10 sitios, 2 siguiendo, 2 seguidores, 9 descubiertos, 946 visitas

+ seguir

le siguen:

Por el momento de vuelta en casa tras largo peregrinar...

expat

Restaurante Cervejaria Ribadouro

+351 213 549 411

Avenida da Liberdade 155 Lisboa, Portugal

guardado por 10 personas

ver más restaurantes en Lisboa

Para ponerse hasta arriba de mariscos en Lisboa

expat lo descubrió en febrero de 2009

me encanta, uno de mis favoritos

Escribo esta reseña de memoria. Hace ya casi diez años que no piso este restaurante al que tuve la suerte de visitar varias veces –no las suficientes– durante una larga temporada que pasé en Lisboa, y pensar en Ribadouro todavía me trae recuerdos de largas comilonas de mariscos impresionantes: no podría olvidar el lugar donde por primera vez probé los percebes, o sus sapateiras –una especie de cangrejo enooorme–, sus gambas, langostinos…

Ribadouro es un restaurante-cervecería como hay muchos en Lisboa, sólo que la calidad de los mariscos es espectacular y es un sitio con larga tradición –fue fundado en 1947–. Está en la Avenida da Liberdade, una de las calles más representativas de Lisboa, parte del eje que la atraviesa desde el Parque de Eduardo VII hasta la desembocadura del Río Tajo. El local, siendo correcto, no es especialmente atractivo, pero no le hace falta. Al fin y al cabo, como dicen en su página de Internet, “os camarões e sapateiras, ostras e lagostas, búzios e percebes, lagostins e carabineiros, são as verdadeiras estrelas”.

Aunque claramente la especialidad del lugar son los mariscos, también tienen una oferta atractiva de comida tradicional portuguesa, como el Bacalhau à Brás o incluso carne, por lo que ahí pueden comer bien incluso aquéllos a quienes el marisco no les hace especial ilusión.

Abren todos los días de las 12:00 del mediodía hasta la 1:30 de la madrugada.

Yo lo recomiendo a cualquiera que visite Lisboa y se quiera dar un homenaje.

etiquetas: , ,

Salaš

+381 381112190324

Sinđelićeva 34, Zemun Belgrado, Serbia

guardado por 2 personas

ver más restaurantes en Belgrado

Comida típica serbia en un ambiente tradicional

expat lo descubrió en noviembre de 2009

me encanta, uno de mis favoritos

Comer en Salaš es como viajar en el tiempo. El lugar, la comida, las vistas y hasta el hecho de que no se va uno a encontrar con una sola persona del restaurante que hable un inglés medianamente correcto, hacen que una visita a Salaš sea una experiencia que no hay que perderse en un viaje a Belgrado.

El restaurante está situado en Zemun, antes ciudad independiente y ahora, tragada por la expansión de Belgrado, una de sus zonas más atractivas y mejor conservadas. Se encuentra en el barrio de Gardoš, cerca de la torre del mismo nombre.

La decoración es sencilla, tradicional de una casa Serbia –que es lo que debió haber sido originalmente el edificio que alberga al restaurante–. La comida es, hasta donde entiendo, igualmente fiel a la tradición local. La carta es variada, aunque dominan las aves y carnes –incluyendo caza– así como alimentos varios dotados de gran cantidad de carbohidratos. A mí y mis compañeros, que visitamos el lugar varias veces, nos gustaron especialmente unos pimientos –"paprika", pronunciado como palabra esdrújula– rellenos de una especie de queso crema. Puede sonar muy simple, pero eran espectaculares.

Siempre fuimos por la noche y en más de una ocasión nos tocó escuchar a un grupo de música tradicional serbia que se movía entre un salón y otro. Yo, que normalmente prefiero no mezclar dos de mis más grandes placeres, la música y la comida, recuerdo haber disfrutado mucho de esas sesiones, aunque tengo la impresión de que no fue el caso de mis compañeros de trabajo y mesa, porque el volumen era tal que interrumpía la conversación. En cualquier caso, como mínimo es parte de la ambientación –y los músicos, créanme, eran buenos, muy buenos.

Los precios no los recuerdo –es lo que tiene no ser uno el que tenga que rascarse el bolsillo para pagar la cuenta–, pero siendo Serbia, podría asegurar que no son ninguna barbaridad para un europeo occidental, crisis incluida.

