Bon Amb

+34 965 08 44 40

Carrer Benitachell, 100, Jávea, España Jávea, Alicante provincia, España

guardado por una persona

ver más restaurantes cocina de mercado en Jávea

Bar Restaurante Asturianos

+34 915 33 59 47

Calle de Vallehermoso 94 <m> Canal 2 7 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 235 personas

ver más restaurantes asturianos en Madrid

Buena casa de comidas tradicional con grandes referencias de vino.

está OK

Asturianos me despertaba bastante interés, y es que desde hace tiempo es un lugar de culto para mucha gente, sobre todo por el gran trabajo que realizan con los vinos.

El local es bastante pequeño y se divide en terraza, quizá la opción mas interesante; entrada, donde está la barra y un numero reducido de mesas; y sala, donde apenas caben otras 5/6 mesas.

En cuanto a la decoración Asturianos parece un bar cualquiera de los de toda la vida y, a parte de la comida y los vinos, no hay mucho que destacar. El único detalle que no me gustó fue el típico camarero pesado que no te deja pedir con libertad, y es que nos quería quitar a toda costa un entrante por ser mucha cantidad a pesar de que la ración de erizo mas bien parece una tapa por tamaño.

Como entrante lo que mas nos gustó fueron las SARDINAS A LA SIDRA CON TOMATE Y AOVE, las ALBÓNDIGAS nos parecieron correctas y el CAVIAR DE ORICIOS no falló. Buen producto.

Como no podía ser de otro modo tuve que probar la FABADA ASTURIANA, de nivel, para terminar con un correcto ENTRECOTTE.

De postre es obligatorio su famoso FLAN DE QUESO, al menos en la primera visita, aunque he de decir que me gusta mas el flan de queso de La Primera.

El precio sin vino fue unos 35€ por persona.

La Tana

+34 958 22 52 48

Placeta del Agua Granada, Granada provincia, España

guardado por 11 personas

ver más restaurantes tapas en Granada

Pequeña taberna con buenísimo producto y cientos de referencias de vino.

me gusta

Estando en Granada es imprescindible conocer La Tana. Nosotros fuimos gracias a la recomendación de Francisco Martínez (Bar FM), otro sitio que es obligatorio conocer.

Esta taberna se sitúa en una callejuela del centro de Granada, donde abundan los sitios de tapeo de dudosa calidad; afortunadamente no es el caso, y es que La Tana se especializa en buenos vinos (mas de 400 referencias) y gran producto para acompañar.

El local es reducido y puede costar encontrar un hueco. La decoración es rústica, de ladrillo y madera donde reposan las viandas y cientos de botellas.

La carta se basa en tapeo variado de cosas sencillas como embutidos, quesos o conservas. Desgraciadamente por falta de tiempo solo pudimos hacer un tapeo light.

Después de una tapa de olivas, butifarra y un canapé de guacamole que te sirven con el vino empezamos con un muy buen SALMOREJO, y a continuación probamos 1/2 ración de SALCHICHÓN DE CASA SENDRA, considerado de los mejores

Seguidamente una tapa de SOBRASADA buenísima y unos canapé de TOCINO IBÉRICO; rico, aunque hubiese preferido un corte menos grueso.

Finalizamos con su famosa TORTILLA DE PATATAS y un buen TOMATE de acompañamiento.

Como veis cosas muy sencillas pero de gran calidad, y perfecto acompañamiento para los vinos que sirven.

Con 4 copas de vino pagamos unos 25€ por persona.

Confiteria Ysla

+34 958 52 30 88

Acera del Darro, 62. Granada, Granada provincia, España

guardado por 2 personas

ver más panaderías y pastelerías en Granada

El sitio que inventó los piononos.

está OK

Siempre me gusta probar los dulces típicos de cada ciudad por donde viajo, y el dulce estrella de Granada sin duda es el pionono

La confitería Ysla fue donde se inventaron, por lo que me parece adecuado probarlos aquí. Hay varios establecimientos, pero en concreto compré en la confitería Ysla de la calle Camino de Ronda.

Personalmente este dulce no me parece la mayor exquisitez del mundo y por eso le pongo tres estrellas, aunque probablemente sean los piononos 5 estrellas.

