222 sitios, 23 siguiendo, 74 seguidores, 37 descubiertos, 4.620 visitas

Glotona de morro fino

gastrolola

Yakitoro

+34 917 37 14 41

Calle de la Reina,41 <m> Sevilla 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 168 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

ROCK AND ROLL BY CHICOTE

está OK

Nueva visita a Yakitoro el 14 de marzo de 2015.

Esta vez voy acompañada. Acudimos sin reserva, prefiero la zona de taburetes con mesa corrida en torno al local.

Sigue con un nivel aceptable en sus platillos, aunque en la primera visita me gustó más.

Repetimos berenjenas en tempura con miso rojo y pimentón y boquerones en tempura con aderezo de ñoras dulces. Ricos
Tataki de atún con ajoblanco. Demasiado frío. Correcto.
Albóndigas de pollo picante y tocineta ibérica. Buen sabor.
Cordero marinado en yogur y hierbas, le faltaba rock and roll.

Acompañamos con copa de Gaba do Xil y dos copas de Les Cousins.

Total 38,40 euros sin postres ni cafés.

Buena opción para comida rápida e informal a precio moderado.

Bajo a 3,5*
_______________________________________

Tras algún que otro intento fallido por conseguir mesa en el nuevo y flamante restaurante del televisivo chef, el lunes 15 de septiembre “me sonrió la fortuna”; al ser lunes y comida supongo que me fue más fácil.

Al principio tenía mis reticencias y me daba pereza, pero al final, ya se sabe, ¿dónde va Vicente?... Pues eso, que no me iba a quedar sin probar el nuevo concepto culinario del crack Chicote por el que personalmente siento simpatía. Y quizás como mis expectativas no eran exigentes, me marche de Yakitoro encantada.

En su web Yakitoro se define como “un espacio inspirado en la tradicional taberna japonesa de yakitori, donde todo se cocina en directo y al carbón. Lo interpretamos a nuestra manera, para que todo sea muy cercano y muy nuestro.” “…un espacio divertido y desenfadado”, con “…un espíritu alegre y festivo.” Y dicen: “El gusto es nuestra guía fundamental”.

El establecimiento consigue trasladar ese espíritu alegre y desenfadado, pero creo que no merece la pena el desembolso económico que le han debido suponer estas mesas exclusivas con agujero en medio para mantener fresquitas las cervezas.
A mí, como iba sola y sin reserva, me colocaron en un huequito en la barra corrida con taburetes que flanquea todo el comedor, rodeada de macetas con dedicatorias de buena suerte para el chef y su compañera. Pero la verdad es que la idea de estas mesas con enfriador incorporado me parece incómoda e innecesaria porque la filosofía de compartir todos los platillos que creo que reina en la carta, se ve bastante dificultada por el susodicho agujero.
Además, se rumorea que “pierden agua”, lo que ya le debe estar causando a Chicote algún quebradero de cabeza.
Y encima compartes mesa con desconocidos. Esto está muy instaurado en otros países pero aquí no cuaja.
En definitiva, las mesas malditas de Yakitoro!

Aparte de esto, el local es amplio y muy luminoso, con grandes cristaleras para ver y dejarse ver. Hilo musical muy agradable que no entorpece la conversación.

Los camareros, ataviados con mono verde estilo militar, ofrecen un servicio eficaz. El ritmo de cocina, sin embargo, no es adecuado ya que al menos en mi caso me sirvieron todos los platos juntos, lo que provocó que me tomara las últimas albóndigas prácticamente frías.

Y voy a la comida. Como ya es habitual en este tipo de establecimientos informales, la carta de “yakitoros” (denominación interpretada de yakitori, brocheta de pollo japonesa) se divide en varias secciones con denominaciones sugerentes; de la tierra, del agua, de la granja, de la finca, yakibocatas, ensaladas de la huerta, para acompañar y final dulce. Los precios de cada plato oscilan entre 3€ y 6,70€, la mayor parte de ellos como decía, para compartir, lo que permite probar muchos bocados a un precio módico.

Como iba sola estaba obligada a tomar ración doble, o sea dos brochetas en lugar de una, por lo que tuve que sacrificar la variedad.

De la tierra, Dados de berenjena en tempura con miso rojo y pimentón (3,60€). Muy ricos, berenjena suave, tempura perfecta, buen acompañamiento de la salsa.

Del agua, Boquerones fritos en tempura con aderezo de ñoras dulce (5€). Boquerones riquísimos, tempura de nuevo perfecta, el toque de la ñora dulce a mi particularmente no me gustó mucho, pero es que en general no me gustan los sabores dulces con los salados, por lo que es una opinión muy personal.

De la granja, Albóndigas picantes de pollo y tocineta ibérica (5,70€). Buenísimas, recubiertas con una especie de salsa barbacoa muy sabrosa, la mano del carbón está bien presente. El punto de picante, para mi paladar de gusto moderado, perfecto.

Con una copa de vino blanco Gaba do Xil (3,25€), 17,55€. Hay que tener en cuenta que no tomé pan (cesta 2,80€), ni postre, ni café, pero aún así me parece un precio excepcional ya que además terminé más que saciada.

Desde mi punto de vista y a pesar de que inicialmente la fórmula de Chicote no me inspiraba mucha confianza, creo que casi lo ha clavado; cocina rica y sabrosona, muy bien ejecutada, apetecible y para compartir, elaboraciones reconocibles pero con un toque propio, y precios imbatibles. Hasta aquí, ole por Chicote!!! El casi, evidentemente, está dedicado a sus famosas mesas, tanta innovación le ha jugado una mala pasada.

Mis cuatro estrellas son gracias a que no las sufrí ni las compartí. Como pienso volver acompañada, la próxima visita determinará mi puntuación definitiva.

etiquetas: , , ,

spider72

Me parece muy bien, la verdad que sabes a lo que vas, tiene su gracia

21 de septiembre de 2014

ciudades

valoraciones

3 estrellas 40%

categorías 11870