515 sitios, 248 siguiendo, 318 seguidores, 71 descubiertos, 700 check-ins, 46.062 visitas

Ignorante. Divertido. Nocturno. Intentando disfrutar de la gastronomía con risas y amigos sin tomarme nada demasiado en serio.
Así me va, así lo cuento.

spider72

mostrando 3 sitios

La Huerta de Tudela

+34 914 20 44 18

Calle Prado, 15 <m> Antón Martín 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 280 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Maravillosa materia prima y cuidada cocina anuladas por un local incómodo y un servicio nervioso y apresurado. Green & Noise.

está OK

un check-in aquí

3 justas.

Ayer quería cenar de huerto.

Después de mi experiencia en La Manduca, me soplaron que La Huerta de Tudela era otro de los "must" capitalinos en lo tocante a nuestros pequeños amigos verdes, las verduras, y para allá me encaminé.

Decepción absoluta en cuanto aterrizo en el local. No me esperaba que fuera la locura, pero al menos que tuviera un mínimo de calidez. Voy a comer verdura, y eso lo asocio con tranquilidad, con buena iluminación, con una cena pausada, sin prisa, disfrutando de los sabores y de las texturas.

Pues va a ser que no.

Local oscuro, ruidoso, más parecido a una cafetería que por la noche la visten de restaurante. Sillas realmente pobres (en mi caso además mesa pequeña y de sofá en uno de los lados, más propio de una hamburguesería que de otra cosa), cuadros de tercera. Ambiente inexistente.

Muchísimos camareros, unos más pendientes que otros, pero eso sí, todos corren mucho...pim-pam-pim-pam. Es imposible estar relajado, no para de desfilar gente de un lado a otro de la sala. Eso sí, el pan hubo que reclamarlo y el primer plato nos lo sirvieron antes de que llegara el vino a la mesa.

Todo va muy deprisa en esta Huerta.

Carta basada en verduras, también con carnes y pescados pero siempre con lo verde como hilo conductor. Veo que tienen menús degustación, 44 eur y 36 y 34 euros, bebida y café aparte. En ese momento soy consciente de que ya no me apetece probar casi nada y que si cojo el menú largo me iré fácilmente por encima de los 100 euros con vino y postres. Para eso me quedo con Aldaba o con La Manduca., locales con cocina excelente (éste también, ojo) pero dónde no me siento en la cafetería La Flecha.

El jefe de sala, un oasis de conocimiento y tranquilidad (¡por fin!) en este camarote de los Hermanos Marx.

Pausado, seguro, cercano y muy profesional. Nos explica algunos detalles del cultivo del cardo, de las diferencias entre el cardo rojo y el cardo blanco, nos aconseja qué tomar...¡esto es lo que yo quería!...una delicia. Bueno, al menos tuve mis 5 minutos de Gigante Verde.

NUESTRA OPCIÓN:

MEDIA DE ENSALADA DE CARDO ROJO. Lo mejor de la cena. Fresco, divertido, atractivo. Mi primera vez con un cardo rojo. Ñam.

PATATA RELLENA CON HUEVO POCHÉ Y ALGO ASÍ COMO UNA CREMA DE TRUFA. Decepción. Si, no está malo, pero vamos, la trufa ni está ni se la espera, el huevo (en su punto, todo hay que decirlo) inunda todo al partirlo y sólo sabe a eso, a huevo.

PENCAS DE ACELGA EN TEMPURA CON RELLENO DE JAMÓN. Un señor plato. Sabrosísima, finísima y a mi me encantó. Aquí veo producto y buena mano en cocina. Muy recomendable.

PAPADA DE CERDO. Pues también muy bien. Quizá muy pesado para tomarlo por la noche, pero en cualquier caso un plato muy correcto, aunque por debajo del cardo y de la penca. Maravillosos guisantes, estos sí, frescos-frescos (que últimamente me los ponen mucho de La Sirena).

TORRIJA. Como la Heineken, posiblemente la mejor torrija que he probado. Excelente.

Con botella de vino Venta del Loco, media de agua y dos cafés, 87 euros dos personas.

DETALLES QUE NO SE VEN, PERO ESTÁN:

A mitad de cena, son las 23 horas, con media sala llena, empieza todo el mundo a recoger y a vestir las mesas para el próximo servicio. Nuevo desfile de camareros...en la mesa de al lado se dispone una montaña de servilletas para repartir.

Me siento como el último de la fiesta de fin de año, aunque sólo son las once. Por supuesto rellenan también la cámara de botellas de agua, así que...PATAPLAF! golpazo de una caja en el suelo. Total, para qué tener un poco de cuidado.

