El Faralló

+34 966 43 06 52

Calle del Fénix 10 Denia, Alicante provincia, España

guardado por 22 personas

ver más restaurantes cocina mediterránea en Denia

La gamba roja.

está OK

un check-in aquí

El Faralló se ha convertido en un sitio de peregrinaje gracias a su gamba roja, al igual que D'Berto, Bar FM o Los Marinos por su marisco; Elkano o Güeyu Mar por su pescado o El Campero por su atún. Todos ellos diferentes entre si pero con el mar en común.

Se trata de un restaurante situado a escasos metros del agua. Tiene aparcamiento propio y un castillo hinchable para los niños en la parcela, por lo que se puede ver un ambiente familiar. El restaurante se divide en dos partes, sala y terraza, mas informal, donde comimos nosotros. La terraza podría ser la de cualquer restaurante de playa, y no concuerda con el producto que probaremos después.

La carta de vinos no me pareció especialmente interesante, así es que después de las 4 horas de coche y el calor que hacía optamos por cerveza.

Abrimos boca con un par de OSTRAS GILLARDEAU que precedieron a unos maravillosos SEPIONETS parecidos a las puntillitas del Bar FM. Muy recomendables.

Después de esto llegaron las gambas. El kilo de gamba roja se paga a 200€, y es lo que obviamente va a subir la cuenta, por lo que el ticket puede variar mucho en función de la cantidad de gambas que vayas a comer.

En nuestro caso pedimos 8 gambas, 4 a la plancha y 4 cocidas, y es que aunque me gustan mas cocidas, no le hago ascos a una gamba a la plancha.

Comenzamos con la GAMBA ROJA DE DENIA A LA PLANCHA. Hay que tener cuidado al poner algo tan delicado en un hierro a 180°, pues no pocas veces arruinan el producto. La verdad es que la cabeza tenía un sabor especial que no había apreciado antes. Buenísima.

Seguimos con la GAMBA ROJA DE DENIA COCIDA. Sabor de la cabeza mas potente pero mayor sutileza en el cuerpo.

Probablemente son las mejores gambas rojas que he probado junto con la de Quique Dacosta y El Celler de Can Roca, aunque la elaboración de esta última no es comparable.

En este punto solo quedaba el arroz, así es que viendo que me iba a quedar con hambre añadí a la comanda el PULPO SECO para comparar con el del Bar FM, que era el único que había probado. Otra vez me resultó sin mas, como era de esperar; la textura es dura y con sabor a quemado. No le veo la gracia.

Llegó el ARROZ A BANDA y fue sin duda lo peor de la comida. Un arroz plano, totalmente sin sabor y con falta de socarrat.

Los postres fueron una mala TARTA DE QUESO que sabía solo a bizcocho y una CREME BRULÉE DE AZAFRÁN prescindible.

Lo anterior al arroz se merecía 4 estrellas y la gamba 5, pero el conjunto quedó arruinado con este arroz y la puntuación se queda en 3 estrellas.

El precio final fue 80€ por persona sin vino, costando en particular las ocho gambas 74€, que pesaron 370gr.

Bon Amb

+34 965 08 44 40

Carrer Benitachell, 100 Jávea, Alicante provincia, España

guardado por una persona

ver más restaurantes cocina de mercado en Jávea

Cocina técnica, sabor y el plato del año en el dos estrellas mas desconocido.

Adreid. lo descubrió en junio de 2017

me gusta

Me fastidia no poder escribir la opinión de Bon amb; me gustan las reseñas completas y en este caso no es posible ya que no recuerdo con nitidez el menú, pero no puedo dejar de escribir sobre el que me ha parecido mejor plato del año: SUERO DE LECHE CON JALAPEÑOS Y CAVIAR, que es buena muestra de la cocina técnica de Alberto Ferruz, quizá el biestrellado mas desconocido de la geografía nacional.

Los jalapeños, en forma de bolitas de helado crean un contraste de temperaturas entre sabores dulces y picantes sumado a la acidez del suero y las notas lácticas. Por su parte el caviar aporta el toque salado y la sutileza.

