344 sitios, 147 siguiendo, 185 seguidores, 13 descubiertos, 219 check-ins, 28.186 visitas

El comer y el rascar, todo es empezar.

Avelio

mostrando 10 sitios

KungFu

+34 911 63 31 15

Calle Luna 12 <m> Santo Domingo 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 51 personas

ver más restaurantes asiáticos en Madrid

Uno de los chinos imprescindibles de Madrid

me gusta

3 check-ins aquí

Al lado de la Plaza de la Luna, muy cerquita de Gran Vía, se encuentra KUNG FU, restaurante al que teníamos ganas de ir desde hace tiempo pues tiene fama de ser un "chino para chinos", con recetas orientales auténticas, nada de cerdo agridulce ni rollitos de primavera.

Se trata de un local pequeño y alargado con las mesas un poco apretaditas, en tonos claros, decorado con posters del maestro Bruce Lee. Buen ambiente, domingo a mediodía y restaurante lleno, muchas mesas con clientes orientales.

Ofrecen cocina sichuanesa, es decir picante, si no te gusta mejor no venir. Nosotros pedimos que nos recomendasen platos que no picasen mucho, y aun así picaban de narices, así que ni me imagino pedir los que estaban señalados con una guindilla roja en la carta.

Nuestra opción fue:

Guo Tie. Empanadillas tradicionales al estilo chino, hechas con carne y verduras, y envueltas por una pasta de harina de trigo, y servidas con salsa de soja. Muy ricas.

Arroz con carne y verduras encurtidas. Arroz en su punto y carne y vegetales con un sabor excelente.

Ternera a la plancha a la pimienta. Finas tiras de carne servidas con una salsa de pimienta y cebolla dulce picada. Bastante buena.

Berenjena Yu Xiang. El nombre es debido que utilizan los ingredientes para elaboración de los pescados: Jengibre, Ajo, Puerro, Vinagre y Salsa Soja. Servida con carne picada. No estaba mal, aunque pecaba de exceso de aceite.

De postre, a compartir, un arroz glutinoso con judías y salsa de coco. Buena textura aunque un poco empalagoso.

Para beber, no hay mucho vino donde elegir, pero nos apañamos con un albariño Bicos, servido a su temperatura.

Buena rcp, pagamos 48,10 € por todo. Pues nos ha gustado mucho este Chino, volveremos a probar las cazuelitas "hot pot" que vimos en otras mesas y no nos atrevimos a pedir por lo del picante, pero lo haremos porque la amable camarera nos aclaró que había varios grados de picante y se pueden pedir más flojitas.

listas: Orientales

Ramen Kagura

+34 915 48 36 06

Calle de las fuentes 1 <m> Ópera 2 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 89 personas

ver más restaurantes asiáticos en Madrid

Sólo Ramen

está OK

Muy cerca de la Plaza Mayor, al principio de la calle Fuentes, en el local del malogrado “Fuentes & Bonetillo”, acaban de abrir un restaurante llamado RAMEN KAGURA. Al sitio le han hecho un lavado de cara, y ahora está decorado en plan minimalista, tonos crema suaves y con detalles en madera al puro estilo japonés. Como deja entrever el nombre, aquí se viene a comer ramen y punto. Creo que se puede considerar este plato como la versión nipona de nuestro cocido, pues ambas recetas se hacen con fideos y una sopa con bastante cuerpo basada en productos del cerdo acompañada de carne cocida, si bien en el caso del ramen no contiene garbanzos, que son sustituidos por diferentes verduras hervidas (nabo, algas wakame, etc.). En ambos casos se trata de recetas contundentes y calóricas, que sirven perfectamente como plato único en cualquier comida. Se puede pedir la susodicha sopa japonesa, eligiendo entre tres tipos de fideos diferentes y con varios acompañamientos que vienen servidos en un platito aparte, todo ello a un precio que oscila entre 12 y 16 euros (bebidas aparte). Nosotros pedimos dos, uno con unas gyozas fritas que estaban buenísimas y otro con pollo rebozado, que nos dijo menos. En cuanto al ramen en sí, los fideos estaban en su punto, nada pasados, la sopa suculenta con un fondo extraordinario, y la carne y las verduras hervidas tiernas y sabrosas. No obstante las raciones son enormes, nos costó acabar, y eso que somos de buen comer. Creo que con un plato de estos comen perfectamente dos personas. Además, como en el caso del cocido, no es el plato más adecuado para meterse entre pecho y espalda en el mes de julio con 30 grado a la sombra, pero bueno, había que probarlo. No comercian con el agua, nada más sentarte te ponen una jarra con hielo. Pedimos una botella de vino de vino blanco, pero no nos la sirvieron, nos dijeron que sólo servían copas, al parecer sólo tenían una (cosas del rodaje…).  Pero precisamente por estar en rodaje, ofrecen un descuento del 50 por ciento en la carta, que se va a prolongar hasta el sábado 26 de julio inclusive. Es diferente, recomiendo ir a probarlo.