CONCLUSIÓN: la cocina es muy buena, la materia prima también, pero por ese precio yo necesito disfrutar de un local, de un ambiente y de un servicio. Quizá el local funcione mejor para una comida (de día entiendo que el tema ruido y el tema atmósfera es menos importante), pero desde luego yo no lo recomiendo para alguien que quiera disfrutar de un slow food.

Pena que cuando se tiene lo difícil...se falle en lo que no lo es tanto.

etiquetas: ,

ver comentarios anteriores (1)

Gath

Buena reseña Spider. Me quedo con la ultima frase.
Y coincido plenamente, la calidad de la cocina queda empañada con el resto.

12 de diciembre de 2014

spider72

Pues sí, JL yo hay veces que no entiendo ciertas cosas, pero con un precio medio de principales en torno a los 22- 23 euros y en torno a 18 eur los primeros, creo que hay que exigir ya un poco de continente y no sólo de contenido.

De momento me quedo con Aldaba y Manduca, un poco más caros, eso sí pero la experiencia es completamente diferente.
ver comentario completo

12 de diciembre de 2014

Gath

La segunda alternativa que planteas, la conocimos hace ya algunos años y si no hemos vuelto, no es por calidad sino, mas bien, por el ambiente. La primera alternativa, su cata esta proxima.

12 de diciembre de 2014

spider72

Aldaba con Kviar...si no es pelín carete.

Manduca...pues oye que a mí la última vez no me disgustó tanto el ambiente...

12 de diciembre de 2014

Miss Migas

La huerta a medio día está mejor, más luminoso y supongo que con un servicio más justificado, pero me parece que los precios se descontrolan un poco si bien todo lo que sale de la cocina está cuidado.
Aldaba no me parece tan como lo pintas aunque los callos de allí son sublimes, ¿hay tanta verdura?
La manduca es uno de esos pendientes, pero es que por esos precios......
ver comentario completo

13 de diciembre de 2014

spider72

@miss tienes razón en todo. La manduca sí se basa en verduras y Aldaba lo meto en el saco como cocina clásica dónde también hay mucha verdura pero no es la base de su carta (en cualquier caso yo sólo conozco Aldaba después de su remodelación y con el kviar, que si no es too expensive).

Sin embargo La Manduca, que me pareció caro de entrada, se puede comer muy muy bien por 50 eur, lo mismo que me costaría en La huerta si voy con hambre...
ver comentario completo

14 de diciembre de 2014

El Qüenco de Pepa

+34 913 45 10 84

Calle de Henri Dunant 21 - 23 <m> Cuzco 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 208 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Maravillosa materia prima y cocina clásica. Caro. Detalles que no deben estar con esta RCP

está OK

Comida de bizniz 25.11.2014

3++ pero en justicia no puedo darle más.

Local de tamaño medio, con dos salones, ambos hasta la bandera. Ruidoso y un pelín abigarrado, aunque la separación de las mesas es correcta. Sobre todo a la entrada y a la salida hay un poco de sensación de camarote de los hermanos Marx, con un continúo trasiego de camareros y de público entrando y saliendo. Desde luego es un sitio vivo y activo.

A pesar del barullo, no se está mal, aunque me quedo con el ambiente de La Manduca y/o Aldaba, ambos de cocinas y precios parecidos.

Famosetes del mundo económico y/o ex jueces estrella junto con algún semi-royal.

Si hay algo que destaca en este local es la cocina: sencilla y clásica pero con una innegable calidad y una soberbia materia prima. Pescados excelentes y verduras de quitarse el sombrero, todo con una presentación austera, casi monacal, en muchos casos sin acompañamiento (ni falta que le hace).

NUESTRA OPCIÓN:

Ensalada de tomate con ventresca para compartir (entre 4). No se puede uno ir de aquí sin probar esos tomates. Expuestos a la entrada es como cuando entras con tus hijos en un tienda de perritos, todos te llaman y te dicen "cómprame, cómprame...". Perfecta de sabor y de aliño.

Pochas con chipirón en su tinta, fuera de carta. Servida en tapitas individuales para compartir. También soberbia.

Rodaballo. Yo no lo probé pero sólo por la pinta ya me pareció de vuelta al ruedo, al horno y servido solito en un plato blanco impoluto. Por lo qué sé, muy bueno.

Ventresca de bonito. Igual que el anterior, aunque aquí yo le hubiera puesto aunque fuera una patatilla. Buena materia prima aunque en este caso la sencillez me pareció excesiva, con una pieza de pescado sola en medio del plato.

Sesitos rebozados. Correctos, creo que la casquería no es el fuerte del local (aún así notables).

Mollejas. Correctas sin más. Buenas que no sobresalientes.

