añadir a tu agenda y opinar

te recomendamos otro sitio que también te puede gustar

MONCALVILLO CAFÉ BISTRÓ Moncalvillo Café Bistró

Abierto en 2008 en el barrio puntero de Justicia, el restaurante Moncalvillo es ya uno

dice:

Fué una gran experiencia

651 sitios, 55 siguiendo, 93 seguidores, 133 descubiertos

Actualizacion Nov'2012

Cosas de la vida, al final he conseguido volver a Asiana mucho antes de lo que me pensaba (gracias a un evento organizado por unas conocidas firmas de tarjetas de crédito, champagne y joyas/relojes de lujo).
Como el evento estaba patrocinado no puedo hablar de precios y desconozco si los platos servidos forman parte de la carta actual o si se hicieron a posta para el evento.
A lo importante, empezaré por el servicio: impecable. Atentos y educados, que es lo mínimo que se pide en un restaurante así. Explican perfectamente cada plato antes al servirlo, y se les nota que se conocen al dedillo el proceso de elaboración. La verdad es que, ahora que lo pienso, debí preguntarles si participan en la elaboración de los platos (por el conocimiento de los mismos no me extrañaría). En fin, muy bien, y además los platos fueron saliendo rápido, sin incómodas esperas.
Los platos fueron tan suculentos como recordaba, muy al uso de la alta cocina: pequeñas cantidades, muy elaborados y con productos de los que no había oido hablar y me siento incapaz de recordar. Pero bueno, semántica a parte, el resultado, una vez catados los 17 platos, fué muy muy bueno. Los ceviches, los maridajes y algunos platos picantes están entre mis favoritos, junto a la minihamburguesa.
Y además sigue teniendo ese ambiente propio que le da el hecho de estar cenando entre antiguedades (que te gusten más o menos ya es harina de otro costal).
Puestos a poner alguna pega, pondré una, de logística. Y es que, aunque la mayoría de los platos eran raciones individualizadas (como una ostra o un mejillón), otras se servían "a granel" y cada comensal tenía que ponerse un poco en su plato. Teniendo en cuenta que las mesas eran de 9 personas (desconocidos) pues... en fin, si llega a haber alguno poco hábil en la mesa (no fué en caso ni por asomo), podría haber sido un desastre. Creo que eso podría mejorarse buscando la forma de individualizar esos platos también (con cuencos, tartaletas... no sé, pero seguro que algo hay).
En general tan bueno como lo recordaba.

---

Asiana ha sido uno de los restaurantes más sorprendentes en los que he estado. No solo por la puesta en escena (en el sótano de una tienda de antigüedades que abre solo por las noches) sino también por la creatividad de los platos.
Es una lástima que en su momento no comentase los platos (en esa lejana época pre-smartphone) y por tanto no puedo rescatar ninguna foto u opinión concreta del menú degustación a parte del ceviche, que me pareció excepcional. Pero si recuerdo que en general todos los platos me sorprendieron y que la cena duro bastante (aunque en ocasiones con algunos lapsos de tiempo entre platos demasiado largos).
El precio no es apto para todos los bolsillo (especialmente por los vinos), pero aún así es una experiencia pasar por él.
Muy recomendable para un capricho.

opinión completa »

etiquetas: cocina asiatica, cocina de vanguardia, cocina fusión, locales para eventos

guardado en mi lista: Menú degustacion

permítenos una sugerencia

MONCALVILLO CAFÉ BISTRÓ Moncalvillo Café Bistró

Abierto en 2008 en el barrio puntero de Justicia, el restaurante Moncalvillo es ya uno

dice:

Sorprendente. Íntimo.

