312 sitios, 340 seguidores, 96 descubiertos, 46.473 visitas

Aficionado a la (buena) gastronomía. Periodista de la vieja escuela. Me gusta escribir para compartir mis experiencias. Como de todo siempre que esté bueno. Alg...

Carlos Maribona

Vadebaco

+34 913 69 17 83

de lo mejor de 2014

Calle Prado 4 <m> Antón Martín 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 47 personas

ver más restaurantes en Madrid

Triunfo de la informalidad

'me gusta' 'me gusta'

Vadebaco se mueve en una difusa línea entre restaurante y bar de tapas. Cuentan ya con un establecimiento similar en la calle Campomanes. Una cuidada selección de vinos por copas y tapas y raciones bien elaboradas constituyen el grueso de su oferta. De la primera se ocupa Víctor Díaz, veterano sumiller que es además socio-propietario y director. Vinos poco conocidos pero de acreditada calidad con precios entre 2 y 5,45 € la copa, la más cara de champán. En la entrada, una barra y un amplio espacio con mesas altas en las que se sirven distintas tapas y pinchos. Detrás un comedor, también espacioso, en el que pueden tomarse las mismas tapas con el añadido de algunos platos “más formales” como varios arroces o un lomo de vaca gallega a la parrilla. Y aún queda sitio para una coctelería que abre a última hora de la tarde.
La comida está a tono con esa informalidad. La mayor parte de lo que se ofrece es muy tradicional: tortilla de patatas, huevos rotos, croquetas, boquerones en vinagre, ensaladilla rusa… Pero también hay guiños más modernos como una hamburguesa de wagyu, albóndigas de cordero con curry, ajoblanco con tartar de tomate y dátil… Originales las pizzas que también aparecen en la carta, con una de gambas al ajillo. Pero lo importante es que las cosas que se sirven están buenas. Correcta la tapa de pulpo a la gallega y más flojo el soldadito de Pavía, con bacalao de calidad pero un rebozado, más bien tempura, algo reblandecido. Muy bien el tataki de bonito, que se acompaña con un picadillo ligeramente picante de mango, chile, cebolleta y lima. Y logrados los callos a la madrileña.
Dentro de los puntos originales de esta casa está el haber incorporado como tapa el tradicional bocata de calamares, con buen pan y calamares algo duros, y también el pepito de ternera. Refrescante y ligera la crema de jengibre con melocotón pero fallido el sorbete de lichos que la acompaña, lleno de cristales de hielo.

listas: Tapas

etiquetas: , , , ,

ciudades

listas

valoraciones

4 estrellas 40%

categorías 11870