De pequeños éramos de esos niños que no hacen ascos a nada. De 'grandes', nos encanta la buena comida y el buen gusto allá donde surjan, sin prejuicios : )

Eat & Love Madrid

mostrando 5 sitios

Moratín Vinoteca Bistrot

+34 911 27 60 85

Calle Moratín 36 <m> Antón Martín 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 247 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Menos es (mucho) más

me gusta

El barrio de Las Letras es, sin lugar a dudas, uno de nuestros barrios de culto de Madrid (los otros quizás sean Malasaña y Chueca). Durante una temporada tuvimos la suerte de trabajar por la zona y, entonces, suspirábamos por encontrar un sitio en la coqueta Vinoteca Moratín que -como sucede a menudo cuando algo merece la pena- siempre estaba hasta la bandera. Desde su apertura en el año 2013 es casi imposible conseguir una mesa en fin de semana (el hecho de que sólo tengan 6 mesas no ayuda), pero merece la pena intentarlo, porque este sitio tiene magia.

La Vinoteca Moratín es el proyecto personalísimo de Marcos Gil y su toque personal se nota en casi todo (por algo él está siempre ahí, atendiendo a las mesas, explicando los platos y cuidando a sus clientes: desde aquí le mandamos un beso). El local, decorado en buena parte por su hermano Alejandro -galerista-, es pequeñito, pero acogedor (de esos en los que uno se siente como en el salón de su casa), muy íntimo y de una elegancia sencilla (la que nos gusta a nosotros).

¿Y la carta? Como la de casi todos los buenos restaurantes, corta y enfocada: son una docena de platos en los que no se diferencian entrantes de principales, muy basados en el producto. Hay algunos míticos de la casa, como el salmón marinado o el steak tartar, y alguno que otro que va cambiando según temporada. También es muy interesante la bodega, con una buena selección de vinos nacionales poco comunes y algunos vinos internacionales.

Tenéis más información, detalles y fotos de los platos que pedimos en nuestro blog:

eatandlovemadrid.es/vinoteca-moratin

Buen provecho e Eat & Love!

etiquetas: , , ,

Avelio

Me dejáis con muchas ganas de repetir en este sitio. Vinoteca Moratín está en el Top de "steak tartares" de la Capital. Además Marcos es un gran cocinero y un encanto de persona.

11 de noviembre de 2015

La Chelinda

+34 912 90 00 38

Calle Núñez de Arce, 4 <m> Sol 1 2 3 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 11 personas

ver más restaurantes mexicanos en Madrid

¡Al rico taco!

me gusta

Si, como a nosotros, te pirra la comida mexicana estás de suerte, porque en Madrid -además de muchos falsos mexicanos mediocres, eso sí- tienes un montón de buenas opciones para darte el gustazo (¡y para todos los bolsillos!): desde el paraíso gastro de Punto MX (estrella Michelín) hasta el moderno -y bastante más asequible- Tepic, el sabor callejero e informal de la mítica Taquería Mi Ciudad y, ahora, La Chelinda, nuevo proyecto del grupo Beer&Food.

Lo primero que enamora de La Chelinda es su decoración actual y femenina, lejos del topicazo mexicano que ya nos tiene un poco aburridos: es un local acogedor, coqueto, colorista y moderno que te encantará (se divide en dos plantas: arriba copeo, coctelería y barra y abajo restaurante). ¿Y la carta, qué tal? (deja de babear, que ya vamos): pues estupenda para una cenita informal entre amigos glotones. Puedes elegir entre sus 14 variedades de tacos (con recetas puramente mexicanas), nachos, burritos y especialidades como el guacamole casero (riquísimo), el ceviche (a la mexicana) o el cóctel de camarón: todo muy auténtico (damos fe) y delicioso. Ah, y si el tuyo es un paladar aventurero, en La Chelinda encontrarás algunas rarezas como los tacos de mixiote (carne de cordero preparado al horno con hoja de aguacate y adobo) o de lengua de res.

¿Y el bebercio? Entre taco y taco puedes ir aligerando tu comida con alguna de las típicas cervezas mexicanas (XX, Sol…), una michelada o (por qué no!) un tequila (tienen más de 40 referencias) o un clásico mezcal (bebida alcoholica tradicional mexicana que se produce a partir de la destilación de la penca del agave -para más detalles, “la del gusanito”-). Por supuesto, tampoco pueden faltar los clásicos margaritas, que están estupendos pero son algo carillos (8 € cada, ojo que pueden subir mucho la cuenta).

