Tse-Yang

+34 914 31 18 88

Paseo de la Castellana ,22 (Hotel Villamagna) <m> Rubén Darío 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 112 personas

ver más restaurantes chinos en Madrid

El chino mas elegante de Madrid.

está OK

Dentro del mundo de los restaurantes chinos hay que distinguir en varios estilos. En primer lugar está el chino de barrio que todo el mundo conoce y con el que dimos el primer paso hacia esta cocina. También existe el chino auténtico o "chino para chinos", normalmente situado en un local igual de cutre que el anterior pero con peor olor donde se puede encontrar clientela autóctona y una larga lista de platos desconocidos, muchos basados en casquería. Los chinos comiendo dentro se supone es indicativo de calidad y/o autenticidad del lugar.

Últimamente han aparecido los neochinos, donde sirven buena comida en un local limpio y una decoración normal, por ejemplo Kung Fu y Chan Street. Por último tenemos los chinos elegantes, donde destaca el servicio, un producto superior al habitual y precio alto.

Dentro de estos últimos el rey de la categoría es el Tse Yang, ya que es el chino caro mas famoso de la ciudad. Se encuentra en el hotel Villamagna, lo cual es indicativo de la necesidad de preparar la cartera antes de ir, ya que la cuenta no va a ser baja.

El Tse Yang tiene una cosa magnífica y es que abre los Domingos por la noche, cuando cierra el 90% de la ciudad y las opciones son limitadas.

El restaurante está pasado el lobby a la izquierda, y está decorado con maderas antiguas y muy buen gusto. El servicio es educado y profesional, de los que pasan desapercibidos.
Si antes valoraba solo la comida, ahora cada vez mas valoro el buen servicio, y es algo que en Tse Yang es indudable. Incluso desde antes de entrar al restaurante, cuando el personal del hotel te indica amablemente.

La carta tiene bastante variedad, aunque no tanta como los chinos de barrio que tienen 200 platos. En cualquier caso al ser la primera visita iba a tiro hecho. Quería probar los dimsum y el pato pekinés.

La carta de vinos tiene referencias interesantes, aunque por copas, a un precio 6€, están muy limitados y además lo sirven mal, en copa Borgoña y una cantidad elevada.

Empezamos con los ROLLITOS DE OTOÑO, unos mini rollitos que se envuelven en una hoja de lechuga. La fritura estaba bien pero el sabor era bastante insípido. Prescindibles. Me viene a la mente el de Sudestada (D.E.P.) y está a mil años luz.

Seguimos con los dimsums; hay seis tipos y se pueden pedir variados. La ración consta de seis unidades y el maitre eligió por nosotros. Nos sirvieron los DIMSUM DE TXANGURRO, DE BOLETUS, y DE CERDO CON TRUFA. El que mas me gustó fue el dimsum de txangurro, pero ojo, lo sirven con una salsa de mostaza prescindible que hay que obviar si no quieres que el dimsum te sepa solo a mostaza. El de boletus estaba bueno, aunque hay que saber que no era temporada de boletus y se agradecería que utilizasen productos mas de temporada; por último el dimsum de cerdo y trufa también estaba muy bueno aunque otra vez, es la típica trufa falsa o aceite de trufa que no es de verdad.

Lo que si que destaco por encima de todo es la calidad de la masa, súper fina, y por ello me pareció de los mejores dimsums que he probado en Madrid. Eso si, el tamaño de la ración es enano y cada dimsum cuesta aproximadamente 5€.

Si estos están buenos no me quiero imaginar los del Don Lay, esperemos que vuelvan.

El timing de los platos fue bastante rápido y acto seguido vino el 1/2 PATO LAQUEADO, que cortan y preparan en una mesa contigua. De una media ración salen seis deliciosos rollitos, con una calidad superior, y es que me gustaría encontrar en Madrid un pato de igual calidad que este o el de Asia Gallery en un chino de chinos. Al igual que en Asia Gallery es el plato mas caro de la carta, y sale a 70€ el pato entero y 35€ media ración.
Se olvidaron del arroz de acompañamiento.