listas: Orientales

Alexo

Aventureros como tú hacen falta más Avelio! :)

25 de julio de 2014

volga

Yo le llamaría mártir! XD

25 de julio de 2014

Alexo

Martir por la causa.

25 de julio de 2014

Avelio

Así son las cosas. Alguien tiene que abrir brecha, je, je.

25 de julio de 2014

acme

Avelio, no les hagas caso. Eres un líder.

25 de julio de 2014

Yokaloka

+34 610 60 27 22

Calle de Santa Isabel 5 (mercado de Antón Martín) <m> Antón Martín 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 320 personas

ver más restaurantes japoneses en Madrid

Una barra japonesa muy interesante

me gusta

un check-in aquí

Buena experiencia en YOKALOKA, la taberna "japo" de moda situada en la planta baja del Mercado de Antón Martín. Ojo! no piensen que es como el de San Miguel o San Antón, porque éste es un mercado de abastos de toda la vida, aquí no hay tiendas gourmet ni delicatesen, sino fruterías, charcuterías, casquerías, etc. Yokaloka, abierto hace varios años, se se compone de dos puestos del mercado unidos, en uno está la cocina-obrador con una barra desde la que se puede observar el trabajo de los sushimen, y en el otro han montado un comedor, también con barras corrida y banquetas altas. Está bastante bien decorado, todo muy auténtico, tanto los camareros como una gran parte de la clientela son orientales. Desde que llegas parece que estás en un mercado nipón.

2 personas, fuimos un día entre semana a comer y nos encontramos el sitio lleno (buena señal). Al poco rato se fue un grupito, por lo que pudimos coger sitio y hacernos fuertes. Carta de comida tradicional japonesa, makis, niguiris, sopa miso, tallarines, etc. Llama la atención que prácticamente todo, incluso las cervezas y los refrescos son de origen japonés. Todo a compartir, pedimos unas gyozas, una ración de seis empanadillas japonesas de carne y verdura hechas a la plancha, muy sabrosas; unos tallarines yakisoba con pollo y verduras bien de sabor, aunque los fideos nos parecieron un poco pasados, y un surtido variado de niguiris y makis, con el pescado muy fresco y arroz templado y suelto. Mejores los niguiris que los makis, especialmente el niguiri de pez mantequilla con trufa que estaba brutal. De postre unas trufas de chocolate al té verde nada empalagosas.

Para beber una botella de Oroya, un blanco manchego de airén, macabeo y moscatel, que ofrecen como especial para sushi, un vino suave y afrutado que sirvieron bien de temperatura y que acompañó adecuadamente la comanda. Aparte de éste tenían un riesling que probaremos en la próxima visita. Para hacer bien la digestión, rematamos la faena con dos tés verdes, uno con arroz tostado y un matcha muy calentitos. La cuenta ascendió a 36,60 euros. Buena relación calidad-precio, aunque es cierto que es un sitio un pelín incómodo dentro de un mercado, como dirían por ahí, esto es parte de la experiencia amigos. Habrá que volver... por lo menos una vez al mes.

