añadir a tu agenda y opinar
dice:

En lo más ricóndito de la sierra madrileña vas y se come de miedo

1.109 sitios, 235 siguiendo, 976 seguidores, 465 descubiertos

Fernando Encinar lo descubrió en febrero de 2008

Santa María de la Alameda es un pueblecito serrano, a escasos kilómetros de El Escorial pero tras superar el puerto de la Cruz Verde y la carretera que llega hasta este pueblo. Pero el sitio merece la pena por las vistas y por descubrir un restaurante que engaña: con pinta de venta sorprende por una espléndida comida y una bodega nada despreciable.

El local es de lo más anodino. Podría ser un bar de cualquier pueblo de España aunque un poco bastante más limpio que la media. El servicio es rápido, callado y eficaz. No te esperes el típico enñoñamiento que es tan frecuente hoy en día en muchos restaurantes en que desde el maitre al camarero parecen tus primos. Aquí hay respeto por el cliente, hasta el punto de parecer distancia pero que en seguida se convierte en atención esmerada. La cocina está cuidada, con muy buenos materiales y todo riquísimo. Las alcachofas salen bordadas, las verduras de la menestra salen directamente del huerto, el escalope, extraordinario, tiene un tamaño escalofriante pero que te lo zampas en un santiamén porque está buenísimo y las croquetas las bordan: pequeñitas pero riquísimas. Los postres son acertados, muchos caseros y la sorpresa es encontrar torrijas en pleno enero. El único pero en los postres es un helado de boletus que la verdad, no está bueno. De puro esnobismo han conseguido obtener un helado que sabe a crema de chamipoñes y no terminó de gustarnos a ninguno. Pero dejando al lado el único guiño a la cocina creativa que nos invade y de la que no podemos librarnos ni en plena sierra, el restaurante merece la pena la escapada.

No tienen zona de no fumadores y no es barato: el que piense que va a comer de gloria por cuatro perras que no crea que lo conseguirá en el Santa María, donde sales por 35-50 dependiendo del vino que eligas

opinión completa »

etiquetas: alcachofas, buenos vinos, comer en la sierra, escalope, torrijas

menga

caro,caro y caro.con vino crianza ramplon y un menu de pocos entrantes,una pierna de cordero sin emocion y postres para compartir y ni una copa 45 € por persona donde cristo perdio la estilografica. Vaya nivel mas pobre, salon cutre con television encendida, vamos, jamas me volveran a ver por ahi y no lo recomiendo en absoluto.

20 de febrero de 2011

dice:

Cerca de los dioses

19 sitios, 2 siguiendo, 4 descubiertos

'me encanta, uno de mis favoritos' 'me encanta, uno de mis favoritos'

Nos subimos a la sierra de Madrid, por encima de los 1.400 metros para estar más cerca de los dioses, primero por la altitud y segundo, y más importante, por comer en el Restaurante Santa María, en el pequeño pueblo de Santa María de la Alameda, en los limites con la provincia de Ávila.
Un restaurante donde
el reloj se para, porque cuando disfrutas tanto, ni el tiempo ni el mundo importa. En la cocina Pablo Barrera, cuarta generacion del local, por lo que se impregnó de cocina desde niño, ya que tanto sus dos abuelas como su madre practicaban una cocina tradicional exquisita. Después pasó por los fogones del Príncipe de Viana, del Hotel Ritz y del Amparo.

Por lo que la visita al Restaurante Santa María es una memorable experiencia de cocina tradicional de su madre, con la cocina de autor de su hijo. Estamos en tierras de excelente carne y setas y ellos saben aprovecharlo, y así nos lo transmitieron en el menú degustación que nos hicieron “ad hoc”:

Croquetas de Jamón Ibérico DO Extremadura
Morcilla Casera
Boletus Edulis con cebolla pochada
Timbal de Salmon con Frutos Tropicales y Crema de Hierbabuena
Patatas Revolconas con sus Torreznos
Corujas sobre lecho de Tomate
(Hasta aquí regado con un vino albariño que se llama OVO)

Rollitos de Cabrito Estofado con Ensalada de Fresas a la Vinagreta
Chuletillas de Cabrito
(Los dos platos de carne regados con un vino de DO Valdeorras garnacha 100% llamado Ventura)

Helado Casero de Hierbabuena
Tocinillo de Cielo con Helado de Boletus Edulis

Café Ristretto acompañado de chupito de Ron Opthimus de 15 años

Gin & Tonic de Blue Ribbon en la tertulia, una tertulia donde solo la llegada de la noche nos hizo conocer lo tarde que era.

Y esta experiencia que fue un placer para los sentidos tuvo una RCP muy buena, ya que la comida sin incluir la bebida fue de 35€. La guinda a la tarta.

Un lugar que por honestidad en su cocina, bodega y precio, sabes que puedes recomendar porque no decepcionarán las expectativas creadas.

opinión completa »

etiquetas: buena bodega, cocina casera, restaurante de la sierra, zona escorial-avila

'me gusta' 'me gusta'

Iba a subir mi crítica y mis fotos de este sitio tan recóndito confiando que sería el primero en descubrirlo para el 11870,
pero cual es mi sorpresa al ver que Fernando se me ha adelantado algo más de 2 años...

Como las fotos ya las ha subido el, solo ratifico todo lo dicho por su parte y confirmo que sigue siendo un sitio muy recomendable en el 2010

recordar que si vais a ir un grupo grande a tomar asado, es recomendable llamar y reservar

8 sitios, un sitio descubierto

cutre, ramplon y carisimo 45 € por persona, un robo para el sitio, el local y la comida, muy escasa y de calidad baja. La gente ha perdido el norte y lo malo es que hay gente que lo paga. No lo recomiendo en absoluto, pagar tanto para estar en un salon con tele puesta me da mucha verguenza.

tu opinión

¿qué valoración le darías a Restaurante Santa María?

¿eres el propietario de Restaurante Santa María?

Te animamos a tomar el control de tu página en 11870.com y a descubrir todas las herramientas que hemos desarrollado para ayudar a nuestra comunidad de empresas a ganar más presencia y nuevos clientes.

gestionar la página de Restaurante Santa María

ayúdanos a mejorar

descubierto por: Fernando Encinar

primera foto: Fernando Encinar

  • hoy: 0
  • última semana: 5
  • último mes: 176
  • en total: 13.976