305 sitios, 141 siguiendo, 171 seguidores, 12 descubiertos, 219 check-ins, 24.460 visitas

El comer y el rascar, todo es empezar.

Avelio

Restaurante Horcher

+34 915 22 07 31

Calle de Alfonso XII 6 <m> Retiro 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 82 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

De otra época

está OK

Cena sábado junio 2017

Restaurante clásico entre los clásicos, historia viva de la gastronomía madrleña, HORCHER es uno de esos restaurantes que hay que visitar alguna vez. Por si alguien no lo sabe, a este sitio hay que ir bien vestido, se exige chaqueta a los señores, y la corbata aunque ya no es obligatoria, es más que recomendable. A las señoras nada más sentarse le ofrecen un cojín para que puedan reposar sus maltratados pies. Todo un detalle.

Entrar en la sala es como teleransportarse un siglo atrás más o menos. Paredes enteladas en tonos rojizos, cortinajes tupidos, manteles y servilletas almidonadas, cubertería de alpaca, copas de cristal de Bohemia grabadas y una legión de camareros perfectamente uniformados contribuyen a conseguir un ambiente exclusivo y decadente. También ayuda la clientela, con una media de edad considerable, y con pinta de no haber sufrido mucho con la crisis precisamente.

La cocina es clásica, de corte centroeuropeo, y son especialistas en caza. Precios de infarto, prácticamente ningún plato baja de los 30 euros.

Dos personas, compartiendo todo, pedimos:

- Ensalada de bogavante. Presentado cocido y pelado, cortado en trocitos, sobre una cama de cuatro tipos de lechuga, acompañado de una ligera salsa cocktail. El crustaceo muy insípido y la presentación del plato digna de un banquete de boda. Prescindible.

- Stroganoff a la mostaza de pommery. La carne tierna cortada en tiras, en salsa de mostaza y acompañada de spätzle, una especie de tallarines salteados muy blandos y gomosos. Esperábamos comer el mejor stroganoff de nuestras vidas y nos encontramos con un plato que se llevaba poco con lo que te ponen en un menú del día. Mal.

- Steak Tartar, preparado delante nuestro, y dado a probar para ajustar el punto de picante. Acompañado de las famosas patatas souffle y tostaditas de pan, estaba fantástico. Muy bien.

No pedimos postre, pero ponen petit fours con el café. Para beber, de una carta de vinos muy completa y muy subida de precio, elegimos un Priorat Les Terrases de Álvaro Palacios, servido a buena temperatura, que estaba extraordinario.

Servicio excepcional, muchos de los platos terminados a la vista del cliente, a la antigua usanza. Merece la pena verlo. De precio lo esperado, casi 100 euros por cabeza.

Pues bueno, se queda con 3 estrellas porque un restaurante que lleva más de 100 años abierto merece un respeto, y el servicio de sala es de lo que no hay, pero para mi gusto la cocina flojea. No nos han quedado muchas ganas de repetir.

Fismuler

+34 918 27 75 81

Calle Sagasta 29 <m> Alonso Martínez 4 5 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 44 personas

ver más restaurantes cocina mediterránea en Madrid

Diversión y cocina que cumple

me gusta

Cena junio 2017

Cena en FISMULER, restaurante que llevaba tiempo en la lista de pendientes, porque siempre que llamábamos para ir estaba lleno. Local grande de inspiración industrial, paredes desnudas y mesas de madera sin tratar. Disponen de mesas comunales a la entrada donde se puede comer sin reservar.

Carta corta y cambiante de platos de cocina tradicional con un punto moderno. Sabado noche y ambientazo, el Madrid jugando la final de la Champions, pero el local petado y doblando mesas.

Tras un aperitivo de una excelente mantequilla salada y un carpaccio de carne macerada, pedimos:

Tortilla de ortiguillas. Poco cuajada, espolvoreada con espirulina, un super alimento rico en hierro, a base de algas secas. Sabor a mar. Una tortilla muy rara y muy rica.

Garbanzos salteados con ternera y cigalas. Legumbre tierna, con la melosidad que aporta el estofado de ternera y el sabor a marisco de la cigala que se presenta pelada. Un mar y montaña muy logrado

Ventresca de atún con piparras fritas. Excelente producto, buen punto del pescado, sellado y ricas las piparras.

