mostrando 68 sitios

Con 2 Fogones

+34 915 59 63 26

Calle de San Bernardino 9 <m> Plaza de España 2 3 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 364 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Buen menú, mejor precio

me gusta

Localizado en la zona de Plaza de España (la mejor salida del metro es a la Plaza del conde de Toreno) es un local de aspecto y ambiente desenfadado, con dos zonas claramente diferenciadas: una, más bulliciosa, a la entrada junto a la barra; la otra, más tranquila, al fondo junto a la cocina.

De la carta hay que destacar que son platos con productos típicos a los que se le ha dado algún toque especial. Las raciones son generosas y los precios muy razonables (se puede comer por menos de 20 euros). Eso sí, lo mejor son sus menús (tienen uno nocturno, como en el A 2 velas!). El del día, a 10 euros.

Me gustó mucho la hamburguesa de merluza con salsa de tomate casera.

etiquetas:

listas: Comer

La Cantina

+34 983 35 81 89

Plaza Mayor 21 Valladolid, Valladolid provincia, España

guardado por 10 personas

ver más restaurantes asadores en Valladolid

Menú con buen producto.

me gusta

La Cantina es un restaurante agradable y bien ubicado (en plena plaza Mayor), con un comedor amplio, diáfano y acogedor en un planta de arriba. De lunes a viernes ofrecen un menú a 19,50 €, con cuatro primeros y cuatro segundos a elegir. Destaca la calidad del producto, que justifica el precio. Aunque no es un sitio al que iría a comer de carta.

etiquetas: ,

listas: Comer

sin fotos + añadir

Agape

+34 980 53 69 62

Plazuela de San Miguel, 3 (Plaza Mayor) Zamora, Zamora provincia, España

guardado por 2 personas

ver más restaurantes en Zamora

Demasiadas ínfulas.

no me gusta

Pues eso, que este restaurante me ha parecido un sitio excesivamente pretencioso para lo que al final resulta su cocina: una vulgaridad. La verdad es que, de entrada, te llama la atención la decoración y el interiorismo del sitio. No de mi gusto, pero currado. Así que mis respetos en ese aspecto.

Pero en cuanto abres la carta, bofetón de realidad. Corta, poco (o nada) cuidada (en cuanto a variedad y en cuanto al propio objeto físico, con una tipografía cutre de bar de menú a 7 €). Pero, vamos, que lo peor es la comida, sobre todo teniendo en cuenta los precios. 18 € una ensalada, ya está bien. Probamos pasta y pizza. La pizza tenía toda la pinta de ser congelada y, en cuanto a la pasta (unos ravioli de boletus y foie), parecía del makro, con un relleno compacto que sabía a paté la piara. Y para 12 € la ración, pues me parece una pasada.

Eso sí, el servicio muy bien. Atentos, amables y bastante rápidos. Pero no me compensaría volver al restaurante. Hay que decir que también tienen una barra de pinchos que parecía tener bastante éxito y que, después de comer, había mucha gente tomando copas.

etiquetas: , , ,

listas: Comer

Restaurante Bar Jero

+34 983 35 35 08

Calle de Correos 11 Valladolid, Valladolid provincia, España

guardado por 94 personas

ver más restaurantes tapas en Valladolid

Pretencioso y caro.

me gusta

Este sitio está siempre atestado de gente y, francamente, tampoco es para tanto. La primera vez que vas, puede merecer la pena infiltrarte entre la muchedumbre que abarrota el local (un espacio aprovechado deficientemente, en mi opinión). El principal reclamo es su barra de pinchos (la más parecida a una vasca en Valladolid), con ingredientes mas o menos curiosos y peor o mejor preparados, pero en su inmensa mayoría siempre sobre la base del corte típico de una barra de pan. Demasiado caro para lo que es.

--------------------------
Actualización mayo 2012

Ni recordaba la última vez que había estado en el Jero. Sigo pensando que los pinchos están buenos, sí, pero que no son nada del otro mundo. Eso sí, esta vez no me pareció tan caro como lo recordaba, sino ajustado a lo que es.

