Archivo de la categoría ‘pymes en red’

Estamos muy contentos de anunciar el desarrollo de una nueva herramienta para las empresas que nos usan: el blog de novedades.

Desde hace tiempo, a través del feedback de las empresas que están en 11870.com, vimos la necesidad de dotar a nuestra comunidad de empresas de más herramientas, más allá de su descripción, para contar sus novedades, anécdotas, cambios, etc… y mantener una comunicación fluida con sus clientes y fans. De ahí el desarrollo de un blog de novedades: una herramienta muy sencilla e intuitiva de usar donde las empresas pueden contar todo lo que vean relevante de su negocio y compartirlo con el resto del mundo.

Las novedades se ven en la página principal del negocio, desde donde se puede acceder al blog completo y, a partir de ahí, filtrar por fecha o suscribirse al boletín de novedades del negocio en cuestión. Las empresas pueden crear sus post añadiendo las fotos que deseen y compartiendo esos mismos contenidos en facebook y twitter.

Estamos seguros de que esta nueva herramienta abrirá nuevos campos de comunicación entre las empresas y sus clientes, al tiempo que permite a nuestros habitantes estar enterados de todo aquello que sucede en sus locales y negocios favoritos.

Desde que lo hemos lanzado en estos días ya son casi 100 las empresas que han estrenado su blog. Os compartimos algunos ejemplos de empresas que tienen el blog funcionando a pleno rendimiento ;-)

El blog de novedades es una herramienta disponible para las empresas que tienen activado alguno de nuestros planes. Si eres una empresa y quieres empezar a usar tu blog de novedades, tan solo tienes que entrar en tu panel de control en 11870.com, hacer click en la opción “blog” > “publica tus novedades“, activar el plan que te interese y empezar a compartir información :-)

Hace años, cuando en 11870.com empezamos nuestra labor con empresas, nos encontrábamos muy a menudo con empresas que rechazaban de plano la posibilidad de que la gente hablara sobre ellas en Internet. Ante la posibilidad de recibir una sola opinión negativa frente a veinte positivas, es práctica común que el negocio se eche para atrás. Prefiere no estar antes de que cualquiera ponga en duda su labor.

Por suerte (no por desgracia, como muchos todavía piensan), los negocios están expuestos, tanto en la vida real como en Internet, a que la gente que los conoce hable de ellos, así que asumir esta realidad y prepararse para gestionar de la mejor manera posible los comentarios buenos y no tan buenos acerca de nuestro negocio es una habilidad que hay que desarrollar y que nos evitará muchas noches sin dormir.

A lo largo de estos años ha sido realmente alentador ver cómo cada día más empresas vencían esta resistencia, encontraban en las opiniones en Internet una buena oportunidad y emprendían con ganas la tarea de hacer una buena gestión de las opiniones. Al final, saber lo que opinan tus clientes representa una oportunidad de oro para saber qué haces bien, qué haces mal y cómo mejorarlo, así como para reforzar la relación con ellos.

Antes de nada, puntualicemos dos ideas:

  • Un mito: la gente sólo entra en Internet para hablar mal de un sitio. Mentira. A la gente le sorprende mucho saber que en 11870 tenemos un 95% de opiniones positivas frente a un 5% de opiniones no tan buenas. La gente no quiere perder el tiempo con los sitios que no le gustan o no le interesan, y sólo en contadas ocasiones, cuando han tenido una experiencia verdaderamente mejorable o catastrófica, el cliente se molesta en dar su opinión con la intención de que el negocio mejore.
  • Dejemos de hablar de críticas negativas para empezar a hablar de críticas constructivas. Pensemos en las opiniones no tan buenas como comentarios con un componente constructivo, no destructivo. En la mayoría de los casos no forman parte de un complot universal para acabar con tu negocio: más bien intentan llamar la atención sobre aspectos que el cliente considera mejorables y que te permitirían dar un mejor servicio.