Los Italianos

+34 958 22 40 34

Calle Gran Vía de Colón 4 Granada, Granada provincia, España

guardado por 47 personas

ver más heladerías en Granada

Buenísimos helados en Granada.

me gusta

En pleno centro de Granada se encuentra esta heladería, de dueños italianos, en el que sirven un helado muy bien elaborado. Se puede elegir entre varios sabores entre los que no se encuentran ni kinder bueno, ni oreo, ni chicle, ni helados de colores imposibles; y entre bola normal o tarta (foto) que es una porción de tarta de helado que introducen en el cucurucho, de ahí esa forma.

Según en que horario se forman unas colas importantes.

Bar FM

+34 958 15 70 04

Avenida de Juan Pablo II, 54 Granada, Granada provincia, España

guardado por 29 personas

ver más restaurantes tapas en Granada

Excelencia desde la modestia.

me encanta, uno de mis favoritos

un check-in aquí

Excelencia desde la modestia. Así reza el titular de uno de los muchos artículos periodísticos dedicados a este bar que adornan las paredes, y es que, resumiendo, Francisco Martínez solo busca el mejor producto para su humilde bar.

Un bar situado en una zona muy alejada del centro de Granada, en el barrio norte. El que va al bar FM va expresamente para que le den de comer bien, porque extraña que esté situado en esa localización; si no has ido nunca te entran las dudas de si estás en la dirección correcta. Una vez encontrado parece un bar cualquiera, sin embargo, un bar cualquiera no estaría hasta los topes cuando la calle está desierta.

El local es pequeño y consta de una barra y cuatro mesas altas. Se pueden reservar las mesas altas si tienes pensado llegar a una hora temprana, aunque creo que como mejor se disfruta es en su impoluta barra. Ojo, el peor día para ir es el Domingo, al igual que otros restaurantes de marisco como D´Berto, ya que solo sirven lo que les queda de la semana, y el mejor género se suele terminar como muy tarde el Sábado.

Varias pizarras indican las raciones que hay. El producto es seleccionado de las mejores zonas y se puede pedir mucha variedad, ya que las cantidades de las raciones están medidas para ello.

Empezamos con unas CAÑAILLAS de un tamaño que jamás había visto. Impresionantes. Y después unas OSTRAS GILLARDEAU, que nunca fallan.

La ENSALADILLA RUSA es espectacular, de las mejores que he probado. A simple vista parece que le va a faltar algo de chispa, ya que simplemente lleva patata, mahonesa, zanahoria y gamba, pero la gamba aporta mucho sabor y la patata, que va triturada, hace que quede una textura muy ligera que mejora el conjunto. En Madrid se puede encontrar parecida en La Malaje, pero no lleva gamba. El pan que acompaña si se puede mejorar, aunque los picos están muy buenos.

A continuación una tanda de QUISQUILLAS DE MOTRIL, GAMBA BLANCA y GAMBA ROJA de la Garrucha. El producto de 10, sobre todo las quisquillas. Es imposible que el color azulado de sus huevas no te llamen la atención desde el expositor. Brutales.

Además de un producto excelente, los puntos de cocción son perfectos. Hay que reconocer la labor de Rosa Macías, que además de ser la mujer de Francisco es la cocinera, y trata el producto de una manera exquisita. Sin ella el éxito no sería el mismo. Un buen tandem que recuerda a Berto y Marisol.

Seguidamente probamos el PULPO SECO, que nunca lo había probado y aquí es una de las especialidades de la casa. Presenta una textura dura y creo recordar un sabor ahumado.
En cuanto a las ORTIGUILLAS, creo que nunca probaré otras igual que las de La Tasquita de Enfrente, pero sin ninguna duda estas van a la zaga. Muchísimo sabor y perfecto rebozado, que tampoco es fácil de ver.

Las ESPARDENYAS son unos invertebrados marinos muy difíciles de encontrar. Siempre hay que aprovechar para probar estos manjares cuando están disponibles (como por ejemplo la becada o la lamprea en temporada), ya que pasará tiempo hasta que los vuelvas a encontrar. Destacan por su sabor y su textura tersa.

Con las quisquillas, lo mejor de la comida fueron las PUNTILLITAS A LA PLANCHA, un producto mas común pero con un punto de cocción que hace cambiar el sabor de manera sorprendente. Brutal, para repetir y repetir.

Finalizamos con unas ALCACHOFAS FRITAS (mas bien rebozadas) que, aún siendo buenas, fue lo que menos nos gustó. Creo que la fritura, aunque fina, quita algo de sabor a la hortaliza. Lo acompañamos con SALMOREJO por recomendación de Francisco, y merece mucho la pena.