No quedaron ganas de postrear pues las raciones son grandes y no escatiman con el pan, muy rico por cierto.

Carta de vinos original, con muchas referencias fuera del "circuito". Tomamos un vino gaditano de tintilla de Rota, Vara y Pulgar. Muy bueno.

Terminamos con un rico gin tonic, con ginebra en la que ellos mismos infusionan enebro como hacen en Macera, acompañados por la música de un duo tocando en directo que se arrancó por M-Clan, Secretos, etc... muy divertido.

Salimos a 45 euros por barba con la botella de vino y una copa a compartir. Nos ha gustado. Íbamos con algo de miedito por las malas opiniones que tiene el sitio pero nos ha convencido. Diversión y cocina decente, a precios razonables. Un sitiio carismático. Volveremos y lo recomendaremos.

Javier B.

Completamente de acuerdo en tu opinión, yo también llevaba bajas las expectativas antes de empezar a comer, por el aspecto del local y la disposición, mas tirando a un bar de copas que a un restaurante del nivel que ofrece.

hace 3 semanas

Canalla Bistro by Ricard Camarena

+34 915 77 00 25

Calle de Goya, 5 <m> Serrano 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 7 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Franquicia by Ricard Camarena

no me gusta

Cena diario - mayo 2017

CANALLA BISTRÓ es la sucursal en Madrid del concepto más informal y asequible del proyecto gastronómico del Chef valenciano Ricard Camarena, que cuenta con una estrella Michelín y tres Soles Repsol.

Abierto en la Planta alta de Platea, en el mismo sitio en el que se ubicaba "Arriba", un concepto de restaurante similar pero patrocinado por Ramón Freixa.

No ha cambiado prácticamente la decoración, si exceptuamos la disposición de las mesas, ahora hay más espacio entre comensales y están colocadas de tal manera que se puede ver el escenario de Platea te sientes donde te sientes.

La carta es bastante amplia y ofrece una mezcla de recetas tradicionales con un toque moderno, y platos de cocina fusión, desde calamares a la romana o empanadillas, hasta baos o pad thai. Todo muy apetecible.

Nosotros probamos:

- Ensaladilla rusa, con espuma de aceitunas rellenas. (1/2 ración 6,50 €), de justa fama, suave y fresquita, estaba bastante buena.

- Tempura melosa de verduras, con una mayonesa ligeramente picante (15 €), buen punto de la verdura y logrado el contraste del crujiente del rebozado y la melosidad de la mayonesa, si bien acaba cansando porque la ración es enorme.

- Sándwich de pastrami hecho en casa (16,50 €), con pan de centeno metido al horno. Nos pareció que el pan estaba muy quemado y así se lo dijimos a la camarera, que se llevó el plato aunque nos dijo que el plato era así, le contestamos que entonces no lo queríamos. No se cobró, buen detalle.

- Pad Thai - Tikka Masala (15,50 €), tallarines planos en una salsa que nos pareció a base de nata, con trocitos de pollo. Aunque picaba, nos resultó un tanto insípido, un plato de pasta como te la puedes hacer tú mismo en casa. No nos dijo gran cosa. La ración también muy generosa.

Terminamos muy llenos y no pedimos postres. Nos sorprendió que los precios de éstos están bastante subidos (de 10 a 12 euros), nos dijo la camarera que el motivo es que son para compartir.

Para beber un Pavinia, tinto de Tempranillo y Pinot Noir de Valladolid, que no habíamos probado pero que no nos gustó mucho. Sorprende que en la carta no haya vinos de la Comunidad Valenciana.

Pues bueno, instalar en Madrid una sucursal de Canalla Bistro parece un intento de relanzar el Platea, que ultimamente anda un poco alicaído. Precios comedidos y servicio atento, pero apreciamos poca ambición gastronómica que se plasma en unos platos que parecen elaborados en serie, como si de una franquicia se tratase. No nos convenció.

