222 sitios, 23 siguiendo, 75 seguidores, 37 descubiertos, 4.620 visitas

Glotona de morro fino

gastrolola

mostrando 64 sitios

Restaurante Trattoria Tivitti

+39 0921 921571

Via Umberto I 34 Cefalù, Italia

guardado por una persona

ver más restaurantes en Cefalù

TRATTORIA MUY ACOGEDORA EN CEFALÚ

gastrolola lo descubrió en agosto de 2014

me gusta

Trattoria en Cefalú apartada de la zona más turística y concurrida de la ciudad, en una calle paralela al inicio del casco histórico con una sala reducida muy acogedora y una cocina con buen producto trabajado con mimo y una presentación muy cuidada.

Comenzamos con unas gambas crudas marinadas sobre queso ricotta fresco. Plato muy fino y ligero.

De platos principales optamos por risotto de frutos del mar estupendo y fritura de pescados a base de gambas, calamares y chopitos, también muy rico.

Como fue habitual en casi todos los restaurantes sicilianos que visitamos, vino blanco siciliano por copas, en esta ocasión a precio elevado (5€/ copa).

Con una botella de agua de 75cl, un café espresso y un vino dulce; 65,50 euros (incluido 1,5€ por cubierto que añaden en todos los restaurantes). Buena RCP. Muy recomendable.

Visita 30 de julio de 2014.

listas: RESTAURANTES SICILIA

Restaurante Sudestada

- cerrado

Calle Ponzano 85 <m> Cuatro Caminos 1 2 6 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 460 personas

ver más restaurantes asiáticos en Madrid

IMPRESCINDIBLE

me gusta

Restaurante de cocina del sudeste asiático a cargo de Estanis Carenzo y Pablo Giudice que se inauguró allá en 2005 en la calle Modesto Lafuente y se traslada a la calle Ponzano en 2009.

Continúan en estupenda forma. Nosotros lo visitamos por primera vez hará ya algunos años y desde entonces se siguen superando. En esta ocasión disfrutamos de su menú degustación 9 pasos que ofrece la posibilidad de conocer la cocina de un restaurante de forma más completa.

Viernes 12 de abril de 2014, sala completa. El espacio sigue sin convencerme, me parece frío y con poca personalidad, quizás porque todo el protagonismo lo ocupa su cocina; contundente, intensa, de sabores sin complejos.

Como os decía estábamos decididos a tomar menú degustación. Es una auténtica ganga teniendo en cuenta la cantidad y calidad de los platos. Menú 7 pasos 45 euros y menú 9 pasos 55 euros, postre incluido y bebida aparte.

Fuimos a por todas y elegimos el menú 9 pasos. En nuestra opinión demasiada comida ya que los tres primeros platos son a base de masas y sacian bastante. Nos costó tomarlo todo y, de hecho, el estómago se resintió al día siguiente, pero aún así mereció la pena:

Para comenzar Nem número 3; papel de arroz vietnamita, ibérico de bellota, butifarra negra y angulas de monte. Los mejores nem que he tomado en Madrid. Muy buenos, aunque demasiado grandes para un menú degustación. Con esto ya te empiezas a hacer una idea del festín que te espera. La lechuga y los brotes fresquísimos y con mucho sabor.

A continuación Sudestada Shuymao; masa de trigo bio, ibérico de bellota, manitas de ibérico, aceite de chiles mexicano y salsa negra. Fue el plato más flojo, los ingredientes del dumpling no tenían sabor, la masa era demasiado gruesa.

Samosas de lechal; curry de mollejas, ensalada de hierbas y maracuyá. Muy ricas, la ensalada buen acompañamiento.

Ensalada de oreja; oreja de ibérico de bellota, coliflor tostada, vinagreta de jerez y hojas de shiso. Nos comentaron que el embutido de oreja lo elaboran ellos. Buenísima, se comía sola.

Pollo de caserío; muslo a la brasa, jeow de chile ancho y pepino preparado. Espectacular!!! Qué sabor!!! El mejor plato. Lo acompañaron con el sexto plato que era el arroz salteado con anguila; arroz japonés, anguila a la brasa, verduras de otoño, huevo y setas. Debo confesar que odio la anguila, bueno, para ser más precisa odio la soja en la que maceran la anguila, así es que apenas pude probarlo, pero la susodicha estaba fresquísima, en cuanto la sirvieron en la mesa todo se impregnó con su olor. El arroz excepcional.