Después de esto añadimos la LANGOSTA SICHUÁN ya que me quedé corto con la comanda.

Hay otro chino con bastantes detractores, El Bund, que tiene una terraza maravillosa y que, si bien es cierto que tiene su apartado con comida de chino de barrio como arroz tres delicias o rollito de primavera, tiene platos bastante auténticos e interesantes. En mi memoria guardo dos platos deliciosos: un solomillo a la sichuanesa (que no fue igual en mi última visita) y una olla sichuanesa de cangrejos, con unos guisos picantes y el aroma que aporta la pimienta de sichuán.
Y eso es lo que esperaba con este plato, pero a pesar de que el sabor y el punto de cocción de la langosta era muy aceptable, realmente encontramos una langosta con una salsa agripicante como la que podíamos encontrar en cualquier chino, solo que sin glutamato. Prescindible como los rollitos.

Me apetecía dulce, por lo que terminamos con un postre a sabiendas de que es un error pedir postre en restaurantes orientales. La COPA TSE YANG consta de dos bolas de helado, de coco y mango, con una macedonia de frutas cortada en pequeñas proporciones. También es prescindible, aunque he de decir que el helado de coco estaba muy bueno.

La cantidad de la cena fue justa y me hubiera gustado probar mas cosas, y es que en general me gustó la comida aunque, a pesar de que el pato sube la cuenta, el precio esta muy por encima de lo que debería ser.

Pagamos 76€ con un par de copas de vino. En mi opinión no valoraría en mas de 55€ esta cena y pienso que sería el precio justo, aunque en realidad se justifica por el sitio donde se halla y porque su clientela se basa en huespedes del hotel y gente famosa o con dinero que valoran un ambiente mas íntimo y elegante, por lo que los altos precios no les penaliza.

La comparación se debe hacer con el Asia Gallery, el chino del Palace. Tse Yang me pareció un poco mejor, pero prefiero el Asia Gallery donde pagué la mitad por casi la misma calidad.

Miyama

+34 915 40 13 86

Calle de la Flor Baja 5 <m> Plaza de España 2 3 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 421 personas

ver más restaurantes asiáticos en Madrid

A este precio mejor solo ir a Miyama Castellana.

está OK

Si existen varios restaurantes iguales de un mismo grupo lo mejor es ir al principal. Si hay que ir a un 99, que sea al del NH; si hay que ir a un Kabuki, al Wellington, aunque el de Presidente Carmona está a gran nivel; y si hay que ir a Miyama, al de Castellana.

Es simple, el producto puede ser similar, pero los cocineros que llevan a la fama al restaurante operan en la casa madre.

Pero por diversas razones podemos acabar, como en este caso, en un secundario. El segundo Miyama se situa en la calle Flor Baja, paralela a Leganitos, famosa por sus comercios chinos. La decoración del local es parecida al Miyama primigenio, aunque la disposición es peor y no destaca la barra, elemento principal en Castellana.

Empecé con 1/2 SASHIMI DE TORO. Si algo tiene fama en Miyama es su toro, y para mi siempre es obligatorio. Muy bueno, aunque se encuentra mejor en Castellana y en otros lugares.

A continuación CHAWANMUSHI, una ración pequeña de sopa caliente a base de huevo cuajado con langostinos, pollo y setas. Curioso el resultado, que nos muestra la otra parte de la cocina japonesa.

Seguimos con una serie de nigiris, en orden según la foto NIGIRI DE ATÚN, LUBINA, VIEIRA, LANGOSTINO TIGRE, CALAMAR Y ANGUILA.

Atún correcto, que es el indicador de calidad; lubina sin sabor; buena vieira, que no suele fallar; buen langostino tigre con bastante sabor aunque demasiado cocido; calamar correcto, con buen tacto. Se deja comer aunque me gustó mas el de Yokaloka por poner un sitio mas económico como ejemplo; y anguila a años luz de Kabuki ó 99.

