+34 972 52 72 48

blog de Grow Shop Alchimia

Carencia y exceso de calcio en la marihuana

29 de octubre de 2013

El Calcio y la marihuana

El calcio es un nutriente secundario de gran importancia dada la gran cantidad que necesita la planta durante todo su cultivo. Ya desde un buen inicio, en la etapa de germinación de las semillas, el calcio interviene directamente en el desarrollo de las raíces y participa directamente en la síntesis de proteínas siendo a su vez un activo para las enzimas. Es absorbido por las raíces en forma de ión de Ca++.

También realiza la función de soporte de otros elementos que combinados, como en el caso del calcio, participan en diferentes procesos metabólicos como en la creación de vitaminas, en este caso la vitamina B12. Estas vitaminas, se adhieren y forman parte de las paredes celulares de los tejidos de las plantas, haciéndolas más resistentes a los ataques de patógenos, manteniendo vitales y activas sus células.

Funciones del calcio en las plantas de marihuana
El calcio es necesario para el desarrollo de las paredes celulares del sistema radicular.
Es un elemento inmóvil.
Ayuda a la degradación de la materia orgánica para la asimilación de nutrientes por parte de la planta.
Realiza una función de puente entre el humus y los nutrientes.

Carencia de Calcio

El calcio es un elemento fácil de encontrar en la tierra pues su disposición para las plantas es abundante y no suelen haber carencias de este elemento excepto en aquellos suelos con un PH muy ácido.

Las carencias, pueden estar más presentes en los cultivos hidróponicos ya que el sustrato utilizado es inerte (coco, arlita, lana de roca, mapito…) o inexistente como en el caso de los cultivos aeropóncios.

En estos casos debemos asegurarnos que el aporte de calcio para cannabis es el adecuado para no sufrir carencias desde un inicio. Muchos de los abonos que encontramos en el mercado están diseñados con un aporte de calcio aunque a veces no es suficiente para evitar carencias, sobre todo si se trabaja con agua osmótica sin nutrientes.

En este caso deberemos de adecuar a la solución nutriente, antes de aplicar cualquier otro abono, con dos partes de calcio por una de magnesio de EC 0.0 a EC 0.3-0.4

Síntomas visibles de la carencia de calcio en el cannabis
Las hojas más jóvenes de la planta son las primeras en ser visiblemente afectadas.
Se retarda el desarrollo de la parte alta de la planta.
El sistema radicular se ve afectado con lo que la absorción de los nutrientes se reduce.
A medida que avanza la carencia las hojas más jóvenes nacen amarillentas e irán deformándose a medida que la carencia avance.

La producción de los cogollos se ve seriamente reducida.
Para ayudar a erradicar la carencia de calcio podemos realizar aplicaciones foliares de Ca con un Ph 7.2 directamente a las hojas afectadas junto con otro aporte mediante el riego añadiendo calcio y magnesio subiendo la EC inicial en 0.2 puntos durante unos 5 días.

Exceso de calcio en la marihuana

El exceso de calcio de hace de difícil detección, pues es el causante del bloqueo de varios nutrientes creando carencias de potasio, magnesio, manganeso y hierro. En los diferentes sistemas de cultivo hidropónicos cuando existe un exceso de calcio en el tanque este entra en contacto con el azufre de la solución nutriente precipitándose quedando en el fondo del deposito. En este caso deberemos de cambiar la s/n del deposito para volver a adecuarla a las necesidades del cultivo.

El calcio es un elemento que va directamente relacionado con la transpiración de las plantas. Este control de la transpiración procede en escénica de las raíces y los estomas los cuales son unos puntos situados en las hojas, lugar por donde transpira la planta. En muchas ocasiones es posible que los estomas se cierren por un exceso de calor causando una quemadura superficial, confundiéndola con un síntoma de carencia de calcio.

Aunque cabe destacar que con una carencia de este elemento las plantas son siempre más susceptibles a sufrir un estrés térmico dado que el calcio contribuye en la creación de proteínas que hacen que la planta sean más resistente a la calor.

Como aportar calcio a las plantas de marihuana

Como ya hemos comentado anteriormente, si el agua utilizada para el riego de las plantas de marihuana es osmótica deberemos añadir Calcio y Magnesio antes de aportar los abonos. El agua osmótica tiene la peculiaridad de no contener ningún nutriente de modo que su EC inicial siempre será 0.0.

Los abonos de marihuana ya contienen los micro elementos necesarios para la vida de la planta, pero hay nutrientes como el calcio o magnesio que deben tener una mayor concentración inicial para asegurarnos que las plantas de marihuana dispondrán en su justa medida de estos elementos nutritivos.

Si utilizamos agua del grifo con una EC de 0.3-0.4 será una EC adecuada para poder realizar la mezcla con los abonos asegurándonos que ya contienen unas cantidades adecuadas de Ca y Mg. Cabe destacar que según variedad cultivada habrá que realizar aportes de calcio y magnesio durante la floración para evitar la aparición de carencias a partir de la 4º-5º semana de floración cuando están plena floración.

En este caso será importante este aporte para que las plantas puedan por un lado reducir cualquier tipo de estrés durante todo el cultivo y por el otro y en consecuencia poder cosechar la mejor calidad y cantidad de cogollos posible. Para estos casos podemos utilizar Regulator de Aptus, durante todo el cultivo, reduciendo las necesidades hídricas de la planta, en hasta un 30%, haciéndolas más resistentes a las deshidrataciones causadas por altas temperaturas o periodos de sequedad.

ver todas las novedades de Grow Shop Alchimia