145 sitios, 9 siguiendo, 6 seguidores, 21 descubiertos

'me gusta' 'me gusta'

Fenomenal, un gusto para los sentidos. En un antiguo secadero de jamones se ha montado una tienda de decoración, y en la tienda de decoración se monta por las noches un restaurante. Ya sólo la mera idea de cenar en un sitio tan peculiar es atractiva. El hecho de no disponer de carta para elegir, en lugar de ser contraproducente, crea una espectación muy curiosa; vas viendo venir los platos sin saber cuál va a ser el más rico que te vas a comer. Yo personalmente recomiendo ni mirar el menú, que está dispuesto en un pliego cerrado sobre la mesa.
La opción de dejarse llevar por los vinos también es muy recomendable, ya que por el precio de una botella de vino de buena añada, nos ofrecen una selección que se va sirviendo con cada plato, empezando con champán para el aperitivo y terminando con algún moscatel para los postres.
Desde luego, este sitio enamora.
Por cierto, al ser tan curiosa la distribución, las mesas se van colocando a lo largo de las salas de la tienda, con lo que prácticamente cenas solo. Hay que repetir.

etiquetas: cocina de autor, menu degustacion

guardado en mi lista: restaurantes

dice:

La antítesis de DiverXo: continente muy superior a contenido

525 sitios, 47 seguidores, 15 descubiertos

'me gusta' 'me gusta'

El sitio es una pasada. Sólo abre por las noches y ni cuando llegas te haces a la idea de que es un restaurante. Pocas mesas y entorno espectacular, pero la comida, 120 aprox por barba con vinos carisísimos, muy similar al Next Door. O al menos no "tres veces" más rica.

etiquetas: centro, menos de 150

guardado en mi lista: Restaurantes

Restaurante escondido en una tienda de antigüedades. 25 personas. Menu degustación cambia cada dos meses.

guardado en mis listas: Restaurantes, por probar

dice:

Restaurante ASIANA

37 sitios, siguiendo a uno, 2 seguidores, 14 descubiertos

'me gusta' 'me gusta'

Una buena experiencia cenar bien y en una tienda de antigüedades

dice:

Sloooooooooow Food

1.097 sitios, 234 siguiendo, 942 seguidores, 466 descubiertos

'no me gusta' 'no me gusta'

Frente al ya conocido fast food en que llegas comes y te vas se impone, para mi desgracia, el slow food, que básicamente consiste en tomarte tu tiempo para comer. Y si no andas ducho en tomártelo tú, te lo toman -como en Asiana- con un menú degustación de 16 platillos y una demora media entre plato y plato de aproximadamente diez minutos. Un tour de force en toda regla. Al principio no lo tuve en cuenta pero según fueron pasando las horas solo quería que llegase el próximo plato para que no tardase mucho en salir el siguiente, y así contar hasta 16 y conseguir, tres horas largas después, salir a respirar y poder estirar las piernas. Porque hay una cosa aún peor que una cena servida con lentitud y es que te la sirvan mientras estás sentado en una silla que a eso de la hora y media deja de ser silla para irse transformando lentamente en potro de tortura, por muy silla china antigua que sea (o quizá por eso precisamente).

El local? Un bajo a pie de calle -donde creo que solo hay dos mesas- y un sótano lleno de "chinerías" a precios prohibitivos y un aroma a incienso que lo inunda todo. Mesas amplias y separadas unas de otras, lo que te permite tener una conversación en agradable intimidad. Las mesas están espectacularmente vestidas de buen lino y cuentan con flores frescas en cuenquillos con agua (un acierto) y velas en soportes inesperados. Es un entorno peculiar, original y lleno de un equipo de sala (conté hasta 8 personas) que a veces se agolpan en las escaleras o en las salas sin saber muy bien por qué. Pero con tanto equipo llegué a preguntarme por qué a mí no me cambiaban el plato al ver que había terminado y pasaban a mi lado una y otra vez sin retirarme los cubiertos. En todo caso son gente bien simpática que te cantan el plato que vas a comer con todo lujo de detalle y te orientan cuál es el orden en que tienes que comerlo. Realmente encantadores y amables

