El saloncito de la suite, con sofá-cama