Si la vida me vuelve a llevar a Belgrado, seguro volveré. Yo lo recomiendo a cualquiera que visite la ciudad y tenga ganas de comer bien en un lugar típico serbio.

etiquetas: , ,

El Paraguas

+34 914 31 59 50

Calle de Jorge Juan 16 <m> Serrano 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 269 personas

ver más restaurantes asturianos en Madrid

Asturiano espectacular, aunque... barato no es

me encanta, uno de mis favoritos

La fortuna quiso que me invitaran a cenar a esta maravilla asturiana en Madrid (pensé que, siendo asiduo de Carlos Tartiere, difícilmente diría yo esto de otro sitio aunque, jugando los dos en ligas tan diferentes, creo que me lo puedo permitir).

El local, aunque un poco laberíntico –yo con muletas y nuestra mesa al fondo de la planta alta...–, es muy agradable. Carece, eso sí, de la decoración tradicional a la que está uno acostumbrado en los restaurantes asturianos. El ambiente es más bien formal y eso se refleja en la clientela. Alguien en alguna otra reseña hablaba de que es un restaurante "de padres" y entiendo por qué lo dice, aunque yo me sentí muy cómodo –será que me vuelvo viejo...

El servicio es sobresaliente, diría que un equilibrio perfecto: ágil y tremendamente atento –a un grado que, con perdón, me he encontrado poco en España–, pero invisible, sin causar en absoluto la sensación de agobio que por exceso se puede encontrar, por ejemplo, en Latinoamérica.

La comida. Ay, la comida... Aquí claramente se viene a comer bien. Como entrantes pedimos croquetas de fabada –a mí la idea me sonaba a broma pero, aunque minúsculas, estaban buenísimas– y colmenillas rellenas de foie. Estas últimas –un tipo de seta que yo no conocía– provocaron que se cortara de golpe la conversación para que tras un largo silencio no habláramos más que de ellas. Pudimos habernos levantado a aplaudir...

Indeciso para el segundo, me dejé aconsejar entre el pixín –rape– a la asturiana y las fabes con centollo y me sugirieron estas últimas, que estaban espectaculares. Uno de mis compañeros eligió el pixín y el otro pidió algo de carne. Entre lo bueno de la comida y lo ajustado de las porciones (el único inconveniente que le encuentro a este restaurante, aunque no aplica a las fabes, puesto que te dejan la fuente), no quedó absolutamente nada en los platos.

Era lunes y jugamos a ser disciplinados, por lo que nos saltamos el postre –lo cual, leyendo otras reseñas del lugar, parece haber sido un tremendo error– aunque nos tomamos un Pedro Ximénez.

La cuenta, incluyendo una botella de vino, tres finos y los 3 PX, fue de cerca de 230 euros. Volveré, seguro, en cuanto la crisis me lo permita.

etiquetas: , , ,

Apsara Tea House

+371 3717212436

2 Terbatas iela Riga, Letonia

guardado por 2 personas

Un pequeño paraíso en el parque Vermanes de Riga

expat lo descubrió en febrero de 2009

me encanta, uno de mis favoritos

Apsara Tea House es una especie de caseta de madera con grandes ventanales a la orilla del parque Vermanes, por las que en verano se aprecian unas vistas espectaculares. Ofrecen distintos tipos de té e infusiones de hierbas -no hay café-, así como repostería variada. En la planta inferior tienen pequeñas mesas, mientras que en la superior el suelo está repleto de cojines sobre los que, tras quitarse los zapatos -¡cuidado con los calcetines rotos...!- se puede disfrutar de una infusión mientras se observa relajadamente esa parte de la ciudad.

Las dos veces que he estado allí -hubo que volver...- la mayor parte de la clientela eran parejas y pequeños grupos de jóvenes, aunque había gente de todo tipo. Abre, según leo en una reseña en Internet, de 10 a 20 horas. Altamente recomendable.

etiquetas: , ,

sin fotos + añadir

Hobos

+52 55 5616 2169

Plaza San Jacinto 23-A, San Ángel Ciudad de México, México

guardado por 2 personas

ver más restaurantes en Ciudad de México

Jazz, blues, rock y buena comida

expat lo descubrió en noviembre de 2009

Hobos es un restaurante bar que ofrece la oportunidad de escuchar en vivo a grupos de jazz, blues y rock las noches de los jueves, viernes y sábados.

Un buen lugar para pasar las noches de los fines de semana, aunque también está abierto a la hora de la comida y la carta es interesante. Abren de miércoles a sábados.