Por último un BACALAO CON MISO que no estaba a la altura y como dulce un rico DAIFUKU.

La cuenta fue 80€ sin vino, un precio elevado con respecto al disfrute.

Casa Bigote

+34 956 36 26 96

Avenida de Bajo de Guía 10 Sanlúcar de Barrameda, Cádiz provincia, España

guardado por 57 personas

ver más restaurantes en Sanlúcar de Barrameda

Los mejores langostinos de Sanlúcar.

me gusta

En el paseo marítimo de Sanlúcar, frente a Doñana, hay bastantes restaurantes con las terrazas absolutamente llenas en verano; de todas estas destaca Casa Bigote, donde sirven los mejores langostinos de Sanlúcar.

Se puede cenar en el restaurante, donde coincidimos hace unos años con un famoso chef -buena señal- o tapear en la barra, si logras hacerte con un hueco. De la primera vez tan solo recuerdo el ATÚN, aunque la carta es muy variada; lo que es imprescindible son los LANGOSTINOS DE SANLÚCAR, que se cuecen al momento. Creo recordar que estaban a 120€/Kg pero son los mejores y hay que probarlos.

Casa Balbino

+34 956 36 05 13

Plaza del Cabildo 11 Sanlúcar de Barrameda, Cádiz provincia, España

guardado por 62 personas

ver más restaurantes tapas en Sanlúcar de Barrameda

La mejor tortillita de camarones, muy buenos langostinos y manzanilla. La santísima trinidad sanluqueña en la Plaza del Cabildo.

me encanta, uno de mis favoritos

Si para mi hay algún sitio imprescindible en Sanlúcar, es Casa Balbino. Siempre que voy a Cádiz estoy deseando ir para tomar su deliciosa tortillita de camarones, para mi la mejor con diferencia de cuantas he probado.

En Sanúcar de Barrameda hay mucha tela que cortar, y para mi destacan dos sitios principalmente: Casa Balbino y Casa Bigote. Por fama se situaría en el tercer puesto del podio Taberna der Guerrita, aunque mis visitas han sido bastante malas; las raciones en barra no merecen la pena, pero debe tener un reservado donde probar jereces que levanta pasiones. Habrá que darle una tercera oportunidad.
Además hay otros sitios en los que aún no he estado y me gustaría probar como Poma.

Existen dos establecimientos de Casa Balbino; uno en la misma Plaza del Cabildo, el otro en una calle aledaña. Obviamente hay que ir al de la plaza, y sentarse en la terraza.

Lo primero que hay que hacer es pedir unas manzanillas, y luego su TORTILLITA DE CAMARONES, que como bien he dicho es la mejor. Al probar ésta delicia por primera vez me di cuenta de que todas las tortillitas probadas anteriormente no valían nada. Es esa sensación de estar probando algo completamente nuevo cuando en realidad lo has comido muchas veces, y eso solo pasa cuando la elaboración es de matrícula de honor.

Para redondear el picoteo hay que pedir unos LANGOSTINOS DE SANLÚCAR, que si bien no son los de Casa Bigote, están bastante cerca.

Lo demás es secundario, aunque está todo muy bueno. Hay muchísimas raciones mas; en esta última ocasión probamos unas buenas HUEVAS ALIÑADAS y un rico SALPICÓN.

Restaurante Luna Rossa

+34 686 41 35 60

Calle de San Bernardo 24 <m> Noviciado 2 3 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 122 personas

ver más restaurantes italianos en Madrid

3 y gracias.

está OK

Desde hace muchos años he querido visitar esta Trattoria. Han pasado tantos que ya seguramente no mereciese la pena, y mas viendo las opiniones.

La razón es que conocí muchos italianos cuando estudiaba y todos, todos, coincidían en que Luna Rossa era el mejor/mas auténtico italiano de Madrid. El consenso era absoluto por lo que siempre quise probarlo, de hecho no recuerdo los nombres de las otras opciones.