Con una botella de Glorioso, agua embotellada, dos cafés y un postre 175 eur/4 pax.

DETALLES QUE NO SE VEN PERO ESTÁN (y en este caso no muy positivos):

- Carta con los precios sin IVA. He decidido que quitaré media estrella por este detalle a todos los sitios en que me lo encuentre. Cada vez me molesta más.

- Servicio: Tejas servidas con los cafés a destiempo, cuando todo el mundo había ya terminado, cuenta reclamada varias veces y en general una sensación de un servicio un poco por debajo de la RCP y la cocina del local.

CONCLUSIÓN: Hemos comido bien por 45 euros/pax pero si voy en plan personal, me hubiera puesto claramente en los 60 eur (hemos tomado una botella de vino entre 4). Me parece un poco subido de precio, aunque la calidad de la cocina es incuestionable.

Por local y por atención me quedo con La Manduca, Aldaba y el otro local del grupo, Pepa, con una cocina clavada y un local más agradable.

etiquetas: , , ,

ver comentarios anteriores (1)

Yanzoo

Me interesa!! lo tengo en órbita hace tiempo y he oído de todo bueno y malo....

25 de noviembre de 2014

Gath

Expectante por tus comentarios, al igual que Eum lo tengo in mente desde hace mucho tiempo, pero me ha faltado un empujon, a ver si tu ....

25 de noviembre de 2014

Gath

Buena reseña Spider, pero el empujon me llevara primero a tus dos ultimas recomendaciones, luego ya, si eso.....

25 de noviembre de 2014

spider72

En mi opinión, y con precios similares (es decir caretes) me quedo con esos dos, si encima Albada está en Kviar pues no te digo más (sin Kviar Aldaba se va de precio por encima de estos y entonces no interesa). Pero el servicio en ambos es mejor que en éste y la calidad de cocina y producto es similar.

Por local también ganan, en este caso ya digo que incluso mucho mejor Pepa (el antiguo olivo).

No obstante es un buen sitio, prueba de ello es que lleva muchos años y hoy, martes, estaba al 100%.
ver comentario completo

25 de noviembre de 2014

Yanzoo

Muy de acuerdo con el tema de no poner el IVA en los precios, un detalle de mal gusto sin duda.

25 de noviembre de 2014

Lady Spider76

...de mal gusto y que no es legal. La legislación española indica que los precios deben ir con el IVA correspondiente.

25 de noviembre de 2014

La Manduca de Azagra

+34 915 91 01 12

Calle de Sagasta 14 <m> Bilbao 1 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 326 personas

ver más restaurantes navarros en Madrid

¿Harto de rocoto?, ¿cansado de fusión?. Venid a La Manduca: alcachofas de seda, cocina auténtica atemporal y sin adornos. Caro.

me gusta

4 por RCP.

La Manduca de Azagra es un personalísimo restaurante Navarro situado en un sitio complicado, la calle Sagasta, lo que prueba una vez más que algo tiene el agua cuando la bendicen, puesto que llenar un local en una de las zonas de peor aparcamiento de Madrid, un miércoles y con un cubierto de 60 euros “pa arriba” no es nada fácil en estas épocas de ceviches y tartares low-cost.

Pues llevan haciéndolo una buena cantidad de años…

Vamos por partes:

El local es amplio, una planta calle que gusaneando se interna en las entrañas del edificio junto a una segunda planta más pequeña con pequeños reservados.

Ambas llenas.

Luz tenue y paredes desnudas, choca al principio, pero casi sin darnos cuenta causa una extraña sensación de paz y silencio cuando una vez dentro te sientes aislado del ruido trafiquero del eje del mal-Alonso Martínez-Bilbao.

Curiosa su decoración, o mejor dicho su no-decoración: paredes desnudas de azulejo refractario, suelos industriales de loseta gris, luces tenues, pero perfectas. Ni mucho ni poco.
Más cercano a un monasterio que a un restaurante. Pura sencillez.

¿Fácil? En absoluto.

Es de los pocos locales en los que la acústica gana con gente. Vacío las voces rebotan con eco y te obligan hablar bajo, casi a susurrar. Con la parroquia completa, acústica perfecta. Otro punto positivo.

Mesas amplias con enorme separación (casi lo había olvidado) que acentúan aún más la sensación de tranquilidad. Austeridad en cada uno de los elementos, solo un diminuto centro de bayas rojas en cada mesa le da un poco de color a la película.

Público de edad media-avanzada (lógico por la cocina y por el nivel de precio) y si me permitís el comentario, con apresto de rizo americano, como las “toballas güeñas”. Aquí no hay nuevos ricos ni Mauricios Colmeneros. Aquí hay clase y educación a chorros.