Ahora sí, la guía. Estas son las recomendaciones que hacemos a las empresas que forman parte de nuestra comunidad cuando se encuentran ante opiniones no muy buenas sobre su actividad, recomendaciones válidas y aplicables a los comentarios vertidos en cualquier plataforma en las redes o en la vida real:

  • Respira hondo y relaja el ánimo. Alterarse, enfadarse, deprimirse o angustiarse sólo servirá para restarte años de vida, no para solucionar la situación con ese cliente. Tampoco sirve responder impulsivamente con lo primero que te venga a la cabeza: mejor tomarse un poco de tiempo para evaluar bien la situación y pensar a fondo cuál es la mejor manera de afrontar el comentario del cliente.
  • Ten en cuenta que no todos los negocios son para todo el mundo. Es la primera máxima que cualquier negocio debe de tener en su cabeza todo el tiempo. Sinceramente, pretender gustarle a todo el mundo es una utopía. Eso no implica que nos relajemos haciendo las cosas o no escuchemos lo que nuestros clientes tienen que decir, pero es mejor no obsesionarse si a algún cliente no le hemos gustado: es lo más normal del mundo.
  • Las críticas no tan buenas ayudan a dar credibilidad y legitiman las positivas. ¿Quién no duda de los negocios que parecen absolutamente maravillosos e impecables? Las críticas constructivas aportan un contrapunto a la valoración de tu negocio y ponen en valor las positivas.
  • No te obsesiones. Es muy fácil caer en la tentación de centrarse en la crítica negativa y olvidarse de las muchas positivas que seguramente tengas, así como en la visibilidad que éstas te proporcionan. Error, entre otras cosas, porque subestimas al lector de Internet, que sabe leer las opiniones, buenas y malas, en el contexto global que rodea a un negocio y sacar su propia conclusión.
  • Lee atentamente y reflexiona sobre el contenido de la opinión. ¿Qué dice exactamente? ¿Qué falló? ¿Qué no gustó? Analízala con detenimiento, investiga, decide cómo puedes utilizarla para mejorar y toma las medidas oportunas para hacerlo. No se trata de dar siempre la razón al cliente, pero tampoco de cerrarse en banda. Puede que no estés de acuerdo con todo lo que dice, pero también puede que se hayan cometido fallos, que hayáis tenido un mal día, etc… No subestimes al cliente que ha opinado: se ha tomado su tiempo en compartir su experiencia y hacerte llegar el mensaje.
  • Siempre, siempre, da una respuesta. Simplemente dar al cliente la sensación de que le has escuchado atentamente redundará positivamente en la imagen de tu empresa de cara a ese cliente, pero también de todos los lectores que pasen por allí y vean que te has implicado en el caso, has escuchado y respondido. Eso sí, te recomendamos que huyas de las respuestas vacías y enlatadas estilo “muchas gracias, tomamos nota de lo que dices” y apuestes por dar soluciones reales a la situación que dejen al cliente satisfecho.
  • Responde siempre en positivo. Hay muchas maneras de decir las cosas: cuando respondas a una mala opinión en Internet, recuerda que lo va a leer muchísima gente. Intenta que tu respuesta sea lo más cordial y correcta posible, y no tengas miedo de reconocer un error o un mal día: los clientes valoran estos detalles como ejemplo de cercanía y de humanidad.
  • “Don’t feed the troll”. El troll es esa persona con aires destructivos a la que nunca, nunca, vas a convencer de que tu negocio vale para él o hace las cosas bien. Es importante distinguirlos del resto de usuarios y no seguirles el juego: lo justo para dar tu versión de los hechos como empresa, y ya. Si no, probablemente caigas en un bucle interminable que no te llevará a ninguna parte.

Esperamos que os sean útiles estos consejos para manejar la reputación de vuestro negocio en las redes.

Hoy publican en contunegocio.es, el blog especializado en contenidos sobre innovación, management, internacionalización y marketing a pymes, un nuevo artículo de nuestro puño y letra. En esta ocasión compartimos algunas ideas para todos aquellos que tienen una tienda y se preguntan cómo scaarle todo el partido a 11870.com. Os dejamos el artículo completo, también disponible en la web de contunegocio.es.

del escaparate al perfil: cómo apoyar la vida de tu tienda a través de las redes

Desde el punto de vista de las tiendas, Internet tiene una ventaja meridianamente transparente: las tiendas online, es decir, la posibilidad de vender tu producto sin barreras geográficas a cualquier cliente que se precie, gastos de envío incluidos. Sin embargo, tanto para las tiendas que disponen de versión online como para las que no, las posibilidades de las redes son mucho más amplias que el mero hecho de tener un carrito de la compra habilitado.