Tenéis más información, detalles y fotos de los platos que pedimos en nuestro blog:

eatandlovemadrid.es/la-chelinda

Buen provecho e Eat & Love!

etiquetas: , , ,

El Apartamento

+34 917 55 44 02

Calle Ventura de la Vega, 9 <m> Sevilla 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 106 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Cambio de equipo? Bajón de calidad

no me gusta

ACTUALIZACIÓN julio 2015:

Después de las advertencias de varios lectores hemos comprobado por nosotros mismos que el equipo de El Apartamento parece haber cambiado y, aunque mantienen muchos platos de la carta original, efectivamente la calidad ha descendido muchos enteros. Platos que nos encantaron en nuestra primera visita nos parecieron esta vez totalmente mediocres, y se nota que el producto utilizado es mucho peor. Tomaos esta reseña publicada en 2014 con cautela.

-----------

Es bien sabido que no existe lugar en el mundo en el que se coma mejor que en casa. No hay croquetas más ricas que las de la abuela, ni sobremesa que pueda superar (para bien o para mal) a esas reuniones familiares eternas en las que, café en mano, discutimos sobre lo divino y lo humano mientras los canijos de la casa juegan a la guerra con balas de pan. No, no existe restaurante capaz de emular esa bolsa de contradictorias sensaciones que definen eso a lo que llamamos ‘casa’. Pero, hete aquí, que hoy os traemos un descubrimiento. Un rincón que mantiene ese regusto conservador del hogar sin perder el aroma de la libertad, la creatividad y la vanguardia. Os hablamos de El Apartamento, una de las aperturas de éxito del pasado 2013 y, desde ya, uno de nuestros restaurantes favoritos, con una relación calidad / precio fantástica.

Habíamos oído hablar de él a menudo entre los blogueros gastronómicos madrileños. El que probaba, repetía (cosa rara en este gremio tradicionalmente infiel). Ahora entendemos por qué. Cocina de mercado tradicional renovada, excelente atención (quizás tengáis la suerte de conocer a Daniel, uno de sus cinco socios, que nos atendió personalmente y es un encanto), ambiente acogedor estilo ‘vintage’ -el local recrea con gracia los distintos ambientes de una casa- y maravillosa relación calidad / precio. Todo lo que probamos en El Apartamento nos supo a gloria. Imprescindible ese orgásmico arroz cremoso con trufa y setas, esas increíbles croquetas de ragout, su completísima carta de vinos y esa golosa torrija de brioche con helado de nata y canela.

Como os comentábamos, uno de los puntos fuertes de El Apartamento es su estupenda carta de vinos. Tiene una gran cantidad de propuestas con una buena relación calidad-precio, que puedes disfrutar también por copas en muchos casos. Respecto a la carta general, comentar que podéis pedir medias raciones. Como siempre, os aconsejamos que lo hagáis y os apuntéis a la moda de compartirlo todo y catar muchos sabores nuevos: lo de un plato para cada uno ya se ha quedado rancio. Además, fuera de carta tenéis siempre un puñado de sugerencias del día, como en todo restaurante de mercado que se precie.

Precio medio por persona: entre 30 y 35 euros (con vino). Suelen tener descuento en páginas como Eltenedor.es.

Tenéis más información, detalles y fotos de los platos que pedimos en nuestro blog:

eatandlovemadrid.es/wordpress/el-apartamento-no-es-la-cocina-de-tu-m...

Buen provecho e Eat & Love!

etiquetas: , , ,

TriCiclo

+34 910 24 47 98

Santa María 28 <m> Antón Martín 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 397 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Una experiencia orgásmica

me encanta, uno de mis favoritos

Hay experiencias gastronómicas difícilmente encorsetables en la estrechez del lenguaje. Experiencias sembradas en sí mismas de experiencias, de reminiscencias, de arte, de viajes en el tiempo y en el espacio. La que vivimos en Triciclo (una de las aperturas del año en Huertas) fue una de esas. Y nos marcó, como marca un buen amante: creíamos que sabíamos lo que era comer bien en Madrid, pero nos equivocábamos. Porque nunca tanto como entre el calor vintage que caracteriza al restaurante Triciclo habíamos experimentado el sentido de la expresión que da título a nuestro blog, “come y ama”. En Triciclo comimos (mucho y variado), rememoramos, amamos, suspiramos y vivimos, en definitiva, una experiencia gastronómica exquisita e inolvidable.