No hay postres, pero la casa te invita al café de puchero con un dulce. Buen café, por cierto.

El precio fue 69€ por persona con vino, aunque teniendo en cuenta que comimos bastante cantidad, el ticket medio debe ser mas bajo.

Nos gustó tanto que decidimos volver al día siguiente. Sería Domingo, por lo que preguntamos a Francisco si le iba a quedar marisco, a lo cual nos contestó que no, pero nos ofreció guardarnos las últimas quisquillas. Todo un detallazo teniendo en cuenta que éramos gente desconocida.

La comanda este día es completamente distinta al anterior, sin apenas marisco y predominancia de pescado. Aun así merece la pena, porque todo está a un nivel altísimo.

Empezamos con un poco de SALMÓN AHUMADO, CABEZADA DE PULPO y ANCHOA. Muy bueno el salmón y también la anchoa, de calidad, buen tamaño, bien de punto de sal y sin estar planchada. En cuanto a la cabezada de pulpo era la primera vez que lo probaba. Está buena.

Antes de dar cuenta de las quisquillas que nos guardaron amablemente probamos las VIEIRAS A LA PLANCHA, que están buenas, aunque el tamaño no sorprende.

Seguimos con unas correctas CROQUETAS DE JAMÓN y un buen TOMATE CON AOVE.

Otra recomendación de Francisco fueron los BOQUERONES, con un ligerísimo rebozado. Para llorar, que sabor... Y después unas COCOCHAS al mismo nivel. Imprescindibles, lo mejor del día.

La VENTRESCA está a la altura, muy buen producto. Se sirve cruda, aunque si quieres te la pasan por la plancha. Como también nos apetecía nos sirvió unos cortes de atún a la plancha, aunque otro corte, creo que morrillo.

Ya casi con el bar vacío añadimos para terminar el festín unas ALMEJAS con salsa verde. En este caso no son almejas de gran tamaño, que ya se habían terminado, pero el guiso está muy bueno.

Probamos un montón de cosas, pero aun así nos quedamos con ganas de mas como las cigalas o la concha fina, de la cual no disponían. En cualquier caso me parece un sitiazo y es obligatorio conocerlo si se está cerca de Granada.

Mientras tomamos el café charlamos un rato con Francisco, que nos recomendó algún sitio (La Tana, Los Italianos), pagamos la cuenta, unos 65€ por persona con vino esta vez, y nos vamos con una sonrisa de oreja a oreja.

El precio, para el nivel de producto que utilizan, me parece de una relación calidad precio muy buena. Ojalá tuviera un sitio así mas cerca.

barbara

Apuntado!!

hace 2 meses

Restaurante La Paloma

+34 915 76 86 92

Calle de Jorge Juan 39 <m> Velázquez 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 55 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Gran restaurante de cocina clásica. Productos de temporada, variedad y recetas muy sabrosas.

me gusta

Había pasado por aquí miles de veces y nunca me había fijado en este restaurante. Su pequeña puerta blanca no llama la atención, pero esconde uno de los mejores restaurantes de cocina clásica.

Fui un día entre semana y no esperaba que me fuera a gustar tanto, pero nada mas ver la carta ya vi que era un gran restaurante, y es que tiene una selección de platos que no sabes que pedir; erizo, caza, pescados apetitosos.
Platos que te invitan a acompañar la comida con un gran vino y a probar muchas cosas, ya que hay medias raciones. El maitre coge la comanda y organiza el orden y cantidades de cada plato, por lo que se pueden probar muchas cosas.

Me gustó bastante, así es que volvi ese mismo Viernes para cenar. En este momento este tipo de restaurantes de cocina clásica con recetas afrancesadas y/o productos de temporada es donde mas estoy disfrutando, y es que las mejores comidas en lo que va de año probablemente hayan sido La Tasquita, Barrera, Arce (no tanto pero también a alto nivel) y La Paloma.

Casualmente estaba mas lleno el día de diario que el Viernes, y es que parece un restaurante que vive mas de las comidas de negocios que de las comidas de fin de semana.

El local cuenta con una sala media/grande, con bastantes mesas dispuestas en distintas alturas. Para mi la mejor es la mesa que está situada al fondo en un alto, al lado de la barandilla. La decoración es de restaurante de postín de los 80, con numerosos elementos y cuadros, estos si modernos, y tonos azules. Las mesas lucen mantel blanco.