No se como llegó a esta arriesgada mezcla de ingredientes, pero resulta ser un plato para el recuerdo.

Cenamos en la terraza del restaurante -se trata de una casa en una gran parcela- atendidos por un servicio profesional pero cercano, y entre otros platos nos gustaron las quisquillas (plato que añadimos al menú largo), la cigala, el buey de mar con calabaza o los tendones. Acompañamos el menú con un Selbach Oster 1997 que redondeó la cena.

Bo.Lan

+66 2 260 2962

House No. 24 Soi Sukumvit 53 Bangkok, Tailandia

guardado por 5 personas

ver más restaurantes tailandeses en Bangkok

CHAN Street

+34 910 52 87 20

Calle Barbieri, 4 <m> Chueca 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 58 personas

ver más restaurantes chinos en Madrid

Buen chino moderno.

está OK

3,5, probablemente 4 en la próxima visita.

Parece que están proliferando una serie de chinos con cocina auténtica pero en un local agradable, como por ejemplo éste Chan street o Kung fu, donde sirven una lubina que me vuelve loco.

El local se encuentra en la calle Barbieri y la decoracion podría ser la de cualquier local de chueca o malasaña, y no de chino mugriento como suele ser normal.

La carta es corta e indican en un recuadro sus mejores platos. En general es todo apetecible.

Empezamos por los XIAO LONG BAO, un dimsum relleno de carne con caldo en su interior. Hay que tener cuidado al cogerlos, ya que si se pinchan se derrama el caldo y pierden la gracia. Muy buenos, aunque un poco gruesa la masa para mi gusto.

Seguimos con el SECRETO A LA PLANCHA CON SALSA DE LIMA o Tie Ban Zhu Jing Rou en chino. Para mi fue lo mejor de la cena. Buena calidad de la carne y una salsa adictiva.

A continuación los WANTUN DE CERDO Y GAMBAS en una salsa con guindilla de sichuan y brócoli. Recomendables.

El KOREAN FRIED RICE, con kimchi, carne y huevo frito me gustó bastante también.

Después unos buenos DUMPLING CON 3 SALSAS.

Se supone que ibamos a terminar aquí, pero me vi con fuerzas para probar el BAO DE PATO PEKÍN, una elección (el bao) que va a salir mal el 85% de las veces, y efectivamente así fue. El sabor es como el del pato pekinés del chinaco de barrio, con el mismo pato, la misma salsa y la misma cebolleta, pero con pan bao en vez de crepe. Prescindible.

Y ahora si que si terminamos con el ROLLITO DE GAMBAS, ya que no disponían del da bin. Unos rollitos sin mas, grasientos y con una salsa regular.

Fueron 25€ por persona teniendo en cuenta que era bastante cantidad, por lo que me parece un buen precio ya que está todo bueno en general.

En una segunda visita puede mejorar ya que la comanda sera muy distinta sin tanto dimsum.

La Tasquita de Enfrente

+34 915 32 54 49

Calle de la Ballesta 6 <m> Gran Via 1 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 308 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Restaurante de culto. Una oda al producto.

me encanta, uno de mis favoritos

Nueva visita en la que probamos, en primer lugar, las OSTRAS ESCABECHADAS, con un ligerísimo escabeche. Nada mejor para abrir boca.

Continuamos con el MORRILLO DE SALMÓN, plato absolutamente imprescindible. Se trata de una parte de la cabeza del salmón y tiene una textura gelatinosa y sabor intenso. Obligatorio.

Después LORITO FRITO, un pescado proveniente del Mediterráneo y muy difícil de encontrar en cartas de restaurantes (no recuerdo haberlo visto anteriormente en Madrid). Cuando hay joyas de este tipo hay que aprovechar sin duda. Sabor, fritura impecable y una espléndidas piparras de acompañamiento con un sabor nunca antes visto. Se comen hasta las espinas.

A continuación simplemente el mejor CHIPIRÓN que he probado nunca. Que barbaridad.

