De pequeños éramos de esos niños que no hacen ascos a nada. De 'grandes', nos encanta la buena comida y el buen gusto allá donde surjan, sin prejuicios : )

Eat & Love Madrid

mostrando 3 sitios

Lúbora

+34 911 26 16 50

Calle del General Moscardó 39 <m> Estrecho 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 42 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Un bistró con mucho amor

me gusta

Macarela, Latasia, El Flaco, La Bomba Bistrot… y ahora Lúbora. La oferta gastro del norte de Madrid se está renovando y cada vez hay más opciones para “comer y amar” que merecen mucho la pena, como este acogedor bistró del que hoy te hablamos, un lugar perfecto para organizar una comida tranquila de trabajo, comer con tus padres relajadamente o, por qué no, cenar en pareja.

La propuesta de Lúbora (proyecto personal del chef Raúl Harillo, formado en el Basque Culinary Center y con experiencia en El Chaflán, Pedro Larumbe o Diverxo) es de esas clásicas, con algún que otro guiño creativo, que no fallan. En un ambiente moderno e informal, Lúbora (el nombre es un homenaje de Raúl a sus perras, Lúa y Bora, que puedes ver decorando las paredes del restaurante en distintos cuadros) nos propone una carta de platos muy compartibles. ¿Ejemplos? Su ceviche de gambón con sisho sobre pan crujiente de gambas; sus orejitas de cochinillo confitadas; sus platos con atún rojo de almadraba o sus carnes de La Finca a la parrilla. Además, Lúbora se marca una carta de vinos súper cuidada, con denominaciones de origen de toda la geografía española y pequeñas bodegas.

Tenéis más información, detalles y fotos de los platos que pedimos en nuestro blog:

eatandlovemadrid.es/lubora-madrid

Buen provecho e Eat & Love!

etiquetas: , ,

El Apartamento

+34 917 55 44 02

Calle Ventura de la Vega, 9 <m> Sevilla 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 107 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Cambio de equipo? Bajón de calidad

no me gusta

ACTUALIZACIÓN julio 2015:

Después de las advertencias de varios lectores hemos comprobado por nosotros mismos que el equipo de El Apartamento parece haber cambiado y, aunque mantienen muchos platos de la carta original, efectivamente la calidad ha descendido muchos enteros. Platos que nos encantaron en nuestra primera visita nos parecieron esta vez totalmente mediocres, y se nota que el producto utilizado es mucho peor. Tomaos esta reseña publicada en 2014 con cautela.

-----------

Es bien sabido que no existe lugar en el mundo en el que se coma mejor que en casa. No hay croquetas más ricas que las de la abuela, ni sobremesa que pueda superar (para bien o para mal) a esas reuniones familiares eternas en las que, café en mano, discutimos sobre lo divino y lo humano mientras los canijos de la casa juegan a la guerra con balas de pan. No, no existe restaurante capaz de emular esa bolsa de contradictorias sensaciones que definen eso a lo que llamamos ‘casa’. Pero, hete aquí, que hoy os traemos un descubrimiento. Un rincón que mantiene ese regusto conservador del hogar sin perder el aroma de la libertad, la creatividad y la vanguardia. Os hablamos de El Apartamento, una de las aperturas de éxito del pasado 2013 y, desde ya, uno de nuestros restaurantes favoritos, con una relación calidad / precio fantástica.

Habíamos oído hablar de él a menudo entre los blogueros gastronómicos madrileños. El que probaba, repetía (cosa rara en este gremio tradicionalmente infiel). Ahora entendemos por qué. Cocina de mercado tradicional renovada, excelente atención (quizás tengáis la suerte de conocer a Daniel, uno de sus cinco socios, que nos atendió personalmente y es un encanto), ambiente acogedor estilo ‘vintage’ -el local recrea con gracia los distintos ambientes de una casa- y maravillosa relación calidad / precio. Todo lo que probamos en El Apartamento nos supo a gloria. Imprescindible ese orgásmico arroz cremoso con trufa y setas, esas increíbles croquetas de ragout, su completísima carta de vinos y esa golosa torrija de brioche con helado de nata y canela.

