136 sitios, 6 siguiendo, 69 seguidores, 2 descubiertos, 1.879 visitas

Isaac Agüero

La Maruca

+34 917 81 49 69

Calle Velázquez, 54 <m> Velázquez 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 302 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

UN rincón de Santander en pleno Velázquez

Situado en Velázquez, 54 toma el lugar donde anteriormente se ubicaba el Asador Frontón 2. La crisis provocó el cierre del asador; y también es la semilla de este planteamiento de negocio. Se apuesta por un precio medio menor que el de Cañadío, y una mayor informalidad en un local con diferencias estancias planteado para todo tipo de público. La decoración es sencilla y diríamos que acogedora, repleta de guiños a la tierra, fotos del mercado de la Esperanza (el principal de Abastos de Santander), cuadros con facturas de restaurantes cántabros como el añorado Río Asón, y paneles donde se reflejan paseantes por la playa del Sardinero.

Carta diferente a la de su “hermano mayor” donde solamente se conservan probablemente las dos entradas cántabras por antonomasia, las rabas y las anchoas. Casualmente comenzamos con las primeras, buen producto, con un finísimo enharinado y una elegante fritura. Para no perdérselas.

Seguimos con unas alitas de pollo con salsa barbacoa, cocinadas a baja temperatura, destacan por su textura y su carne tersa. Acompañadas por la salsa, se convierten en un bocado muy sabroso. Para comer con las manos y chuparse los dedos.

Una típica ensalada de tomate con bonito es el siguiente plato; tomates rosas, bonito, y cebolla morada de Liébana. Sencillez y producto..

Una muestra de esa informalidad también se plasma en la carta vía las bravas. Patata cuadrada; crujiente en su exterior, y más cocida en el interior. Se acompañan tanto de un alioli como de una salsa aparentemente brava. Combinación que debe mejorar, tanto en la proporción y sabor de las salsas como en su bravura.

Damos un paso adelante con el pulpo asado con puré de matanza; el tentáculo del cefalópodo en su punto exacto con un puré de patata que lleva ligeramente chorizo. Esa combinación de mar y montaña resulta muy acertada. Pleno.

Otro reflejo en la carta de la procedencia cantábrica es el taco de bonito con piperada. Me sorprendió favorablemente por su punto, hecho ligeramente por el exterior y muy poco por el interior, lo cual desde nuestra perspectiva aumenta su jugosidad. Se nota que en este plato está la mano de Quirós. Otro acierto.

En el capítulo dulce, la tarta de queso no ha viajado desde Conde de Peñalver, pero en su lugar el cántabro de las Jarradillas se presenta en formato flan. Muy conseguido, sin adornos innecesarios, ni presencia de otros ingredientes secundarios que no aporten. Pleno foco láctico.

Y acabamos con una tarta de limón, compuesta por una capa de galleta de pura mantequilla, una crema pastelera con un toque cítrico que la hace tremendamente ligera y un etéreo merengue. Para repetir.

Para post completo ver: complicidadgastronomica.es/?p=2797

etiquetas: , ,

Isaac Agüero

Muy bien eramos 4, tomamos 2 botellas de vino, y 3 cafés, creo que salimos a 33€

25 de octubre de 2013

ciudades

categorías 11870