listas: Orientales

Washoku

- cerrado

Calle Embajadores 41 <m> Delicias 3 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 12 personas

ver más restaurantes asiáticos en Madrid

Otro "japo" en un mercado

me gusta

un check-in aquí

Les comento una comida del pasado viernes en YAKENPON WASHOKU, otra barra "japo" abierta en un antiguo mercado de abastos, esta vez en el de San Fernando en pleno Lavapiés. Además de restaurante es librería, galería de exposiciones y mini centro cultural (dan cursos de lo más interesantes sobre diversos aspectos de la cultura japonesa), todo en dos puestos contiguos del mercado. Unas pocas mesas y una barra larga con sillitas que parecen de colegio de primaria, pero cómodas, reciben al comensal. En la barra dos cocineros preparan toda la comida al momento: makis, niguiris, temakis y también platos de cuchara.

2 personas, todo a compartir, pedimos un chirasi mixto, un bol de arroz con salsa de soja y unas lonchas de atún, salmón y algas por encima. El arroz en su punto y el pescado muy fresco. Unas gyozas (5 unidades), de empanadillas japonesas de carne con verduras, muy sabrosas. Y unos udon (fideos gruesos) con un caldo de carne y algas bastante rico. De postre un dorayaki, una especie de magdalena esponjosa rellena de pasta de judía roja dulce, muy rico pero un poco empalagoso. Para beber tienen refrescos y cervezas japonesas y un rioja blanco (viura) que fue lo que pedimos para acompañar la comida.

Buena relación calidad-precio. Pagamos 34,00 euros. La semana pasada habíamos estado en un sitio muy similar, el Yokaloka en Antón Martín, pero casi nos quedamos con éste, pues el precio y la calidad de la comida son muy parecidos (muy buena en ambos) pero aquí hay menos gente y se está más cómodo.

listas: Orientales

je suis béatrice

Qué buena pinta, Avelio. Lo tendré en cuenta...

13 de abril de 2014

Yakitoro

+34 917 37 14 41

Calle de la Reina,41 <m> Sevilla 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 168 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Chicoteando

me gusta

Por si a estas alturas alguien no lo sabía, resulta que hace dos semanas, Chicote ha abierto un restaurante en la calle Reina a espaldas de la Gran Vía, llamado YAKITORO. Como él mismo lo define en su Web “un espacio inspirado en la tradicional taberna japonesa de yakitori, donde todo se cocina en directo y al carbón”. La verdad es que el local es amplio y luminoso, con unos grandes ventanales, decorado en plan industrial, y con cierto gafe porque por allí han pasado varios restaurantes que han ido cerrando uno detrás de otro. Martes a mediodía y lleno total. Una carta entera a base de brochetas a la parrilla de carbón, es un concepto novedoso. Además si se conjuga con un local agradable y un ticket medio moderado, tiene todos los mimbres para triunfar, e incluso convertirse en una franquicia (tiene toda la pinta, ya veremos). En resumen, se nota a la legua que esto lo ha montado alguien que controla de hostelería.

Tres personas, pedimos todo a compartir, brochetas de berenjenas en tempura con salsa romescu, de setas shitake, de albóndigas picantes, de atún y de pollo con papa canaria. Los “yakitoros” se componen de dos brochetas y punto, por lo que pedimos para acompañar dos “sides”: arroz oriental y patatas en tempura. Pues oye, las brochetas estaban todas sabrosísimas, a cual mejor, lo que indica que esto no es un local de “fast food” sino que en la cocina hay fundamento (no nos esperábamos menos maestro). De postre un algodón dulce con pimienta roja y unos “churros con chocolate”, ambos muy buenos también.

Tienen una carta de vinos muy estudiada que se sale del sota-caballo-rey, y encima, a buenos precios. Nosotros pedimos un blanco de Pedro Ximenez, llamado Ovni, del Equipo Navazos, un vino que no habíamos probado y nos gustó mucho. Con una cerveza y un café la cuenta ascendió a 65 euros. Menos de 22 euros por persona, lo que considero una RCP muy buena.