Y para terminar RABITO DE CERDO con patatas, sabrosísimo, en una salsa melosa similar a la de los callos. Una delicia rechupetear todos los huesitos sin prisa. Para repetir también.

La pena es que no quedasen ortiguillas, porque se habría acercado a una comanda perfecta.

Lo anterior mas ensaladilla, con vino por copas - La bota 47 de palo cortado; Remirez de Ganuza - e invitación al postre fueron 95€ por persona, mas caro que veces anteriores pero haciendo lo mas difícil: manteniendo el nivel de sorpresa y felicidad!

------------------------------------

Llevaba desde verano postponiendo la visita y definitivamente no volverá a ocurrir, ya que es dificil encontrar mayor satisfacción.

Según nos sentamos le decimos a Juanjo que nos saque lo que crea conveniente. Nos dejamos llevar. De nuevo ENSALADILLA, con el punto perfecto de la patata, ANGUILA CON PERA, bocado pequeño pero intenso, aunque quizá no sea la anguila mas sabrosa que he probado, rica CREMA DE CASTAÑAS y sorprendente REVUELTO DE TRIGUEROS, con un punto de amargor marcado que te hace recordar lo que es producto de verdad y no lo que vemos y compramos día a día en el supermercado.

De principales unas magníficas COCOCHAS y BECADA, la reina, esta si elegida por mi. Tremendo disfrute.

Los precios de los vinos son severos pero da gusto encontrar una carta de ese estilo, además de la amabilidad del sumiller, un chico joven que contagia la pasión por los vinos. Acompañamos los postres con dos copitas de cream y PX Tradición cortesía de la casa. Había tres postres y no sabíamos cual no elegir, por lo que cayeron los tres: PANACOTA, TORRIJA y TIRAMISÚ. Este último buenísimo pero los dos primeros son imprescindibles.

85€ sin vino por persona, nada mal teniendo en cuenta que la becada son 58€.

---------------------

Cuando un restaurante goza de reconocido prestigio ante los grandes entendidos de gastronomía puede ser por tres razones: Que el dueño sea amiguete, que viva de rentas pasadas o que haya mantenido la excelencia a lo largo de sus años. La casa de Juanjo López es de los terceros.

Que si, que te gastas 80 pavos, pero que placer da visitar casas así.

Además, precios así no solo repercuten en la comida, sino también en el servicio. Es verdad que lo primordial es la comida, y a veces incluso apetece un servicio informal, pero una cena es especial cuando se aúna comida, servicio profesional, buen vino...

En La Tasquita de Enfrente no hay carta. Los productos son estrictamente de temporada, y las elaboraciones varían. Solo perdura su famosa ENSALADILLA RUSA, una de las mejores de Madrid. Las raciones de los entrantes vienen emplatadas individualmente.

Las ALCACHOFAS son de libro. De las mejores que he probado en mi vida. El juego de texturas, cocidas en la base y fritas arriba es espectacular.

Y si tanto la ensaladilla como las alcachofas son top, puedo asegurar que las ORTIGUILLAS son de otro mundo. Mantienen a las anémonas vivas en una pecera hasta que las reclama el comensal. Mas frescas, imposible. El sabor que tienen es brutal, fue como si no las hubiese comido nunca.

Antes de los segundos viene muy bien una ligera ENSALADA DE BERUJAS CON TRUFA, difícil de encontrar en muchos restaurantes. Espectacular combinación con el sutil sabor del hongo, el cual era el mas aromático que he probado en esta temporada.

De segundo puede que haya mejores opciones que la curiosa combinación de PULPO CON TOMATE Y CHORIZO, pero resulta buena.

Y por fin pude probar la BECADA, in extremis, ya que estábamos en el límite de temporada. Llevaba mucho tiempo queriendo probar este pájaro y era una de las excusas para volver a La Tasquita. En principio las últimas becadas quizá no son las mejores, pero me pareció tremendo su sabor junto con la salsa y la trufa melanosporum. Supongo que tenía bastante tiempo de maduración debido a su olor y me recordó mucho a la grousse. Pena que no pueda volver a probarla hasta el próximo año.