---------------------------
Agosto 2014

Edito después de comer en el restaurante.

El restaurante se encuentra en el sótano del local (por cierto,recientemente renovado), un salón pequeño, acogedor y agradable, en el que, no obstante, se pasan aprovechando el espacio. Pero las mesas son grandes y, desde luego, este espacio nada tiene que ver con el agobio y bullicio de la barra de arriba.

Ofrecen un menú degustación por 32€ (bebidas aparte) que parece muy, muy recomendable. Nosotros, al ser varias personas en una celebración familiar, optamos por comer a la carta y de precio salió parecido. Compartimos varios entrantes: revuelto de boletus y foie, pastel de cabracho y rollitos de cecina y membrillo. Nada que objetar a ninguno de ellos (quizá, que el membrillo se disfrutaría más templado, y no frío; opinión personal). De segundo cada uno optamos por un plato. Yo probé el rapé con verduras y almendras, y estaba correcto. Venía servido con una salsa que robaba protagonismo al pescado y que, por cierto, se parecía sospechosamente a la salsa que llevaba el rape con carabinero que pidió otra persona. Tengo que decir que si vuelvo apostaré por la carne, que yo creo que la manejan mejor (que conste que todos los asistentes quedaron muy satisfechos con la comida, pidieran carne o pescado... pero las carrilleras tenían una pinta increíble). Las raciones muy bien de tamaño. Los postres merecen la pena, pero hay que compartirlos porque tiene un tamaño importante.

El pan que ofrecen es de varios tipos y no está mal y el café es de puchero. El servicio muy correcto.

Le doy un 7 sobre 10, y creo que es un sitio genial para ir con la pareja.

etiquetas: ,

listas: Cañeo y Tapeo, Comer

Sagitario Sagitario

Alguien que opina como yo... pense que era el unico que no veia la barra del Jero como algo "sublime y unico" en Valladolid....
Totalmente deacuerdo fragance

5 de octubre de 2010

Restaurante Trigo

+34 983 11 55 00

Calle Los Tintes 8 Valladolid, Valladolid provincia, España

guardado por 37 personas

ver más restaurantes castellanos en Valladolid

Mi restaurante favorito.

me encanta, uno de mis favoritos

Por fin he visitado el Trigo y, a pesar de las altas expectativas, no me ha defraudado.

El restaurante se encuentra en un local pequeño, íntimo y acogedor, de diseño moderno, cálido y sencillo. Casi austero (o muy castellano!). Las mesas son amplias y la distribución cómoda, no estando amontonadas unas mesas con otras, como ocurre en muchos sitios.

El servicio es muy atento y agradable, sin ser agobiante o pesado. La jefa de sala es cálida y simpática, y te hace sentir casi como en casa.

Respecto a la comida, hay que decir que la carta es corta, pero variada. Nosotros apostamos por ir sobre seguro, y pedimos el menú degustación (menú Festival), compuesto por tres entrantes, un pescado, una carne y el postre.

Todos los platos llegan perfectamente presentados y en su punto. Empezamos con un tamal de espinaca, muy original, seguido de una ensalada de brotes con carne de corzo (carpaccio) y, finalmente, unas espectaculares alcachofitas con mollejas y trufa. El pescado (dependiendo del día y del mercado es uno distinto) vino representado por unos lomos de salmonete fresquísimos con espuma de bogavante y, para terminar, unas "butifarras" hechas con carne de ibérico y trufadas. Una delicia. De postre nos esperaba una bizcocho de regaliz sobre yogur y helado de mora. Buenísimo.