En el Triciclo se despliegan tres propuestas: una (‘del mercado al Triciclo’), basada en productos de mercado elaborados de forma sencilla, otra (‘un paseo en Triciclo’) inspirada en productos típicos de la gastronomía española y una tercera, más arriesgada, regada de platos fusión con reminiscencias de Tailandia, Perú, Marruecos y otras cocinas del mundo. Por si esto fuera poco, desde cocina se planifican a diario un buen puñado de propuestas fuera de carta. Siempre hemos sido viajeros intrépidos y no nos íbamos a conformar con un paseo turístico: decidimos probarlo (casi) todo. La carta del Triciclo es ideal para este tipo de hazañas: todos los platos pueden pedirse en medias raciones e incluso en tercios, lo que reduce notablemente su precio y aumenta el numero de exquisiteces sobre la mesa. Bravo por esta decisión, redonda para parejas de foodies ; )

Todos y cada uno de los platos que disfrutamos fueron una auténtica maravilla: unos sepionets fresquísimos y exquisitos que sabían a mar y a verano, una crema de setas de otoño que rebañamos hasta la última gota, canelones de pollo a la pepitoria, un steak tartar sabroso y de gran calidad... No hubo decepciones, no hubo altibajos: la cocina del Triciclo es realmente de 10.

Precio: sobre 35 euros por persona (con vino por copas).

Tenéis mucha más información, detalles y fotos de los muchos platos que pedimos en nuestro blog:

eatandlovemadrid.es/wordpress/triciclo-una-experiencia-orgasmica

Buen provecho e Eat & Love!

etiquetas: , , , ,

Vietnam Restaurante

+34 917 55 31 26

Calle Huertas 4 <m> Antón Martín 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 188 personas

ver más restaurantes asiáticos en Madrid

Muy auténtico, poco excitante

está OK

En ‘Eat & Love’ somos muy fans de los sabores exóticos: agridulces, especiados y picantes (¡sí, picantes!), nosotros no nos andamos con ‘chiquitas’. Queremos probarlo todo. Por eso, cuando llegaron a nuestros oídos las buenísimas críticas que el pequeño y discreto restaurante Vietnam estaba cosechando, no lo dudamos ni un momento e hicimos nuestra reserva.

Nos presentamos en Huertas un viernes por la noche con los deberes hechos: sabíamos que el Vietnam era ‘hijo’, en cierto sentido, del afamado restaurante asiático Sudestada -cuenta con uno de sus antiguos chefs-, que el local era más bien cutrecillo, pero su comida “auténtica” y sus precios “muy asequibles”. El Vietnam había llegado para ser, según algunos foodies, algo así como el equivalente ‘económico’ del Sudestada, en el que uno de nosotros estuvo hace tiempo. Entramos al restaurante dispuestos a comprobar si la excitación general era justificada o no y lo abandonamos satisfechos, pero no entusiasmados. Os lo contamos.

Las primeras impresiones nos confirmaron instantáneamente lo que habíamos leído. El local era un poco ‘cutre’ : las mesas se apretujaban en un espacio diminuto, la pintura estaba desconchada, la carta era un trozo de papel sin ninguna gracia, los palillos eran de plástico y el estilo excesivamente industrial del techo -con los conductos de ventilación al descubierto copando buena parte del espacio- se mataba con el clima pretendidamente cálido del restaurante. Pero sabíamos a lo que íbamos y no nos vinimos abajo: no siempre toca ir de ‘finolis’ y el Vietnam, a su manera, tiene su gracia. El personal, además, es encantador: el efusivo recibimiento que nos dio el jefe de sala -argentino- nos animó. Nos sentamos a la mesa expectantes y pedimos los platos más recomendados de una carta que no es muy extensa: rollitos Nem, sopa Pho Bo de ternera y fideos de arroz, fideos crocantes con cerdo y salsa de cacahuete (My Xao) y secreto de cerdo ibérico con fideos, vegetales y salsa de pescado (Bun Cha).

Los rollitos fueron un gran comienzo: el plato bandera de la gastronomía vietnamita no podía defraudarnos. Casi tan ricos como los del Sudestada, eran grandes, con una masa de arroz crujiente frita excelente, y rellenos de carne de cerdo picada de primera calidad y gambas. Se comen, por supuesto, a la manera tradicional: agregando hierbas aromáticas (hojas de cilantro y menta) y brotes de soja, enrollándolo todo con una hoja de lechuga y mojándolos en la salsa de pescado. Deliciosos.

La sopa, a pesar de estar calentita y sentar estupendamente en una noche de invierno, nos dejó -paradójicamente- un poco más fríos. La carne no estaba mal, y el caldo estaba pasable, aunque un poco soso (lo mejor, el toque de lima). Mejoró algo con el picante que pedimos aparte. Pero la preparación nos pareció repetitiva (cilantro, menta y brotes de soja otra vez) y, en general, aburrida.