A pesar de que sabía que era dificil que me gustara tenía curiosidad. Por un lado me fiaba por el consenso absoluto, pero por otro lado y visto con mas perspectiva quizá el paladar de esos chavales de 20 años no era muy de fíar, por muy italianos que fueran.

También puede ser que pensaran que era el mejor italiano debido a su horno de leña, ya que siempre se referian a la pizza, y seguramente no hubiese muchos por aquel entonces en Madrid

En realidad han pasado demasiados años desde entonces, pero la cocina italiana, a pesar de que me gusta (¿a quien no?) es una de las que mas pereza me da al visitar restaurantes. Aunque tampoco entiendo esa gente que es su comida favorita por encima de todo y su dieta se basa en lasagna y canelones, si bien suele coincidir con personas que no saben comer. Ni se te ocurra ofrecerles casquería, asiático o algo "mas diferente".

En cuanto a restaurantes italianos hoy en día el que mejor fama tiene en Madrid es Don Lisander, y en cuanto a pizzas recientemene ha abierto Grosso, sitio especializado que ha triunfado desde el minuto 1.

Luna rossa se encuentra en Malasaña, en la calle Luna esquina con San Bernardo. La decoracion es rústica, con aire anticuado, mesas y sillas de madera y paredes blancas con arcos, falsas ventanas y tejas imitando la calle de algún pueblo. También hay algún cuadro del Vesubio, recordando a Nápoles donde se supone se encuentra la auténtica pizza italiana.

La carta se divide en antipasti, pastas y pizzas, como en todos los italianos.

Comencé con MELLANZZANNE A LA PRMIGGIANA. Plato siciliano consistente en berenjena con tomate, parmesano y albahaca. Una mezcla siempre rica pero a nivel cocina sin mas. Correcto.

Cuidado porque la camarera me quiso colocar un carpaccio de gambas fuera de carta, pero ante su insistencia decidí quedarme con la melanzzane y mas tarde hizo lo propio con otra pareja.

Aunque lo que mas me gusta de los italianos es una buena pasta de calidad, venía a probar su pizza. Opté por la PIZZA PARMA, simplemente tomate, queso y jamón de parma.

Una pizza italiana con 3/4 ingredientes no me flipa; de todas las que he probado en mi vida solo he disfrutado realmente con la pizza de Da Michelle en Nápoles. La masa marca la diferencia, aunque al final me resultan muy sosas y no es lo que mas me gusta de la cocina italiana. Italia tiene una gastronomía muy rica, aunque siempre nos llega lo mismo. Y lo venden de maravilla.

En cuanto a la pizza de Luna Rossa me pareció que la masa estaba correcta, aunque un poco quemada de mas por los bordes que daba un sabor desagradable. El tomate si estaba bueno, pero el jamón no se lo comen ni los perros, peor que el jamón de sobre de marca blanca con oferta 3x1 del super.

De postre una PANACOTTA CON CARAMELO muy tiesa y nada gelatinosa que no mereció la pena en absoluto.

El servicio estuvo correcto, y el pan para acompañar la mellanzzane estaba bueno.

El precio fue 33€ sin vino. No se si 2 ó 3 estrellas, por lo que lo dejaremos en 3.

Vambira

La descripción de la cocción de la masa de la pizza no puede ser más acertada. Una vez más me reafirmo en que está sobrevalorado la utilización de horno de leña en las pizzerías.

hace 2 meses

El Faralló

+34 966 43 06 52

Calle del Fénix 10 Denia, Alicante provincia, España

guardado por 22 personas

ver más restaurantes cocina mediterránea en Denia

La gamba roja.

está OK

un check-in aquí

El Faralló se ha convertido en un sitio de peregrinaje gracias a su gamba roja, al igual que D'Berto, Bar FM o Los Marinos por su marisco; Elkano o Güeyu Mar por su pescado o El Campero por su atún. Todos ellos diferentes entre si pero con el mar en común.