El trato por parte del servicio es amabilísimo. Es un servicio muy profesional que sabe ser educado y complaciente, y a la vez discreto. Un gustazo.

La carta se basa en producto de temporada y recetas clásicas afrancesadas. La carta de vinos da especial protagonismo a los vinos españoles, en especial riojas y riberas, pero tiene muy buenas referencias.

En la primera visita nos sirvieron como aperitivo unas muy buenas huevas de merluza, y como entrantes optamos por unas ricas VERDURAS CON VIEIRA y unas ALCACHOFAS RELLENAS CON FOIE Y SETAS. Las medias raciones no son grandes (esta última media ración corresponde a tres mini alcachofas), por lo que, como dije antes, se pueden probar bastantes cosas.

De segundo opté por LAMPREA A LA BORDELESA. Días antes fui a Villa de Foz buscando su lamprea, ya que no conocía mas sitios, a parte de Lakasa, donde la sirvieran, pero aquí me la encontré y aproveché. La elaboración era igual, con su sangre y arroz, y me resultaron muy parecidas en cuanto al sabor, aunque esta me pareció un poco mas potente y sabrosa.

También pude probar la buena calidad de los pescados de carta con la LUBINA CON COMPOTA DE TOMATE y el CACHOPO DE RAPE RELLENO DE TXANGURRO, donde el crustáceo tiene bastante protagonismo.

En cuanto a lo dulce pedimos un postre caliente y otro mas fresco y ligero. Por un lado el típico COULANT DE CHOCOLATE, casero y rico, y por otro el RAVIOLI DE PIÑA CON CREMA DE YOGUR Y HELADO DE QUESO. La crema de yogur viene entre dos rodajas de piña carameliza. Me encantó.

Como bien he dicho salí muy contento y volví el Viernes ya que había muchos platos que me quedé con las ganas de probar.

Empezamos con una TOSTA DE ARENQUES CARAMELIZADOS. Brutal el sabor del arenque y buen punto del caramelizado, que rebajaba un poco este sabor.

Las CROQUETAS DE JAMÓN IBÉRICO estaban buenas pero no están en el top ni merece gastar una bala con estas, viendo lo apetitosa que es la carta.

Después otro plato magnífico, la ENSALADA DE PERDIZ CON VINAGRETA DE CASTAÑA Y GRANADA. Mas bien un escabeche con buen punto de cocción del ave y de vinagre.

A continuación un bocado muy sabroso, los ERIZOS DE MAR GRATINADOS CON HUEVO DE CODORNIZ. Puro sabor.

Fuera de carta disponían de COLMENILLAS RELLENAS DE FOIE. La colmenilla es una de las setas que mas me gustan y no me puedo resistir, me encanta su textura. Estas estaban muy buenas, y el sabor a foie era muy marcado. Merecen la pena pero por comparar diré que prefiero las de La Bomba Bistrot, que serían el 10. Estas estarían de 7,5.

Esta vez cambiamos los pescados por las carnes y probamos unas buenas MANITAS DE CERDO CON SALSA DE TRUFA y la LIEBRE A LA ROYAL, un poco fuerte para terminar después de todo el festín aunque la elaboración estaba muy notable.

A pesar de estar lleno quise repetir el ravioli de piña.

Los únicos puntos negativos son, en primer lugar, que las patatas fritas que nos sirvieron como aperitivo desmerecen en un sitio con estos platos (mejor unas aceitunas aliñadas o un buen AOVE con pan), y en segundo lugar y mas importante que el pan estaba congelado. Esto me fastidia porque el primer día los panes estaban sin congelar y eran bastante buenos (blanco, centeno y olivas), pero el Viernes noche nos sirvieron los mismos tipos aunque se notaba que habían estado en el congelador.

El precio puede parecer alto pero fueron 50€ por persona sin vino, lo cual me parece francamente bien para lo que comimos.

En resúmen, buena calidad, buena cocina, buen trato y precio acorde. Ideal para comidas de negocios o familiares.

Volveré muchas veces.

Cancook

+34 976 23 95 16

Calle Juan II de Aragón 5 Zaragoza, Zaragoza provincia, España

guardado por 2 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Zaragoza

Muy buena opción en Zaragoza.

me gusta

Solo menú degustación corto (35€) o largo (50€). Destaca el servicio.