Me gustó:
- El detalle de la cubitera con hielo picado integrada en la mesa.
- Las sillas me parecieron comodísimas.
- El entretenido “show cooking” de las parrillas en medio de la sala y la potentísima extracción del local (ni hay humo, ni huele a fritanga).
- Que no te miran mal si pides una jarra de agua del grifo.
- El cocinero que estaba hoy oficiando en la parrilla del centro de la sala que es un auténtico crack, profesional y atentísimo con el cliente (cuídale Chicote).

No me gustó:
- Que tardaron una eternidad en traer la comanda, entramos a las 14:30 y nos fuimos a las 16:30, dos horas para comer unas brochetas creo que es excesivo. Me pareció que era culpa del servicio de sala, no de la cocina. Hay que ajustar los tiempos porque si tienes una hora para comer y volver al trabajo es mejor que no vengas aquí.
- Que no pusieran un aperitivo para amenizar la espera.
- Algunas mesas están demasiado cerca de las parrillas, delante nuestro se levantó una pareja porque no aguantaba el calor.
- A mediodía el sol entra a raudales por las cristaleras, lo que hace que algunas mesas, y sobre todo una de las barras, resulten incomodísimas. Esto tiene fácil arreglo con un estor.
- Parece que los camareros no tienen rangos establecidos sino que cada uno te trae lo que le parece, lo que crea cierta ansiedad porque si te falta algo no sabes muy bien a quien dirigirte.

En resumen, experiencia satisfactoria aunque mejorable, aun así volveremos y lo recomendaremos.

listas: Orientales

El Bund

+34 911 15 18 13

Calle de Arturo Baldasano 22-24 <m> Arturo Soria 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 267 personas

ver más restaurantes asiáticos en Madrid

Terraza agradable, comida mejorable

está OK

Comida de domingo en el BUND. Nos apetecía comida oriental, y puesto que de este restaurante chino todo el mundo habla maravillas, nos decidimos a visitarlo. Reservamos en la terraza, un acierto porque el restaurante ocupa un enorme chalet de Arturo Soria, y tiene varias terrazas convenientemente acondicionadas en las que da la sombra y se come muy agradablemente. El restaurante casi lleno, alguna mesa de orientales, pero la inmensa mayoría mesas grandes de familias del barrio, muchas de ellas con críos. Dos adultos y una peque. Nos ponen un aperitivo de vainas chinas y empezamos a estudiar la carta. Digo estudiar porque se trata de una carta de platos inmensa, de unas 10 hojas, en la que es complicado encontrar lo que quieres porque los platos están un poco desordenados (nos tiramos un buen rato hasta que encontramos donde estaban los dim-sum). Pedimos:

- Berenjena a la sichuanesa, que consiste en tiras de berenjena asada con pimienta de Sichuan, que vienen frías tipo ensalada de pimientos, muy sabrosas, aunque les sobra un dedo de aceite que queda en el cuenco cuando te las comes.

- Unos jiaozi (los “dumpling” chinos) de cordero y otros de gambas. Los de cordero muy buenos. Los de gambas, aunque no estaban mal de sabor, nos gustaron menos porque estaban un poco apelmazados y eran incómodos de comer pues se acababa desprendiendo el relleno de la masa.

- Pollo a la naranja, el pollo tierno, pero con una salsa de naranja glutinosa que no nos gustó nada: un plato prescindible.

- Arroz frito de la casa, con verduras y huevo, presentado sobre una especie de crepe, estaba bueno sin más.

- Y por último pasta cortada a mano, que fue lo mejor de la comida. Tiras de pasta gruesa salteada al wok con soja y verduras, francamente rica.

