para conocerme lo más cómodo es seguir mis sitios o en instagram y twitter: @fencinar

Fernando Encinar

Hotel Gasthof Maria Plain

+43 662 4507010

Plainbergweg 41, 5101 Bergheim bei Salzburg Salzburgo, Austria

guardado por 2 personas

ver más restaurantes en Salzburgo

Restaurante con vistas a Salzburgo

Fernando Encinar lo descubrió en agosto de 2016

me gusta

Comentario de agosto 2016
En el santuario Maria Plain, la patrona de la ciudad de Salzburgo que cuenta con una basílica a unos pocos kilómetros de la ciudad y con unas vistas preciosas al valle, está un hotel de 4* y un restaurante con mirador estupendo, donde se sirve tradicional cocina austriaca muy bien preparada y con gusto. Excelente el WienerSchnitze, clásico y como dios manda, y a precios irrisorios: algo para compartir, 1 principal y postre a compartir, con vino, sale por unos 25€. Lo único malo es que para llegar hace falta coche. Pero un día con sol y buena temperatura es de los sitios más agradables de Salzurgo para almorzar.

listas: Rest hasta 30 euros, Salzburgo, restaurantes con terraza

Döllerer

+43 6244 4220

Golling, Golling Golling an der Salzach, Austria

guardado por 3 personas

ver más restaurantes en Golling an der Salzach

Tradición y Vanguardia, a la vez y sin pelearse

me gusta

es quien más ha ido (1)

Comentario de mi visita en agosto 2016:
El Dollerer es un restaurante familiar, así que uno supondría que viene a comer cocina tradicional austriaca. Y sí, es cocina austriaca pero totalmente a la vanguardia. El restaurante está a unos 40km de Salzburgo que por autopista tardas una media hora en hacer el trayecto, que merece la pena solo por el paisaje. El local es precioso, muy cuidado con mucho detalle de buen gusto. Servicio impecable, cocina impecable, carta de vinos kilométrica así que mejor ponerse en manos de Oskar, el sommelier. Menú degustación de 6 o 9 platos. Con el de 6 yo salí rodando. Solo le pongo un "pero": lo eterna que se hace la comida. Llega un momento que acabas agotado no por lo que comes, que en realidad viendo las fotos tampoco te llenas tanto, sino por la laborosidad con que te sirven. En todo caso es un sitio magnífico.

listas: Restaurantes favoritos, Salzburgo, restaurantes caros o muy caros, restaurantes con terraza, restaurantes románticos

Castillería

+34 956 45 14 97

Calle Santa Lucía , s/n Vejer de la Frontera, Cádiz provincia, España

guardado por 46 personas

ver más restaurantes cocina casera en Vejer de la Frontera

me gusta

Llegar hasta aquí no es nada fácil. Pero el recorrido merece la pena porque sin duda estamos ante un restaurante de muchísimo nivel en el que cuesta un mundo conseguir una reserva. De hecho este comentario se hizo tras una cena en julio que fue reservada a finales de enero de 2016. El local es precioso, un jardín comodísimos e íntimo donde un equipo de sala superprofesional y muy amable te atiende estupendamente y te recomienda que tipos de corte de carne probar para saborear los diferentes propuestas que se hace. Es muy interesante compartir entre amigos diferentes tipos de carnes para ver cuál es son las más intensas. Carta de vinos generosa y unos postres excelentes. No es barato, cenar sale por unos 40 o 50 € pero si estás por la zona y quieres darte un homenaje de carne es una de las mejores opciones

Restaurante Frida

+34 917 04 82 86

calle San Gregorio 8 <m> Chueca 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 22 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

un sitio cuqui donde se come mal

no me gusta

un check-in aquí

Frida es el clásico modelo de negocio del grupo Larumba: sitios cuquis y monos donde no se come bien, aunque algunos puedan pensar que para el precio que es no se come mal. Pero está claro que es un sitio animado más que otra cosa. Es decir, Frida, al igual que Perra Chica (11870.com/pro/perrachica) y otros cuantos sitios abiertos por este grupo son locales muy bien situados, con una decoración mona, como para chiflar a las BoBas (Bohemiam Bourgeois), salir en las revistas y petarlo. Si se come bien o no ya es otra cosa porque sinceramente, creo que es lo que menos les importa a los responsables y a los clientes asiduos. Pero en mi caso es un problema porque si voy a un restaurante me gusta comer bien. No barato ni rodeado de cuquis, sino comer bien en un local bonito y sentirme bien tratado. Y en el caso de Frida, solo se cumple una de las condiciones: el sitio está muy bien.

