí se ofrece. Como nos explica muy bien Julialopez, es un sitio “altamente recomendable aunque no seas famoso”.

Casa Botín (Cuchilleros 17, 913 66 42 17): el jefe de Estado también se ha rendido a los encantos del restaurante más antiguo del mundo como ya han hecho otras personalidades desde hace siglos. Y es que su cochinillo asado es muy famoso. Sin embargo, nuestros usuarios Javier B. y Alberto de Luna Fanjul aseguran que es un sitio “para guiris”.

Horcher (Alfonso XII 6, 915 22 07 31): este restaurante germano es uno de los más exclusivos y conocidos de la capital, tanto por su gastronomía como por su decoración y servicio. Juan Carlos estuvo hace muy pocos meses con sus hermanas. Así las cosas, la opinión de Fernando Encinar viene al pelo: “pues sí oye, yo no sabía ni pensaba dónde comerán y cenarán los muy ricos y muy famosos, ya sabes los presidentes de grandes bancos, las mujeres que ves en la tele y que forman parte de la familia real…”

Taberna Laredo (Doctor Castelo 30, 915 73 30 61): campechano él, Juan Carlos también visita la que es una de las barras ilustres más conocidas de Madrid, famosa por la calidad de su materia prima. Como dice Je suis béatrice, “No es un sitio barato pero te dan algo original y de calidad. Volveré, seguramente.”

Lhardy (Carrera de San Jerónimo 8, 915 22 22 07): parece ser que por aquí han pasado los Borbones desde la época de Isabel II, incluida esta última reina mujer (consortes aparte) de nuestra democracia parlamentaria. Y es que en pocos sitios se puede comer uno un cocido servido en bandeja de plata. Javier San Martín ya nos cuenta que, en sus orígenes decimonónicos, “era uno de los restaurantes preferidos por la realeza y la alta aristocracia”.

Tras Os Montes (Senda del Infante 28, 913 76 57 27): Su Majestad Juan Carlos I siempre ha estado muy ligado a Portugal (su familia tenía residencia en Estoril) y parece ser que le gusta mucho el bacalao que sirven en este establecimiento especializado en cocina lusa. Rafa Forcada nos comenta que es “muy bueno en todas sus variantes de bacalao, con un oporto buenísimo acompañando a los postres”.

Fuera de la ciudad: escapadas a municipios cercanos

Aspen (Plaza de la Moraleja s/n, 916 50 13 53, Alcobendas): el Rey también sale de la ciudad a las afueras para menear el bigote. Y es habitual de este restaurante regentado por Miguel Arias, con quien comparte afición por el ski. Su steak tartar es muy famoso. Juan Antonio nos comenta que “el dueño es el mismo del Flanigan de Puerto Portals, al que van mucho los miembros de la Familia real en verano”.

El Trasgu (Cudillero 2, 918 59 08 40, Torrelodones): habiendo sido príncipe de Asturias, a Juan Carlos tenía que gustarle sí o sí este conocido local de cocina astur, que ofrece unas vistas deliciosas a sus comensales. Para Marta Cantalapiedra, es “uno de los que nunca fallan”.

Bodega La Salud (Jesús Gil González 36, 917 15 33 90, Pozuelo de Alarcón): en un clásico chalet se encuentra otro de los sitios favoritos de Juan Carlos, donde a buen seguro disfruta de su tortilla de patatas, cortes de carne y pimientos asados. Además, nuestro usuario Pablo Rodríguez-Fraile añade que “la salsa casera chimichurri que ponen para acompañar la carne es TAN buena, que iría hasta la bodega de la salud solo para tomarla con pan”.

Bonus track: un chino de Madrid con foto mítica

El Buen Gusto (Santa María de la Cabeza 60, 915 30 50 62): uno de los restaurantes chinos más conocidos y auténticos de la capital tiene, probablemente, la foto del monarca más memeada del panorama gastronómico madrileño. Es la que ilustra en primer lugar el reportaje, fruto de una visita del Rey a este lugar… ¿Es buenísima o no? En general, el sitio no tiene desperdicio. Como nos cuenta la simpática Sarah Connor, el conjunto decorativo “deja un regusto bizarro del que enamora por lo casposo”.

La capital del reino tiene un montón de sitios alucinantes para comer que no defraudan ni a reyes ni a plebeyos. Échale un ojo a nuestro listado de restaurantes en Madrid y descubre los placeres reales al alcance de todos…