Se trata de un restaurante situado a escasos metros del agua. Tiene aparcamiento propio y un castillo hinchable para los niños en la parcela, por lo que se puede ver un ambiente familiar. El restaurante se divide en dos partes, sala y terraza, mas informal, donde comimos nosotros. La terraza podría ser la de cualquer restaurante de playa, y no concuerda con el producto que probaremos después.

La carta de vinos no me pareció especialmente interesante, así es que después de las 4 horas de coche y el calor que hacía optamos por cerveza.

Abrimos boca con un par de OSTRAS GILLARDEAU que precedieron a unos maravillosos SEPIONETS parecidos a las puntillitas del Bar FM. Muy recomendables.

Después de esto llegaron las gambas. El kilo de gamba roja se paga a 200€, y es lo que obviamente va a subir la cuenta, por lo que el ticket puede variar mucho en función de la cantidad de gambas que vayas a comer.

En nuestro caso pedimos 8 gambas, 4 a la plancha y 4 cocidas, y es que aunque me gustan mas cocidas, no le hago ascos a una gamba a la plancha.

Comenzamos con la GAMBA ROJA DE DENIA A LA PLANCHA. Hay que tener cuidado al poner algo tan delicado en un hierro a 180°, pues no pocas veces arruinan el producto. La verdad es que la cabeza tenía un sabor especial que no había apreciado antes. Buenísima.

Seguimos con la GAMBA ROJA DE DENIA COCIDA. Sabor de la cabeza mas potente pero mayor sutileza en el cuerpo.

Probablemente son las mejores gambas rojas que he probado junto con la de Quique Dacosta y El Celler de Can Roca, aunque la elaboración de esta última no es comparable.

En este punto solo quedaba el arroz, así es que viendo que me iba a quedar con hambre añadí a la comanda el PULPO SECO para comparar con el del Bar FM, que era el único que había probado. Otra vez me resultó sin mas, como era de esperar; la textura es dura y con sabor a quemado. No le veo la gracia.

Llegó el ARROZ A BANDA y fue sin duda lo peor de la comida. Un arroz plano, totalmente sin sabor y con falta de socarrat.

Los postres fueron una mala TARTA DE QUESO que sabía solo a bizcocho y una CREME BRULÉE DE AZAFRÁN prescindible.

Lo anterior al arroz se merecía 4 estrellas y la gamba 5, pero el conjunto quedó arruinado con este arroz y la puntuación se queda en 3 estrellas.

El precio final fue 80€ por persona sin vino, costando en particular las ocho gambas 74€, que pesaron 370gr.

Bon Amb

+34 965 08 44 40

Carrer Benitachell, 100 Jávea, Alicante provincia, España

guardado por 2 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Jávea

Cocina técnica, sabor y el plato del año en el dos estrellas mas desconocido.

Adreid. lo descubrió en junio de 2017

me gusta

Me fastidia no poder escribir la opinión de Bon amb; me gustan las reseñas completas y en este caso no es posible ya que no recuerdo con nitidez el menú, pero no puedo dejar de escribir sobre el que me ha parecido mejor plato del año: SUERO DE LECHE CON JALAPEÑOS Y CAVIAR, que es buena muestra de la cocina técnica de Alberto Ferruz, quizá el biestrellado mas desconocido de la geografía nacional.

Los jalapeños, en forma de bolitas de helado crean un contraste de temperaturas entre sabores dulces y picantes sumado a la acidez del suero y las notas lácticas. Por su parte el caviar aporta el toque salado y la sutileza.

No se como llegó a esta arriesgada mezcla de ingredientes, pero resulta ser un plato para el recuerdo.

Cenamos en la terraza del restaurante -se trata de una casa en una gran parcela- atendidos por un servicio profesional pero cercano, y entre otros platos nos gustaron las quisquillas (plato que añadimos al menú largo), la cigala, el buey de mar con calabaza o los tendones. Acompañamos el menú con un Selbach Oster 1997 que redondeó la cena.

CHAN Street

+34 910 52 87 20

Calle Barbieri, 4 <m> Chueca 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 61 personas

ver más restaurantes chinos en Madrid

Buen chino moderno.

está OK

3,5, probablemente 4 en la próxima visita.