Liliana

Vamos esos "explorers" ;) yo voy a intentar pasarme el viernes.

hace 3 semanas

Gath

El sandwich de pastrami, aunque tiene muchos adictos en Valencia, a nosotros no nos convenció. Sé, de primera mano, que Ricard tiene ilusión por este proyecto. Veremos a ver si resulta mejor que su experiencia en Ramsés.

hace 3 semanas

Verdejo Taberna Artesana

+34 910 11 22 48

Calle Espartinas 6 <m> Príncipe de Vergara 2 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 153 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Informalidad y profesionalidad

me encanta, uno de mis favoritos

un check-in aquí

Cena sábado - mayo 2017

Desde nuestra primera visita se han sucedido varias más, su evolución ha sido muy notable, se consolidan como una de las mejores barras de la Capital y lógicamente tenemos que subir a la Verdejo a 5 estrellas.

Gran producto, bien tratado, extensa carta de vinos con mucho generoso, e impecable la atención dispensada al comensal por Marian y Carmen, que la informalidad no está reñida con la profesionalidad.

En esta ocasión, como novedades probamos la selección de salazones y la tortilla de txangurro, los dos platos a un gran nivel, como nos tienen acostumbrados. Repetimos escabeche y manitas, ambos tan buenos como siempre.

Para beber un blanco Allende 2012, viura y malvasía con crianza en barrica que aguanto perfectamente con todos los platos. Un vinazo.

Cerramos con una selección de quesos españoles: cabra, oveja curado, pasta blanda y azul, acompañados de una copita de amontillado Tío Diego de Valdespino.

Este ratillo de felicidad para dos personas salió por 90 euros, bien pagados. Si habéis ido hace tiempo volved porque están en un momento dulce, y si no habéis estado nunca, estáis tardando.

----------------------

Cena de tapeo en VERDEJO TABERNA ARTESANA. Teníamos muchas ganas de ir por las buenas críticas que tiene este negocio. Se trata de una tabernita muy cuca (y muy pequeña) en la que se sirven recetas tradicionales en formato ración, respetando el excelente producto que manejan. No había sitio en las mesas bajas, así que tuvimos que cenar en la barra.

Entre dos tomamos:

Por recomendación de la camarera que nos tomó nota pedimos salmorejo. Sabor suave y consistencia un poco más fluida que el tradicional cordobés. Servido con pan tostado, huevo cocido y jamón. Muy bueno.

Un lomito de chicharro escabechado, sabor potente pero equilibrado, servido con el escabeche templado. Una delicia.

Albóndigas de cazón y sepia. Buen sabor y consistencia, aunque la salsa que las acompañaba la encontramos un poco aceitosa y poco ligada. No estaban mal pero fue lo que menos nos gustó.

Media de manitas deshuesadísimas. Con un toque de plancha y acompañadas de una salsa de mostaza que les iba muy bien. Textura gelatinosa y sabor delicioso. De diez.

Tienen una carta de vinos muy extensa de la que elegimos un blanco de viognier de Vallegarcía llamado Miriade, con un poco de barrica, que acompañó todos los platos a la perfección.

Servicio muy atento, mucho personal y muy pendiente. Todo servido a su tiempo, cambio de plato y cubiertos entre pases.

Pagamos 73 euros, que nos pareció un precio subidito para cenar de tapeo en una barra. Además las cantidades son un poco justitas, menos mal que era cena, si no, hubiéramos salido con hambre.

No obstante hay que reconocer que aquí cocinan muy bien, el producto es excelente y eso habrá que pagarlo (creo).

Gath

Buena reseña Avelio. Me alegra que el Miriade con barrica mejore sensiblemente a la version sin barrica; recientemente degustamos, un grupo de personas, esta ultima version y no nos satisfizo a ninguno.

11 de julio de 2015

spider72

Vamos que era una soberana castaña.

