52 sitios, 24 descubiertos, 369 visitas

Carleón

Palacio de Canedo

+34 987 56 33 66

Calle La Iglesia s/n Canedo, León provincia, España

guardado por 24 personas

ver más restaurantes en Canedo

La culminación de un sueño.

me encanta, uno de mis favoritos

Hay que descubrirse ante la iniciativa de José Luis Prada, el original e irrepetible personaje que está detrás de la puesta en marcha de todo el universo de productos y lugares que forman parte de “Prada a tope”. El Palacio de Canedo es sin duda la culminación de toda una vida de esfuerzo y trabajo. Se trata de un lugar precioso, que fue adquirido en 1987 en un estado lamentable de abandono, restaurado después con mimo, y que ahora justifica una visita, una estancia o una comida reposada. La tienda es una maravilla, un lugar de ensueño, como de cuento. Las habitaciones otro tanto, los comedores un auténtica delicia y todo, desde el más mínimo detalle está cuidado con esmero. En el restaurante ofrecen una carta muy atractiva, con referencias lógicas al entorno, y es posible disfrutar de productos autóctonos de gran calidad, en comedores o terrazas muy bonitas. Es posible realizar visitas guiadas por la bodega, comprar vino, recorrer los viñedos, y disfrutar con el goce de los sentidos porque desde la atención al servicio, todo está hecho con cariño y por ello, no tiene perdón pasar cerca de este lugar y no detenerse a disfrutarlo. ¡ Mi enhorabuena a quien lo ha hecho posible ¡

etiquetas: , , , , ,

Hotel Rural El tiempo recobrado

+34 987 56 24 22

Avenida Villanueva, 33. Carracedelo, León provincia, España

guardado por una persona

ver más hoteles en Carracedelo

Precioso hotel rural en el que disfrutar del tiempo y la paz.

Carleón lo descubrió en julio de 2013

me encanta, uno de mis favoritos

Uno de los más bonitos lugares en los que me he alojado. La habitación era fantástica, amplia, cómoda, coqueta, con unas camas enormes y todo lo preciso para encontrarse muy a gusto.
Además, hay un jardín muy fresco y agradable, en donde estuvimos un rato por la noche mirando el cielo, (vimos algunas estrellas fugaces) mientras nos tomábamos unos gin tonics, (aunque no hay cafetería o bar, se pueden solicitar consumiciones, lo que constituye todo un acierto).
El resto de zonas comunes son de gran belleza. Hay un salón confortable donde sentirte como en casa, con un rincón en el que está la bien surtida biblioteca, que es un auténtico placer para alguien que disfrute con la lectura.
No falta la chimenea, que supongo que hará fantástica la lectura allí en las tardes y noches de invierno.
El lugar es ideal para utilizarlo como base para realizar excursiones y conocer El Bierzo, porque está muy bien situado, (desde el monasterio de Carracedelo hasta Peñalba de Santiago, pasando por Ponferrada, Molinaseca, Las Médulas ....).
El desayuno que se incluye en el precio de la habitación está bien, y el comedor es también muy acogedor (se pueden encargar comidas y cenas, y aunque nosotros no lo hicimos, otros huéspedes nos hablaron maravillas de la cocina).
Finalmente apunto que los anfitriones son muy majos y están dispuestos para aconsejar qué visitar o qué actividades llevar a cabo.
Ah, las habitaciones ¡no tienen televisión ni teléfono! .... algo que me pareció magnífico (por algo se llama el lugar "El tiempo recobrado"). Y acabo contando que es una gozada despertar, abrir la ventana y escuchar el maravilloso concierto que ofrecieron los pajarillos de la zona.