Los postres son para comentarlo a parte. Apuesto que no se puede encontrar una mejor PANACOTA. Brutal. Por otro lado tanto el TIRAMISÚ como la TORRIJA, hecha con brioche, también están de escándalo.

El precio, como ya he dicho, 80€ por persona. Poco asequible pero con el disfrute garantizado.

Gath

Buena reseña Adreid, efectivamente, es un sitio con una cocina de muy alto nivel.

15 de marzo de 2015

Adreid.

Y de las que perdura en la memoria José Luis.

15 de marzo de 2015

je suis béatrice

Si es que me creais necesidades...A ver si voy a conocerlo.

15 de marzo de 2015

Miss Migas

Aquí tengo que volver pero ya

hace 7 meses

Bacira

+34 918 66 40 30

Calle del Castillo 16 <m> Iglesia 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 256 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Fusión bien llevada a cabo y buena calidad relación precio.

me gusta

Se han sucedido varias visitas desde que escribí acerca de Bacira, y siempre he salido contento. Todo sigue igual; servicio agradable, buena fusión, platos ricos e ideales para compartir con opciones fuera de carta y precios comedidos.

Bacira me ha salvado en mas de una ocasión; si bien es cierto que resultaba difícil reservar, siempre he tenido suerte cuando he querido ir, consiguiendo mesa el mismo día. Generalmente está completo y hay que preguntar si la barra está libre. Suele estar libre y siendo dos personas lo normal es que puedas cenar en ésta sin problema. Por otro lado abre en Domingos noche, donde hay muy pocas opciones para elegir.

En esta última ocasión probamos de aperitivo el gazpacho de remolacha con huevas de mujol y philadelphia, y comenzamos los entrantes con una recomendable ENSALADILLA DE AJÍ AMARILLO CON CARPACCIO DE GAMBA, shichimi, alga nori y tobiko

A continuación dos de sus platos estrella, la ANGUILA AHUMADA CON RICOTA, TOMATE SECO, BROTES Y QUINOA, y el TIRADITO DE LUBINA A LA BILBAÍNA, con cebollino, ajo y guindilla, que serían una muy buena opción para gente que va por primera vez.

Suelo pedir una sucesión de nigiris, que realizan bastante bien, al fin y al cabo provienen de Nikkei225. En este caso NIGIRI DE ANCHOA CON AGUACATE Y PICO DE GALLO. No está malo, pero no me termina de convencer ningún nigiri con anchoa que haya probado, y tampoco con esta combinación en concreto; NIGIRI DE ATÚN CON MAYONESA DE KIMCHI Y PASTA KATAIFI. Buena mezcla y textura crujiente debido a la pasta de origen griego; No falla el NIGIRI DE VIEIRA FLAMBEADA CON SALSA HUANCAÍNA, SHICHIMI Y ALGA NORI, y terminamos con un correcto NIGIRI DE ANGUILA CON FOIE. Muy bien el arroz en todos ellos.

Para terminar los salados el HARUMAKI DE OREJA. Me gustó, aunque anteriormente era de pato a la naranja y prefería ese.

De postre el BANANA SPLIT THAI, servido en coco con banana impregnada en ron, cuajada de vainilla, gelatina y helado de chocolate y rocotó con crujiente de chocolate. Muchos sabores y texturas. Merece la pena.

Sirven buen pan.

No llegó a 40€, buena RCP.

-----------------------------------------------

1ª visita.

Tenía ganas de probar Bacira desde que Roberto de Nakeima lo presentó en twitter, pero con el verano de por medio no había tenido tiempo de acercarme.

El local está bien, bonita decoración y buen servicio, que estuvo amable, atento y nos sirvieron con rapidez.

De aperitivo sirven una muy buena CREMA DE REMOLACHA CON YOGURT GRIEGO Y HUEVAS DE MUJOL

Seguimos con ANGUILA AHUMADA CON RICOTTA, COMPOTA DE MANZANA, TOMATE SECO Y QUINOA, un plato que en teoría estaba fuera de carta aunque llevan con lo mismo fuera de carta bastante tiempo (tipo bomba bistrot). Para mi fue lo mejor de la comida. Brutal sabor de la anguila, un pez que me encanta.