Las fuerzas ya flaqueaban: Picanha; picanha madurada 100 días a la brasa, mojo de sal ahumada y grelo encurtido. La carne estaba estupenda, pero la cantidad era escasa.
Y por último, el curry de chicharro con caldo de cangrejos, berenjenas y tomate asado. Igualmente espectacular, platazo!!! Efectivamente, como muchos habéis comentado, poco picante. Yo no soy amante del picante y por eso lo digo, lo tomé perfectamente.

Y de postre escogimos yogur de cabra, pera y granizado de naranja sanguina. Ligero y refrescante!!!, muy rico.

Servicio correcto y amable. Ambiente ecléctico.

Para acompañar toda la cena optamos por el blanco Alter Enos con barrica (39,70€) D.O. Toro, uva verdejo de cepas de pago de más de 75 años. Perfecto para maridar con el menú.
Con una cerveza La Vírgen lager (3,90€) y un café (2,80€), 156,40 euros. La cuenta subió debido al vino, pero como habéis podido comprobar, el menú es estupendo RCP.

Cocina del sudeste asiático con gran ambición y en clara progresión que se consolida como el mejor restaurante en su categoría. Imprescindible.

etiquetas: , ,

listas: RESTAURANTES MADRID

Sala de Despiece

+34 917 52 61 06

Calle Ponzano,11 <m> Alonso Cano 7 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 287 personas

ver más restaurantes tapas en Madrid

BUENO, BONITO, BARATO… E INCÓMODO

me gusta

Las nuevas fórmulas gastronómicas nos conducen a experiencias un tanto insólitas, despojadas de lo que ahora casi se entiende por adorno como mesa y mantel, y que decir tiene servilletas de tela e incluso cubiertos decentes. Menos mal que las copas de cristal para el vino siguen siendo sagradas, espero que no surjan nuevas modas en este sentido.

Es el caso de establecimientos como Streetxo, Nakeima y Sala de Despiece. Que conste que es un concepto que me atrapa, pero lo cortés no quita lo valiente y hay que reconocer a los puristas de lo gastronómico que no entienden una buena comida o cena sin su sala tradicional, que estas modas son incómodas; vamos ¡aquí te pillo y aquí te mato! Fórmulas más rentables y seguras en estos tiempos que corren.

Pues aprovechando un lunes de asueto, nos dejamos caer por Sala de Despiece, que como además nos volvemos locos y parece que no hay tiempo de conocer las nuevas propuestas gastronómicas de la capital, nos da pánico presentarnos un sábado con lleno hasta la bandera y tener que improvisar un plan B, porque lo de improvisar no es lo mío.

Así es que el lunes estaba segura que habría sitio. Y así fue, cuando llegamos a las 14,00 horas apenas un par de amigas apostadas en los dos taburetes del ventanal, buen sitio! Después se fue llenando, pero poco a poco y sin agobios.

Y digo incómodo porque es así, el local es chulo, pero incómodo para disfrutar de la buena e interesante comida.

Como bien sabéis todos la carta se presenta escrita a mano y te informa del tipo de producto (pescados, P, carnes, C,…), la denominación del plato, la procedencia, la cantidad y el precio. Me sorprendió porque pensaba que sería más larga y hay un apartado de conservas que desde mi punto de vista no tiene ningún interés.

Así es que no nos quedaron demasiados platos interesantes que probar, quizás alguna otra verdura y el pulpo, que tenía “pintaza”.

Lo nuestro fue: coco mantequilla (9€), gamba roja cruda en carpaccio (13€), solomillo de tomate de Navarra (7,50€), chuletón cenital (9€) y un huevo rossini para cada uno (4€ c/u).
El coco con pez mantequilla estaba rico, pero no me acabó de convencer, la gamba roja en carpaccio muy buena, el solomillo de tomate tiene muy buena pinta, pero el sabor no es ni mucho menos para tirar cohetes, el famosísimo chuletón en lonchas muy finas que envuelves con sal gorda, tomate y trufa, espectacular y el huevo con foie y trufa, igualmente espectacular.