Al menú (38 €) hay que sumar la bebida, el pan (hasta cuatro tipos distintos) y el café, de modo que al final la cuenta queda en unos 50 €/pax que están más que justificados por la calidad del producto, la presentación de los platos y el trato. No tendrá estrella michelín, pero desde luego no creo que tenga nada que envidiar a uno de ese firmamento,

Mi restaurante favorito, sin duda.

etiquetas: , ,

listas: Comer, Cultura

Restaurante Alma

+34 983 27 03 11

calle de los Capuchinos, 4 Valladolid, Valladolid provincia, España

guardado por 2 personas

ver más restaurantes en Valladolid

Menú diario a 10€

está OK

El Alma es un pequeño restaurante con espíritu de bistró cuya principal virtud es que ofrece un menú diario (fines de semana incluidos) a 10€, con cuatro primeros y cuatro segundos muy notables para ese precio. El local es pequeño, decorado al estilo de una casa de comidas (de manera muy resultona, aunque con detalles que desmerecen como las servilletas cutres de papel -no por ser de papel, sino por ser de las más cutres, cuando tienen el detalle de tener las mesas vestidas con manteles de tela- o las sillas de plástico -vestidas, eso sí-). El espacio del comedor se ve invadido por la barra de bar, y eso es lo que menos me ha gustado del sitio: que es pequeño, las mesas están muy juntas y, si hay alguien en la barra, es verdaderamente molesto. Pero por ese precio pocas pegas pueden ponerse.

etiquetas: ,

listas: Comer

sin fotos + añadir

Vapiano

+49 30/23005005

Potsdamer Platz 5 Berlín, Alemania

guardado por 3 personas

ver más restaurantes en Berlín

Pasta y pizza al momento.

fragrante lo descubrió en diciembre de 2013

me gusta

Este sitio es un restaurante de una cadena que está bastante implantada en varios países europeos, así que es como si me guardara un VIPS, en cierto modo. Pero yo no los conocía, y me han parecido la leche. La comida que sirven es "italiana", es decir pasta/pizza/ensalada. Pero todo hecho en el momento y a tu gusto. No es nada caro, la comida está buena, no tardas demasiado en comer (no deja de ser una vertiente de 'fast food', pero con comida de calidad o mucho más sana que una hamburguesa, al menos) y lo haces sentado. Para mi fue un descubrimiento. Me pregunto por qué no ha llegado a España.

etiquetas: , ,

listas: Comer

Restaurante Culler de Pau

+34 986 73 22 75

Reboredo, 73 O Grove, Pontevedra provincia, España

guardado por 39 personas

ver más restaurantes en O Grove

Una experiencia gastronómica.

me gusta

No soy un crítico gastronómico, ni mi bolsillo me permite ir a estos sitios precisamente a menudo, de modo que cuando la ocasión (especial) se presenta, espero tener una experiencia gastronómica especial, diferente.

Al Culler de Pau acudimos atraídos por su estrella Michelín, presunto símbolo y garantía de tal experiencia. Y la tuvimos.

Empezando por la vista que se disfruta a través de los ventanales de su pequeño comedor: una espectacular puesta de sol.

Optamos por el menú gastronómico, integrado por nueve platos (incluyendo dos postres) y un aperitivo.

De los platos destaca la excelente materia prima, producto de proximidad, que es resaltado en platos sencillos con unos puntos de cocción exquisitos. Así nos lo parecieron un bonito con jugo de sus espinas y una ternera ecológica tiernísima. De quitarse el sombrero me pareció su jurel macerado (curado, decía la carta); y causaron sensación unos tomatitos aliñados (sabían a tomate!) y el huevo a la carbonara con queso san Simón (lo que más me gusto del menú).

Los postres tremendos, a la altura. Un sorbete con cítricos sobre sopa de flores, muy refrescante; y el que, creo, es el mejor postre que he probado nunca: un pastel de chocolate con naranja (como un flan, con el interior parecido a una mousse) y helado de té verde. Brutal.

Buen pan (dos clases, trigo y centeno) y café.

El servicio atento y amable, explicando cada plato. No obstante, "sufrimos" cierta falta de ritmo, y esperamos bastante más de la cuenta para dos o tres de los platos, lo que no me parece de recibo para un sitio de estos.