etiquetas: , , ,

Terraza restaurante Praia Menduiña

+34 986 39 10 23

Playa Menduiña 72, 36940 - Cangas Pontevedra, Pontevedra provincia, España

guardado por una persona

ver más restaurantes en Pontevedra

Se come muy bien en un lugar precioso

Carleón lo descubrió en marzo de 2013

me encanta, uno de mis favoritos

En la pequeña playa de Menduiña hay un restaurante llamado "Praia Menduiña", que dispone en verano de una fantástica terraza con unas vistas excepcionales, en donde se come muy bien.
Tomamos una empanada, unos mejillones, y una paella de marisco verdaderamente excepcional, con un albariño fresquito. Resultó bien de precio, y nos dejó un recuerdo magnífico.

etiquetas: , ,

Cervecería Odin

+34 987 25 22 00

Calle Burgo Nuevo 34 (León) León, León provincia, España

guardado por 23 personas

ver más restaurantes tapas en León

Excelentes desayunos e impresionantes tapas.

me encanta, uno de mis favoritos

La Cervecería Odín se encuentra en un pasaje que comunica la zona de Burgo Nuevo con la principal artería de León, la avenida de Ordoño II. Se trata de un local bastante pequeño, que siempre está repleto de clientes, porque la atención es rápida, profesional y muy amable, el precio muy bueno, y en fin, que merece la pena hacer una visita.
Por las mañanas ofrece unos fantásticos desayunos, con una enorme variedad de bocadillos (queso, jamón, chorizo, mejillones, pollo con pimientos, vegetales,...), dulces (bollos, churros, porras, tartas), empanadas, etcétera. Un ejemplo de desayuno estaría formado por un bocadillo de jamón con tomate, un café con leche y un zumo de naranja recién exprimido por un precio de dos euros.
A partir de las 13:00 horas por las mañanas, y sobre las 19:30 por las tardes, se inicia la hora de los vinos, y con cada consumición (cerveza, vino, mosto, refrescos,....), la casa obsequia con una tapa, tal y com es costumbre o tradición en León.
En la Cervecería Odín, la tapa es variada y enorme. Sinceramente, con dos o tres consumiciones se puede marchar uno a su casa como si hubiera cenado.
A todo ello hay que unir que el trato es muy agradable, y el lugar muy céntrico, perfecto para iniciar una ronda de visitas a los distintos bares, para degustar las tapas que se ofrecen.
En definitiva, si visitas León, no dejes de pasar por este magnífico lugar.

etiquetas: ,

Hotel Rural Villarromana

+34 979 89 26 84

Carretera de Guardo, 6 Saldaña, Palencia provincia, España

guardado por una persona

ver más casas rurales en Saldaña

Sobresaliente en calidad, precio, ubicación y trato.

Carleón lo descubrió en marzo de 2013

me encanta, uno de mis favoritos

No puedo hacer otra cosa que recomendar con entusiasmo este lugar, porque he disfrutado de un fantástico fin de semana, de esos que quedan instalados en el apartado en el que guardo los buenos recuerdos.
El hotel es coqueto, cuidadísimo y muy confortable. Se encuentra en un bonito caserón rodeado de árboles, junto a unos estanques en los que viven algunos de los últimos ejemplares de cangrejos de río autóctonos, en un entorno tranquilo, perfecto para descansar.
La habitación que ocupamos era bonita, con un estupendo cuarto de baño, colchones cómodos, y ese toque especial que incorporan los pequeños detalles que es tan importante cuidar. Los albornoces y el ramito de flores frescas en el cuarto de aseo, los espacios comunes tan acogedores, con sofás mullidos y cálidos, la chimenea encendida, las mantas para echar una cabezadita o leer la mar de a gusto, el delicioso bizcocho casero y el zumo natural para desayunar, y sobre todo ese afán de los anfitriones, Nuria y Paco, por facilitar las cosas y hacer agradable la estancia.
Paco es un empresario de casta, un emprendedor con múltiples ideas, embarcado en muchos proyectos, un tipo sagaz e imaginativo, capaz de proyectar entusiasmo. Seguimos sus consejos, visitamos la villa romana de La Olmeda (excepcional), y comimos y tapeamos dónde nos indicó, y hay que decir que de maravilla.
Saldaña es además un precioso lugar para disfrutar de un fenomenal fin de semana, con su gastronomía, su hermosa arquitectura que se aprecia en plazas y casonas señoriales, y el “viaje en el tiempo” que ofrece su museo arqueológico y la visita a La Olmeda, en donde se encuentran algunos de los mosaicos romanos mejor conservados del mundo, en un entorno expositivo digno de elogio.