Os proponemos un repaso de las acciones clave para todas aquellas tiendas que quieran sacar partido a las redes como apoyo a su negocio:

  • monta tu escaparate en la red: tu perfil en páginas como 11870.com es una extensión de tu escaparate en el mundo virtual. Si en la vida real tratas de ponerlo lo más atractivo posible y cuidarlo para que entre la mayor cantidad posible de clientes que pasen por delante, tu perfil en Internet funciona de la misma manera: enseña lo que eres, busca el atractivo a través de tu perfil y consigue que los usuarios que buscan una tienda en la red piensen que eres la tienda que solucionará sus problemas.
  • no te dejes ningún dato: cuanto más exhaustivo seas, mejor. Cuenta qué vendes, precios aproximados, horarios detallados… Piensa que no todas las tiendas son para todos los clientes, así que cuanta más información des y más capaz seas de  diferenciarte, mejores clientes potenciales atraerás.
  • trabaja las novedades:  una tienda es un organismo vivo, constantemente suceden cosas: entran nuevos productos, bajan los precios, vienen clientes… Utiliza tu perfil para contar novedades que puedan ser relevantes para la gente que te conoce y te sigue. Es una buena manera de mantener a tus clientes al tanto y, de paso, picarles con el gusanillo de nuevos productos que pueden adquirir en tu local.
  • conversa con tus clientes: aprovecha tus locales físicos y tu tienda online para animar a tus clientes a que compartan sus experiencias con vosotros en tu perfil. Las buenas opiniones y referencias servirán para atraer a nuevos clientes. Estar pendiente de las opiniones de tus clientes también te permitirá resolver dudas cuando sea necesario y encontrar puntos débiles en tu negocio que te permitan mejorar.
  • conquista por los ojos: aunque uno piense que en las tiendas el punto fuerte es el producto, no es su único atractivo visual. Cautiva a tus clientes potenciales a través de fotos y vídeos que enseñen lo bonito que es tu local, mostrando la cara de las personas que trabajáis allí, etc. A través de las imágenes y vídeos puedes transmitir la experiencia que supone para el espectador visitar tu tienda y descubrir los secretos que esconde.

 

Esto, por supuesto, es solo el principio. Con un poco de imaginación, ganas y dedicación es fácil encontrar maneras para destacar de la competencia y ganar la atención del visitante poniendo bonito el “escaparate” online.

Ya está en el aire nuestra nueva colaboración con el blog contunegocio.es: en esta ocasion, os proponemos una guía de conversación con recomendaciones e ideas para que las empresas aprendan a relacionarse con sus clientes a través de las redes.

Aunque podéis leer el artículo completo en contunegocio.es, os lo dejamos también a continuación por si queréis echarle un vistazo:

cómo conversar con tus clientes en Internet

Se ha hablado mucho sobre la mejor manera de hablar y conversar con los clientes a través de Internet. Nos gustaría compartir con vosotros un decálogo elaborado gracias a la experiencia acumulada estos años viendo cómo las empresas y sus clientes se relacionan cables mediante.

Antes de meternos en harina, una premisa de base: desterremos la idea de lo difícil que es “comunicarse” con la gente que conoce o disfruta de tu negocio. La palabra clave para entender este juego es la empatía: por muy propietario que sea uno, a la vez es también cliente de otros restaurantes, hoteles, tiendas, dentistas, talleres… Ponernos en la perspectiva de nuestro cliente y hablarle no es tan difícil: solo tienes que pensar en lo que querrías escuchar tú, no como propietario, sino como cliente con experiencias, buenas y malas, en todo tipo de negocios.

Ahora sí: vamos con algunas recomendaciones que os hacemos desde 11870.com que os pueden ser útiles para enfrentaros a las conversaciones que se generan a través de las redes.

leer más »

Los chicos del blog contunegocio.es, una iniciativa de Movistar Empresas dedicada a dar contenidos sobre innovación, management, internacionalización y marketing a pymes, publican hoy “40 ideas para que tu pyme crezca“, un e-book recopilatorio de algunos de los mejores post publicados durante sus meses de andadura pensados pra ayudar a las pymes en diferentes áreas (estrategia, internacionalización, redes sociales, formación y motrivación de empleados…).