Era la primera vez que comía en un "estrella" y fui con una visión un tanto paleta, quizá, en el sentido de que esperaba esferificaciones y demás fuegos de artificio. Pero encontré honestidad y compromiso con el producto. Una experiencia.

etiquetas: , ,

listas: Comer

Hotel Le Domaine

+34 983 68 03 14

Carretera N-122, Km. 332,15 Sardón de Duero, Valladolid provincia, España

guardado por 6 personas

ver más hoteles en Sardón de Duero

Un sitio único.

me encanta, uno de mis favoritos

Tuve la oportunidad de comer en el restaurante Abadía de Retuerta Le Domaine en el contexto de una celebración familiar muy íntima y especial, y mis expectativas fueron completamente sobrepasadas.

Empezando por el marco, que aquí sí que responde, verdaderamente, al calificativo tan manido de "incomparable". Una antigua abadía restaurada con un gusto y mimo exquisitos es la sede del hotel y de su restaurante, en un entorno de viñedos en el corazón de la Ribera de Duero (aunque la bodega esté al margen de la denominación). La paz, tranquilidad y recogimiento que transmite el lugar es inenarrable. Dentro, entro los muchos tesoros que esconde, se encuentra un precioso claustro por el que hay que pasar camino del refectorio, donde se ubica el salón principal del restaurante. Es decir, seguimos los pasos de los antiguos monjes para comer donde ellos lo hacían.

Respecto del personal. Atento, amable y servicial. Pero sin hacerte sentir atosigado o fuera de lugar. El servicio de la comida es un espectáculo del que disfrutar, toda una coreografía perfectamente medida en tiempos y ejecución. Y, por supuesto, cada vino y plato servido venía precedido de una explicación descriptiva (que nos preparaba para la constatación sensitiva de lo que íbamos degustando).

Sobre la comida. Exquisita. No ya porque la ejecución de los platos o las recetas puestas sobre la mesa fueran de otra galaxia (que, teniendo en cuenta que el restaurante cuenta con el asesoramiento de Andoni Luis Aduriz, podían serlo), sino porque la materia prima utilizada fue, sencillamente, sensacional. Y los punto de cocción de pescados y carne espectaculares. En el vino optamos por las referencias de la bodega que nos aconsejaron y fue todo un acierto.

En definitiva, una experiencia muy recomendable y que perdura en la memoria (y el paladar!).

etiquetas: , , ,

listas: Comer, Cultura, Dormir

Deluz

+34 942 29 06 06

Calle de Ramón y Cajal 18 Santander, Cantabria , España

guardado por 50 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Santander

Marco excepcional (por el que te pasan factura).

está OK

Estuvimos en De Luz para comer porque en Valladolid vamos bastante a Otras Luces, un restaurante de este mismo grupo que nos gusta bastante. Y esperábamos encontrar algo similar.

Lo mejor de De Luz es la ubicación: una espectacular casa (mansión) localizada en una zona burguesa situada a la altura del Sardinero, tras el casino.

De la casa, lo que destaca (y mucho) es su jardín, precioso, amplio, con una gran terraza que para cenar debe ser algo verdaderamente especial.

El sitio es muy amplio y, no sé si será por eso, el servicio funciona regular. Aunque muy atentos, tardamos muchísimo en comer (a pesar de que no estaba ni mucho menos lleno). Muy despistados.

La carta la encontré justita en opciones, comparada con la de Otras Luces. Y muy caro. Comer a la carta aquí me parece un abuso.

Tienen menú, eso sí, que es por lo que optamos. Cinco o seis primeros y otros tantos segundos, con un poco de todo. Las raciones no son desproporcionadas, pero desde luego no creo que sean escasas, como he leído por aquí. Son más que correctas para un menú de primero, segundo y postre.

La comida no está mal. Probamos unos rissottos, un poco pasados, y unos pescados del día (bocartes), muy frescos. De postre una tarta de hojaldre y manzana, no diré que infame pero, vamos, cerquita. Recalentada, con el hojaldre "gomoso", muy mal (en carta 7€!). El café corrientito, igualmente.

Lo peor, el precio. Los menús 22€, pero los precios vienen sin IVA. Pagamos algo más de 50€ (con los cafés) y, francamente, por mucho entorno, el menú no lo vale.

etiquetas: , ,

listas: Comer