Avelio, nosotros mismas sensaciones, bueno para carete

12 de julio de 2015

amarin

Mencionaste en tu anterior reseña la cuestión de las cantidades, en esta ocasión siguen igual de "generosos"?

hace 1 mes

amarin

Valeee por las fotos veo que justititos no?

hace 1 mes

Avelio

Las fotos son de medias raciones y sí, no son especialmente abundantes, pero lo compensan con el refinamiento de la cocina, que nos ha parecido que progresa muy notablemente visita tras visita. Y también es verdad que no es barato, se le puede aplicar eso de "la calidad se paga".

hace 1 mes

Arallo Taberna

Calle de la Reina 31 <m> Sevilla 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 24 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

No entendimos el "conceto"

no me gusta

Cena diario - mayo 2017

Tras Alabaster y Ánima, el grupo gallego Amicalia abre sucursal en Madrid de la TABERNA ARALLO, bar informal de cocina atlántica “contaminada” (como ellos mismos dicen) de influencias culinarias de otras latitudes. Ofrecen una carta breve de tapas de cocina creativa pensadas para compartir, elaborada por Iván Dominguez, director gastronómico del grupo, que cuenta con una estrella Michelín en el Alborada de A Coruña.

Situado en la calle Reina, enfrente del Cock, el local mola mucho, se nota una fuerte inversión. Tras una puerta estilo contenedor encontramos alguna mesita alta, una enorme barra alargada con taburetes y enfrente una impresionante cocina vista. Aires industriales, música electrónica y “show cooking”, conforman una puesta en escena que recuerda mucho a Streetxo.

Atendidos personalmente en la barra por Iván, tomamos:

Croqueta-niguiri de merluza, que consiste en una croqueta de salsa verde y encima un corte de merluza en plan niguiri. Para comer de un bocado. Muy buena.

Steak tartar, que nos ofrecieron fuera de carta, presentado en medio hueso de vaca con su tuétano asado en el josper. Excelente carne, que se da a probar para ajustar el punto de picante, y que se atempera con un soplete, y curioso el contraste del fuerte sabor del tuétano con el frescor de la carne cruda. Nos gustó.

Tartar de jurel y sopa de tomate-guindilla. Pescado crudo en plan ceviche, marinado en jugo de tomate ligeramente picante y cebollino. Pues muy rico también oigan.

A destacar la actitud de Iván, que estuvo muy pendiente de que la comida estuviese a nuestro gusto, pero las sensaciones no fueron buenas. En mi opinión tienen un problema importante de rodaje. Mucho postureo, pero poco oficio veo yo en el personal. La indumentaria “canalla” impecable, gorrita de visera incluida, pero estaban tan perdidos que parecía que era el primer día que pisaban un bar (de camareros claro).

Pedimos la carta de vinos y no hay. Bien, es comprensible, es el primer día. Lo que no se entiende es que tampoco te sepan decir las botellas de vino que tienen, ni lo que cuestan, porque nos explica la encargada que “el concepto es de taberna y ponemos sólo vinos por copas”. Amén.

Al final, a regañadientes, nos dice que las botellas cuestan todas entre 12 y 17 euros, y cuando le pedimos una en concreto se descuelga con que esa vale 27 “porque los tintos son más caros” (un Ponte da Boga Mencía de 9 euros en tienda). El mismo vino en carta a 4 euros la copa, poniendo que saquen de la botella 5 o 6 copas, no cuadra nada, por lo que me temo que era un precio disuasorio para que no pidiéramos botella. Todo un poco surrealista vaya.

Pues todo lo que salía de la cocina estaba francamente bueno, pero con tantas pegas con el bebercio optamos por irnos a rematar la noche a otro lado. Acabamos pagando poco más de 50 euros por todo, que no es mal precio, aunque también hubo problemas con las vueltas de la cuenta, que hubo que reclamar varias veces. Me temo que tardaremos en volver.

ver comentarios anteriores (3)

Gath

Pues ya van dos pinchazos en hueso. Anima no nos convenció (pendiente de revisar) y ahora, por vuestros comentarios, Arallo tampoco convence. No entiendo nada.

hace 1 mes

Sr Rodriguez

El ataque de las tabernas atlánticas canallas. País de turismo y servicios sin camareros de profesión.

hace 1 mes

Avelio

Gracias por comentar mi reseña con tanto cariño Degustator, pero mira yo tengo la manía de describir mis experiencias tal cual, poniendo lo que me gusta y lo que no me gusta también. Como decía mi maestro, el gran Spider72, así me va, así lo cuento.