De postre un sorbete de mandarina bastante bueno (sin nada de leche) y dos tés. Carta de vinos con referencias bien escogidas, a precios moderados. Escogimos un vino blanco verdejo “ecológico” de Ricardo Sanz, denominado Las Olas, que resultó un acompañamiento excelente para este tipo de comida. Servicio muy amable y correcto, serviciales y atentos a rellenar la copa. Pagamos 78,30 €. Creo que un precio un poco elevado para lo consumido, aunque es cierto que no es frecuente encontrar en Madrid una terraza tan agradable. Creo que la experiencia no fue redonda porque no acertamos del todo al pedir, algunos platos estaban extraordinarios y otros no tanto. Aun así, volveremos a probar más cosas, aunque agradeceríamos una simplificación y reorganización de la carta para no perdernos.

listas: Orientales

spider72

Avelio ¿se puede ir a tomar una copa o en sólo restaurante-restaurante?

30 de junio de 2014

Avelio

Spider, hay buena carta de destilados para la sobremesa pero me pareció que no se puede ir exclusivamente a tomar copas. No vi que hubiese zona para afterwork o similar. No obstante no creo que pongan pegas si se piden unas copas y unos dumplings para acompañar.

30 de junio de 2014

spider72

zenkius....iré a oler a ver.

1 de julio de 2014

Kimura

- cerrado

Calle Alberto Bosch 14 <m> Atocha 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 74 personas

ver más restaurantes asiáticos en Madrid

Muy buena opción con una pésima localización

me gusta

Cena en KIMURA, restaurante japonés abierto en enero de este año por el Sr. Yasuhiko Kimura después del cierre del restaurante Aki, en el cual trabajó durante 25 años. Situado en Alberto Bosch, una calle residencial entre el Museo del Prado y el Retiro, ocupa un local amplio, distribuido en dos alturas. En la plata baja una barra de sushi donde oficia el maestro y en la alta dos comedores con unas 12 mesas en total. Decoración sobria y minimalista, en tonos blancos y grises. Carta amplia con especialidades japonesas tradicionales (ramen, yakitori, temakis, etc.), además de sushi y sashimi.

Nada más sentarnos nos pusieron un aperitivo de salmón marinado en vinagre con algas muy rico. Dos personas, pedimos a compartir:

- Gyozas (7,50 €). Seis unidades de estas empanadillas de carne y verduras, ligeramente pasadas por la plancha. Muy suaves y sabrosas.

- Agenasu (6,50 €). Trozos de berenjena frita acompañados de una salsa agridulce. Acompañadas de semillas de sésamo, nada aceitosas, muy logradas.

- Somen (7,50 €). Tallarines fríos, servidos en un bol con agua y hielo, acompañados de una salsa de soja y sake. Bastante buenos, un plato apetitoso y muy refrescante.

- Surtido de sushi (22 €). 9 piezas de sushi variado y 6 norimakis de salmón. Pescado fresco y de calidad, perfectamente loncheado, con el arroz suelto y en su punto. Aunque todos los niguiri estaban bastante buenos, los mejores sin duda los de salmón.

Para beber un blanco gallego Marqués de Vizhoja (11 €) servido adecuadamente. Servicio atentísimo y eficaz, como en casi todos los orientales. Una pena que estuviese muy poco ambientado, un jueves a la hora de la cena sólo dos mesas. Y es que la zona no es buena para poner un restaurante, demasiado residencial y un tanto alejada de buses y metro. Sin sitio para el postre, pues acabamos bastante llenos (y con licores de parte de la casa) pagamos 54,50 €.

La comida nos pareció muy buena, tienen mucho potencial, pero van a tener que superar el obstáculo que supone la pésima localización del negocio. Nosotros volveremos, seguramente a probar el menú de mediodía (entre 12 y 16 € dependiendo de lo que se pida), que tiene una pintaza extraordinaria.

listas: Orientales

ver comentarios anteriores (7)

Alexo

Buena reseña. Este mes sin falta me paso a conocerlo.

20 de julio de 2014

Avelio

Creo que merece mucho la pena. No es Kabuki ni Miyama, juega en la liga de Janatomo, Banzai, etc., pero destila honestidad y buenas maneras. Espero que te guste. Saludos.

20 de julio de 2014

Avelio

Por cierto, como soy un envidioso, aquí va mi Top 11, para quien le pueda interesar...

