Bacira

+34 918 66 40 30

Calle del Castillo 16 <m> Iglesia 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 256 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Disfruté como un niño

me encanta, uno de mis favoritos

Como las opiniones son siempre subjetivas, le pongo cinco estrellas. Si fuera objetivo le pondría sólo cuatro. Pero es que disfruté como un niño. Había quedado con un buen amigo que rompe Madrid de lunes a domingo, y que es un habitual de este sitio. Tras mi negativa a quedar en otro garito no lejos de allí y donde literalmente había que hacer cola durante media hora para comer de pie (supongo que muy bien, por otro lado), me propuso Bacira sobre la marcha, y tuvimos la potra marinera de encontrar una mesa para dos. Como yo llevo bastante tiempo fuera del circuito gastrochic, no lo conocía, y tengo que reconocer que me encantó.
Analizando por partes:
- El local: está curioso, cómodo, tranquilo. Es bonito pero como ya casi todos los sitios son bonitos no llama la atención. Más que suficiente.
- El servicio: me pareció excelente. Y no era porque conocieran a mi colega, porque las dos camareras que estuvieron atendiendo nuestra mesa no tenían ni idea, y fueron encantadoras. Un diez.
- La comida: Olé! Es un sitio donde puedes pedir y probar un montón de cosas -nos pusimos hasta las trancas- sin salir rodando en un barril ni tener que ir al baño a hacer el romano.
Tomamos un salmorejo con atún marinado que estaba de coña; anguila ahumada con ricota -muy rica-; ceviche de erizo de mar -buenísimo, sabor a mar total-; tiradito de dorada con vieiras -espectacular-; mollete japonés de mollejas -sabroso y grasiento-; y unos callos thai para mojar pan y chuparse los dedos.
Lástima que no nos quedara espacio para el postre. Un gin tonic y ya, que para eso siempre hay sitio.
- El precio: unos 40-45 € por persona. A nosotros se nos fue un poco la mano con el vino y cayeron dos botellas, por lo que que fue algo más. Aún así, me pareció que merece mucho la pena!
La verdad es que no miré ni la carta porque mi amigo quería que probara algunas cosas, así que me dejé recomendar. Pero viéndola después me han entrado ganas de probar muchos platos más!

etiquetas: , ,

Tatel

+34 911 72 18 41

Paseo de la Castellana, 36 <m> Rubén Darío 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 57 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Cosas muy buenas y otras no tanto

está OK

Aunque llevo bastante tiempo sin escribir una crítica, creo que ésta merece la pena ya que se trata de un sitio nuevo que va a dar que hablar y que a alguno le puede interesar.

Por destacar las COSAS BUENAS:

- El local es magnífico, muy bien decorado. Tiene mesas normales, otras altas, alguna baja y otras junto a la cristalera de la calle tipo terraza (pero ojo, que no tiene terraza, ya que las cristaleras no son correderas, algo que podrían intentar hacer, ya que ganaría mucho en verano).

- Más cosas buenas, la ubicación está muy bien, al lado de otros sitios de moda (El 38 de Larumbe, Marieta, Lateral y enfrente de Luzi Bombón).

- También tiene aparcacoches, aunque la verdad es que está al lado del parking del ABC de Serrano.

- Seguimos con las cosas buenas, las dos chicas que atienden en la entrada eran encantadoras, iba con unos clientes extranjeros y no teníamos reserva. Hicieron lo que pudieron para darnos una mesa -tuvo que ser alta- pero estuvimos muy a gusto.

- Tienen una música de ambiente animada y agradable. Durante un rato incluso hubo música en directo, con una chica que cantaba genial algunas versiones conocidas de varios grupos. Esto me gustó mucho, ya que no era estridente y no es algo que se vea en otros sitios de este perfil. Permite que la gente que ya está terminando de cenar se pida una copa y se pueda tomar algo tranquilamente, sin tener que ir a ningún otro sitio a darse codazos en la barra. Un acierto.