etiquetas: , , , ,

Restaurante Pablo

+34 987 21 65 62

Avenida los Cubos, 8 (León) León, León provincia, España

guardado por 13 personas

ver más restaurantes leoneses en León

Un placer para los sentidos.

me encanta, uno de mis favoritos

Descubrí este restaurante por casualidad ya que está un poco alejado del centro de León, (junto al conocido cruce de "Michaisa"), y se ha ido convirtiendo en uno de mis favoritos, que además da gusto recomendar porque quedas de maravilla.
Su menu ejecutivo diario está integrado por cinco platos (aperitivo, plato de cuchara, pescado/verdura, carne y postre) y cuesta 20 euros (sin incluir bebida ni café), pero te aseguras una auténtica experiencia. Hay días en que el cocinero está más inspirado, otras veces quizá te guste menos, pero siempre hay motivos para la sopresa, el disfrute, y con frecuencia platos, sabores, texturas, presentaciones, que son capaces de permanecer en el recuerdo.
Hay un menú degustación que es una auténtica gozada. Además, de vez en cuando organizan jornadas dedicadas a algún producto o experiencia.
Hace algún tiempo tuve ocasión de acudir a lo que se denominó "Cinco Senzaciones", que consistía en un atrevido intento de convertir el hecho de alimentarse en una experiencia sensorial completa, con cinco músicas, cinco colores y otras tantas proyecciones de imágenes, para acompañar cinco creaciones servidas cada una de ellas con el adecuado maridaje enológico. Fue algo digno de recordar, con varios platos soberbios.
Para fortuna de quienes conocemos el lugar, y quizá para desgracia de quienes lo dirigen, el restaurante es pequeño, está alejado, y por ello quizá desmerezca la "coquinaria" de calidad que se práctica en los fogones. De otra manera, sin duda estaría mucho más referenciado en las diferentes guías gastronómicas de prestigio.
Para quienes lo frecuentamos, es sin duda una estrella emergente de la cocina de León.

etiquetas: , , , ,

Restaurante Aizian

+34 944 28 00 39

Calle Lehendakari Leizaola 29 <m> Indautxu 1 2 Bilbao, Bizkaia provincia, España

guardado por 8 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Bilbao

Cocina de alto nivel a precio sensato,

me encanta, uno de mis favoritos

Acudí con unos amigos a este restaurante atraído por los magníficos comentarios que me habían llegado, y fue una magnífica decisión porque la relación calidad-precio es lo mejorcito que he tenido el placer de experimentar en los últimos tiempos, más aún al tratarse de Bilbao, ciudad que podemos definir como "cara".
Optamos por uno de los menús cerrados que se ofertan. En concreto por el Ejecutivo - I, que tiene un precio de 41,50 euros, incluyendo café y media botella por persona de un crianza de Rioja (Solabal 2008), un tinto de la localidad de Ábalos que está francamente bueno.
Comenzamos por una "Terrina de foie con gelatina de Pedro Ximénez" que estaba muy bien, pero que obviamente no requiere una gran maestría en la cocina... A continuación tomamos un "Arroz cremoso de hongos con ali oli de parmesano", de quitarse el sombrero. Seguimos con una "Merluza a la plancha con puré de patata y arbequina", de notable alto. La carne fue un "Magret de pato con manzana asada al jengibre y miel", muy correcto, y el postre una extraordinaria "Torrija de pan caramelizada con helado de arroz con leche".
Hay que señalar que el restaurante es muy agradable y está situado en una zona céntrica, rodeada de jardines, parques infantiles, el precioso paseo junto al Nervión, y a tiro de piedra del Museo de Bellas Artes, el Gungenhein y el Auditorio Palacio Euskalduna.
Por si todo esto fuera poco, el servicio es extremadamente amable y profesional, y el comedor, vajilla y ambiente de muy alto nivel.
En definitiva, una opción muy interesante y a un precio muy atractivo.

