148 sitios, 25 siguiendo, 70 seguidores, 2 descubiertos, 3.767 visitas

De pequeños éramos de esos niños que no hacen ascos a nada. De 'grandes', nos encanta la buena comida y el buen gusto allá donde surjan, sin prejuicios : )

eat&love Madrid

mostrando 2 sitios

La Gastro de Chema

+34 913 64 22 63

Calle Barco,7 <m> Gran Via 1 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 292 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

El templo ‘croquetero’ se tranforma en un paraíso ‘umami’

me gusta

Primero fue el templo de la croqueta (La Gastrocroquetería de Chema); ahora es el del umami (ese quinto sabor indefinible que provoca escalofríos en las papilas gustativas). La taberna de Chema Soler (Malasaña) en la que tantas veces nos hemos chupado los dedos pasar a ser ‘La Gastro: una muda de piel que toma ahora como musa al umami (no se preocupen los croqueteros: ellas siguen siendo Diosas, aunque ya no estén en lo más alto del Olimpo). De la croqueta creativa a la tapa creativa, Chema Soler se ha soltado la melena.

Conocimos La Gastrocroquetería cuando daba sus primeros pasos en La Latina (y la adoramos); volvimos a dejarnos engatusar por ella cuando se lanzó, con faldas y a lo loco, a Malasaña y volvemos a quererla ahora que se reinventa por tercera vez. Chema Soler se ha rendido al equilibrio para encontrarse a sí mismo: croquetas, sí, pero no sólo. La Gastro de Chema pierde medio nombre para ganar mucho: concretamente una carta de tapas creativas en las que el sabor umami va a ser el hilo conductor (el quinto sabor, que significa “sabroso”, muy presente en el tomate, las setas, los mariscos y en productos fermentados y añejados).

¿Queréis saber más? Tenéis más información, detalles y fotos de los platos que pedimos en nuestro blog:

eatandlovemadrid.es/gastro-chema-madrid

Buen provecho e Eat & Love!

etiquetas: , , ,

Casa Julio

+34 915 22 72 74

Calle de la Madera 37 <m> Noviciado 2 3 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 280 personas

ver más restaurantes tapas en Madrid

Decadencia

para no volver

La verdad es que hacía un porrón de años que no entrábamos (Fabio no guardaba mal recuerdo de sus años de universidad), pero ahora nos tememos que no es más que una taberna del tres al cuarto que vive de su fama y ofrece de las peores croquetas que hemos probado en Madrid, con una bechamel tipo mazacote de engrudo y medio congeladas por dentro. En cuanto a otros platos como las patatas bravas, igualmente lamentables: la salsa era literalmente ketchup de bote con picante.

Muy triste que en muchos sitios clásicos tradicionales se descuide hasta tal punto la calidad de la cocina para dedicarse a vivir de rentas, y que esta sea la imagen que demos a muchos de los turistas que llegan buscando locales y tapas típicos.

etiquetas: ,