222 sitios, 23 siguiendo, 74 seguidores, 37 descubiertos, 4.605 visitas

Glotona de morro fino

gastrolola

Los Chuchis Bar

+34 911 27 66 06

Calle Amparo 82 <m> Lavapiés 3 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 178 personas

ver más restaurantes cocina casera en Madrid

UN INGLÉS EN LAVAPIÉS

me gusta

Lo tenía agendado y pendiente, como tantos otros…! Y surgió la oportunidad ideal el sábado 29 de abril de puentazo en Madrid cuando unos amigos nos invitaron a ver Séneca en el teatro Valle Inclán en la plaza de Lavapiés. Los Chuchis está a un paso, así es que reservé en el turno de las 22,30 para 4 personas.

Local pequeño con una barra en U y 4 mesas a los lados, por lo que es imprescindible reservar, especialmente en fin de semana. Es acogedor, pero un poco incómodo, llegamos un cuarto de hora antes y apenas había espacio para esperar en la barra mientras quedaba libre nuestra mesa. El grupo de las 20,30 se retrasó un poco y al final pudimos acoplarnos en la barra tomando un vino, Scott Preston, el cocinero y uno de los propietarios del local, estuvo muy atento y al ver que nuestro servicio se retrasaba nos avisó que el otro grupo ya estaba pagando la cuenta. Esto confirma que está especialmente pendiente de todo.

Una vez acoplados nos entregaron la carta escrita a mano. Es todo muy contundente, abundan la patata y los quesos, los precios no son comedidos en relación a los ingredientes principales, pero los platos son muy generosos, ideales para compartir, por lo que recomiendo acudir acompañado de al menos otra pareja para poder probar varios platos.

La bebida, que se muestra en una gran pizarra en la pared del fondo justo sobre la minúscula cocina, es suficiente y los precios en este caso sí que son contenidos. Vinos entre 1,90€ y 3,00€, en general. También tienen varias cervezas pero no me fije en los precios.

Todo para compartir, nuestra comanda fue la siguiente:

La famosa piel de patatas con crema agria y salsa de tomate picante (8,50€). Como ya se ha dicho por aquí y por unanimidad, uno de los platos estrellas del local que permanece fijo en la carta desde que abrieron el local allá por 2012. Sencillo, pero muy rico, como todo lo que se ofrece en Los Chuchis. Nos pareció que las patatas primero estaban cocidas y después fritas para darles ese toque crujiente. Muy buena ejecución, sin rastro de aceite.

Bolitas de salmón, patata y eneldo (16€). Ración generosa como todas, son 3 bolas grandes con un rebozado perfecto, muy jugosas, aunque estaban un poco sabrosas. Se acompañaban de una salsa mayonesa con alcaparras que suavizaba el sabor.

Estofado de ternera en cerveza inglesa y puré de patata (15,50). Estuvimos a punto de tomar el pastel de pastor en lugar del estofado, pero ante tanta contundencia nos decantamos por éste. Guiso con fundamento en el que claramente se apreciaba el toque de la cerveza por un punto de amargor que a nosotros nos gustó. Carne tierna acompañado de verdura. Muy rico.

Y por último, su también indispensable camembert al horno con ajos asados (13,50€) que la camarera nos advirtió que nos servirían al final, imagino que es porque lo hacen al momento. No es más que medio camembert al horno aromatizado con romero y dos cabezas de ajo también al horno a baja temperatura muy muy blanditos. Parece una tontería, pero untas primero el ajo en las rebanadas de pan tostado y después el camembert encima y le añades las ramitas de romero y está de vicio, para comer y comer sin parar.

Con estos 4 platos acabamos bastante saciados, pero aún así, para acompañar los cafés e infusiones añadimos un bizcocho de plátano y chocolate con queso mascarpone que también esta delicioso, la pega es que dos láminas de bizcocho muy finas a 5€ me pareció bastante subido de precio.

Acompañamos el condumio con dos copas de vino cada uno, 3 copas de verdejo (1,90/ud.) y una de godello (2€), 3 copas de un vino del Bierzo (2,80€/ ud) y una copa de toro (2€). Una caña de cerveza 1,50€.