COSAS MALAS (algunas de ellas creo que son fruto de que el sitio está echando a rodar, pero hay otras que creo que no se han tenido en cuenta):

- No tienen carta en inglés, por lo que si vas con extranjeros te toca traducir la carta, y no es lo suyo (sobre todo teniendo en cuenta que sus dueños, Gasol, Enrique Iglesias y Nadal, que se pasan más tiempo fuera de España que dentro, han lanzado este restaurante para promocionar las bondades de la cocina española en todo el mundo). En cualquier caso, supongo que esto lo corregirán pronto.

- Los baños son mixtos, que es un concepto muy cool pero me parece un enorme error, sobre todo porque en líneas generales los tíos somos unos guarros y no tenemos ninguna puntería -algo que no tienen por qué sufrir las féminas-. También entiendo que se cargan ese momento de intimidad en el que dos amigas comparten confidencias mientras se retocan el maquillaje.

- Los camareros en general fueron amables, aunque algunos ofrecían un servicio muy justito. Me refiero sobre todo a estar atentos a la mesa, si falta algo, etc. Algunos iban con mucha prisa y no se fijaban en que estabas intentando llamarles.

- Salvo alguna excepción, los camareros no hablaban inglés. No digo que todos deban ser bilingües, pero suficiente para atender una mesa.

- Tienen una buena carta de vinos, pero se la deberían empollar más. Sobre todo para que te expliquen lo que estás bebiendo. Pedimos un Vega Sicilia Reserva Especial (lo pidieron los clientes, en la vida se me habría ocurrido, creo que no es el sitio para beber semejante vino), y el camarero que nos lo sirvió no supo explicar bien que es un vino que sale sin añada y por qué. Tuvo que venir el sumiller a descorchar la segunda botella para poder dar una explicación adecuada (en español, eso sí, ya que tampoco hablaba inglés).

- La comida correcta, sin más (y desde luego no para pedir el vinazo que pedimos). Cosas muy sencillas, la materia prima buena y una relación calidad precio bastante cara. Como dice un amigo, en este tipo de sitios es algo secundario, ya que vas a todo menos a comer bien -salvo que sea a comerte con los ojos a alguna hottie que esté por ahí danzando-). De lo que nosotros pedimos:
- Rica la ensalada de tomate (claro que no tiene ninguna ciencia)
- Calamares normales, aunque bien presentados
- Anchoas: ¡minúsculas! (me gustará ver qué opina algún cántabro de pro)
- Boquerones abiertos crudos sobre los que te echan aceite caliente para que se hagan: puede parecer muy cool pero al final el aceite se enfría, no se hacen bien, y te acabas comiendo unos boquerones crudos mega grasientos.
- Chuletas de cordero: bien
- Solomillo de ternera: un desastre. La carne no era mala, pero pedimos uno muy poco hecho y otro a punto pasado. Nos trajeron los dos igual, como al cocinero le dio la gana. Pero lo peor de todo es venía cubierto con una salsaza marrón terrible que mataba literalmente el sabor de la carne, como si estuviéramos en un diner de carretera de Dakota del Sur.

Como conclusión: el sitio está muy bien, pero al servicio y a la cocina le tienen que dar una o dos vueltas todavía. Estando donde está, y siendo sus dueños quienes son, el sitio va a tener un exitazo seguro. Sólo espero que no se acabe convirtiendo en uno de esos sitios imposibles donde parece que te están haciendo un favor cuando te dan una mesa, y donde los advenedizos y la gente con necesidad de ver y ser vista (odio esa expresión) se agolpan para ver a quién se encuentran, y están más tiempo mirando a la gente de otras mesas que al amig@, novi@ o compañía que tienen enfrente.

Les pongo tres estrellas que podrían ser cuatro, pero para que no se suban a la parra. Ojalá la próxima vez que vuelva les pueda poner cinco!