Acompañamos la comida con cuatro copas de vino (a una media de 2,5€ c/u).Carta corta con referencias interesantes.

Mencionar que no hay orden aparente a la hora de servir los platos, algo con lo que no estoy de acuerdo, más teniendo en cuenta que para comenzar pedí un vino blanco para acompañar el marisco y el pescado, pero lo primero que salió de cocina fue la carne, así que se lo comenté al camarero y no hubo ningún problema, cambiaron el orden.

De postre un flan de queso brie con dulce de leche buenísimo.

La cuenta fue muy ligera porque olvidaron cobrarnos la segunda ronda de copas de vino y el postre. Se lo comenté al camarero y me dijo que ya que habían metido la pata nos invitaban, un buen detalle! Así es que fueron 53,10€; la cuenta real hubiera sido unos 10€ más. En cualquier caso bastante razonable.

Visita el 10 de marzo de 2014.

etiquetas: , , ,

listas: RESTAURANTES MADRID

La Gastroteca de Santiago

+34 915 48 07 07

Plaza de Santiago 1 <m> Ópera 2 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 8 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

AL MARGEN DE MODAS

gastrolola lo descubrió en febrero de 2014

me gusta

La Gastroteca de Santiago está ubicado en la Plazuela de Santiago, frente a la iglesia de Santiago y San Juan, a dos pasos del archiconocido y turístico Mercado de San Miguel. La placita es muy acogedora y tranquila, pareciera imposible tan cerca del delirante trasiego del Mercado, la Plaza Mayor y las tascas de la zona.

Local coqueto de ambiente bistró con grandes ventanales con vistas a la plaza que acoge a no más de veinte comensales. A pesar de sus escuetas dimensiones, la distribución de sus seis mesas es perfecta para preservar un ambiente íntimo y acogedor.

El chef, Juan Carlos Ramos, demuestra cariño en la ejecución de un producto estacional de mercado. Acertadas elaboraciones con toques de otros lugares pero también de su tierra natal, Córdoba.

Así pudimos comprobarlo en nuestra segunda visita a la casa, después de la primera incursión en agosto del pasado año, en la que quedamos tan gratamente sorprendidos que no dudamos en cumplir nuestra promesa; volver en invierno, cuando estos localcitos te dejan mejor gusto.

Y como decía, sabores de aquí, de allí y de más allá.
Nos reciben con un rillette de pato y pan tostado con sal de no parar de untar. Sabor fino fino. Acompañé el aperitivo con una copa de vino blanco sin filtrar xarel-lo con barrica a propuesta del maître, estupendo (como también lo fue su precio, 5€).

La carta se muestra en una gran pizarra a la vieja usanza que preside la pared del fondo del local y que Juan Carlos cambia con cierta asiduidad.

Los platos invitan a confeccionar tu propio menú degustación, así es que tras confirmar que los elegidos podían presentarse en medias raciones emplatadas desde cocina, optamos por: Navajas gallegas de la Ría (16,90€) y ravioli de papel de arroz relleno de codorniz (12,20€), de entrantes; lubina con “esparragá” de acelgas (21,75€) y tandoori de pollo con berenjenas salteadas al estilo de szchuan (13,75€), de principales y un soufle de limón con frutos rojos y salsa de naranja (7,50€), de postre para compartir.

Navajas muy frescas y con gran sabor.

Ravioli estupendo. Bajo el papel de arroz una capa muy fina de puerro para darle consistencia y soportar el tamaño y el relleno, una codorniz ligeramente escabechada. De base salsa de soja y setas deshidratadas encurtidas de acompañamiento. Gran plato.

La estrella de la noche fue el lomo de lubina con “esparragás” de acelgas que el chef nos comentó que era una elaboración cordobesa (a base de ajo, cebolla, pan frito, pimentón de la Vera y vinagre) que nos sorprendió.

Tandoori de pollo muy bueno con una berenjena de acompañamiento jugosa y con gusto, aunque a mi entender ambos sabores intensos unidos, resultaban poco armoniosos.

Soufle cítrico con coulant de frutos rojos perfecto.

Acompañamos la cena con vino tinto La Movida de la Tierra de Castilla y León muy suave y elegante a pesar de la zona de procedencia, también recomendación del maître, que maridó muy bien con la cena. Lo que no me gustó demasiado es que no nos informara de su precio, 32,50€. Creo que si recomiendas un vino sin advertir del precio, no debe sobrepasar los 25€.