Las infusiones y un café con leche 1,40€ y un café solo 1,30€. La cuenta total fueron 83,60€. Al final no resulta caro porque comimos bastante bien por poco más de 20€ por persona, aunque como decía hay que tener en cuenta que la materia prima es barata.

En definitiva, una taberna de barrio con cocina popular con un toque inglés muy personal e interesante en un ambiente muy agradable, con buen servicio, para pasar un buen rato con amigos en pleno barrio de Lavapiés.

Por cocina le doy 3 start, pero como lo pasamos muy bien le plantó 4 start, aunque en su género tabernario, claro.

Por cierto, en el otro lado de la misma calle Amparo está la Fisna, así que el plan teatro, La Fisna, Los Chuchis, es genial. Merece la pena dejarse caer por allí.

(También hay menú diario a 13,00€)

etiquetas: , , , ,

LeSamp

uyyyyyy me lo apunto!

2 de mayo de 2017

Berri

Me encanta el sitio. Es una taberna de comfort food maravillosa para comer muy rico por poquito dinero.

3 de mayo de 2017

Barra/M

+34 916 68 46 78

Calle Libertad, 5 <m> Chueca 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 52 personas

ver más restaurantes peruanos en Madrid

LO NUEVO DE MALPARTIDA EN FORMATO /

me gusta

Las expectativas eran altas ante este concepto aún novedoso de la barra callejera con algunos ejemplos de éxito como Sala de Despiece, Streetxo o Barra Atlántica.

Ahora encontramos una barra callejera peruana de la mano de Omar Malpartida tras su ya más que consolidado Tiradito Pisco Bar y su también reciente proyecto Gambi, que aún tengo pendientes.

Un concepto moderno y muy urbano del que no sé si primero fue la idea de la barra alargada y después el local o viceversa, ya que en un local estrecho y alargado como el que ocupa en pleno barrio de Chueca, el concepto no podía ser otro. Barra muy larga de acero inoxidable en la que se comparte espacio con el resto de los comensales, con dos puesto de cocina a la vista para los platos fríos en absoluta interacción con los clientes. La propuesta es clara, compartir esta experiencia gastronómica de cocina peruana con influencias de México y Asia (Thailandia, China y Japón).

Nuestra cena no pudo empezar mejor, buena compañía y ubicación justo al lado de uno de los puestos de preparación de los platos fríos. Además en esta zona, puedes introducir perfectamente las piernas debajo de la barra en tu taburete, por lo que la posible incomodidad queda resuelta.

El concepto informal y callejero queda bien patente en la mesa sin mantel, por supuesto, sin servilletas de tela e incluso con los cubiertos dispuestos en cubiletes para “sírvase usted mismo”. Esto ya cambia cuando estudias la carta y empiezan a desfilar los platos, en los que hay muy buen producto, técnica y una fusión muy pensada.

Como éramos cuatro personas dispuestas a darlo todo, el formato fue de raciones enteras.
Comenzamos por el ceviche Thai (17€) de corvina, coco, ají, cilantro, cacahuete y zumo de lima. Exquisito, el coco le da un sabor más suave, menos ácido que el ceviche clásico y el contraste crujiente del cacahuete una textura muy original. La corvina, por supuesto, extrafresca.

Seguimos con las gyozas chilangas (3,50€ unidad) de carnitas, chipotle, salsa criolla y menta. El relleno muy bueno, la masa de la gyoza a alguno le resultó un poco gruesa, en mi opinión era perfecta, esto va en gustos. El conjunto un buen bocado, pero menos original que otros platos.

A continuación llegaron los baos criollos (4€/unidad), con panceta, ají amarillo, criolla, BBQ rocoto y boniato crujiente. Como ya estamos un poco saturados de estos bocadillos asiáticos, no esperaba que me sorprendieran tanto como lo hicieron. Tamaño XL y con un sabor y una potencia espectacular, mis felicitaciones por ensalzar este bocado del que ya vamos prescindiendo.

Seguimos con Tallarines Chow Fun (17,50€) con noodles al wok, pimienta de sichuán, soja, chile thai, mejillones y panceta crujiente. Hubo diferencia de opiniones, para alguno fue el mejor plato, y para otra lo que menos le gustó. A mí me parecieron muy correctos, aunque bien es cierto que no es un plato que sorprenda.

