52 sitios, 24 descubiertos, 369 visitas

Carleón

mostrando 2 sitios

sin fotos + añadir

Restaurante Cervecería San Isidoro

+34 987 23 04 53

Calle de la Abadía, nº 3 León, León provincia, España

guardado por una persona

ver más restaurantes en León

Todo el sabor de Portugal

Carleón lo descubrió en febrero de 2013

me gusta

Nos encontramos con una cervecería en apariencia normalita, se diría que anodina, pero que sin embargo ofrece la posibilidad de degustar magníficos platos típicos de la cocina de Portugal, a un precio moderado.
La cocinera es lusa, se llama Fernanda dos Anjos Fernández, y cocina de maravilla. Su marido, Javier, se ocupa de la barra y de atender amablemente las mesas.
En mi visita, comenzamos con un bacalao dorado (una especie de revuelto de bacalao desmigado, con cebolla y huevo), y continuamos con un delicioso arroz con bacalao. Todo ello regado con un vino muy fresco de la variedad prieto picudo (típica de la zona).
Hay que añadir que el precio está muy bien, y que el local está céntrico, muy cerca de la zona histórica.
Ofrecen menús del día y de fín de semana muy económicos, y una variada carta de raciones (además de tamaño muy generoso).
Si estás en León, y te apatece comer como si estuvieras en Portugal, sus arroces, sus croquetas, su bacalao..... no dudes y visita este lugar. Merece la pena !

etiquetas: , , ,

Restaurante Sorrento

+34 987 07 32 70

Calle Bernardo Del Carpio 1 (León) León, León provincia, España

guardado por 12 personas

ver más restaurantes leoneses en León

Uno de los mejores cocidos de León

me gusta

El cocido es uno de los platos más típicos de León, y son innumerables los restaurantes que lo ofrecen. De todos los que he probado, quizá el del Restaurante Sorrento ocupe el primer o segundo lugar. El precio es de 15 euros, y el cocido está integrado por una sopa de fideo ríquísima, seguida de los garbanzos con berza, y finalmente todos los sacramentos (morcilla, chorizo, tocino, oreja, lengua, pollo,....) que se sirven acompañados de unas picantes "piparras". Todo ello se puede regar con un vino prieto picudo de la casa, y para finalizar una crema de limón, un café de puchero, y unos chupitos de orujo (del blanco y del de hierbas).
El local es agradable, el trato de los camareros magnífico, y el único "pero" que se le puede poner es que si quien acude lo hace con algunos niños (imaginemos un matrimonio con un par de críos), no se puede pedir dos cocidos o tres para compartir.... te cobrarán los cuatro, aunque tus hijos apenas coman....
Pese a ello, merece la pena. También es muy buena opción merendar allí unos platos de fabuloso embutido, croquetas o ensaladas. Lo dicho, muy buena relación calidad precio, y productos de calidad. Merece la pena visitarlo

etiquetas: , , , ,