Mas tarde hemos probado el HUEVO A 65° CON MIGAS CON CHORIZO donde el primero hace que las migas estén melosas. Buen plato.

Los RAVIOLI DE MORCILLA CON PIÑONES Y MANZANA Y SALSA DE PIMIENTOS DEL PIQUILLO CON KIMUCHI no está mal, aunque tampoco repetiría. Está bien el toque picante del kimuchi.

El CERDO AGRIDULCE también está bien, aunque peor que la CARRILLERA DE CERDO IBÉRICO GLASEADA CON TERIYAKI, ANACARDOS, PIPAS, ALMENDRAS, REMOLACHA Y CREMA DE LICHI, que se desmigaba con facilidad. Bastante buena.

De postre he probado la VERSIÓN DEL DRÁCULA, que es uno de los helados que mas me gustaba de pequeño y, la verdad, está clavado!
Consta de fresas y frambuesas con un helado de vainilla al que le añaden una reducción de coca cola y un jarabe de fresa. Muy bueno.

El otro fue un PAN DE ESPECIAS CON CHOCOLATE Y HELADO DE NARANJA. No estaba mal pero era prescindible; tenía mejor pinta de lo que realmente era.

En resumen, me ha gustado en líneas generales aunque no me emocione. Había platos bastante buenos y otros peores, pero nunca malos. Volveré seguro, ya que la carta es bastante amplia y es buen sitio para pedir bastantes platos y compartir.

En cuanto al precio creo que es razonable, 35€ por barba sin vino.

Bache Restaurante

+34 918 28 95 88

Calle Rodriguez San Pedro, 2 <m> Quevedo 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 87 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Tropiezo.

no me gusta

De mi primera visita a Bache no recuerdo nada de lo que probé, solo me acuerdo de la terraza, que fue buena opción en un día soleado, y del corte de cocina, informal e ideal para compartir.

La excusa para esta segunda visita era probar un menú maridado con vinos del marco, buen plan pre final de Champions.

Finalmente no pudimos degustar el menú por logística de la cocina, a pesar de estar conformado por platos de la carta, así es que nos hicieron un maridaje con nuestra comanda que viene a ser lo mismo. No lo llegué a entender pero lo prefiero así, de ese modo elijo yo los platos.

Los platos de la carta están hechos para compartir y la cantidad es aproximadamente como una media racion. Realizan cocina fusión, donde ya es difícil sorprender, y mucha referencia a Andalucía, de donde provienen.

Después de 45 desesperantes minutos llegó el primer plato a la mesa, un soso SAAM DE ORTIGUILLAS. Muy flojo.

Después de otra larga espera seguimos con el SANDWICH JAPOCUBANO, fusión donde combinan un bao de carne con alga wakame y [se supone] habano, imperceptible. De nuevo mejorable, y poco sorprendente.

Los baos han supuesto una burbuja y deben ir dejando paso a otras cosas, que por otro lado es bueno que este tipo de restaurantes se vayan renovando y no caigan en la comodidad.

Quizá lo mejor fueran los RIÑONES AL OLOROSO, que precedieron a una correcta PAPADA, elaboración que me encanta, aunque ésta estaba lejos de otras que he probado.

Cuando parecíamos haber mejorado llegó el CURRY DE RAYA, totalmente falto de sabor y, además, líquido. Nada recomendable.

Lo mejor fue el maridaje y su precio, solo 10€ que hace que sea un precio imbatible. Y la terraza.

La comida no me gustó, hay fallos en cocina que se pueden mejorar; de este modo podría convertirse en un buen sitio para cenas informales con amigos, no obstante lo peor fueron las esperas insufribles de la cocina. No se puede tardar 45 minutos en servir unas ortiguillas y tardar tanto entre plato y plato, siendo además elaboraciones simples.