Y llegan los segundos. La primera impresión fue buena; el secreto de cerdo ibérico estaba estupendo: jugoso y con un toque a brasa delicioso. Además, la cantidad era más que suficiente: de sobra para dos. El acompañamiento, sin embargo, volvía a repetirse: de nuevo cilantro, menta y brotes de soja, acompañados de salsa de pescado. Exactamente igual que los nem y muy parecido a la sopa. Además, los fideos de arroz del plato resulta que se servían completamente fríos. Suponemos que sería tradición de Vietnam, pero el contraste con el secreto ibérico no estaba muy conseguido.

Los fideos con cerdo y salsa de cacahuete (¡por fin un poco de variedad en los sabores!) que nos recomendó el camarero estaban buenos y sorprendían por su textura crujiente, poco usual en este tipo de platos. Sin embargo, tampoco nos relamimos los dedos con ellos: a la salsa, demasiado desvaída, le faltaba una textura más cremosa y consistente.

¿Y el postre? Un broche mediocre para la cena. Nos dieron sólo un par de opciones: elegimos esta tarta de queso con guayaba, presentada de forma bastante insulsa y de nuevo bien, pero sin más.

¿Conclusión? El Vietnam merece la pena como experiencia diferente en Madrid y ofrece, sin duda, unos platos respetuosos con la tradición de la cocina de su país y una materia prima de gran calidad. Pero su repetitiva cocina, basada al 90% en el cerdo y los mismos acompañamientos, no es ni remotamente comparable a Sudestada, que apuesta por una cocina fusión más sorprendente, con platos que se inspiran en ocasiones en la comida vietnamita, malaya o filipina, pero que en su mayor parte tienen una base tailandesa.

De todos modos, quizás nuestro desencanto no sea culpa del Vietnam y, simplemente, después de pasar una temporada en Tailandia y de conocer otros restaurantes fusión más atrevidos, la sencilla gastronomía vietnamita nos sabe a poco.

Precio por persona: 25 € (sin vino)

¿Te ha gustado? Encuentra más reseñas y recomendaciones de restaurantes madrileños en nuestro blog: eatandlovemadrid.es

etiquetas: , , , ,

Cristina

Completamente de acuerdo con tu opinión, conforme a mi experiencia allí, sólo añadiría que me pareció todo excesivamente suave, me faltaron sabores más fuertes, todo me pareció demasiado ligero, muy para todos los públicos..

28 de noviembre de 2013

acme

¿Pero quién os ha dicho lo de que parece Sudestada?.
¿La comida vietnamita pica como el infierno?.
Bueno, yo me callo que va a parecer que soy del restaurante o me va en algo,...

28 de noviembre de 2013

Eat & Love Madrid

Amigos del restaurante Vietnam y Acme: creemos que en nuestra reseña dejamos muy claro que el restaurante Vietnam ofrece gastronomía tradicional de Vietnam y que nada tiene que ver con la gastronomía fusión que propone el Sudestada. La introducción de nuestro artículo venía motivada, sin ir más lejos, por varios de los comentarios sobre el restaurante presentes en 11870, en los que hay títulos como "UN POCO DE SUDESTADA", se destacan aspectos como que el chef proviene del Sudestada, y se menciona que el Vietnam restaurante recuerda a los inicios del Sudestada. Pero al final del mismo creemos que dejamos claras las diferencias entre ambas propuestas.

Por otra parte, Acme, en nuestra reseña tampoco verás ninguna crítica a la falta de picante. Nuestros comentarios se refieren más bien a que la gastronomía vietnamita, a pesar de estar bien preparada en este restaurante, nos parece algo repetitiva y no nos emociona.

En todo caso, esperamos no haber molestado a nadie con esta reseña: es nuestra humilde opinión sobre una cena específica y sobre un tipo de cocina en general, y no pretende ser ninguna verdad absoluta.
ver comentario completo

28 de noviembre de 2013

acme

No no, si a mi no me ha molestado la crítica en absoluto, sólo que no entendía lo de sudestada y lo del picante. Gracias por la aclaración.

28 de noviembre de 2013

Gloria in the sky

No conozco este restaurante en concreto, pero sí la cocina vietnamita y, en general, es mucho más suave que la de sus paises vecinos. A mí, personalmente, no me emociona, aunque tengo que reconocer que es muy sana y perfecta para todo tipo de dietas.

Quienes vayan buscando sabores fuertes y picantes es mejor que empleen sus papilas gustativas en otro tipo de cocina, como por ejemplo pueden ser la tailandesa o la coreana, verdaderas maestras en el arte del picante..
ver comentario completo

29 de noviembre de 2013