Parece que están proliferando una serie de chinos con cocina auténtica pero en un local agradable, como por ejemplo éste Chan street o Kung fu, donde sirven una lubina que me vuelve loco.

El local se encuentra en la calle Barbieri y la decoracion podría ser la de cualquier local de chueca o malasaña, y no de chino mugriento como suele ser normal.

La carta es corta e indican en un recuadro sus mejores platos. En general es todo apetecible.

Empezamos por los XIAO LONG BAO, un dimsum relleno de carne con caldo en su interior. Hay que tener cuidado al cogerlos, ya que si se pinchan se derrama el caldo y pierden la gracia. Muy buenos, aunque un poco gruesa la masa para mi gusto.

Seguimos con el SECRETO A LA PLANCHA CON SALSA DE LIMA o Tie Ban Zhu Jing Rou en chino. Para mi fue lo mejor de la cena. Buena calidad de la carne y una salsa adictiva.

A continuación los WANTUN DE CERDO Y GAMBAS en una salsa con guindilla de sichuan y brócoli. Recomendables.

El KOREAN FRIED RICE, con kimchi, carne y huevo frito me gustó bastante también.

Después unos buenos DUMPLING CON 3 SALSAS.

Se supone que ibamos a terminar aquí, pero me vi con fuerzas para probar el BAO DE PATO PEKÍN, una elección (el bao) que va a salir mal el 85% de las veces, y efectivamente así fue. El sabor es como el del pato pekinés del chinaco de barrio, con el mismo pato, la misma salsa y la misma cebolleta, pero con pan bao en vez de crepe. Prescindible.

Y ahora si que si terminamos con el ROLLITO DE GAMBAS, ya que no disponían del da bin. Unos rollitos sin mas, grasientos y con una salsa regular.

Fueron 25€ por persona teniendo en cuenta que era bastante cantidad, por lo que me parece un buen precio ya que está todo bueno en general.

En una segunda visita puede mejorar ya que la comanda sera muy distinta sin tanto dimsum.

La Tasquita de Enfrente

+34 915 32 54 49

Calle de la Ballesta 6 <m> Gran Via 1 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 310 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Restaurante de culto. Una oda al producto.

me encanta, uno de mis favoritos

Nueva visita en la que probamos, en primer lugar, las OSTRAS ESCABECHADAS, con un ligerísimo escabeche. Nada mejor para abrir boca.

Continuamos con el MORRILLO DE SALMÓN, plato absolutamente imprescindible. Se trata de una parte de la cabeza del salmón y tiene una textura gelatinosa y sabor intenso. Obligatorio.

Después LORITO FRITO, un pescado proveniente del Mediterráneo y muy difícil de encontrar en cartas de restaurantes (no recuerdo haberlo visto anteriormente en Madrid). Cuando hay joyas de este tipo hay que aprovechar sin duda. Sabor, fritura impecable y una espléndidas piparras de acompañamiento con un sabor nunca antes visto. Se comen hasta las espinas.

A continuación simplemente el mejor CHIPIRÓN que he probado nunca. Que barbaridad.

Y para terminar RABITO DE CERDO con patatas, sabrosísimo, en una salsa melosa similar a la de los callos. Una delicia rechupetear todos los huesitos sin prisa. Para repetir también.

La pena es que no quedasen ortiguillas, porque se habría acercado a una comanda perfecta.

Lo anterior mas ensaladilla, con vino por copas - La bota 47 de palo cortado; Remirez de Ganuza - e invitación al postre fueron 95€ por persona, mas caro que veces anteriores pero haciendo lo mas difícil: manteniendo el nivel de sorpresa y felicidad!

------------------------------------

Llevaba desde verano postponiendo la visita y definitivamente no volverá a ocurrir, ya que es dificil encontrar mayor satisfacción.