etiquetas:

Restaurante El Yantar de Muriel

+34 987 45 32 01

Plaza del Santo Cristo S/n. Molinaseca, León provincia, España

guardado por una persona

ver más restaurantes en Molinaseca

Buena atención, bonito lugar y buen menú.

Carleón lo descubrió en julio de 2013

me gusta

En un día de terrible calor nos detuvimos en Molinaseca, en un precioso pueblo del Camino de Santiago, muy cerquita de Ponferrada. Recorrimos sus calles, nos pegamos un chapuzón en el fresquísimo río, y acabamos comiendo un menú en este lugar. Fue todo un acierto. Lo atiende personal joven, con mucha simpatía y un trato educado y agradable.
El comedor es pequeño, pero muy bonito. Comimos fresquitos, y luego tras el café descansamos un rato en una salita que está junto al comedor. Una delicia.
El menú fue correcto, con unas ensaladas mixtas hechas con buenos productos y bien aliñadas, una merluza con pisto muy rica, y carne de cordero con patatas. Con postres, bebidas y cafés, pagamos 30 euros por tres personas. Y además nos sentimos muy bien tratados, y eso es también importante.

etiquetas:

Restaurante El Buche

+34 987 25 00 28

Avenida República Argentina 1 León, León provincia, España

guardado por 3 personas

ver más restaurantes en León

Propuesta innovadora, cocina creativa y buen menú.

Carleón lo descubrió en julio de 2013

me gusta

Una sorpresa muy agradable. Es un restaurante abierto recientemente, que apunta unas maneras francamente interesantes. El local no es muy grande, pero resulta funcional y céntrico. La carta no es amplia, pero parece estar integrada por platos sólidos y bien elaborados. Ofrecen menú del día y la posibilidad de tomar medio, con un primero o un segundo y el postre. En fin de semana y festivos se ha de comer, (al menos de momento), a la carta, En la barra es posible tomar algo, y seremos obsequiados por una sabrosa tapa.
En nuestro caso tomamos un menú del día (13,5 euros) que por los productos, la elaboración y el nivel ofrecido resulta barato, diría que una oportunidad de disfrutar de alta cocina a precio moderado.
Como aperitivo comenzamos con una “croqueta líquida de cecina”, una creación que ya nos dio pistas del nivelazo de la coquinaria del Restaurante El Buche, fruto de la variada experiencia de su cocinero, Luis Álvarez Gallardo que, entre otros lugares ha conocido San Sebastián, en donde trabajó a las órdenes del maestro Pedro Subijana en el “Akelarre”, y es evidente que fue un alumno aplicado.
En los primeros platos saboreamos un arroz cremoso con verduras y setas excepcional, y una muy buena ensalada de bonito con anchoas. Después, ahí es nada, una merluza en salsa verde con berberechos y espárragos trigueros, un congrio con una salsa al ajoarriero gustosísima, y unos notables escalopines de solomillo con queso de Valdeón y patatas.
Los postres fueron también sobresalientes, con un helado de turrón estratosférico, y una torrija verdaderamente memorable.
La carta de vinos es correcta, un poco escasa (lo que se entiende porque acaban de comenzar), pero muy bien de precio. Ya va siendo hora de que se entienda que para disfrutar de una comida es preciso un buen vino, que incluso la mejora, y por eso es ridículo quitar al cliente la posibilidad de hacerlo encareciendo desproporcionadamente su precio.
En conclusión, y no se puede decir más claro, si aún no lo has visitado, ¡ No sabes lo que te estás perdiendo !

etiquetas:

Restaurante Delirios

+34 987 23 76 99

Calle del Ave María, 2 Bajo (León) León, León provincia, España

guardado por 12 personas

ver más restaurantes cocina creativa en León

Cocina creativa y rompedora. Muy interesante.

me gusta

Tenía muchas ganas de comprobar si la fama que comienza a atesorar este restaurante se correspondía con la realidad, y además tuve la inmensa fortuna de acudir una noche en la que no había apenas clientela, por lo que puedo decir que el equipo de cocina trabajó para satisfacerme, como si fuera un invitado especial.
Comenzaré por decir que el comedor es pequeñito, acogedor, decorado estilosamente, muy apropiado para parejas enamoradas y ocasiones especiales. Una frase de Miguel de Cervantes, “No existe plato desdeñado en la cocina si se realiza de manera única” decora una de las paredes, en tanto que otra anima al visitante a dejarse llevar para disfrutar en un viaje gastronómico…
Me decidí por un menú degustación, (38,80 euros con IVA. Bebida y café no incluidos), que acompañé con un vino de la zona, un rosado “Pardevalles”, elaborado con la variedad ‘prieto picudo’, que disfruté por su equilibrada acidez y sus delicados aromas frutales.
He de reconocer que hubo un plato que me resultó emocionante, porque me hizo recuperar sabores de la infancia, se trataba del “Huevo a baja temperatura, con parmentier de patata, sirope de verdura y fruta rallada”. Que me transportó a esos años de la niñez en los que me gustaba comer huevos pasados por agua, y a ese sabor de la yema líquida, la sal, y la clara arañada con la cucharilla de las paredes internas de la cáscara del huevo. Sólo por este momento mereció la pena acudir a “Delirios”.
Pero antes de nada hay que decir que el menú se inició con tres pequeños aperitivos que ya me dieron una ligera idea de por dónde se encamina la coquinaria del lugar (a destacar la deliciosa croqueta). A continuación, el primer plato consiguió sacudir mis sentidos por el tratamiento dado al bacalao, que me recordó texturas y sabores de “pinchos” degustados en Euskadi (luego supe que el cocinero, Javier Rodríguez Martínez, ha conocido de primera mano la cocina de San Sebastián, entre otros lugares en los que ha completado su formación).
Pero no fue esto lo único brillante; Javier tiene muy claro que no es lo mismo comer que alimentarse, no es igual quitar el hambre que despertar sensaciones. Por ello, es preciso investigar, probar, arriesgar, con lo que se corre el peligro de alternar aciertos y fracasos. Pero no hay duda, ese es el camino que hay que seguir para crecer y mejorar.
Otra de las creaciones que también quedará en mi memoria fue el “Taco de bacalao en torrija de mar, con pisto ligero, pil-pil y su piel crujiente”. Me resultó memorable, con la justa consistencia y punto en el bacalao, y el contraste con esa piel crujiente, sorprendente y apetitosa.
En cuanto a la carne, llegó a la mesa en forma de una original hamburguesa de cordero, distinta, interesante, con una lámina transparente de gelatina de tomate que fue capaz de concentrar de forma intensa todo su sabor. Te puede gustar más o menos, pero su factura es brillante y muy osada.
Por no aburrir contando todos los platos, acabaré con el postre, llamado “Copa de mermelada de trompetas de la muerte, con espuma de queso de cabra veigadarte, crumble nueces y crujiente de caramelo de miel y limón”. Una vez más se presenta una conjunción de productos diversos, con diversas consistencias, aromas y sabores, que culminan con ese perfecto contrapunto del frescor que aporta el crujiente cítrico. Muy bueno.
Como guinda, la visita concluyó con unos gintonics al tiempo que disfrutábamos de una agradable tertulia sobre gastronomía, intercambiando opiniones con Javier.
Ha sido mi primera visita, y he salido francamente satisfecho. Desde aquí les animo a que no se queden sin conocerlo. Desde luego, yo volveré.

etiquetas: ,