Ya puestos nos quedamos en la terraza de copas y pagamos la cuenta, 44€ sin postre y sin contar las copas, precio muy por encima de la calidad de la cocina, que deberían mejorar.

Restaurante El Cocinillas

+34 915 23 29 60

Calle de San Joaquín 3 <m> Tribunal 1 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 300 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Buena cocina mediterránea.

está OK

De El Cocinillas no es que se escuche hablar ahora, porque es el típico restaurante del que se habla bien en sus primeros meses pero luego cae en el olvido.

Fui hace unos 5 años y me dejó buen recuerdo, por ello quería volver, aunque desde entonces han cambiado mucho las cosas en el panorama gastronómico. Como era de esperar no ha habido sorpresa, me ha gustado pero podríamos decir que es uno mas de tantos.

El restaurante es sencillo, con una pequeña sala en tonos blancos y atendido por dos camareras amables. Según te sientas te sirven una jarra con agua del grifo, un detalle que gustará a mucha gente; en mi caso lo agradezco, aunque personalmente prefiero agua embotellada.

La carta es corta (buen punto a favor) y apetecible, con bastantes guiños a la cocina italiana y sin steak tartar o ceviches, denominador común en todas las cartas de nuevas aperturas, tan repetitivas que cansan ya desde hace un tiempo. Se divide en entrantes y segundos, estos últimos a un precio común de 14,75€. En cuanto a la carta de vinos abundan las referencias económicas.

Probamos las ALMEJAS EN SALSA VERDE SOBRE TORTILLA DE PATATA. Una tortilla bastante buena, con buen punto de la patata y poco cuajada, seis almejas y una rica salsa verde con cebolla. Recomendable.

Los INVOLTINI DE PRESA IBÉRICA CON VERDURAS GLASEADAS no están mal, sin embargo no nos gustaron tanto las ALBÓNDIGAS CON CAPONATA SICILIANA, ya que resultaban un poco insípidas sin salsa, solo acompañadas del guiso de verduras.

De postre tomamos un rico ARROZ CON LECHE y pagamos 29€ por persona, precio sin vino.

CEBO

+34 917 87 77 80

Carrera de San Jeronimo, 34 <m> Sevilla 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 33 personas

ver más restaurantes cocina mediterránea en Madrid

La futura estrella Michelín madrileña.

me encanta, uno de mis favoritos

La apuesta del hotel Urban por Aurelio Morales, al menos a nivel gastronómico, está resultando extraordinaria. CEBO abrió hace menos de un año y las opiniones son unánimes; tanto cocina como sala operan a un nivel muy alto.

La primera impresión cuenta, y nada mas entrar al restaurante uno encuentra un amplio espacio con decoración cuidada y un servicio muy educado que te dirige hacia la mesa, las cuales están bastante espaciadas entre sí creando un ambiente íntimo. El único punto negativo es que el baño se sitúa fuera del restaurante.

Como digo, el restaurante se encuentra en el lujoso hotel Urban, según entras a mano izquierda en el mismo piso del hall. Como anécdota contaré, por si interesa, que nos equivocamos y bajamos al piso de abajo, donde encontré una exposición de objetos de tribus de Papua Nueva Guinea bastante interesante, aunque no se si será permanente.

Una vez en la mesa se observa algo que se viene pidiendo hace tiempo a los restaurantes gastronómicos, y es la opción de carta además del menú degustación. Sin duda un acierto, ya que pienso que hay que intentar dar las máximas opciones posibles y habrá quien no quiera gastarse 150€, no le apetezca estar 3h sentado cenando o simplemente no desean un menú extenso el cual a muchas personas se les hace pesado.

En mi opinión, veo especialmente interensante la opción de carta para segundas ocasiones, donde ya has hecho un recorrido por la cocina del chef y quieres volver a tiro hecho para volver a probar los platos que mas te gustaron. Por tanto, pienso que como mas se disfruta la primera vez es con el menú degustación, y cuanto mas largo mejor, además, después de probar bastantes menús gastronómicos, creo que el menú de CEBO merece muchísimo la pena (precio a parte, 80€ que resultan baratos).