Fin del comentario personaloide.

Se está a gusto en La Manduca, sí señor.

Pero, queridos amigos, como dice el refrán, si quieres la paz, prepárate para la guerra.

Dorian Grey y Fausto vendieron sus almas y no fue barato…La Manduca, como la muerte en la peli Almeriense de Spaguetti Western, tenía un precio.

Por favor, seguid leyendo.

Carta de vinos completísima, pero a precios prohibitivos.

Pescados y carnes a partir de 23-24 euros (más IVA, que la carta no incluye, detalle feo)…get ready for this.

NUESTRA OPCIÓN:

ALCACHOFAS. Creo que no las he comido nunca igual. Se deshacen en la boca. Pura delicia. Servidas en un plato solas-solitas. Sin apoyo, sin adorno, sin salsa. Ni falta que les hace. Realmente una verdadera pasada.

POCHAS. De nuevo un plato desnudo, pochas en una salsa de verduras. Para mí un diez.

CARRILLERA DE TERNERA. Una generosísima ración de carrilera en su punto. La foto habla mucho mejor de lo que yo escribo. Esto es una carrillera y el resto que he comido en mi vida son como mucho, mofletes.

ANCHOAS/BOCARTES REBOZADOS. Rebozados en huevo, que no en harina, perfectos, aunque a mí se me pasan de sencillez. Me saben a los que hacía mi madre, lo cual es un cumplido, pero en un restaurante yo vengo a por otras cosas. Culpa mía enteramente. Plato de nuevo rotundo aunque para mí en extremo sencillo.

QUESOS VARIADOS. Correcto sin más.
Servicio atentísimo, con mimo, personalizado. Pura cocina familiar.

CONCLUSIÓN: Cocina con mayúsculas. Materia prima ligerísimamente alterada. Directo, sencillo, sobrio. Una cocina sin adornos.

Soberbia.

Yo que soy un paleto he echado de menos guarniciones (que no salsas) pero La Manduca es así, como un Patek Philippe que parece un reloj de saldo y luego dura cinco generaciones.

Así que como terapia anti-dumpling, a mí me ha funcionado.

Eso sí, 120 euros dos personas, escogiendo platos por debajo del precio medio (carrillera 18 eur + IVA) y con una botella de Pétalos del Bierzo (21 euros).

Agua embotellada, una copa de manzanilla y dos copas de vino de la casa (único detalle feo, puesto que era realmente malo y refrigeradísimo en cámara y nos lo han cobrado a 3 eur/copa. Hombre eso no…)

Eligiendo en plan “living la vida loca” te vas fácil a 80 eur persona.

¿Caro?. Me temo que sí, pero si lo pongo en comparación con otros locales del segmento, pienso en Pepa o en la antigua Aldaba...no me parece tan caro, teniendo en cuenta que la calidad de los alimentos que he probado me ha parecido de primer nivel.

etiquetas: , ,

ver comentarios anteriores (9)

Sr Rodriguez

A ver qué cuentas, me interesa

30 de octubre de 2014

Gath

Hace mucho tiempo que no hemos vuelto por alli, recuerdos positivos de la cocina, pero el entorno y el ambiente, excesivamente serios. Me interesa la opinion, cara al futuro.

30 de octubre de 2014

spider72

Yo lo recuerdo frío, de estética casi industrial, desnudo de adornos. No pegaba mucho con el tipo de cocina. Pero si sigue ahí después de tantos años, algo har´n bien...

30 de octubre de 2014

spider72

ya veremos...

30 de octubre de 2014

Gath

Pues, después de leer tu reseña, habra que volver.....

30 de octubre de 2014

spider72

Pero caro...que conste. Que el vino era baratillo.

30 de octubre de 2014

Avelio

Excelente reseña. Enhorabuena por el disfrute Spider.

30 de octubre de 2014

spider72

Gracias Avelio, ha estado bien sí, aunque pelín escocido en le pocket

30 de octubre de 2014

Jose Luis HR

Excelente tu comentario; de las mejores.

30 de octubre de 2014

Olio

Buena reseña spider,gracias, pero a mí, pagar 60-80 € euros por comer cada vez tiene que estar más justificado.

31 de octubre de 2014

spider72

Estoy de acuerdo. Pasar la barrera de los 50 euros tiene que ser muy muy justificado con la oferta actual

31 de octubre de 2014

spider72

Gracias @José Luis

31 de octubre de 2014

amarin

En esa línea "producto-producto" pero más asequible, La Huerta de Tudela de Ricardo Gil.

31 de octubre de 2014

spider72

Joe lo anoto ahora mismo

31 de octubre de 2014