Con el café (2,55€) y la infusión de té verde (2,50€) una cucharita de tiramisú recién hecho muy jugoso con intenso sabor a café.

Cuenta total 118,40€.

Evidentemente, con los tiempos que corren, 60€ por persona no es un precio al uso. Existen lugares en los que se come tan bien como aquí por bastante menos, quiero recordar de nuevo la Vinoteca Moratín de la que soy fan incondicional.

Aún así debo reconocer que en el panorama de restaurantes bistró, el chef Juan Carlos Ramos es un gran cocinero que aporta a sus platos un valor muy personal.

Un restaurante al margen de modas fiel a sus señas de identidad.

etiquetas: , , ,

listas: RESTAURANTES MADRID

amarin

Estuve hace algún tiempo, cuando estaba Franky a los mandos. Me alegra oir que siguen teniendo buen nivel, y sobre todo que siguen abiertos.

6 de febrero de 2014

Riad Adriana

+212 5243-89610

99 derb Jdid- Bab Doukkala Marrakech, Marruecos

guardado por una persona

ver más restaurantes en Marrakech

CENAR EN UN RIAD

gastrolola lo descubrió en enero de 2014

me gusta

El Riad Adriana no es un restaurante abierto al público, pero si te alojas en él, podrás disfrutar de unos desayunos excepcionales y de cenas a petición.

Los desayunos, servidos en sus mesitas del patio o en la terraza, están compuestos por zumo natural de naranja, fruta, yogur natural, crepes acompañados de mermelada de naranja, fresa o miel, bollería y café o té.

La cena a petición está compuesta por un entrante, un plato principal y un postre a un precio de 18€ por persona, vino aparte.

En nuestro caso disfrutamos de una cena romántica en el saloncito del riad al más puro estilo árabe con asientos corridos con cojines muy coloridos y mesa “camilla”. Mantelería, vajilla, cristalería y cubiertos acordes con el entorno.

De entrante, la tradicional ensalada marroquí a base de tomate y pepino con ese aliño de especies exclusivo. Muy rica, aunque un poco fría.

De plato principal podíamos elegir entre cous cous o tajine. Optamos por éste último. Tajine de cordero con alcachofas, guisantes frescos y aceitunas. De los mejores platos, y además casero, que tomamos en Marrakech, carne excepcional, verduras excepcionales, aceitunas sorprendentes. Inolvidable.

El postre me decepcionó por su sencillez. Naranja en rodajas con canela. Muy previsible.
El vino tinto bastante rico (12€)

Buena opción para alojaros en Marrakech, buena ubicación en la medina, habitaciones muy i y una cocina casera muy rica. Tienes la posibilidad de recibir un curso de cocina por 45€ en el que acudes al mercado con la cocinera, elaboras con ella el menú elegido y lo degustas en la cena.

Riads con buenas referencias que sí ofrecen servicios de restauración tenéis Dar Moha (menú cena 530 Dhs, 47€), Dar Yacout (menú 700 Dhs, 62€ bebidas y vino incluídos) o Dar Zellij (menús de 350 a 600 Dhs, de 31 a 53€) o Ksar El Hamra.

etiquetas: , , , ,

listas: RESTAURANTES MARRAKECH

Restaurante L'Annexe

+212 24434010

14 Rue Mly Ali, Gueliz 40000 Marrakech, Marruecos

guardado por una persona

ver más restaurantes en Marrakech

BISTRO FRANCÉS EN MARRAKECH

gastrolola lo descubrió en enero de 2014

me gusta

Nos apetecía cenar en un restaurante francés en Marrakech y pedimos consejo a Idriss, el dueño del riad Adriana en el que nos alojábamos, de origen senegalés y procedencia francesa. Nos recomendó L'Annexe.

De no ser por su recomendación, reconozco que nunca nos abríamos fijado en un restaurante tan discreto y desapercibido ubicado en una callecita secundaria del barrio de Gueliz.

Pero la procedencia francesa de Idriss nos aseguraba que su recomendación sería acertada; y así fue. Fuimos a hacer la reserva a media mañana personalmente para tomar el pulso al lugar y, a pesar de una fachada excesivamente discreta y anodina no dudamos en entrar para cursarla. El interior del local resultó agradable, con un ambiente de bistro sofisticado.