Y es una pena. Porque el local es magnífico, en esa pequeña plazoleta que se forma al final de San Gregorio, super tranquila y con un buen rollo increible. Muy luminoso, es un acierto cómo ha sido decorado, potenciando la comunicación entre el interior y el exterior para que parezca que estás en todo momento dentro de un invernadero o en un entorno vegetal. Muy agradable y con un aire Brooklyn muy bien conseguido. Mesas con manteles y servilletas de papel. Camareros encantadores y rápidos se alternan con otros compañeros despistados o directamente ausentes. Probamos un buen salmorejo -no para tirar cohetes pero rico de sabor-, un sanwich de roastbeef minúsculo con casi de todo menos roastbeef y los peores tacos del pastor que he comido en mi vida. Se agradece que la Coca Cola sea la grande -odio cuando me ponen las minúsculas y me las cobran a precio de petroleo- y al menos reconozco que es barato: 2 personas con entrante, 2 principales, 1 postre y bebidas por apenas 50€.

Para desayunar tiene muy buena pinta. Seguramente será la mejor hora para ir. Intenté pedir los huevos benedicte pero como me indicaron "el brunch es hasta las 14"; una lástima que fueran las 14:15 y ya no se pudiera probar ese plato.

Pues eso, barato, cuqui y para postureo de gente que le da igual comer bien, o no

listas: restaurantes caros o muy caros

A'Barra - Restaurante

+34 910 21 00 61

Calle del Pinar, 15 <m> Gregorio Marañón 7 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 28 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Palabras Mayores

me encanta, uno de mis favoritos

un check-in aquí

Abarra entra directamente en mi top de los mejores restaurantes de Madrid. Tiene varias estancias, desde la inmensa barra de piedra gallega donde 22 comensales pueden disfrutar de un menudo gustación por 88 y posibilidad por 35 € euros de maridaje. Varios reservados, todos con luz natural y espacios perfectos para reuniones de seis-ocho personas hasta 22. Una carta no muy extensa que apuesta por producto y calidad máxima. Equipo de sala de altísimo nivel y abundancia de camareros para que nunca falte de nada. Inmensa carta de vinos con una abundancia de referencias nacionales e internacionales que apabulla. Le encuentro una sola dolencia, que es la propuesta de postres donde no consigo encontrar la inmensa creatividad que hay en el resto de la carta. Manteles y servilletas de lino y una cuidadisima decoración a base de madera que sorprendentemente permite que la conversación sea fluida e íntima, sin la típica reverberación de la que adolecen muchos restaurantes en Madrid que apuestan por estas texturas. En mi primera visita he podido descubrir un canelón de ibérico magnífico, un arroz con verduras de un potentísimo sabor y el punto del arroz en un estado de gracia (aunque en mi caso les sobraban los caracoles, pero no podía ser todo perfecto). Y como principal pedí la cabezada de ibérico, un plato de carne que se deshace con mirarlo y que casí no necesita cuchillo y que viene presentado en el plato apenas acompañado, apostando porque la pieza se defenderá por sí sola. Y vaya si lo hace!

Para los vinos preferimos ponernos en las manos del Sommelier que sólo nos preguntó tres cosas: tinto o blanco, nacional o internacional y si teníamos alguna preferencia por alguna región. Y con estos tres datos acertó de pleno con un vino de Borgoña francés maravilloso! Qué gozada tratar con gente profesional.

Precio acorde con el enorme despliegue de medios que se ha dispuesto para que venir aquí a comer o cenar sea una de las experiencias más alucinantes que hay en Madrid. Es caro? Sí, y probablemente para muchos será incluso muy caro.

La inversión económica que han hecho sin duda es muy arriesgada pero se agradece que en Madrid haya restaurantes donde puedas comer cosas que se acaban de cocinar, no la maldita quinta gama que ha inundado de uniformidad muchas de las cartas madrileñas. Para darse un homenaje

Miss Superlike Avelia

Estoy esperando a que comente este sitio D. Fernando ...vaya lo antes posible

hace 4 meses

Fernando Encinar

Jajaja se intentará! :)

hace 4 meses