fjredondo.com/blog

fj redondo

El Poleo

+34 918 43 21 01

Travesía del Arroyo 3 Patones de Arriba, Madrid provincia, España

guardado por 45 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Patones de Arriba

está OK

El Poleo es el nombre del restaurante principal, que está integrado en las instalaciones del hotel El Tiempo Perdido, un acogedor, aunque caro, hotel rural.

El Jardín del Poleo, contiguo al cuerpo del hotel, consta de dos partes: un porche de madera cerrado y acristalado y una deliciosa terraza de verano con una oferta gastronómica más sencilla y económica que la del restaurante principal. La parte cubierta funciona durante todo el año. Durante los meses de verano, por la noche, la terraza-jardín transforma completamente su decoración y la carta es la misma de El Poleo.

TIPO DE COCINA.-

El tipo de cocina que se sirve es tradicional con toques creativos. Aunque la carta no es muy extensa, sí que ofrece unos platos muy atractivos. El dueño, chef y fundador, el cordobés Paco Bello ofrece una carta de platos clásicos que comparten menú con algunas recetas de cocina francesa (foie gras, solomillo con salsa Strogonof, muslo de pularda relleno). Además el chef homenajea a su tierra natal con platos como el salmorejo cordobés o en el rabo de toro. La especialidad y plato estrella es el cordero a la miel de Patones con cuscus.

La carta de vinos no es muy extensa ni original, en tintos se limita a riojas, riberas, somontanos y algún vino menos conocido de Madrid.



AMBIENTE Y DECORACION.-

Local de ambiente rústico, elegante y acogedor. Paredes granates, algunos cuadros, sencillo pero resultón. No es demasiado grande, consta de dos plantas, si bien la planta superior sólo permite unas cuatro mesas. Mesas algo juntas, aunque no demasiado como para ser agobiante.

La vajilla correcta, no así las copas que son un tanto bastas y algo envejecidas por lo que desluce un poco el servicio del vino.
NO FUMADORES.-

Dentro de algunos años (espero que no muchos) nos parecerá impensable que hubo un tiempo en el que se permitía fumar en los restaurantes. Mientras llega ese día, los no fumadores mejor que crucen los dedos para que el resto de comensales no sean como chimeneas porque en este restaurante se permite fumar en sus dos salones.



SERVICIO.-

Correcto, servicial, profesional, pero su jefe de sala es demasiado meticuloso y prolijo en las explicaciones. Me explico, es de agradecer que explique los platos, es de agradecer que te ayude en tu elección, pero tan meticulosamente acaba por agobiarte.

Viene a ser algo así:

“Permítanme darles la bienvenida al restaurante El Poleo, quiero que sepan que tanto yo como el resto de mis compañeros estamos a su disposición para que su comida resulte agradable. Mi primera pregunta no podría ser otra que, ¿con que plato les gustaría comenzar?”

Tomaré, endivias con crema de queso de cabra.

“Excelente elección caballero. Este es uno platos que más éxito tiene en nuestra carta y que nuestro chef, Paco Bello, lleva elaborando con gran éxito desde que aperturó el restaurante hace ya más de veinte años. El sabor amargo de las endivias se equilibra en perfecta armonía con la crema de queso de cabra que al estar caramelizada ofrece un contrapunto exquisito. Sin duda un plato que estoy seguro va a ser de su agrado … bla, bla, bla… “

De segundo tomaré el Lomo de corzo.

“De nuevo una elección acertada caballero. Permítame que le explique. En nuestro restaurante cuando un sólo comensal opta por este plato, nosotros partimos el lomo de corzo y lo preparamos al gusto del cliente, pero en primer lugar, debo preguntarle por el punto al que desea la carne, pero antes de que me responda, es mi deber advertirle que se trata de una carne de caza por lo que el punto no es el mismo que si se tratase de una carne de ternera. Por ello le aconsejo que no la pase mucho, ya que este tipo de carnes pierden gran parte de su original sabor a campo. En cuanto a las guarniciones que acompañan a este excelente plato, nuestro chef Paco Bello ha decidido que nada más y nada menos que tres salsas le darían un sabor más sofisticado, desde un sencillo puré de patatas, pasando por una crema de castañas y , lo más original, una salsa de arándanos que pone el contrapunto dulce y, sin embargo, potencia el sabor de la carne de corzo y bla, bla, bla ….”

Y tal que así con cada uno de los platos, imaginad una mesa de ocho comensales a dos platos por cabeza,más el vino la toma de la comanda puede prolongarse durante quince o veinte minutos.

Y a continuación, escuchad lo mismo cuando aconseja a la mesa de vuestra derecha y más tarde a la mesa de la izquierda.

La atención durante la comida es correcta, algo lenta y calmada, pero sin llegar a desesperarte esperando tu plato. No apresuran para doblar turnos, sino todo lo contrario.



IR CON NIÑOS.-

No es especialmente adecuado para visitar con niños, pues la carta es demasiado sofisticada para encontrar platos que sean del agrado infantil. Sí que tienen el detalle de preparar medio solomillo con patatas o una tortilla francesa en el caso de acudir con los pequeños de la casa (al módico precio de 9 euros más Iva la tortilla!). Para familias os recomiendo el restaurante “El abuelo Manolo” situado unos metros más allá y que sí que está especializado en comidas familiares y ofrece una alternativa que me encantó: Una sala infantil vigilada por un monitor con juguetes y películas infantiles para que los pequeñajos dejen disfrutar de la sobremesa a los padres.



LO QUE QUE COMI.-

• Servicio de pan y Detalle de la casa, foie casero (2,25 €)

Bien, rico y detalle que se agradece sobremanera porque el primer plato tarda bastante en aparecer.



•Migas con uvas a la manera extremeña (11 €)

Un plato sencillo, bien resuelto, con abundante beicon y chorizo además de las migas, Se prepara con ajos enteros y se sirve con uvas.



•Lomo de ciervo con puré de castaña, confitura de arándanos y puré de patatas. (19,50 €)

Una de las sugerencias del chef, muy sabroso, una rica salsa y las guarniciones curiosas, el puré de patatas quizá lo más sencillo, el puré de castañas semidulce y la confitura de arándanos dulce ponen un contrapunto curioso. Muy recomendable.



• Cochinillo confitado en su jugo con patatas fournier (21 €)

Muy logrado, llega deshuesado y es sabroso aunque quizá algo seco. Las patatas se fríen con una salsa de nata. También una de las sugerencias del chef, un poco decepcionante. Me quedé con la sensación de que el cordero a la miel hubiese sido mejor elección.



• Vino Rioja Lan Crianza (½ litro), (13,50 €)

se agradece que tengan varias botellas de medio litro para los que tenemos que conducir después de la comida. Algo frío de temperatura y deslucido con las copas en el que lo sirven.



PRECIO.-

Servicio de pan (2,25 euros) , primeros platos (15 euros), segundos platos (20 euros), postre (6 euros) …. Entre 40 y 50 euros por comensal.



VALORACION FJREDONDO.-

El Poleo es con mucho el restaurante con la cocina más elaborada de la localidad de Patones. Con buen tiempo yo os recomendaría más que comieseis en la terraza, aunque la carta es más sencilla y los platos menos elaborados. El restaurante principal es algo caro aunque no exageradamente. La decoración agradable, el servicio algo lento pero correcto en términos generales, aunque el jefe de sala agobia un poco con su pormenorizada descripción de los platos. La comida agradable, con algún altibajo. Le doy 7 sobre 10.

valoraciones

3 estrellas 40%

categorías 11870