Aquí descubrimos una guía de restaurantes de Marruecos 2014, supongo que recién “salida del horno”, entre los que, por supuesto, se encontraba L'Annexe.

Como suponíamos, para la cena resultaba más acogedor y la afluencia de comensales era mayor. Nos recibieron con aperitivo de aceitunas y palomitas.

Carta clásica de bistro francés. Como nuestras fuerzas ya flaqueaban optamos por un solo entrante para compartir que procuramos que fuera ligero. Así es que optamos por un tartar de tomate con atún (45 Dhs). Ración generosa bastante bueno.

De plato principal era obligado tomar carne. Los platos fuertes eran entrecot de tres tamaños, 200gr, 350 gr y 500 gr y nuestra elección, el chateaubriand de 300 gr. (160 Dhs) Cinco puntos de cocción que se traducía en crudo, poco hecho, al punto, hecho y muy hecho. Como en nuestro caso lo habitual es manejar tres puntos de cocción, poco hecho, al punto y hecho, nos despistamos y pedimos la carne un punto más hecho de lo que nos gusta, pero aún así la carne estaba excepcional y las patatas fritas prohibitivas. A elección distintas salsas, yo solicité la salsa de carne con vino tinto y mi pareja la salsa tartare.

Prescindimos de postre. Con una botella de vino tinto, 745 Dhs, 66,20€.

Servicio algo desafortunado. Al chef y jefe de sala le prestaba apoyo un joven camarero inexperto. Remataron la atención con la equivocación en la cuenta, nos dieron la de la mesa de al lado, de precio inferior al que nos correspondía y afortunadamente para ellos, se dieron cuenta del error a tiempo y nos cobraron la diferencia.

A pesar de estos fallos el restaurante merece la pena. Raciones generosas, gran calidad de producto y precios ajustados.

etiquetas: , , ,

listas: RESTAURANTES MARRAKECH

Grand Café de la Poste

+212 24433038

Boulevard El Mansour Marrakech, Marruecos

guardado por 2 personas

ver más cafeterías en Marrakech

AMBIENTE COLONIAL SOFISTICADO

me gusta

Ubicado en la Plaza 16 de Noviembre del barrio de Gueliz de Marrakech, el Grand Café de la Poste es un oasis de estilo colonial en la zona nueva de la ciudad.

Ambiente sofisticado frecuentado por la gente guapa y pudiente de Marrakech.

Cocina francesa.

Tomamos un aperitivo de cerveza Casablanca (70 Dhs, 6€) y una copa de vino blanco (55 Dhs, 4,80€) con unos snack de galletitas estupendos.

Precios caros en un ambiente sofisticado tal como si te trasladaras a la película Casablanca.

etiquetas: , ,

listas: RESTAURANTES MARRAKECH

Cafe Arabe

+212 24429728

184 Rue El Mouassine Marrakech, Marruecos

guardado por 11 personas

ver más restaurantes en Marrakech

ALTERNATIVA AL RESTAURANTE TRADICIONAL MARROQUÍ

me gusta

El Café Árabe está ubicado en la Rue El Mouassine, en la medina de Marrakech, muy cerca de los zocos.

Ofrece cocina marroquí e italiana en distintos ambientes. En la planta baja patio y salón interior, en la primera planta varios salones con distintos ambientes tradicionales y en la terraza tres zonas diferenciadas con ambiente chill out.

También es muy recomendable para tomar un aperitivo, un té a media tarde o una copa después de cenar. No esperéis vistas panorámicas de los zocos o de la plaza Jemaa Fna, tan sólo algunas casas sin ningún atractivo, pero el ambiente es agradable.

Nosotros fuimos a cenar nuestro primer día de estancia en Marrakech, estaba a diez minutos del riad Adriana en el que nos alojábamos y fue fácil encontrarlo.

Reservamos en el patio, la noche era muy agradable, la temperatura media en Marrakech en enero durante el día fue de una media de 20 grados y durante la noche de 10 grados. En invierno los patios están cubiertos y los refuerzan con estufas, por lo que puedes cenar sin ningún problema.