Como os contamos hace un tiempo, colaboramos habitualmente con ellos a base de post basados en nuestras experiencias diarias con pymes que están dando sus pasos en Internet, y uno de los últimos post con el que participamos, “La imagen, pieza clave para diferenciarse en Internet“, ha sido incluido en el ebook.

El ebook se puede descargar gratuitamente en varios formatos desde su página web. Desde aquí les damos las gracias por incluirnos entre los textos seleccionados y les deseamos mucha suerte con la difusión del libro. Estamos seguros de que va a inspirar a muchísimas pymes :-)

Como ya os contamos hace un par de meses, colaboramos habitualmente con el blog contunegocio.es, una iniciativa de Movistar Empresas dedicada a dar contenidos sobre innovación, management, internacionalización y marketing a pymes. Para ellos realizamos artículos orientados a pymes y su actividad en Internet aprovechando los conocimientos y experiencias que día a día tenemos en este sentido.

En esta ocasión queremos compartir con vosotros nuestra última colaboración, un artículo que habla sobre la importancia de la imagen / fotografía en Internet de las empresas en Internet parmarcar ditancias con la competencia y atarpar nuevos públicos. También podéis leer el artículo en contunegocio.es. Esperamos que os resulte útil! :-)

La imagen, pieza clave para diferenciarse en Internet

A pesar de la popularidad del dicho “una imagen vale más que mil palabras”, no son tantas las empresas que están verdaderamente concienciadas del potencial y el valor narrativo de las fotos en Internet. Con palabras puedes expresar mucho de lo que te diferencia o te hace especial frente a otras empresas que se dedican a lo mismo que tú, y el lector puede entenderlo mejor o peor. Sin embargo, la foto es insuperable a la hora de marcar la diferencia.

Internet y las redes son como la extensión de tu escaparate en la vida real, otra puerta de entrada para clientes tan importantes como la que tienes a pie de calle. Un ejemplo de la relevancia de las fotos de negocios es 11870.com, que cuenta ya con más de medio millón de imágenes de negocios; los más populares entre la comunidad rozan fácilmente las 150 fotos entre las que sube el propio negocio y las que comparten sus clientes.

¿Por qué las fotos son absolutamente imprescindibles para estar y destacar en las redes sociales?

  • Ayudan al consumidor a tomar la decisión: ¿quién reserva en un hotel sin ver antes la pinta que tienen las habitaciones donde se va a alojar? ¡Nadie! Esto empieza a ser extensible al resto de negocios: la gente quiere palpar la pinta del sitio donde va a ir, el plato que se va a comer o la tienda donde va a comprar un regalo. Seamos sinceros: la vista atrapa. Si les gustas en las redes, las posibilidades de ganar a ese cliente se triplican.
  • Te diferencian (físicamente) de la competencia: aunque varias empresas os dediquéis a lo mismo, el aspecto que tenéis no es igual y representa un as en la manga para mostrar tus diferencias con respecto al resto: mejores instalaciones, un espacio más cuidado o un producto mejor exhibido jugarán su baza en la mente del consumidor a la hora de tomar una decisión sobre qué negocio elegir.
  • Las fotos venden sensaciones, son un preludio de la experiencia real: intentar transmitir a través de las fotos las experiencias o sensaciones que va a vivir el consumidor o cliente si se acerca a conocerte te ayudará a conquistar a potenciales usuarios que buscan lo que tú les puedes ofrecer.
  • Evitan sorpresas: cuanta más información tenga el público, mejor. Mostrarte al público tal cual eres implica meterte a los clientes potenciales en el bolsillo y evitar disgustos descartando a tiempo al posible público que no encaja con tu negocio.

Algunas recomendaciones prácticas para conseguir fotos atractivas para el cliente:

  • Evidentemente, que tengan buena calidad: aunque no seas un artista de la imagen, hoy es fácil tomar buenas fotos con una cámara sencilla o un smartphone. Intenta encuadrar de una forma interesante y descarta las fotos borrosas o que digan poco de tu local.
  • Muestra al equipo: ¿por qué no poner cara a las personas que están detrás de los proyectos? A la gente le encanta saber quiénes construyen los negocios que frecuenta, quién es la persona que le va a atender, los cocineros que preparan la comida que se va a servir, la historia de su abogado o de su dentista… ¿Quiénes son?, ¿por qué montaron el negocio?, ¿qué les gusta hacer cuando no están trabajando? Las fotos son un buen mecanismo para humanizar tu negocio.
  • Las instalaciones son bonitas pero… ¿sin gente? Una de las tendencias en las fotos corporativas de toda la vida ha sido retratar los locales impolutos y vacíos. Sin embargo, con el fin de transmitir una experiencia al posible cliente o enseñarle el ambiente de tu local, es muchísimo más interesante que vea tu negocio en su hora punta.
  • Capta el detalle, enseña el producto: estamos seguros de que, si mañana quieres probar una peluquería nueva, lo que más te va a ayudar a decidirte por una es ver los cortes de pelo de clientes reales que han pasado por ahí, o teniendo en cuenta que la gente come por los ojos, si tienes pensando probar un restaurante nuevo, ver los platos mejor que leer la carta aumentará tus ganas de comer y de probar el sitio. Resulta imprescindible  mostrar en Internet el producto o servicio que los clientes van a encontrar en tu negocio.

Para ilustrar estas recomendaciones, compartimos algunos ejemplos de empresas que están trabajando en esta línea, como Mambocut La Peluquería de Maxi, que ha compartido en la red unas 90 fotos de cortes de pelo de clientes habituales, el restaurante Flash Flash Tortillería, que ha subido prácticamente todos los platos de la carta, o Morales El Atómico y su simpática foto de equipo.

Esperamos que estas recomendaciones os sean útiles para diseñar la estrategia visual de vuestros negocios en Internet.

Hoy en PuroMarketing publican un artículo que hemos preparado para ellos acerca de prácticas muy poco recomendables para todas aquellas empresas que estén trabajando su presencia en Internet. Os dejamos a continuación el artículo completo, por si queréis echarle un vistazo.



10 ejemplos de malas prácticas que toda empresa debería evitar en Internet

Para una empresa, sobrevivir en Internet no es tan fácil y evidente como parece: no se trata tan solo de querer estar, si no de saber cómo relacionarse bien a través de las redes. Estar en Internet no es sinónimo de actualizar cada cierto tiempo, sin más, las redes en las que tienes presencia: implica una comunicación consciente y estudiada con nuestros clientes, y también adecuarse a ciertos códigos de conducta “no escritos” que se aprenden permaneciendo atentos, siguiendo la actuación de otras empresas y, sobre todo, aprendiendo a utilizar las redes nosotros mismos como usuarios particulares y no como empresas.

Aunque nadie marca reglas del juego exactas ni hay manual específicos de uso, os presentamos algunos ejemplos de malas prácticas a evitar por parte de las empresas cuando hablan o se relacionan con clientes y visitantes en redes sociales, en webs de recomendaciones de negocios, etc…

- desligar la reputación online de la offline: reputación solo hay una, así que las estrategias basadas en ser muy buenos escuchando o respondiendo en Internet no tiene ningún sentido si luego no se acompaña de acciones que mejoran tu negocio en la vida real… y viceversa. Hay que tratar la reputación como un todo y tener muy en cuenta que es en la interacción con el cliente en la vida real donde nos jugamos realmente la reputación.

- ponerse como objetivo el número, no la calidad: estar en Internet ha acarreado entre las empresas una fiebre desmedida por acumular fans y seguidores, pensando que es la manera más lógica de medir la efectividad. Pero el número no importa de nada si no hay calidad: es preferible que te sigan pocas personas pero verdaderamente interesadas en conocer lo que haces, que tener una audiencia enorme pero evidentemente desinteresada por ti.

- contestar por contestar: seguramente pocas acciones generan tan mala imagen en una empresa como las contestaciones estándar, vacías y enlatadas, los “gracias, tomamos nota”. La gente busca un trato humano y cálido, quiere ver empresas dejándose la piel en el ruedo, dando un poco más de sí mismas en cada interacción y, sobre todo, aportando soluciones reales y no un simple “vamos a mirarlo” cuando proceda.

- ser impulsivo: Internet permite y requiere cierta inmediatez en las conversaciones con clientes, pero esto no es sinónimo de contestar a lo loco o impulsivamente, especialmente cuando se trata de resolver un problema o dar una respuesta a una crítica negativa. Mejor pensárselo un poco y no dejarse llevar por la urgencia: en Internet las palabras no se las lleva el viento y quedan para siempre, afectando a la percepción que los demás tendrán de tu negocio.

