Fernando Pisón Solanas

mostrando 2 sitios

La Txitxarrería

+34 913 52 99 94

Calle de Francia 6 Pozuelo de Alarcón, Madrid provincia, España

guardado por 23 personas

ver más restaurantes vascos en Pozuelo de Alarcón

Cocina del norte de calidad en Pozuelo

me gusta

Domingo mediodía, con antojo de chuleta y el tiempo se nos había ido de las manos. Eran ya pasadas las 15:30 y al llamar a la Txitxarrería, J. Manuel, el dueño nos dijo que sin problema tenía materia prima para ofrecernos buenos platos y claramente las puertas del local aun llegando a las 16 horas, estaban abiertas. Servicio de aparcacoches. Éramos 3 personas y rápidamente fuimos acomodados junto a la ventana en una especie de ampliación del local (una terraza de obra, cubierta muy acogedora). Pedimos 2 aquarius y una cerveza y al mismo tiempo nos sacaron un aperitivo de ensalada de tomate con pimientos y cebolla (más tarde pedimos otro aquarius). Una cesta de chapatas calentitas y picos, acompañó este aperitivo con aceite arbequina “Valderrama”. Pedimos todo para compartir los siguientes platos: media ración de ensalada de bonito escabechado casero con tomate. Era fresca, natural, muy rica. Seguimos con una ración de cardo de temporada, traído de la frutería del pueblo, del corazón de Pozuelo. Exquisito, suave y bien alineado sin quitarle protagonismo a la verdura. El cardo no es fácil que guste sobre todo porque hay que asegurarse de elegir una buena materia prima, y aquí eso lo hacen bien. Continuamos con 2 tostas de sardina ahumada con base de tomate y 1 de anchoa preparada de la misma forma. Buena materia prima de nuevo, y mejor sabor. Compartimos las 3 y todos llegamos a la misma conclusión; muy fácil de comer y algo ligero antes de los platos fuertes. Seguimos con una ración de alubias de Tolosa, con chorizo y panceta. El sabor era bueno, y la cantidad para compartir los 3 era suficiente ya que nos quedaba la carne. Si algo se puede mejorar era la textura de la legumbre, ya que parecía un pelín basta. La chuleta elegida, de 600 gramos era de vaca, con grasa bien amarilla y sabor potente. La presentación, buena, y ya fileteada, la textura buena pero estaba demasiado hecha y aún así gracias a su calidad conservaba un buen sabor. Nos sorprendió que nos preguntaran el punto de la carne y pensamos que la podíamos terminar en una piedra en la mesa; por eso recomiendo anticiparse y elegir el punto al gusto. La guarnición fueron patatas fritas, y bien hechas, caseras, y con un sabor natural e intenso a patata. Todo ello lo regamos con un Beronia crianza 2011, bien, ya lo conocíamos y para la carne, la uva tempranillo marida muy bien. Los precios de los vinos estaban en línea con el sitio y nos subidos a la parra. El Beronia por 15 euros más IVA presenta uno de los que mejor RCP de la carta. No tomamos postres ni café, ya que teníamos algo de prisa. Sacaron licores de pacharán, orujo y crema de orujo de cortesía. Echamos en falta unos cigarros y tejas del norte, de Tolosa, como las alubias, ya que el sitio ofrece una carta con productos de la mitad norte. Servilletas y mantel de tela. Lugar amplio, cristalería mejorable; servicio correcto y cercano. Recomendable sin duda y para repetir. Precio total de 123 euros.

etiquetas: , , ,

Bar Tomate

+34 917 02 38 70

Calle de Fernando El Santo 26 <m> Colón 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 375 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Sencillo, barato, rico y bien

me encanta, uno de mis favoritos

un check-in aquí

De la cadena “El Tragaluz”, muy cerca de su hermano Luzi Bombon, tenemos pegado a Castellana este decorado local basado en cocina sencilla con toques modernos. No suele defraudar y así puedo confirmar que tras visita con un grupo de 6 personas y un niño, en una cómoda mesa de manteles y servilletas de papel (Esto no me gusta pero es el rollo del sitio), elegimos toda una serie de platos al centro; como el pan de coca ya viene incorporado en algunos platos, no lo pedimos para picar y en su lugar picamos pan de frutos secos muy rico con aceite jiennense de nombre catalán… Para compartir tortilla (2 raciones) (muy poco cuajada y de auténtico sabor) acompañada con pan de cristal con tomate. Igualmente pedimos una de croquetas variadas (un aprobado se merecen), una de boquerones y anchoas en aceite con tomatito cortado y para acompañar más pan con tomate. Seguimos con una ensalada de queso brie rebozadito y piñones a la vez que una ración de jamón Ibérico y unas patatas panaderas a la crema, buenas pero poco finas. Para el niño una pizza de jamón. Una cerveza, 3 refrescos, 1 botella de Emilio Moro, pero no el auténtico sino Finca Resalso (18 euros), no estaba mal pero un pelín astringente por su juventud y nada que ver con Emilio Moro. 3 cafés y 3 postres (estos último fueron de yogur, dulce de leche y el brownie con helado de vainilla todos ellos muy flojos; el brownie nada jugoso). Todo ello 145 euros. Cabe señalar que el camarero que nos atendió desde el primer momento nos brindó un trato exquisito siendo las dos compañeras malas acompañantes de este servicio y que no queremos llevarnos su imagen por los malos modales mostrados al ordenar y de forma inmediata anular un plato respondiendo que ya estaba a punto de salir cuando no le había dado tiempo a pedirlo. En fin, una mala anécdota que no empaña el buen rato que pasamos.

etiquetas: , ,