No critico por criticar, puedes repasar mis 300 reseñas en la web del 11870, y verás que siempre que digo algo que no me ha gustado de algún sitio, lo explico detalladamente para que se entienda el porqué. Puedes estar de acuerdo o no, pero mi opinión no está en venta. Ya ves, ni soy palmero, ni estoy a sueldo, de nadie.

A mí la comida de Arallo también me gustó, y así lo pongo en la reseña, y que sepas que todo lo que digo sobre el servicio se lo comentamos en persona a Iván el mismo día que fuimos y creo que tomó buena nota (se lo puedes preguntar). Se trata de señalar aspectos a mejorar para corregirlos, no de criticar sin ton ni son. Y que sepas también que estos comentarios sobre cosas que no funcionan, a ti te puede parecer que no aportan nada, pero para el responsable del negocio son un feedback muy valioso.

Por último, me parece muy bien que nos cuentes más cosas como dices al final, porque de momento no he visto en esta web ninguna reseña tuya.

Un abrazo muy fuerte campeón.
ver comentario completo

hace 1 mes

dagger

@Avelio hay una opinión de @Degustator pero está en cuarentena: 11870.com/pro/arallo/badalona50 (es idéntica al comentario que hace aquí, no tiene buena pinta...)

hace 1 mes

fresandco

Nosotros en Coruña tardamos media vida en ser atendido, de la comida, nada especialmente destacable. Tendran que darle una vuelta a "la cocina intoxicada"

hace 1 mes

Avelio

Ahh vale, te confundí con el CM de Arallo. Mil perdones.

hace 1 mes

Avelio

Y tampoco le des importancia tú, que estos piques molan, es la sal de la vida ;-)

hace 1 mes

Degustator

En mi perfil lo tienes mejor escrito que con el móvil y los dedos gordos queda peor. Otro saludo

hace 1 mes

El Brote

+34 652 17 33 19

Calle de la Ruda,14 <m> La Latina 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 288 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

El paraiso micológico

me gusta

Comida domingo - mayo 2017

Visita a EL BROTE, el restaurante micológico, recién reabierto en La Latina, muy cerquita de la Plaza Cascorro. El local es pequeño (unas 8 mesas), de estilo "hipster", paredes en ladrillo visto y mobiliario reciclado. Como andan en pleno rodaje, de momento no reservan, aunque se les puede llamar poco antes de ir, y si hay hueco te guardan la mesa.

Aquí se viene a comer setas, las que haya de temporada, servidas en platillos pequeños, casi tapas, en recetas elaboradas y estudiadas para realzar el sabor del hongo de que se trate. La carta es breve, explicada con pasión por Eduardo, el dueño e ideólogo del negocio. Entre dos personas casi te puedes comer todos los platos.

Nosotros tomamos cinco cosas para dos personas, suficiente si no vas con un hambre feroz. Empezamos con un tomate raf aliñado, fresco y pleno de sabor, unas ricas flores de calabacín rellenas en tempura. Continuamos con unas manitas deshuesadas rellenas de boletus, una delicia, unas colmenillas con ceviche corvina, otro gran plato y por último, unos perrechicos con velo de panceta y yema de huevo que estaban brutales. Pudimos comprobar que en esta casa se cocina rico y se trata el producto de maravilla.

Para beber, de una cortísima carta de vinos, escogimos un Navaherreros tinto, garnacha de Madrid, servido a su temperatura y en copas correctas, que acompañó la comida de un modo sobresaliente. Con la cuenta, a modo de "petit fours" te traen un platito con unas cuantas fresas (ojo no fresón) y cerezas, buen detalle.

La clientela es "buenrollista", típica de la zona, aunque no nos hizo gracia que dejen entrar perros. Que conste que nos gustan los animales, pero pensamos que los perros deben estar en los parques, no en los bares. Servicio muy agradable aunque con parones entre plato y plato que atribuimos al rodaje.

En cuanto a la cuenta, salimos a unos 25 € por cabeza, un regalo. Tenéis que venir antes de que se corra la voz y se ponga imposible.

Kuraya

+34 910 41 16 46

Plaza de Herradores, 7 <m> Ópera 2 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 10 personas

ver más restaurantes asiáticos en Madrid