Villa de Foz

+34 914 46 89 93

Calle Gonzalo de Córdoba, 10 <m> Quevedo 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 102 personas

ver más restaurantes gallegos en Madrid

Buen restaurante de cocina tradicional gallega con lamprea en temporada.

está OK

La razón para venir a Villa de foz respondía a la posibilidad de comer lamprea. La lamprea, para quien no lo sepa, es un bicho muy feo parecido a la anguila con una temporada muy corta, de apenas 2 meses. Esta corta temporada unido a que es bastante desconocida hace muy difícil encontrarla en restaurantes.

El restaurante ocupa un pequeño local en una tranquila calle aledaña a la Plaza de Olavide. La sala dispone de unas ocho o diez mesas en total y el servicio es bastante amable y familiar.

La carta es relativamente corta y se basa en platos tradicionales de la gastronomía gallega.

Como entrantes tomamos unas correctas CROQUETAS DE JAMÓN, con una bechamel no cremosa pero si con buen sabor y rebozado. También la EMPANA DE VIEIRAS, con una masa fina que me gustó mas que el relleno, que tenía demasiado sabor a azafrán.

De segundo la deseada LAMPREA A LA BORDELESA (35€). Este guiso tradicional está compuesto principalmente por vino y la propia sangre de la lamprea, y acompaña un poco de arroz blanco. Esperaba un sabor potentísimo, como la royal de lamprea que probé en Lakasa, sin embargo estaba bastante mas suave que esta última, por lo que me decepcionó un poco.

El otro principal fue POTAJE DE VIGILIA, o lo que es lo mismo potaje de garbanzos con bacalao y grelos. No hay nada mejor que un plato de cuchara.

De postre una FILLOA con una rica crema y PUDDING DE CHIRIMOYA, que me sorprendió bastante. Repetiría ambos postres.

Pagamos unos 45€ sin vino, aunque hay que tener en cuenta que el ticket medio es algo menor, ya que la lamprea sube el precio.

En resumen, me parece un restaurante con buena cocina tradicional muy adecuado para llevar a familiares a los que solo les gusta la cocina clásica.

Restaurante Arce

+34 915 22 04 40

Calle de Augusto Figueroa 32 <m> Chueca 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 82 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Cocina clásica de nivel. Un mítico en Madrid que no hay que perderse.

me gusta

Arce era uno de los muchos restaurantes que tengo en la lista porque me llaman la atención por una particularidad concreta. Hay muchas cosas que te pueden llamar la atención de un restaurante, ya sea su especialidad de la casa, un gran servicio, un buen manejo de un producto en concreto como setas o caza o, simplemente, que hagan una tortilla de patata de la que todo el mundo habla. En este caso lo que me llamaba la atención era el personaje en si, Iñaki Camba, y es que no me podía creer que fuera tan personaje, aunque también me llamaba el tipo de cocina que realizaba, en especial la caza.

Hay varios cocineros en Madrid que llaman la atención por su personalidad, como pueden ser Pedro Espina de Soy, Dabiz Muñoz, Julito de Lamian (y anteriormente Soy Kitchen) o Sacha Hormaechea, pero sin lugar a dudas cuando Iñaki se sienta a la mesa para tomarte la comanda es inevitable que te recuerde a Abraham García.

En cualquier caso Arce nunca fue una prioridad, pero al ir a El Cisne Azul la semana anterior lo vi y me acordé como disfruté en Barrera, otro restaurante que llevaba años en la lista y que no había ido por pereza. Estos sitios luego te sorprenden mucho mas que casi cualquier sitio de moda, así es que decidí que era el momento de ir.

El restaurante está en la calle Augusto Figueroa, justo al lado del Parking, por lo que se puede ir en coche siempre y cuando no seas la típica persona que prefiere estar tres cuartos de hora buscando aparcamiento por no pagar 3 ó 4€, aunque a decir verdad, el restaurante está bien situado y es mejor no llevar el coche para acompañar la comida con un buen vino.

La sala se ve desde fuera, ya que tiene unos grandes ventanales hacia el exterior. Por dentro la decoración es clásica, con mesas de madera y buena mantelería, pero con detalles de arte moderno. Las mejores mesas son las que están pegadas en la pared, en altura con respecto a las demás. El perfil de cliente son personas de 50 años para arriba, de buen comer y que ya conoce la casa (y algún famoso incluido que ademas busca un sitio íntimo).