En mi opinión, de todos los sitios que están por la zona, el 38 de Larumbe es, sin ninguna duda, donde mejor se come (años luz de diferencia sobre los que he nombrado antes) y donde mejor te atienden.

etiquetas: , , , ,

Ramses Restaurante

+34 914 35 16 66

Plaza de la Independencia 4 <m> Retiro 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 210 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Para impresionar a guiris

está OK

Es la quinta vez que voy a Ramsés, lo he probado a pelo, con El Tenedor y con ClubKviar. Lo cierto es que siempre ha habido algo que no me ha gustado, como que el camarero te recomiende un vino sin saber siquiera lo que vas a comer, o que la comida o el servicio deje bastante que desear, o que tengas que recordarles la promoción de turno. A pesar de todo, tengo que reconocer que han mejorado bastante últimamente. Por hablar de las cosas positivas, destacaría la excelente atención de la persona que está tras la barra del segundo piso, que me preparó un par de cócteles mientras esperaba al resto de la mesa. Me pareció un coctelero excepcional, y aprecié mucho la atención que me prestó el tiempo que estuve en la barra. En cuanto a la comida, el jamón de bellota que tienen es delicioso, lo he pedido varias veces y siempre me ha parecido muy bueno. El pan de cristal, sin embargo, lo acompañan de un tomate triturado que creo que deja bastante que desear, parece el típico de desayuno de bar cutre. Pedimos los tomates de penjar con anchoas, que estaban buenos, y alguna cosa más también correcta. Los segundos bien, el pescado del día era mero y según dijeron en mi mesa estaba también correcto. Yo pedí el steak tartar, porque me gusta como lo preparan, aunque siempre echo de menos que lo preparen delante de mí en vez de traerlo emplatado, y que te lo dejen probar antes para ver si lo quieres más o menos sabroso, picante, etc. Tengo la sensación de que siempre lo preparan igual, aunque ya digo que está rico. Por otro lado, la presentación no es muy buena, parece una hamburguesa del súper emplatada. Podrían presentarlo menos compactado y el plato algo mejor decorado. De postre, la fusión de tres chocolates tuvo mucho éxito en la mesa, y aunque yo no soy muy chocolatero reconozco que estaba muy bueno.
La parte mala es que tuve que recordar que me aplicaran el descuento. Esto ya me ha pasado otra vez aquí y es algo que no sé si lo hacen aposta o no, pero me pone malo. Sobre todo cuando uno va con clientes, queda fatal.
Por último, destacaría que, aunque el sitio es caro, con el Club Kviar sale muy bien. Sobre todo porque el descuento se aplica sobre la cuenta final e incluye las bebidas, que en Ramsés son carísimas (con el vino se pasan).

etiquetas: , , ,

Iroco

- cerrado

Calle de Velázquez, 18 <m> Velázquez 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 258 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Terraza increíble, comida que no está a la altura

me gusta

He vuelto a Iroco después de algún tiempo. Hubo una época en que me gustaba mucho, aunque siempre que reservaba a última hora (o incluso con varios días) nunca había sitio en la terraza. No sé si será la dichosa crisis o qué, que a veces beneficia a los perezosos, pero llamé en fin de semana con apenas media hora y no había problemas para reservar fuera.

La terraza es espectacular para estar donde está. Han cambiado un poco la carta, que sobre el papel tiene muy buena pinta, y sobre el plato es correcta aunque no mata. El precio es caro para lo que se come, pero supongo que con un local así en la calle Velázquez te puedes permitir el lujo de cobrar lo que quieras por un plato.

De todo lo que pedimos, los entrantes me parecieron caros y escasos, en cantidad y calidad. Estaban buenos pero sin más: el ceviche pasa, pero quien haya comido peruano rico de verdad esto le va a saber a nada; el tataki de atún normalucho y muy escaso. Pero lo que era de risa era el "sashimi de presa ibérica". Lo pedí porque el nombre me entró por los ojos. Y aunque no está malo (pero sí insípido), es una bonita forma de cobrarte a precio de o-toro un producto que sin más es barato y de la tierra.

En cuanto a los principales, el "arroz socarrat" con gambones estaba muy rico, la verdad, aunque el tamaño de los gambones dejara mucho que desear. El carpaccio muy normal también.

Los postres, de todo: los sorbetes muy buenos de sabor pero molaría que pusieran más cantidad; la tarta de manzana -tipo tatin- con helado de canela buena de sabor pero bastante blandurria y el helado muy pobre, podrían hacerlo mejor. Y el postre de chocolate con aceite de oliva no lo probé pero dijeron mis amigos que estaba bueno y era muy original.

El vino caro, dos botellas de K-naia (verdejo rico para todos los públicos) más de 20 € por botella. No me parece de recibo para un vino blanco que cuesta en el súper mercado menos de 5 €.

