+44 20 7589 8100

Lo que dice Francisco. sobre The Rembrandt Hotel en Londres.

dice:

Un hotel aceptable, sin lujos.Buena relación calidad-precio.

189 sitios, 11 siguiendo, 28 seguidores, 96 descubiertos

La idea esta vez era no gastar mucho en hoteles en Londres. Con lo cual antes de este viaje, buceamos en Internet, buscando alguno que no supusiese mucho más de los 200 euros con desayuno incluido por habitación doble. Nuestra idea era gastar o invertir más en restaurantes y en alguna visita, que en un hotel super chulo.

Londres es caro, y también los buenos hoteles. No queriamos permitirnos el lujo de pagar por una noche- ya que ibámos a patear mucho por fuera- ni 300 euros. Los hoteles bonitos clásicos, o tipo boutique etc, superan con creces esta cifra.
Por eso el Hotel Rembrandt está frecuentemente a tope. Apenas españoles, pero muchos italianos. No es de extrañar, aunque no es de recibo para un hotel que dice ser de 4 estrellas, esto es casi 3 en España, tipo Nh, que nadie en Recepción hable castellano. Es más, el último día en el checking out estaba una persona hispana, posiblemente ecuatoriano, y cuando se dirigia a nosotros lo hacia también en inglés.
La televisión, sin canales españoles, pero sí 10 árabes, y hasta uno, pésimo, cubano. El único de habla hispana. Eso sí, tenían canales italianos, franceses, alemanes, y por supuesto de Reino Unido..¿Pero por qué ninguno español?.
Un pequeño contratiempo en la tele, que dejó de funcionar, fue solucionado el mismo día, después de avisar en Recepción. Actuaron diligentemente. Al igual que al montar, situar al cliente, o desbarasar las mesas del amplio salón utilizado para el desayuno buffet. Una larga mesa, con bandejas calientes, de baño María, neveras, estantes, boles, etc, que tenia forma de gran mostrador, serpenteaba por un lado del salón, permitiendo a los clientes huéspedes elegir entre una bastante variedad de comidas y platos. Aunque yo recuerdo, situaciones o buffet de hoteles de 3 estrellas, más pequeños, que sí tenían lo mismo para elegir de desayuno, e incluso más surtido en el capítulo de frutas frescas, macedonias, o yogures.El café claramente aguado, servido en mesa,y nada de express o de Nespresso, que he visto en ya bastantes buffets, y que aportan un café cremoso, muy al gusto italiano, o español.

Hotel limpio, en algunas partes algo ya envejecido, como corredores, zócalos- que pintaban o retocaban a la luz del día, o especialmente en uno de los dos ascensores, el tapizado, que era el adecuado para personas con discapacidad motora o en silla de ruedas. Es poco frecuente, también que la propia tarjeta llave de la habitación sea la llave que te permite subir o bajar en los ascensores, así es una manera segura de filtrar quien o quien no baja o sube. Sino tienes la tarjeta que se introduce en una especial rendija - aparato , dentro del ascensor, éste no se mueve.

El Rembrandt tiene, digamos,, un aceptable y surtido buffet, aunque algo repetitivo para 8 días. Nada de zumos naturales, o yogures variados, o con crumbles,tipo vasos verrines. Por supuesto, tampoco jamón serrano, que sobre todo en el extranjero tiene unos altos precios.
El servicio, eficaz y bastante amable, a pesar de que si te despistabas un poco y bajabas al desayuno más tarde de las 9 , ya había oberbooking aunque se despejaba relativamente pronto. Luego nos enteramos que ofertan también unos sencillos almuerzos y cenas, aunque al horario de Inglaterra.El del desayuno era de 7 a 10, y los domingos de 7 y media a 10 y media.
La situación, enfrente del Oratorio, famoso por su coro, de San Felipe Neri, una opulenta iglesia católica, y no lejos del Museo de Ciencias Naturales, y del Victoria y Albert Museum. Sólo a 3 minutos de ellos.No lejos tampoco de la estación de metro de South Kensington y de muchos restaurantes de gama baja o media. Puedes desayunar por fuera, un desayuno dicen, británico, por unas 7 libras o algo menos.Pero el del hotel es, creo yo, intuyo, mucho más surtido, puedes repetir glotonamente, y sobre, no sé, las 14 libras.Iba incluido en el precio de la habitación de 2 camas individuales, unas 225 libras,
Nuestra habitación era bastante amplia, quizás una ejecutive,con bañera de hidromasaje, que no utilizamos, y carecía de,por ejemplo, albornoces o zapatillas de baño.Como todos en Inglaterra,sí ofrecian tés y plancha.
Y enfrente tienes paradas de buses,como el 14,o el 74 que te acercan al centro, hacia Picadilly.
A unos 10 minutos andando,o algo menos, está Harrod's y más allá Harvey Nichols. Y entre ellas,un pub como El racimo de uvas, o braserias pijas de Brompton Road..que ya conociamos de otros veces,o el Rancine, u otro oriental, o un café barroco y kisth que han abierto, a mi entender, con un público mayoritariamente indues/árabes.
En la calle se producen ciertas aglomeraciones o tapones cuando llegas a los grandes centros comerciales,y a las calles adyacentes.Por detrás de Harrod's tienes el hotel The Capital,un 5 estrellas con muy pocas habitaciones,bastante más caro que el Rembrandt y, encima, tiene un restaurante galardonado con 2 estrellas Michelin.
El Cavendish, a un paso de Picadilly es un 4 estrellas muy aceptable.

etiquetas: black pudding, champiñones, huevos revueltos, tostas, fruta etc..para desayunar en londres., cadena hoteles savora., hoteles con desayuno incluido en londres., hoteles de 4 estrellas en londres., hoteles en thurloe place, los desayunos británicos.

ver más: hoteles en Londres