Está en la Plaza San Jacinto, en San Ángel, en el mismo local que ocupara el legendario Mama Rumba.

etiquetas: , , , , , ,

Arrivederci Roma

- cerrado

Calle Menéndez Pelayo 27 <m> Ibiza 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 27 personas

ver más restaurantes italianos en Madrid

Un buen italiano frente al Retiro

expat lo descubrió en febrero de 2009

Este restaurante relativamente pequeño, inaugurado a finales de 2008 en Menéndez Pelayo frente al Parque del Retiro, resultó ser una agradable sorpresa tanto por la calidad de la comida como por la atención que recibes de un par de italianos amabilisimos.

Íbamos en plan de cena espontánea de media semana, con la intención de guardar un poco la disciplina -hasta donde se puede en un italiano...-. Tras comer un aperitivo de gambas y tomates cherry que nos habían ofrecido casi en cuanto llegamos, compartimos como entrada una ensalada caprese, que sí era de mozzarela de búfala, y que nos aliñaron en la mesa. Yo de segundo me comí unos espaguetis con almejas -spaghetti alle vongole- que estaban de vuelta al ruedo. Mi acompañante pidió la pasta del día, unos macarrones con salsa de tomate y panceta, que también estaban buenísimos. Nos bebimos una botella de vino joven -español- y una de agua -que resultó ser italiana-. Resistimos la tentación de pedir el postre que nos sugirieron, pero no la de tomarnos el limoncello cortesía de la casa.

Los 57 euros de la cuenta me parecieron razonables dado el lugar y, sobre todo, la calidad de la comida. Volveré.

etiquetas: , ,

El Mató de Pedralbes

+34 932 04 79 62

Carrer del Bisbe Català 10 <m> Palau Real L3 Barcelona, Barcelona provincia, España

guardado por 4 personas

ver más restaurantes cocina mediterránea en Barcelona

Comer bien y a gusto en la "zona alta" de Barcelona

Habiendo vivido en Barcelona y tenido la oportunidad de conocer una parte no desdeñable de su excelente oferta gastronómica, cuando tengo la oportunidad de volver -que desgraciadamente es poco- soy especialmente sensible a dónde me meto a comer, vaya en el plan que vaya. En esta ocasión tocaba pasar el día en sus dos grandes escuelas de negocio, ambas en la "zona alta", en Pedralbes, con una comida de trabajo enmedio. Agenda justita donde las haya. Como la parte de arriba de la Diagonal se la dejé a mis amigos catalanes mientras viví aquí, tuve que recurrir a Internet para encontrar un lugar que nos permitiera comer sin tener que desplazarnos. No me equivoqué.

El local está en una casa -"torre", como se dice en Cataluña- antigua, típica de las construcciones señoriales que abundan en Pedralbes. Personalmente encontré muy agradable el lugar. Entiendo que tiene distintos espacios, aunque no tuve oportunidad de ver mucho porque nos colocaron relativamente cerca de la puerta. Veníamos ligeramente retrasados y no sé si el personal de sala leyó algo de tensión en nuestra cara, pero casi sin preguntar fuimos conducidos a la mesa donde nos esperaban.

Compartimos entrantes: para mi desgracia alguien declinó la oferta de caracoles a la llauna que nos hicieron, pero nos tomamos una escalivada, pulpo y algún otro plato que ahora se me escapa, y todo estaba buenísimo. Como segundo la gente prudentemente pidió pescado (nos quedaban horas de curro) pero yo, que no estaba para concesiones, me metí entre pecho y espalda una butifarra con judías. Todo acompañado por esa maravilla de la cocina catalana que es el pan con tomate. De postre me tomé un "mel i mató" que por sí mismo hubiera justificado el viaje a Barcelona, y alguien más pidió una crema catalana.

El único tropiezo fue al escoger el vino: queríamos beber algo catalán, con tan mala suerte que no tenían nuestras dos primeras opciones -una de ellas, nos dijeron, ya ni siquiera se produce-, aunque al final el tema se resolvió bien (un vino del Penedès, creo recordar, que nos sugirieron).

Nos atendieron muy bien y, cuando nos dimos cuenta de que se nos había hecho tarde y teníamos que irnos ya, fueron especialmente eficientes llevándonos la cuenta -ese paso que falla en tantos y tantos restaurantes que en otros aspectos pueden dar un excelente servicio.