Según nos sentamos le decimos a Juanjo que nos saque lo que crea conveniente. Nos dejamos llevar. De nuevo ENSALADILLA, con el punto perfecto de la patata, ANGUILA CON PERA, bocado pequeño pero intenso, aunque quizá no sea la anguila mas sabrosa que he probado, rica CREMA DE CASTAÑAS y sorprendente REVUELTO DE TRIGUEROS, con un punto de amargor marcado que te hace recordar lo que es producto de verdad y no lo que vemos y compramos día a día en el supermercado.

De principales unas magníficas COCOCHAS y BECADA, la reina, esta si elegida por mi. Tremendo disfrute.

Los precios de los vinos son severos pero da gusto encontrar una carta de ese estilo, además de la amabilidad del sumiller, un chico joven que contagia la pasión por los vinos. Acompañamos los postres con dos copitas de cream y PX Tradición cortesía de la casa. Había tres postres y no sabíamos cual no elegir, por lo que cayeron los tres: PANACOTA, TORRIJA y TIRAMISÚ. Este último buenísimo pero los dos primeros son imprescindibles.

85€ sin vino por persona, nada mal teniendo en cuenta que la becada son 58€.

---------------------

Cuando un restaurante goza de reconocido prestigio ante los grandes entendidos de gastronomía puede ser por tres razones: Que el dueño sea amiguete, que viva de rentas pasadas o que haya mantenido la excelencia a lo largo de sus años. La casa de Juanjo López es de los terceros.

Que si, que te gastas 80 pavos, pero que placer da visitar casas así.

Además, precios así no solo repercuten en la comida, sino también en el servicio. Es verdad que lo primordial es la comida, y a veces incluso apetece un servicio informal, pero una cena es especial cuando se aúna comida, servicio profesional, buen vino...

En La Tasquita de Enfrente no hay carta. Los productos son estrictamente de temporada, y las elaboraciones varían. Solo perdura su famosa ENSALADILLA RUSA, una de las mejores de Madrid. Las raciones de los entrantes vienen emplatadas individualmente.

Las ALCACHOFAS son de libro. De las mejores que he probado en mi vida. El juego de texturas, cocidas en la base y fritas arriba es espectacular.

Y si tanto la ensaladilla como las alcachofas son top, puedo asegurar que las ORTIGUILLAS son de otro mundo. Mantienen a las anémonas vivas en una pecera hasta que las reclama el comensal. Mas frescas, imposible. El sabor que tienen es brutal, fue como si no las hubiese comido nunca.

Antes de los segundos viene muy bien una ligera ENSALADA DE BERUJAS CON TRUFA, difícil de encontrar en muchos restaurantes. Espectacular combinación con el sutil sabor del hongo, el cual era el mas aromático que he probado en esta temporada.

De segundo puede que haya mejores opciones que la curiosa combinación de PULPO CON TOMATE Y CHORIZO, pero resulta buena.

Y por fin pude probar la BECADA, in extremis, ya que estábamos en el límite de temporada. Llevaba mucho tiempo queriendo probar este pájaro y era una de las excusas para volver a La Tasquita. En principio las últimas becadas quizá no son las mejores, pero me pareció tremendo su sabor junto con la salsa y la trufa melanosporum. Supongo que tenía bastante tiempo de maduración debido a su olor y me recordó mucho a la grousse. Pena que no pueda volver a probarla hasta el próximo año.

Los postres son para comentarlo a parte. Apuesto que no se puede encontrar una mejor PANACOTA. Brutal. Por otro lado tanto el TIRAMISÚ como la TORRIJA, hecha con brioche, también están de escándalo.

El precio, como ya he dicho, 80€ por persona. Poco asequible pero con el disfrute garantizado.

Gath

Buena reseña Adreid, efectivamente, es un sitio con una cocina de muy alto nivel.

15 de marzo de 2015

Adreid.

Y de las que perdura en la memoria José Luis.

15 de marzo de 2015

je suis béatrice

Si es que me creais necesidades...A ver si voy a conocerlo.

15 de marzo de 2015

Miss Migas

Aquí tengo que volver pero ya

hace 9 meses