El servicio tuvo algún despiste sin importancia pero por encima de eso me quedo con la amabilidad y educación. Da gusto así.

La cocina es clásica, afrancesada, con elaboraciones complejas basado en guisos y salsas de acompañamiento. Para tomar la comanda Iñaki se sienta en tu mesa y te empieza a contar lo que tienen fuera de carta y a hacer diversas preguntas. En base a lo que te apetezca te va conformando la comanda, pero sin condicionarte en absoluto. No es fácil elegir, ya que todo es muy apetitoso.
Efectivamente es un personaje curioso, con una labia muy característica, pero el trato es estupendo. Además recomienda bien y la flexibilidad es total.

Una vez realizada la comanda aprovecha para saber tus gustos en cuanto al vino y maridar los platos elegidos, en este caso por copas ya que no nos ofrció carta de vinos.

Si es verdad que te queda una sensación de incertidumbre, ya que al final no sabes si has pedido mucho o poco. Iñaki intenta que pruebes todo lo que te apetezca y te mide las raciones, pero no sabes si te has pasado o no. Lo mismo ocurre con el precio, ya que estos en carta es elevado y no sabes si después de pedir tantas raciones se disparará. Así mismo no sabes el precio de los vinos.

En realidad lo que hace Iñaki es conformar un menú degustación, que cuesta 70€ en carta con el maridaje incluido, y esto lo supimos cuando vimos la cuenta, ya que en ningún momento nos dijeron nada de menú.

Empezamos con los AHUMADOS DE CAZA con humo abedul. Presa, venado y paleta. Tremendos, el sabor a humo junto con la carne y el aceite hace un bocado imprescindible. Hay que pedirlo.

Después la YEMA DE HUEVO CON TRUFA Y BUÑUELO DE IDIAZÁBAL CON REDUCCIÓN DE PX. Una buena yema es un bocado delicioso.

Seguimos con la ALCACHOFA CON TRUFA Y FOIE GRATINADO RELLENA DE SETAS. Otro buen bocado con sabores profundos. Me gusta mas que la alcachofa rellena de La Paloma.

Junto con los ahumados lo que mas me gustó de la cena fue la ANGUILA CON CÍTRICOS, en este caso pomelo y mandarina caramelizada que contrarrestan el sabor graso del pescado, que es espectacular. La segunda opción de pescado fue el BEGI HAUNDI CON CALDO DE GARBANZOS Y SU TINTA, que es un txipirón de tamaño grande. Buen fondo.

Todo lo anterior fue para compartir en raciones emplatadas individualmente, que siempre es un detalle distintivo.

Finalizamos con una carne cada uno. Por un lado el SOLOMILLO WELLINGTON con un finísimo hojaldre. Muy bueno.
No se puede hablar de solomillo wellington sin acordarse de Lakasa, y resulta que César Martín trabajó en este restaurante del cual se nota la influencia (tipo de cocina, protagonismo de la caza, el propio solomillo wellington, los buñuelos de Idiazábal...)

Por otro lado había que probar algo de caza. Iñaki dispone de una variedad bastante grande en caza tanto de pelo como de pluma, y estando en un sitio que da este protagonismo a la caza quise probar la BECADA, aunque desafortunadamente fue lo único que me decepcionó de la cena, y es que estaba a años luz de la de La Tasquita de Enfrente.

Para los postres Iñaki te vuelve a hacer una serie de preguntas y finalmente elegimos un postre de TEXTURAS DE CHOCOLATE que estaba brutal y una PANCHINETA con un hojaldre fino y una crema de nivel. Muy bien.

El pan estaba muy bueno, sin embargo en los vinos hubo algún altibajo.

No lo voy a negar, después de probar tantas cosas me esperaba un rejón de los que hacen historia, pero como dije antes el precio final fue 70€ por persona maridaje incluido. No digo que sea poco, pero entre las opiniones que se leen y que al pedir todo es muy ambiguo, no sabes que esperarte.

No obstante Arce me ha sorprendido muy gratamente y volveré seguro. Hay una gran cocina con producto de temporada y elaboraciones complejas que no se encuentran en cualquier lado, además de un buen servicio.

Sr Rodriguez

Personas de buen comer...

hace 3 meses

La cuenta si es tan amable

La yema está buenísima, imprescindible.

hace 3 meses