Como os comentábamos, uno de los puntos fuertes de El Apartamento es su estupenda carta de vinos. Tiene una gran cantidad de propuestas con una buena relación calidad-precio, que puedes disfrutar también por copas en muchos casos. Respecto a la carta general, comentar que podéis pedir medias raciones. Como siempre, os aconsejamos que lo hagáis y os apuntéis a la moda de compartirlo todo y catar muchos sabores nuevos: lo de un plato para cada uno ya se ha quedado rancio. Además, fuera de carta tenéis siempre un puñado de sugerencias del día, como en todo restaurante de mercado que se precie.

Precio medio por persona: entre 30 y 35 euros (con vino). Suelen tener descuento en páginas como Eltenedor.es.

Tenéis más información, detalles y fotos de los platos que pedimos en nuestro blog:

eatandlovemadrid.es/wordpress/el-apartamento-no-es-la-cocina-de-tu-m...

Buen provecho e Eat & Love!

etiquetas: , , ,

Punk Bach

- cerrado

Paseo de la Castellana 74 <m> Gregorio Marañón 7 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 82 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

La niña mona de La Castellana

está OK

No somos muy fans del adjetivo ‘it’ que últimamente invade las publicaciones femeninas. Y, sin embargo, no hemos podido pensar en este término para describir el Punk Bach. Porque en cuanto uno atraviesa las teatrales cortinas rojas de terciopelo que dan acceso al local de moda del invierno madrileño, sabe que está en un sitio ‘it’ (incluso aunque no sepa qué significa exactamente la dichosa coletilla). Y es que todo en el Punk Bach desprende un nosequé, un savoir faire - sí, vamos a ponernos petulantes- encandilante. Será la ‘gente guapa’ (es girar la cabeza y encontrar algún rostro escapado de la pequeña -o la gran- pantalla), será esa decoración a medio camino entre lo mejor de New York y Paris, será esa atmósfera desenfadada e informal a la par que supremamente elegante (no por nada uno de los socios, Emiliano Suárez, participa en la dirección de las joyerías ‘Aristocrazy’). Será, será… no lo sabemos. Pero sea lo que sea, nos tiene pillados y nos va a costar ser objetivos. Porque Punk Bach es como uno de esos amores imposibles de la adolescencia: es tan guapo, que mataríamos por un beso suyo. Incluso sabiendo que, detrás de esa cara bonita, no hay mucho más que rascar.

El Punk Bach no es un restaurante al uso, es un gastropub. No, no es una etiqueta ‘molona’ sin más. Implica que hablamos de un local que fusiona el ambiente y oferta de un restaurante… con un pub: es decir, luces bajas, mesas cómodas con sofás, carta de platos estilo degustación y DJ.

A pesar de que su música puede mejorar, el Punk Bach es una apuesta perfecta para quienes busquéis empezar calentando fuerte la noche del viernes o el sábado (aquí no te vas a amuermar). Además, cuenta con una coctelería que nos ha dejado K.O (lo mejor del local, tenéis que probarla). Por unos 9€ nos ofrecen una amplia selección de cócteles (clásicos y reinventados) que os sorprenderán en cada sorbo: simplemente ‘orgásmicos’ (;P)

No podemos decir lo mismo del restaurante… :( Aunque la carta, de inspiración vasca, tiene propuestas más que sugerentes, lo cierto es que la relación calidad / precio no se ajusta a la oferta gastronómica actual de Madrid. En otras palabras, que todo está rico, pero ni mucho menos tan rico como para pagar unos 45€ por persona (cócteles aparte): al final, uno sale con la sensación de que, esencialmente, paga la ‘marca’.

Lo bueno de la carta del Punk Bach es que se pueden pedir medias raciones. Si sois dos, os aconsejamos que hagáis como nosotros y que compartáis varias, así probaréis más cosas y reduciréis la cuenta. Nosotros nos decidimos por cuatro medias: dos para abrir boca y otras dos como plato principal. Todos los platos estuvieron más o menos correctos (ensalada templada Punk Bach, canelones de ventresca, solomillo al foie...), pero ninguno destacó especialmente, sobre todo si tenemos en cuenta su abultado precio. La carta de vinos, por cierto, es amplísima, aunque, como ocurre con el resto, toda la oferta muestra un considerable sobreprecio.

Tenéis mucha más información, detalles y fotos de los platos que pedimos en nuestro blog:

eatandlovemadrid.es/wordpress/punk-bach-nina-mona-castellan

Buen provecho e Eat & Love!

etiquetas: , , ,

Beatriz toma este comentario con cautela

Si queréis sorprenderos, un buen palto de verdinas de San Juan. Están espectaculares!

20 de enero de 2014