El menú es magnífico. Una larguísima sucesión de platos a cual más rico y original. Ojalá me lo hubieran servido con más agilidad, para no llegar a los finales con ganas de terminar. Pero no cabe duda que se come extraordinariamente bien y las texturas, los sabores y las fusiones de cocina asiatica y peruana funcionan a las mil maravillas. Algunos aciertos más que otros: un gran salmonete con un picadillo picante, un tartar de atún de escándalo, un secreto inolvidable, un tiradito con gazpacho de melón delicioso...Los postres, al menos para mí, no están a la altura y parece que llegando al final hay prisas ya por cerrar el tema. La carta de vinos es un tocho de esos que desde que te lo dan piensas y ahora cuál pido. La oferta es enorme, con vinos muy raros de encontrar en otras cartas y propuestas super interesantes. En general los precios están generosamente inflados; calculé -por los vinos de los que conozco el precio en tiendas tipo Lavinia o Vinarium (11870.com/pro/vinarium)-, que en Asiana cargan a los vinos entre un 80%-120% del precio de tienda. No está mal.

De precio? exorbitado. Por 120 euros por cabeza... insisto, 120 euros por cabeza (250 la pareja con propina) y eso que tomamos un vino de los más económicos, espero este magnífico nivel culinario pero también una buena oferta de panes, una silla cómoda -aunque no sea antigua me conformaría- y aire acondicionado. El día que yo cené directamente no había o si había no funcionaba en absoluto, aparte de unos ventiladores, recurso claramente insuficiente para un viernes de julio en el que todos, camareros, comensales, el vino que no había manera de enfriar y yo mismo estábamos cocidos de calor. Igual es que solo hay que ir en invierno. Agradecí enormemente que no se pudiera fumar. Un detallazo genial.

opinión completa »

etiquetas: fusión peruano asiática, menú degustación, restaurante para echar la noche

guardado en mis listas: rest con zona NO FUMADORES, restaurantes caros o muy caros, restaurantes románticos

dice:

Asiana

2.660 sitios, 160 seguidores, 805 descubiertos

De día es una exquisita tienda de antigüedades orientales. Pero de noche se transforma en uno de los restaurantes más originales y mejor valorados de Madrid. Asiana ha conseguido poner de acuerdo a crítica y público, y se ha convertido en una de las propuestas mejor valoradas. Las mesas se han dispuesto en el sótano del local, lo que facilita un ambiente fresco que no necesita refrigeración.

Asiana despliega cada noche todo un ritual gastronómico al que sólo pueden acceder 25 personas, ya que el restaurante no tiene más capacidad, quienes disfrutarán de la cocina creativa con influencias asiáticas de Jaime Renedo, el joven jefe de cocina formado en los fogones de Ferran Adrià. La carta no permite más que pequeñas variaciones, puesto que lo que se ofrece es un menú degustación fijo que varía cada poco tiempo y según la oferta del mercado.

Hiroshi Kobayashi, en su labor de sumiller, ha regenerado la carta de vinos, integrando referencias a la altura de la propuesta culinaria.

Ana Zalba dirige un servicio muy correcto, una atención adaptada a las exigencias de la escena íntima, silenciosa y discreta, a veces imperceptible.

Cada rincón alberga intimidad y misterio que fusionado con una luz tenue y distancia entre las mesas lo convierten en un lugar único para disfrutar de una cocina atrevida entre antigüedades asiáticas.

Ver más en esmadrid.com/en/cargarAplicacionRestaurante.do?identificador=18

opinión completa »

tu opinión

¿qué valoración le darías a Asiana?

¿eres el propietario de Asiana?

Te animamos a tomar el control de tu página en 11870.com y a descubrir todas las herramientas que hemos desarrollado para ayudar a nuestra comunidad de empresas a ganar más presencia y nuevos clientes.

gestionar la página de Asiana

ver más restaurantes cocina de fusión en Madrid

ofertas de restaurantes

restaurantes con oferta en Madrid

restaurantes con ofertas en Madrid

ayúdanos a mejorar

entrevistamos a

Jaime Renedo

chef de Asiana

descubierto por: José de Isasa

quién ha ido más: JJPerez (1)

  • hoy: 1
  • última semana: 112
  • último mes: 208
  • en total: 45.955
  • check-ins: 1