En todos los restaurantes a partir de un nivel medio como este siempre te ponen un aperitivo sin coste, en este caso las estupendas aceitunas de Marrakech y unos frutos secos, que mi pareja acompañó con una cerveza Casablanca 33cl. (55,00 Dhs, 5€), es importante tener en cuenta que el alcohol en Marruecos es muy caro.

De entrante para compartir optamos por un plato del Café Árabe, una selección de ensaladas marroquíes (80 Dhs, 7€) espectacular, compuesta por pequeñas ensaladas de berenjena, calabacín, zanahoria, pimientos asados, pepinillos dulces, lentejas y tomate, uno de los mejores platos que tomé en Marrakech.

De platos principales brochetas de pollo (140 Dhs, 12€) y pasta con verduras (100 Dhs, 8€). El pollo estaba muy tierno y jugoso pero las patatas fritas que acompañaban las brochetas eran congeladas y desmerecían el plato. La pasta estaba rica, las verduras muy buenas, estaba cocinado al estilo árabe con ese toque de especies tan característico, pero estaba un poco sabroso.

Acompañamos la cena con una botella de vino tinto cabernet sauvignon de 37,5 cl que como era de esperar por el precio aquí, era bastante mediocre (90 Dhs, 5€). En total 465 Dhs, 41€, precios europeos, pero hay que tener en cuenta que es un lugar de moda en el centro de la medina que se ofrece como espacio alternativo, con ambiente y cocina más sofisticado que el restaurante tradicional de cocina marroquí.

A mí me resultó un lugar agradable con cocina aceptable sin grandes pretensiones que merece la pena conocer si no te importa gastar más que la media en Marrakech.

Después de cenar subimos a la terraza a tomar una copa. Café espreso (20 Dhs, 1,7€), el imprescindible té a la menta marroquí, para mi gusto demasiado dulce (25 Dhs, 2,20€) y un Johnny Walker etiqueta negra con hielo (120 Dhs, 10,50€). Ambiente tranquilo chill out.

etiquetas: ,

listas: RESTAURANTES MARRAKECH

Chez Chegrouni

+212 34065474615

Plaza Jemaa El Fnaa Marrakech, Marruecos

guardado por 19 personas

ver más restaurantes en Marrakech

LOS RESTAURANTES DE LA PLAZA JEMAA EL FNA

me gusta

El 9 de enero de 2014, primer día de nuestra estancia en la ciudad de Marrakech, acudimos a comer Chez Chegrouni alentada por los comentarios acerca de este restaurante ubicado en la plaza Jemaa de Marrakech, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2008.

Nos acomodamos en la segunda línea de mesas en el porche, ya era tarde y había poca afluencia de público, mayoritariamente turistas; aunque como en la gran mayoría de los restaurantes de la plaza Jemaa El Fna, tienen un comedor interior y terraza desde la que poder disfrutar del gran espectáculo.

Carta con platos clásicos marroquís; pastillas, tajines, cuscús y varios entrantes y postres. No sirven alcohol. Te ofrecen la carta y papel y bolígrafo para que tomes directamente la nota.

Los precios son verdaderamente económicos y la calidad de la comida es bastante buena. Los platos no son demasiado grandes, pero están de acuerdo al precio.

Ensalada marroquí (12 Dhs, 1€ = 11,25 Dhs), aceitunas (8 Dhs) y tajine de pollo con verduras (60 Dhs). Coca cola (12 Dh) y agua mineral pequeña (6 Dhs). Total 98 Dhs (8,71€). Tomamos pocos platos, pero con un plato principal más hubieran sido 14€ que sigue siendo un precio estupendo.

Servicio eficaz y atento.

El resto de las fotos de la plaza que he adjuntado están tomadas desde la terraza del Café Glacier en el que tan sólo tomamos un aperitivo. Los precios son caros (20 Dhs, 1,70€ un sprite y 20 Dhs un zumo de naranja natural que en los puestos de la plaza te sirven por 4 Dhs, 0,35€), pero las vistas son excepcionales. Y desde un restaurante justo al lado del restaurante Le Marrakchi con buenas vistas, pero que no os recomiendo ya que nos engañaron en la cuenta con las bebidas.

Con respecto a Le Marrakchi he leído un comentario en el blog miguiadeviajes.com de Fran Soler con terraza cubierta que resulta también bastante apetecible.