La cuenta se acercó a 190 euros por cuatro personas. Creo que los vale.

etiquetas: , , ,

Restaurante Taberna Mariano

+34 914 29 29 93

Lope De Vega 25 <m> Antón Martín 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 13 personas

ver más restaurantes cocina casera en Madrid

Un pequeño enclave de cocina tradicional en el centro de Madrid

expat lo descubrió en febrero de 2009

Ubicado muy cerca de la zona de tabernas que está detrás del hotel Palace (La Dolores, Los Gatos, La Daniela...) y a dos calles de la calle Huertas, Mariano es un pequeñísimo bar tradicional –con todo y televisor– que detrás tiene un diminuto salón comedor con toda la estética del local castizo -azulejos en las paredes, manteles a cuadros rojos y blancos, etc.–. Ofrece distintos platos de cocina tradicional: embutidos ibéricos, quesos, tortillas, croquetas, callos, chipirones, bacalao al pil pil, carnes. El lugar tiene, además de la calidad de su comida, un encanto especial para aquéllos a los que nos gustan los lugares acogedores, lo que en este caso se consigue tanto por las características del local, como por la atención del dueño, Mariano.

Si he de encontrarle un defecto es la carta de vinos, escasa –al final, estamos en una “taberna de toda la vida”.

Sólo he estado de noche, pero entiendo que tienen un menú de medio día.

Los precios son más que razonables para la zona.

etiquetas: , ,

Casa Julián de Tolosa

+34 913 65 82 10

Calle Cava Baja, 18 <m> La Latina 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 105 personas

ver más restaurantes vascos en Madrid

Excelente asador vasco, pero...

He estado varias veces allí y, salvo un detalle muy desagradable en mi última visita, siempre he salido satisfecho. De Julián de Tolosa me gusta su ubicación inmejorable en La Latina, su arquitectura y, sobre todo, su comida que, aunque la carta sea breve y el precio sea alto, es sobresaliente.

Leo en otros comentarios sobre el restaurante quejas respecto al trato por parte del personal de sala. En mi caso nunca he recibido un mal trato sino, si cabe, todo lo contrario. Pero la última vez que estuve allí, tras un ataque de asma por parte de mi acompañante, tuve que salir literalmente corriendo a buscar una farmacia de guardia para conseguirle un inhalador. Siendo domingo, tardé quizá 10 minutos en localizar una farmacia abierta y volver. Para entonces era más que evidente el mal estado de mi acompañante e increíblemente nadie del personal se había acercado a ofrecerle ayuda. Probablemente lo mismo hubiera ocurrido en muchos otros restaurantes, pero desgraciadamente sucedió aquí y no puedo evitar que esto nuble mi recuerdo de un restaurante que de otra forma sería uno de mis preferidos de Madrid.

etiquetas: , ,

sin fotos + añadir

El Cardenal

+52 55 5521 8815

Calle de Palma 23, Centro Histórico Ciudad de México, México

guardado por 7 personas

ver más restaurantes en Ciudad de México

Quizá el mejor lugar en la Ciudad de México para probar la comida tradicional mexicana

expat lo descubrió en febrero de 2009

Un lugar dónde degustar, en un ambiente muy agradable, una gran muestra de la comida tradicional mexicana. Probablemente es el restaurante de la Ciudad de México que recomendaría a un visitante extranjero interesado en "el mejor lugar" de comida tradicional mexicana en términos estrictamente culinarios.

Aunque la oferta es variada y ciertamente original en un entorno urbano, ya que ofrecen muchos platos que, aunque tradicionales, han dejado de ser cotidianos en las grandes ciudades mexicanas, entre mis favoritos están dos clásicos de la comida mexicana que siguen siendo vigentes: los escamoles (huevas de hormiga) y los gusanos (sí, gusanos) de maguey (una cactácea de hojas largas y carnosas, de cuya savia fermentada se hace el pulque, una bebida tradicional mexicana). Por si alguien está perdiendo el interés al leer esto, aclaro que una gran parte de la carta requiere paladares menos aventureros que lo que quizá se necesite para probar lo que acabo de mencionar -al fin y al cabo, la cocina mexicana es el producto de una fusión entre la cocina precolombina y la española. En este sentido, fue curioso ver, mientras me documentaba un poco para escribir esto, que la familia que fundó y todavía regenta el restaurante se apellida Garizurieta...

El Cardenal no es barato para los estándares mexicanos, pero mientras la relación entre el euro y el peso siga como está y México continúe controlando la inflación, el nivel de precios será más que razonable para un europeo.

El local de la Calle de Palma es el primero que abrieron, aunque tienen otros dos. Uno está en el Hotel Sheraton Centro Histórico, en la Avenida Juárez frente a la Alameda Central, donde la calidad de la comida es la misma, pero el lugar, aunque también agradable, desde mi punto de vista tiene menos encanto. El otro, que aún no conozco, está en el Paseo de las Palmas 215, en las Lomas de Chapultepec, la zona residencial y de negocios más exclusiva de la ciudad.

etiquetas: , ,