Lengua (17,50€) con curry verde, coco, rocoto, lima kaffir y arroz acastañado. Un plato que inicialmente puede generar alguna reticencia, pero que recomiendo no perderse. No es un plato agresivo, todo lo contrario, ingredientes muy equilibrados que lo convierten en un plato redondo.

Ya no habíamos pedido más, pero como íbamos a muerte, añadimos una tempura de setas Shitake (15€) con huevos poché, jamón ibérico y salsa hoisin. Después del ceviche, fue el plato que más me gustó, sabor contundente y una ejecución perfecta.

Acabamos con los postres, una tartaleta blanda (8€) muy equilibrada y refrescante y un tres leches (7,50€) que no es más que un coulant de chocolate, pero que está estupendo.

Mis amigos acabaron con un pisco clásico y otro de maracuyá (9€ y 8€ respectivamente).
Para acompañar la cena tomamos dos botellas de Perro Verde Verdejo (17€/ botella) que maridó muy bien con todos los platos.

Cuenta total 165,70€, pero como habéis podido comprobar, comiendo y bebiendo mucho. La RCP me parece estupenda.

Una experiencia diferente que merece la pena conocer.

etiquetas: , , , ,

listas: RESTAURANTES MADRID

Soy Kitchen

+34 913 19 25 51

Calle de Zurbano 59 <m> Gregorio Marañón 7 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 33 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Recreo

+34 910 33 43 79

Calle de Espartinas 5 <m> Príncipe de Vergara 2 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 84 personas

ver más restaurantes tapas en Madrid

Gigi

+34 911 37 31 04

Calle de Luchana, 13 <m> Bilbao 1 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 43 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

NADA NUEVO EN EL HORIZONTE…

no me gusta

Animada por las buenas críticas de esta comunidad y aprovechando que la semana pasada estaba haciendo un curso a diez minutos a pie de la calle Luchana 13 en la que se ubica, reservé para comer en Gigi Meat Me Bar.

La experiencia fue francamente decepcionante, por lo que no alcanza más de 2,5*
El local no me pareció nada especial, incluso me resultó destartalado, quizás para cenar tenga más encanto.

La gran mayoría de las mesas tomaban menú por el que ni siquiera nos interesamos ya que tenía muy claro que aquí habíamos venido a probar su interesante carta. El servicio de menús creo que también restaba mucho al ritmo del local y el ambiente ya que el único camarero en la sala no daba abasto y todo era precipitado y atropellado.

Por este motivo tardaron en atendernos y pasaron alrededor de 10 minutos hasta que nos entregaron la carta. A continuación nos puso el servicio de aperitivo, un paté de pollo y un buen pan. Al parecer estaba rico, yo no lo probé, no soy aficionada a los patés.

Preguntamos si podíamos pedir entrantes en medias raciones y, al contrario de lo que creo que he leído, nos dijeron que en principio no era posible pero que podíamos consultar en función del plato.

Al final tomamos una entera de empanadillas de guiso ibérico y pico de gallo de encurtidos (11€). Cuatro empanadillas de buen tamaño con un relleno correcto, aunque daba la impresión de no estar recién hechas.

De platos principales para compartir, caballa soasada con ponzu de mandarina (15€), este plato estaba bastante rico, lo mejor con diferencia. Ración justa. Y a continuación albóndigas de merluza con curry negro (14€), tan sólo correctas, buena ejecución pero les faltaba punch.

Acompañamos la comida con dos copas de vino tinto Terrible (3,5€/u) y una copa de blanco Godello (3€).

Con un café solo la cuenta fueron 55€.

A pesar de todo, agradecer la amabilidad del camarero que hizo todo lo que pudo por prestar un buen servicio, aunque no fue suficiente, e incluso nos socorrió ante un pequeño problema de logística que tuvimos con nuestros teléfonos móviles.