Yendo un paso mas alla, en estas primeras visitas incluso suelo añadir platos que están fuera del menú degustación si es que me llaman la atención (pueden ser de la carta o puede que existan varios menú degustación). No solo no me quedo con las ganas sino que además me redondea la experencia, y es que no suele ser normal repetir con asiduidad este tipo de restaurantes, además de que probablemente hayan desaparecido esos platos cuando vuelvas.

En cuanto a la carta de vinos han hecho un gran trabajo, y además disponen de dos tipos de maridaje a precio económico, normal o premium, por el que optamos. El sumillier nos hizo disfrutar mucho con una serie de vinos entre los que recuerdo La bota 47 de palo cortado, espectacular jerez de Equipo Navazos; Lapola de Dominio do Bibei (Lalama) o Chateau Laribotte.

El servicio me pareció bastante profesional y probablemente sea de los mejores servicios de sala de Madrid. Mención especial a nuestra camamrera, una chica extranjera que bordó el servicio.

El menú de Aurelio es muy técnico y utiliza gran materia prima, y como hilo conductor utiliza tanto Madrid, de donde es el chef, como Cataluña, donde ha realizado gran parte de su trayectoria profesional. Empezamos con:

CALÇOT, ERIZO, CAVIAR Y LA PARTE VERDE DEL CALÇOT. Un buñuelo con una crema de calçot que explota al dar el bocado. Muy bueno.

POLLO NEGRO CON NAVAJA, ALMENDRA Y CALDO DE POLLO REDUCIDO. Saborazo a pollo y almendra y buen juego de texturas con la piel crujiente y la navaja. Muy sorprendente.

TARTAR DE QUISQUILLA CON GEL DE SUS HUEVAS Y AIRE DE CITRICOS. Un plato fresco que te ayuda a limpiar en un menú que va in crescendo. Empiezas con la cabeza del crustáceo para luego seguir con el maravilloso tartar y el gel azul de sus huevas. Espléndido sabor y textura de la quisquilla que me transportó al Bar FM de Granada.

CROQUETA DE CALLOS Y TORTA DE GARBANZOS CON SU EMULSIÓN. Sorprende la intensidad del sabor mantenido en el menú, que en este plato no hace mas que intensificarse. Brutal la croqueta y el sabor de garbanzos en la tosta.

Siguiendo el pase anterior mas versiones de recetas de tradición humilde y casquería con las MIGAS, consistente en un cristal con migas, pimentón y crema pimiento verde; PIE, una corteza y mollete de pie; y OREJA frita con salsa brava.

CHIPIRÓN CON SUS PATAS REBOZADAS EN TINTA LIOFILIZADA Y CALDO DE PESCADO. Mas sorpresa con este brutal plato. Quitando DiverXO (cada uno en su estilo) no recuerdo el último menú que mantuviese un nivel tan alto durante la mayor parte de los pases. Sabor y textura en todos los platos como denominador común.

GUISANTE DE LÁGRIMA AL PIL PIL, PERRETXICOS Y ESFERICO DE YEMA DE HUEVO. Mantiene el nivel, pero no me quedo con este plato con respecto a los demás, aunque los guisantes están de llorar.

BOQUERÓN MARINADO EN VINAGRE CON GAURUM, ESPINA FRITA Y HELADO DE BOQUERON. Otro plato brutal, de los mejores del menú. Consiste en una serie de texturas del boquerón. Marinado, en vinagre, en helado y su espina. Una genialidad.

ESPARRAGO BLANCO CON KEFFIR DE TRUFA, OSTRA Y GEL DE RIESLING. Un plato mas sencillo que pretende resaltar la materia prima, que no necesita de grandes alardes para sobresalir. Destaca la cocción del espárrago, al dente, y su calibre.

ARROZ MELOSO CON SETAS Y GAMBA DE PALAMÓS. Espléndido arroz que mejora cuando le exprimimos la cabeza de la gamba.