Por último, el servicio muy atento y amable. Todos los camareros muy agradables.

En resumen: no es comida del vips, pero casi, y pagas 50 euros por cabeza (con vino y tal). Le pongo cuatro estrellas porque el sitio es súper agradable y el servicio fue muy atento, pero en calidad-precio se merece mucho menos.

etiquetas: , ,

Surtopía

+34 915 63 03 64

Calle de Núñez de Balboa 106 <m> Avenida de América 4 6 7 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 204 personas

ver más restaurantes andaluces en Madrid

Cocina andaluza que va más allá

me gusta

Me entraron ganas de conocer SurTopia después de leer varias críticas, -en especial las dos de AdLF, la primera dando caña y la segunda ejerciendo su derecho de retracto-. Además siempre he mantenido una discusión con mi mujer sobre la sencillez de la cocina andaluza, que yo tacho (o tachaba) de simple e insulsa, y ella defiende con gran pasión, supongo que alentada por sus raíces.
En general me gustó mucho. El local es muy poca cosa, creo que se les queda pequeño. No es muy cómodo tampoco para hacer barra, pues solamente tiene una mesa alta, que está bien, y el resto del espacio es muy estrecho. El comedor minúsculo, aunque le han sacado todo el partido posible. Espero que les vaya bien, porque se merecen un sitio mucho mejor.
Pero vayamos a la parte principal, o al menos a dos cosas que para mí son más importantes que el sitio: la comida y el servicio. En cuanto a la comida, he de darle la razón a mi mujer. No sé si la cocina andaluza será sencilla, pero desde luego que no es insulsa, ni simple. Pedimos lomito de presa embuchada -excelente-, tortillitas de camarones -fabulosas- y un plato fuera de carta, un revuelto de chopitos con boletus que estaba muy bueno. Luego pedimos el flamenquín y un pescado fuera de carta -¡joder, no recuerdo cuál era!) y ambos ok. Me quedé con muchas ganas de probar algunos platos -concretamente la ensaladilla, el menudo de callos y las croquetas de pringá-, así que habrá que volver pronto. De postre, pedimos la tarta fina de manzana porque nos la recomendaron (odio pedirla en los sitios porque ya me han tomado el pelo mil veces y le he acabado cogiendo manía) y he de decir que estaba como tiene que estar, es decir, caliente, crujiente y fina. Todo muy bien, con un par de cervezas, un par de finos y agua, 90 euretes. Pelín caro para comer a diario un miércoles cualquiera, pero me gustó mucho.
Y ahora viene la otra parte positiva del restaurante: el servicio. Los camareros fantásticos, y el detalle de que el cocinero salga tanto a hablar con los comensales me parece un detallazo. Tomó la comanda, nos recomendó platos de fuera de carta, y nos aconsejó pedir medias raciones para probar más cosas, sin ser nada pesado ni darse ninguna importancia.
Sólo espero que les vaya muy bien, que mantengan ese nivel de servicio y que José Calleja siga siendo tan cercano cuando sea un cocinero de portada.

Taberna Laredo

+34 915 73 30 61

Calle Doctor Castelo 30 <m> Ibiza 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 434 personas

ver más restaurantes cántabros en Madrid

Buen sitio, buen sitio...

me gusta

Me gusta la nueva Taberna Laredo porque ayuda a consolidar el tapeo y la existencia de sitios dignos para comer o ir de vinos en una zona que, aunque ha tenido siempre algunos lugares de referencia, ha sido en ocasiones despreciada en favor de otras zonas cercanas (la zona de Pardiñas, Jorge Juan, etc). Éstas otras solían ser más cool, supongo que por el corte del barrio, pero la Taberna Laredo apuesta por lo mejor en Dr. Castelo. Me alegro mucho.
El sitio es moderno, está bien decorado y el servicio es bueno. La zona de las mesas está en la parte de arriba, separada de la barra, lo cual hace que no sea demasiado ruidoso (aunque no es silencioso en absoluto). Cenamos de raciones en las mesas altas así que mi opinión es muy sesgada, porque creo que la carta de arriba es distinta. Todo lo que pedimos estaba muy bueno, a destacar las habitas con foie, que estaban espectaculares. Me he quedado con ganas de ir a cenar en condiciones, así que volveré pronto.

