AlbertoTV

mostrando 3 sitios

Iroco

- cerrado

Calle de Velázquez, 18 <m> Velázquez 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 255 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Terraza increíble, comida que no está a la altura

me gusta

He vuelto a Iroco después de algún tiempo. Hubo una época en que me gustaba mucho, aunque siempre que reservaba a última hora (o incluso con varios días) nunca había sitio en la terraza. No sé si será la dichosa crisis o qué, que a veces beneficia a los perezosos, pero llamé en fin de semana con apenas media hora y no había problemas para reservar fuera.

La terraza es espectacular para estar donde está. Han cambiado un poco la carta, que sobre el papel tiene muy buena pinta, y sobre el plato es correcta aunque no mata. El precio es caro para lo que se come, pero supongo que con un local así en la calle Velázquez te puedes permitir el lujo de cobrar lo que quieras por un plato.

De todo lo que pedimos, los entrantes me parecieron caros y escasos, en cantidad y calidad. Estaban buenos pero sin más: el ceviche pasa, pero quien haya comido peruano rico de verdad esto le va a saber a nada; el tataki de atún normalucho y muy escaso. Pero lo que era de risa era el "sashimi de presa ibérica". Lo pedí porque el nombre me entró por los ojos. Y aunque no está malo (pero sí insípido), es una bonita forma de cobrarte a precio de o-toro un producto que sin más es barato y de la tierra.

En cuanto a los principales, el "arroz socarrat" con gambones estaba muy rico, la verdad, aunque el tamaño de los gambones dejara mucho que desear. El carpaccio muy normal también.

Los postres, de todo: los sorbetes muy buenos de sabor pero molaría que pusieran más cantidad; la tarta de manzana -tipo tatin- con helado de canela buena de sabor pero bastante blandurria y el helado muy pobre, podrían hacerlo mejor. Y el postre de chocolate con aceite de oliva no lo probé pero dijeron mis amigos que estaba bueno y era muy original.

El vino caro, dos botellas de K-naia (verdejo rico para todos los públicos) más de 20 € por botella. No me parece de recibo para un vino blanco que cuesta en el súper mercado menos de 5 €.

Por último, el servicio muy atento y amable. Todos los camareros muy agradables.

En resumen: no es comida del vips, pero casi, y pagas 50 euros por cabeza (con vino y tal). Le pongo cuatro estrellas porque el sitio es súper agradable y el servicio fue muy atento, pero en calidad-precio se merece mucho menos.

etiquetas: , ,

El Paraguas

+34 914 31 59 50

Calle de Jorge Juan 16 <m> Serrano 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 269 personas

ver más restaurantes asturianos en Madrid

Asturiano de buena cocina y buen producto.

me gusta

Un buen sitio para no equivocarse si tienes que llevar a clientes, o celebrar algún evento familiar. Estoy de acuerdo con AdLF en que no es el sitio más recomendable para ir con tu novia -ni siquiera con tu mujer, si no has llegado a la cuarentena-, por formal y protocolario, pero siempre hay gente de 25 que se comporta como si tuviera 50, así que para gustos los colores.
En cualquier caso todo lo que he probado está muy bueno, y el servicio, el local y el precio acordes con la calidad de la comida. La cocina es asturiana tradicional, muy de producto. Todo lo que he probado es más que correcto, por lo que no puedo destacar nada en particular, o más bien todo...
Alrededor de 70 € por cabeza.

etiquetas: , , ,

Restaurante Santceloni

+34 912 10 88 40

Paseo de la Castellana 57 (Hotel Hesperia) <m> Gregorio Marañón 7 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 244 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Un sitio excepcional para celebrar algo excepcional.

me encanta, uno de mis favoritos

Sigo 11870 como mero observador desde hace años, y aunque he pensado muchas veces en abrirme una cuenta y dejar de ser un caradura, siempre me había dado pereza. Pero ha sido después de ir a Santceloni cuando me he decidido por fin a compartir mi experiencia, que no ha podido ser más gratificante. Ya tenía muchas referencias del restaurante, y todas eran buenas. Pero hasta que uno no va en persona y disfruta la experiencia, creo que no es posible hacerse a la idea. El lugar es magnífico, y la cocina sublime. Pero ha sido el servicio lo que me ha dejado verdaderamente impresionado: su corrección, sin ser afectado ni altivo; su amabilidad, sin ser pesado ni agobiante. Básicamente perfecto, y cuidando los detalles hasta el último aspecto.
Es un sitio al que creo que merece la pena ir al menos una vez en la vida, aunque yo ya estoy pensando en cuándo volver.
Es caro, pero no demasiado, teniendo en cuenta que no es un sitio al que no se va solamente a comer, sino a disfrutar de la experiencia.

etiquetas: , , , , ,