COCOCHAS A LA BRASA AL PIL PIL DE TUÉTANO. Tuvimos que añadir este plato, ya que no forma parte del menú. Tremendas las cocochas con el sabor a brasa y la salsa de tuétano.

VACA VIEJA MADURADA 180 DÍAS CON SU CALDO Y RAORAM. Plato de intensidad máxima no apto para todos los públicos por su potente sabor debido a la maduración de la carne. Al juntarlo con el caldo explota. Sobresaliente.

PIEL DE LECHE, QUESO Y TRUFA. En vez de una tabla de quesos, que puede resultar pesada a esta altura del menú (aunque siempre placentera), simplemente se opta por un bocado de queso como prepostre. Bien elegido.

BOQUERÍA: HELADOS DE FRUTA DEL DRAGÓN, PLÁTANO, LICHI, MANGO Y ZUMO DETOX. Típico postre para desengrasar y terminar bien el menú, dulce pero no pesado. En este tipo de menú es necesario ya que aligera, pero no deja huella.

CHOCORATAFIA: MOUSSE DE RATAFIA CON CHOCOLATE Y MERENGUE DE CLAVO. Postre contundente para terminar el menú basado en ratafía, licor de origen catalan. Bien.

PETIT FOURS: YEMA, ALMENDRA Y MACARON (COSTRADA DE ALCALA). Me gustaron bastante.

En resúmen: técnica, juego de texturas, calidad, buen servicio de sala, comodidad, espléndidos vinos... Lo tiene todo y creo que es firme candidato para la estrella. Y además de todo eso hay que destacar el buen precio, unos 100/110€ como ticket medio (esto es sin añadir las cocochas y con maridaje normal, no premium).

Muy recomendable.

Miss Migas

Toda la razón del mundo. Me gustó mucho, yo también apuesto por él para la estrella.

hace 1 mes

Prwll

Yo creo que por 80 € no se encuentra un menú de este nivel en ningún sitio.

hace 1 mes

Adreid.

Yo no recuerdo ninguno Prwll.

hace 1 mes

gastrolola

Estoy considerando muy seriamente la elección de Cebo para una celebración señalada

hace 1 mes

Taberna La Carmencita

+34 915 31 09 11

Calle La Libertad 16 <m> Chueca 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 182 personas

ver más restaurantes cocina casera en Madrid

Casa de comidas de aires antiguos y subida de precio.

está OK

La Carmencita es un restaurante perteneciente a los mismos dueños de Celso y Manolo. Podríamos decir que son sitios bastante parecidos en cuanto al formato de comida pero Celso y Manolo es mas informal y tiene una buena barra para picar algo, aunque por otro lado es mejor la cocina que La Carmencita. Está situado en un local esquinero en la calle Libertad, cerca de la plaza de Chueca y la cocina es de corte tradicional, sin mucha floritura.

Del local destaca su decoración antigua, y es que parece mantuvieran parte de la decoración de la casa de comidas homónima que existió en este mismo emplazamiento, destacando los bonitos azulejos y suelo de madera.

Lo que más me interesa de este sitio es su horario continuo, y es que puedes desayunar, comer mas allá de las 16:00 o cenar a las 00:00 (cierra a las 2:00), lo cual puede venir bien algún día. No es que haya muchos restaurante con horario continuo, y ahora solo se me ocurren Puertalsol y Yakitoro, aunque hay mas.

La carta presenta bastante variedad, y todo es cocina tradicional. Los pescados que vi tenían muy buena pinta y creo que es buena opción decantarse por estos. Los traen de Santander, de donde proceden los dueños.

De aperitivo te sirven unas aceitunas y un paté de caza bastante bueno. A continuación probé unos frescos BOCARTES y luego unas correctas ALBÓNDIGAS DE TERNERA con patatas fritas. De la anterior visita solo recuerdo unas correctas LENTEJAS. En general está todo bueno y destaca mas al estar emplatado en una bonita vajilla clásica de La Cartuja.

El pan era bastante bueno.

En cuanto al precio me parece que está subido, y es que por lo anterior pagué 30€ sin postre ni vino.