Casa Lita

+34 942 36 48 30

Paseo Pereda, 37 Santander, Cantabria , España

guardado por 83 personas

ver más restaurantes tapas en Santander

De los mejores pinchos de Santander

me gusta

Para mí es de los sitios que tienen mejores pinchos en Santander. No hay mucho que decir, está todo bueno, precio normal, local bastante amplio, y en pleno Paseo Pereda. Muy recomendable.

etiquetas: ,

Restaurante Cañadío

+34 942 31 41 49

Calle de Gómez Oreña 15 Santander, Cantabria , España

guardado por 97 personas

ver más restaurantes cocina casera en Santander

Para ir de pinchos, o para salir a darse un homenaje. Buena opción en ambos casos...

me gusta

Como sitio de pinchos es cojonudo. Son muy historiados y te pringas seguro, pero están buenísimos. Como restaurante es algo distinto, es caro pero la cocina fabulosa y con un toque moderno. Si sabes a lo que vas no te pica cuando te traen la cuenta. El único "pero" que le veo, es que el comedor es un pelín ruidoso, y generalmente el que va a gastarse 50 € en cenar quiere disfrutar de forma algo más tranquilo -al menos es lo que me pasa a mí-. Pero está fenomenal, es un clásico y después de una buena cena nada como salir a la calle y tener todo el ambientazo de la plaza en la puerta. No hay ni que moverse.

etiquetas: ,

Cañadio Madrid

+34 912 81 91 92

Calle Conde de Peñalver 86 <m> Diego de León 4 5 6 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 364 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Nostalgia santanderina

me gusta

Muchos de los veraneantes de la capital cántabra, entre los que me incluyo, veníamos esperando como agua de mayo que abrieran una sucursal del mítico Cañadío en Madrid. Bueno, pues ya lo tenemos. La ubicación no es mala, pero entiendo que podría ser mejor. Lo que quiero decir es que tienes que ir un poco a propósito, ya que no es una zona de tapas ni bares parecidos. Da igual si vas a comer o cenar, pero si vas de pinchos y quieres alternar un poco las alternativas cercanas a pie no son las mejores. Lo peor de la ubicación no es ésta, propiamente dicha, sino que el carril bus infernal hace que no se pueda aparcar en la misma calle, so pena de que te pongan una receta los municipales. Así que mejor dejar el coche en el parking de Maldonado, o bien no llevarlo, que siempre es más ecológico.
Creo que el local también se les queda pequeño. Somos muchos los que echamos de menos Santander y muchos más los que quieren ir a probar un sitio donde tomar cañas y pinchos tan buenos como estos.
En cuanto a los pinchos, igual que en Santander. Son buenos, algunos muy historiados y difíciles de comer, pero magníficos. Y el servicio muy eficiente, en la línea de su hermano mayor del norte.
Me falta ir a cenar, en Santander es un rejón pero está todo que te cagas. Ya iré diciendo...

etiquetas: ,

Toma Jamón

+34 914 09 20 12

Calle Narváez, 72 <m> Ibiza 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 5 personas

ver más restaurantes tapas en Madrid

está OK

Como habitual de la zona, me gusta que abran nuevos sitios. Concretamente éste está muy bien, local pequeño pero bien nutrido, servicio atento y tapas ricas. Además en verano tiene una terraza estupenda. Ahora bien, en invierno tienen un grave problema (creo que el de 2012 ha sido el primero así que espero que lo puedan arreglar para el que viene). El caso es que tienen una puerta de cristal automática que sí, le da una amplitud y un aire de modernidad al local que está fenomenal. Pero el problema es que en cuanto alguien está cerca o la gente se mueve (cosa habitual en un bar), la puerta se está abriendo constantemente. Eso hace que sea imposible estar tomando nada en invierno sin pelarte de frío, sobre todo en la mesita alta que hay cerca de la puerta.
La verdad es que siempre que he estado me han atendido muy bien, pero desde que me pelé de frío no he vuelto... a ver si lo arreglan pronto!