1. Montia
2. Cañadio
3. Vinoteca Moratín
4. Don Lisander
5. La Bomba Bistrot
6. La Caleta
7. Al Paseo
8. Asturianos
9. New York Burguer
10. Yokaloka
11. Casa Pachuco

20 de julio de 2014

Sr Rodriguez

Por fin sale el Moratin.....en mis 11 también saldría

20 de julio de 2014

acme

¿Pero no podéis poner vuestro 11 como dios manda?. ¿Sigue fallando la güeb?.

Moratín es mi 12.

Avelio.... ¿La Caleta?. Estás nominado.

20 de julio de 2014

Yanzoo

Kimura ha sido hasta ahora para mi el descubrimiento del 2014. Muy recomendable.

20 de julio de 2014

Avelio

Me refiero a la de Santa Isabel. Tienes que darles otra oportunidad Acme, hoy mismo nos hemos apretado allí unos boquerones y un atún de almadraba marcado en la plancha en una base de compota de tomate que, literalmente, quitaba er sentio..

20 de julio de 2014

volga

Totalmente de acuerdo con lo que comentas (algo así puse en mi opinión). La localización es nefasta, y se lo he comentado alguna vez a Kimura san. Bueno, le he preguntado por qué eligieron ese local, y se limitaron a decirme que "está difícil encontrar locales en Madrid", lo que me dejó un poco descolocado. Me parece increíble que no hayan encontrado un buen local en una zona más a mano.
Y para mí este sitio juega una liga superior a Janatomo, Banzai, etc... en calidad, aunque sorprendentemente no en precio (lo que lo hace aún más recomendable).
ver comentario completo

20 de julio de 2014

spider72

Joer est top 11 es guay. Al paseo es el de Paseo de la Habana?

20 de julio de 2014

Avelio

Exacto Spider, ese es. A mí me encanta y siempre que he ido me han tratado de lujo.

20 de julio de 2014

acme

Cuando iba yo Al paseo se tomaban gambas y chuletón

20 de julio de 2014

volga

Del top 11 me gusta que destaques Asturianos, fue un gran descubrimiento.

20 de julio de 2014

Hong

+34 915 27 80 58

Calle de José Antonio de Armona 12 <m> Palos de la Frontera 3 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 49 personas

ver más restaurantes asiáticos en Madrid

Definitivamente es "el" chino

me encanta, uno de mis favoritos

un check-in aquí

Comida en el HONG, situado en la calle de atrás del Circo Price, al lado de Atocha. He ido a este restaurante en muchas ocasiones y para mí no es “un” chino, sino que es “el” chino, pues creo que tiene una cocina que no tiene nada que envidiar a otros restaurantes chinos de alto copete, como el Tse Yang o el Zen Market, pero con mejor relación calidad-precio. Lleva casi 30 años abierto, empezó siendo un chino de barrio (ya saben, rollitos de primavera, cerdo agridulce y demás) hasta que el dueño le pasó el testigo a su hijo, que modernizó el negocio y le pegó un vuelco al restaurante de arriba a abajo. Hoy día es un asiático muy apañado que sirve tanto recetas chinas, como comida japonesa y algunos platos thai. El local está decorado en plan moderno y minimalista, en tonos rojos y negros, con una gran cristalera a través de la que se puede observar el trabajo de la cocina. 3 personas, pedimos unos dim-sum variados, muy sabrosos y nada aceitosos; pechugas de pollo tempurizadas con almendra picada acompañadas de una salsa de mostaza casera, con un rebozado crujiente, riquísimas; tira de costillar estilo Yunnan, costillar de cerdo con una salsa de soja un poco picante y una textura melosa, tipo carrillera, plato muy conseguido; langostinos envueltos en fideos crujientes acompañados de salsa agridulce, y para acompañar un arroz salteado al wok con verduras y carne, en su punto. No pudimos con el postre y pedimos directamente café. Mención aparte merece la carta de vinos, inesperada en un restaurante de este estilo, con referencias como Arzuaga, Dehesa de los canónigos, Contino, Enate, Basa, etc. a precios muy atractivos. Aquí se cuida el asunto, hasta el vino de la casa es un Beronia crianza. Nosotros pedimos un Pétalos del Bierzo servido a temperatura adecuada y en copas de nivel que acompañó estupendamente la comanda. Manteles y servilletas de tela. Invitación a licores de parte de la casa. Servicio amabilísimo especialmente Susana, la camarera más veterana, que es una auténtica crack. El precio… 61 euros. Poco más de 20 por persona, relación calidad-precio excelente, que hará que sigamos repitiendo muchas veces.