- abrir perfiles fraudulentos: ya sea para luchar contra la competencia o para ensalzar el propio negocio, algunas empresas todavía juegan en la liga de los perfiles falsos. Si alguna vez has pensando en abrir perfiles falsos para comentar, ¡olvídalo! El usuario de Internet los detecta con facilidad y la empresa baja un montón de puntos en cuanto a reputación ante sus ojos. Es mucho más productivo invertir esfuerzo y tiempo en ser mejores en la vida real.

- no admitir las críticas no tan buenas: todavía hay empresas que se escudan tras el mensaje “no toleramos las críticas negativas”. Craso error: genera una imagen desastrosa de intolerancia y falta de respeto hacia los clientes que quieren colaborar a mejorar tu negocio. Por difíciles que sean de llevar o por “desprotegido” que te parezca estar, es preferible mostrar a los clientes tu capacidad de escucha, autocrítica y actitud resolutiva en lugar de perder clientes por una postura intolerante frente a las críticas constructivas. Asume estas críticas como una oportunidad para aprender y mejorar y, sobre todo, para recuperar clientes a los que no les has gustado.

- traspasar la delgada línea del spam: ¿cuál es la medida justa de las comunicaciones en Internet? ¿En qué momento dejas de ser interesante para tus clientes y pasas a convertirte en ruido? La información que para un cliente es imprescindible para otro puede ser absolutamente superflua. Hay que calcular bien las comunicaciones que lanzamos y usar el sentido común a la hora de valorar qué queremos contar y con cuánta periodicidad. Hay que tener en cuenta que la tolerancia de los usuarios y clientes hacia informaciones de marca es menor que la que tienen hacia la información de amigos y conocidos: no tienen necesidad de saber de nosotros todo el día.

- obsesionarse con los “trolls”: no todos los negocios son para todo el mundo y es frecuente que cada empresa se encuentre en algún momento de su andadura con el clásico “archienemigo” que nunca está de acuerdo contigo, hagas lo que hagas. El troll (provocador intencionado, reconocido fácilmente por usuarios y lectores en Internet) no merece muchas más atenciones por parte de la empresa que la mínima y necesaria.

- descuidar el tono de comunicación: ponerse a la defensiva, dejar ver un tono hostil, una respuesta mal dada, no tener el suficiente tacto o dar con el toque correcto y amable necesario a la hora de dar una respuesta pueden pasarte factura. Es importante cuidar el tono de comunicación y respuesta y dedicarle el tiempo que sea necesario hasta que demos con la fórmula o equilibrio que nos deje contentos.

- “comprar” opiniones: una cosa es ofrecer descuentos, promociones o un obsequio especial de cara a fidelizar a los clientes, y otra dar ofrecer premios a cambio de opiniones, checkin y demás. Lo primero es absolutamente recomendable, pero lo segundo solo generará mercenarios en busca del “premio” que acabarán generando ruido y una reputación con pinta de estar comprada y no ser veraz de cara al resto de usuarios.

Mañana toca formación: nos vamos de seminario a Alicante, invitados por el Ayuntamiento de Alicante dentro del programa de actividades que están programando bajo la iniciativa Emprende Alicante.

Durante las tres horas de duración del seminario contaremos a las pymes de la zona conceptos básicos en torno a la gestión de la presencia de su negocio en Internet: herramientas de monitorización, algunas pautas para saber cómo conversar con los clientes a través de las redes o ejemplos de gestión de opiniones son algunos de los temas que trataremos con las más de 100 empresas que se han inscrito hasta el momento.

Estaremos de 11 a 14 horas en el Salón de Actos del edificio Puerta Ferrisa (C/Jorge Juan 21) de Alicante. El seminario es gratuito aunque requiere inscripción previa, por si alguno de la zona se lo está pensando ;-)

¡Nos vemos mañana!

Ahora que una parte importante de sitios y negocios han expandido su presencia por Internet y redes sociales, muchos comienzan a preguntarse cómo migrar al siguiente gran escenario: los móviles.

La revolución del mundo móvil viene determinada por la expansión de los smartphone entre los consumidores. Para los que no tengan claro qué diferencia un teléfono móvil convencional de un smartphone, estos últimos vienen a ser algo así como la versión “inteligente” del teléfono móvil de toda la vida, con características comunes y básicas en todas las marcas y modelos de smartphone como la posibilidad de gestionar el correo electrónico, navegar por internet, instalar aplicaciones de terceros, cámara de fotos integrada, etc… Algunos de los modelos más populares de smartphone son iPhone, HTC, Samsung Galaxy o Blackberry.