Pero como digo, no encontré nada especial ni en el espacio ni en la cocina de este nuevo restaurante, quizás no fue el momento más idóneo o quizás es que esperaba mucho más, pero no hubo nada destacable que me anime ni a recomendarlo ni a volver.

listas: RESTAURANTES MADRID

Shanghai Mama

+34 910 41 87 28

Calle de la Infanta Mercedes, 62 <m> Tetuán 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 28 personas

ver más restaurantes asiáticos en Madrid

CHAN Street

+34 910 52 87 20

Calle Barbieri, 4 <m> Chueca 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 65 personas

ver más restaurantes chinos en Madrid

CHINO MODERNETE EN CHUECA

está OK

Ya sabemos a lo que nos arriesgamos cuando acudimos a un restaurante con las expectativas por las nubes… Que nos lo ponemos más difícil para que estas se cumplan. Y esto es lo que me pasó ayer 10 de marzo de 2017 después de adentrarnos en la cocina de la aclamada street food de Chan Street.

Ante las estupendas críticas del nuevo chino moderno de Chueca, sucumbí a la impaciencia de conocer esta nueva propuesta de cocina informal en el centro de Madrid y aproveché la ocasión perfecta para disfrutarlo con mi pareja y una amiga.

El local es resultón, fresco, desenfadado, con un estilo callejero muy colorido, pero con la comodidad justa, como suele ser habitual en estos sitios informales de comida casi rápida para compartir con amigos.

El personal es simpático, con ilusión y ganas de hacerlo bien, pero ayer les faltó un poquito para prestar un buen servicio, quizás porque como ya me advirtieron al hacer la reserva todas las mesas se ocuparon a la misma hora y esto les restó eficacia, especialmente con el vino, que tardaron bastante en comentarnos que podían ofrecernos (poco, como era de esperar en un sitio de estas características) y después en servirlo.

Como ya se ha comentado en este foro, la carta es variada con una oferta suficiente a precios bastante contenidos.

Aunque inicialmente íbamos a ser tres comensales, al final fuimos dos, pero la comanda perfectamente podríamos haberla compartido tres personas:

Para empezar unos dumpling de carne picada con tres salsas (5,90€) y el famoso secreto ibérico con salsa de lima (10,90€). Los dumpling estaban ricos y sobre todo nada nada grasientos. El secreto ibérico me decepcionó, no sé si es que no tuvieron un buen día, pero nuestro plato no se parece en nada a otras fotos que he visto, menos cantidad y la carne demasiado pasada, el sabor era bueno, pero no estuvieron a la altura de lo esperado.

Después vino el wantun relleno de gambas y carne de cerdo (6,90€) con una salsa muy buena y algo picantes, yo no los disfruté demasiado porque para mí eran demasiado picantes, sin embargo, fue el plato que más le gustó a mi amiga.

A continuación, los famosos tallarines con carne picada, ajo, pak choy y cebollino (8,90€). Estaban ricos, pero tampoco me parecieron algo excepcional, y el recuerdo del ajo durante toda la tarde/ noche no fue nada agradable…

Después de todo esto, me di cuenta que me había confundido y había pedido los dumpling en lugar de los bao de pato pekín, así es que le pusimos remedio y añadimos a la comanda uno para cada una. Efectivamente son bastante generosos en cantidad y el relleno me pareció conseguido, aunque ya empiezan a ser un recurso demasiado habitual… (4,50€/unidad).

Regamos toda esta comida con un vino tinto Monólogo que, como decía, tardaron bastante en servir y a una temperatura un poquito por encima de la adecuada. El precio bastante subido, 16,90€, aunque en la cuenta pusieron un Arabarte, así es que no sé si se equivocaron o es que ambos tenían el mismo precio. En cualquier caso, hubiera sido mejor elección un blanco.

Como ya no nos cabía el famoso postre de gofre con helado, tomamos un espresso con hielo y una manzanilla a un precio muy moderado, 1,50€ cada uno.

Total 64€, al final la cuenta fue más elevada de lo habitual por el vino y porque tomamos demasiados platos, con uno menos para dos personas está muy bien y, de hecho, si hubiéramos sido tres creo que hubiéramos tomado lo mismo, así es que el precio sería de 21€ por persona.

Aún así, Chan Street no ha cumplido con mis expectativas, esperaba una cocina más sorprendente y verdaderamente callejera.

La comida es correcta, el local y el personal son agradables y puede ser una buena opción en el centro para compartir con amigos en un entorno informal; pero sin más pretensiones.

etiquetas: , ,

listas: RESTAURANTES MADRID