listas: Orientales

Banzai Recoletos

- cerrado

Calle de Recoletos 10 <m> Retiro 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 104 personas

ver más restaurantes asiáticos en Madrid

Buena opción

me gusta

Comida en BANZAI RECOLETOS. Teniendo en cuenta el calorazo que hacía en Madrid este domingo, pasamos de terrazas y pensando en un sitio con aire acondicionado, nos decidimos por este “japo” del que habíamos oído que estaba bastante bien. 2 personas. Está situado en la calle Recoletos, al lado de La Cesta y enfrente de El Barril, entre Serrano y Colón, es decir una ubicación “Premium” sin lugar a dudas. Decorado en plan moderno y elegante, en tonos oscuros. Las mesas pequeñas y muy juntas, dispuestas en batería, es decir que estiras el brazo y le tocas la oreja al de al lado, menos mal que el restaurante estaba a un tercio de su capacidad, y nos pusieron en una en la que no teníamos “vecinos” a izquierda y derecha. Mantelería y copas correctas. Pedimos una de Gyozas, como en la ración vienen 6, y tenían de tres clases (carne, verdura y pescado), pues 2 de cada y así las probamos todas. Venían hechas al vapor y pasadas por la plancha, buena textura y sabrosas, pero sabían un poco igual todas, hubiéramos tenido dificultades para identificar cuál era de carne, pescado, etc. Me quedo con los dim-sum del tristemente desaparecido Le Dragon , que estaba en la calle de al lado. También pedimos Tempura Tigre, que es una tempura de langostinos picados, aderezada con mayonesa japonesa. Estaba buenísima. Aunque ponen una buen ración, nos hubiéramos comido otras dos sin pestañear. Por recomendación del maitre pedimos también media ración de “dragón roll”, que es una especie de cilindro hecho a base de makis colocados uno detrás de otro, hechos con arroz templado, aguacate y anguila. Aunque en un primer momento el tema de la anguila nos echaba un poco para atrás, nos encantó... en lugar de media ración teníamos que haber pedido una entera. Junto con la tempura tigre lo mejor de la comida. Para terminar unos niguiris de pez mantequilla con trufa y de “toro” con tomate “concasse”, que pese a reconocer que la materia prima era buena estaban bastante insípidos, no nos dijeron nada. De postre un fondant de chocolate al wasabi para compartir delicioso, el picantillo del wasabi combina a la perfección con el amargor del chocolate, otro acierto. Carta de vinos correcta, aunque un poco subidita de precio (precio bodega x 3). Pedimos un Blanco Nieva, un verdejo de Segovia muy mineral, que maridó estupendamente con la comida. Servicio muy eficiente, camareros nacionales que se enteraban perfectamente de lo que se les pedía y sabían lo que se traían entre manos. Fuimos con una oferta del 30 por ciento en carta y pagamos 55 euros. Buena rcp con la oferta, hubiera sido un poco carillo sin ella, aunque los precios son los normales en un “japo” de clase media. En general, nos gustó, volveremos a probar más cosas.

listas: Orientales

Hattori Hanzo

+34 917 86 57 80

Calle Mesonero Romanos,17 <m> Callao 3 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 174 personas

ver más restaurantes asiáticos en Madrid

Necesita mejorar

no me gusta

Cena en HATTORI HANZO, la taberna japonesa recientemente abierta en la calle Mesonero Romanos, pegadita a Gran Vía. Resulta que los japoneses no comen pescado crudo todos los días (al igual que los españoles no estamos siempre comiendo paella), sino que también tienen sus tapitas y raciones. Las “izakaya” son las tabernas populares donde se sirve este tipo de comida, menos conocida que el sushi. Esta es un local de tamaño medio, con una barra con banquetas a la entrada y al fondo un comedor con un tatami elevado en el que se sitúan las mesas, y en el tienes que introducir las piernas para sentarte. Un poco incómodo, pero muy original. Decoración y ambiente muy logrado que hace que te transportes al país del Sol naciente. Dos adultos y una peque, pedimos todo a compartir:

- Gyozas de carne y verdura, ligeramente marcadas en plancha, muy sabrosas.