Antes de entrar a dar algunas ideas acerca de la importancia de convertir tu negocio en móvil, os compartimos algunos datos interesantísimos para entender la importancia de los dispositivos móviles en el día a día de las empresas.

En primer lugar, algunos datos propios que hemos extraído relacionados con el uso de móviles en 11870.com:

- nuestras apps de iPhone y Android se descargan 50 veces al día
- contamos con más de 2.000 fotos y videos subidos directamente desde iPhone por nuestros habitantes
- recibimos 300.000 visitas al mes desde el móvil: un 150% más con respecto a julio del año pasado.

En segundo lugar, un acercamiento al uso de dispositivos móviles: el estudio “Our Mobile Planet: Global Smartphone Users” publicado por Google en febrero de 2012, nos da algunos datos y gráficos clave para entender la expansión del mundo móvil a nivel mundial. Destacamos algunos datos referidos a la población española:

- los propietarios de smartphones en España sumaban ya a finales de 2011 un 44% de la población
- un 88% de los usuarios de smartphones usan su dispositivo para buscar información local
- si un 97% de internautas consultan información desde su PC, un 89% lo hace también desde el móvil
- respecto a los usos del smartphone, un 68% lo usa fuera de casa, un 42% lo usa visitando una tienda, un 56% lo hace desde restaurantes y un 62% desde cafeterías
- en cuanto a las acciones generadas después de consultar información local, un 32% llama al sitio o negocio después de buscarlo en el móvil, un 17% compra en una tienda, un 33% visita un negocio y un 50% busca el sitio o negocio en el mapa.

Otro de los estudios inspiradores sobre este tema es la inforgrafía “Smartphone Foodies” presentada por Lab 42, sobre el uso de smartphones en mundo gastronomía. Rescatamos algunos de los datos principales que dan sobre la muestra de gente que sirvió para construir el estudio:

- de las personas consultadas para este estudio, el 95% utilizaba el smartphone para salir a cenar
- de los que usan el smartphone para salir a cenar, un 20% lo usa para comunicarse con amigos y hacer planes, un 19% lo usa para buscar restaurante, un 18% para ver el menú del restaurante y un 18% para buscar la dirección del restaurante
- el 85% de la gente consultada confirmaba su confianza en las reseñas y recomendaciones de gente de a pie más que en las de críticos gastronómicos
- el mayor uso de los smartphone en los restaurantes son las fotos: un 24% de personas usan su móvil para sacar fotos del local y la comida

Los datos que arrojan estos estudios evidencian la inminente necesidad por parte de las pymes de convertirse en móviles. Os damos a continuación algunas razones que pueden seros de utilidad para enfocar mejor este fenómeno.

Ser móvil te permite, de cara a los clientes…

- orientarte a estrategias globales, mas allá de lo local
- estar “en el sitio adecuado en el momento justo”: cuando un posible cliente está cerca de ti a punto de decidirse por un negocio como el tuyo, “mostrarte” en su teléfono móvil bien vestido con fotos, vídeos y opiniones que hablen bien de ti incrementará muchísimo la capacidad de ganar nuevos clientes de paso
- ser más accesible: facilitas enormemente que cualquier persona te encuentre a su alrededor
formar parte de muchas aplicaciones y webs de búsqueda de negocios y sitios, reservas de mesa, ofertas, etc… usadas por la gente en el móvil. Así amplificas enormemente tu capacidad de alcanzar nuevos públicos.
- ganar fotos y vídeos sobre tu negocio aportadas en tiempo real por tus clientes o por ti mismo

Ser móvil te permite, de cara a tu negocio…

- mantener una comunicación constante con clientes presentes y futuros
- monitorizar en tiempo real todo lo que sucede en torno a tu negocio a través de apps móviles
- ser capaz de dar respuestas ágiles a preguntas, opiniones, dudas… de clientes

Esperamos que estos datos e ideas os sirvan de inspiración para todas aquellas empresas que empiezan a plantearse el salto móvil. Por aquí estamos convencidos de que dentro de no mucho veremos despegar el trasvase de empresas al entorno móvil.