Cuando cae el sol la plaza se llena de puestos de comida, por lo que puedes optar por comer en alguno de ellos (el dueño del riad en el que nos alojábamos nos aconsejo el puesto número 1) o cenar en la terraza de alguno de estos restaurantes y contemplar el espectáculo desde las alturas. Debes explorar la plaza tanto de día como de noche, ambos momentos son imprescindibles. Deberás soportar con estoicismo las múltiples demandas de los lugareños, especialmente en la noche si recorres los puestos de comida, pero a pesar de la insistencia son simpáticos y ocurrentes con sus chascarrillos acerca de España.

etiquetas: , , , ,

listas: RESTAURANTES MARRAKECH

Casa Roberto

+34 963 95 13 61

Calle del Maestro Gozalbo 19 (Valencia) <m> Colón 3 5 Valencia, Valencia provincia, España

guardado por 34 personas

ver más restaurantes cocina mediterránea en Valencia

ESTUPENDA PAELLA VALENCIANA

me gusta

En nuestra visita relámpago de fin de semana a Valencia, además del monográfico de Ricard Camarena del sábado (aperitivo, comida y cena), no podíamos dejar de visitar algún templo del producto estrella por antonomasia de la comunidad valencia; el arroz.

Gracias a las recomendaciones de los seguidores de 11870, para la comida del domingo elegí Casa Roberto.

Reservé a las 14,30 horas y llegamos un poco apurados a las 14,45 horas. Nos gusta ser puntuales y más cuando te espera un plato tan importante en su punto de cocción como el arroz, pero creo que incluso se alegraron de que nos retrasáramos porque estaban desbordados.

El restaurante es enorme con al menos una sala bastante grande en la planta baja y varias salas comunicadas entre sí más pequeñas en la primera planta, donde nos ubicaron.
La primera impresión no fue muy buena porque, como os decía, el servicio de cocina, a la vista, funcionaba al límite y la tensión era evidente.

Aun así, nos sentaron en nuestra mesa muy amablemente y nos pusieron un pequeño aperitivo mientras tomábamos una cerveza (3,50€) y una copa de vino blanco (3€). El arroz ya estaba encargado, ya sabéis que en una arrocería debe hacerse en el momento de la reserva. Por supuesto, nuestra opción fue una paella valenciana.

Antes de tomar el arroz nos “cantaron” una extensa lista de entrantes y digo esto porque no nos ofrecieron carta. Esto es algo que no me gusta ya que no puedes valorar los precios.

Nos decantamos por un esgarrat (ensalada típica valenciana compuesta por pimientos rojos asados, bacalao en salazón, ajos y aceite de oliva) acompañado de dos lonchitas de mojama (13,00€). El pan, en rebanadas generosas ligeramente tostadas con una pizca de aceite, era un peligro irresistible (3€).

No llegamos a consultar la carta de vinos, que al menos en este caso sí existía, ya que queríamos tomar una botella de 0,50l y las posibilidades eran limitadas por lo que optamos por un clásico de Rioja Marqués de Arienzo crianza (8€).

Terminado el entrante, nos comentaron que la paella no llegaría inmediatamente, no había ningún problema, no teníamos prisa, pero como estimaron que la espera no era la adecuada nos sirvieron una sepia con mayonesa muy rica cortesía de la casa. Nos pareció un detalle estupendo, claro reflejo de lo autoexigentes que son con su servicio y la atención al cliente.

La paella llegó en 15’, no más. El aspecto era extraordinario, una capa muy fina de arroz con una generosa cantidad de pollo, conejo, caracoles, judías verdes y garrofons (33,00€). El sabor aún mejor, quizás un pelín sabrosa (somos “sositos”), pero perfectamente aceptable.

No prescindimos ni siquiera del postre, al que no somos muy aficionados; un helado de vainilla en copa con barquillo de los de siempre (5,50€).

Junto con un café solo (2,00€), la factura final fueron 78,10€.

A pesar de un lleno masivo, el servicio fue excepcional, paella buenísima y comedor acogedor. En nuestra próxima visita a Valencia, volveremos.

etiquetas:

listas: MIS RESTAURANTES FAVORITOS, RESTAURANTES VALENCIA