- Cerdo empanado, parecido al filete ruso, con un rebozado nada pesado.

- Surimi tempurizado, buen sabor y buena textura, recuerda vagamente a nuestros calamares a la romana.

- Onomiyaki, tortilla de col con panceta y salsas. Teníamos muchas ganas de probar este plato del que todo el mundo habla y la verdad es que no está nada mal.

- Una ración de arroz blanco perfumado con un poquito de curri, que fue un buen acompañamiento para el resto de platos.

- Dos brochetas a la parrilla de carbón tipo yakitori, una de pollo marinado y otra de salmón, ambas con un delicioso aroma a carbón. Muy ricas.

Todo esto con una botella de agua y una cerveza de barril Asahi, salió por 33 euros, una relación calidad-precio muy correcta pues la comida es rica y está muy bien elaborada.

Sin embargo, tardaremos en volver, pues hubo algunos detalles del servicio que no nos gustaron nada:

- Llegamos a las nueve sin reserva y nos sentamos con la condición de que teníamos que levantarnos a las diez porque, según ellos, estaban todas las mesas reservadas (y así lo hicimos porque somos muy cumplidores). Hasta aquí todo comprensible. Sin embargo, detrás nuestro llegó una mesa de cuatro, también sin reserva y la sentaron a nuestro lado sin ponerles ninguna pega. ¿A qué se debe esta diferencia de trato? ¿Quizá porque éramos sólo dos adultos y una niña pequeña y previsiblemente íbamos a consumir menos…?

- Pese a tener una carta no muy extensa, un sábado empezando el servicio de cenas, no disponían de la mitad de los platos, y hubo otros que no nos los podían servir “porque los tenían guardados para otra mesa que estaba reservada”. Estas excusas denotan muy poca vista por parte del camarero: es mejor que digas que no tienes ese plato y quedas mejor.

- Nos dijeron que no quedaba vino blanco y pedimos cerveza. Sin embargo vimos como lo servían sin problema en otras mesas, lo que nos mosqueó bastante y así se lo dijimos al camarero. Incomprensible, a lo mejor se pensaban que si pedíamos vino íbamos a tardar más en comer… no lo entiendo.

- Por cierto, que después de la primera cerveza, pedimos otra, que tardó bastante y llegó a la mesa cuando ya habíamos terminado de comer, por lo que fue devuelta a chiqueros. No obstante la cargaron religiosamente en la cuenta y hubo que reclamar que la quitaran.

- Por último, tienen un problema con la extracción de aire que tienen que solucionar cuanto antes. A medida que se va llenando el local, va subiendo el nivel de humo y acabas saliendo impregnado en olor a fritanga.

Pues nada, serán fallos de “rodaje”. La verdad es que la comida está muy buena, pero tienen que mejorar bastantes cosas si quieren que la gente repita.

listas: Orientales

Yanzoo

Es curioso como una mala gestión del servicio a pesar de la buena sensación culinaria, deja tan mal sabor de boca.

26 de agosto de 2014

spider72

Sí el servicio es regular, pero me consta que Hattori está en ello...a Sarah Connor le atendieron más que bien.

Yo voy a volver.

26 de agosto de 2014

Avelio

Gracias por la contestación Hattori. Pues la proxima vez que vayamos reservaremos para no tener problemas. Un saludo.

29 de agosto de 2014

fresh

no señor, olor a fitangaza no a barbacoa. Al llegar a casa toda la ropa a la lavadora

27 de septiembre de 2014