199 sitios, 21 siguiendo, 72 seguidores, 36 descubiertos, 4.028 visitas

Glotona de morro fino

gastrolola

mostrando 5 sitios

Angelita Madrid

+34 915 21 66 78

Calle Reina, 4 <m> Gran Via 1 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 62 personas

ver más restaurantes tapas en Madrid

LA MADRE DESPUÉS DE EL PADRE

me gusta

Tras el proyecto familiar de El Padre en el barrio salamanca, los hijos Villalón homenajean a su madre, Mª Ángeles, con Angelita Madrid ubicado en la calle Reina, con una clara impronta coctelera con Le Cock y Del Diego.

Bar de vinos y bistro en la planta calle y gastrococtelería en la planta sótano. En el bar de vinos decoración austera con predominio de madera clara y mesas sin mantel, un mural canalla al fondo del local y una gran barra para un picoteo y una degustación de vinos más informal con una enorme vinoteca a la vista tras ella.

Carta corta con cocina de mercado para acompañar al gran protagonista, el vino, con al menos 25 referencias por copas y 500 referencias nacionales e internacionales donde tienen cabida botellas de pequeños productores y una gran selección de Borgoñas .
En la coctelería grandes sillones chéster y de nuevo una gran barra donde se preparan cócteles clásicos y otros marca de la casa, que puedes acompañar con una carta de platos de corte internacional.

Reservamos en el bar de vinos para cenar un viernes de mediados de febrero. La idea era tomar algo rico y maridar con varios vinos, para lo que es una gran idea la oferta de vinos en medias copas que para estómagos como el mío que no aceptan un exceso de taninos, es una opción excelente.

Tomamos para compartir tres personas:

Sashimi de pez mantequilla (12,50€). Plato preciosista a modo de lienzo (con permiso de David Muñoz). Muy rico, fresco y divertido. Comenzamos el capítulo vinícola con 1/2 copa de un Albariño muy afrutado (2,60€) que maridó fenomenal con el sashimi.

Continuamos con cecina (15€) cortada a máquina. Correcta y muy acertada para compartir, charlar y seguir con una copa de tinto de un pequeño productor de Mallorca (1/2 copa 3€, copa 4€).

Seguimos con ración de pisto OX (14€), uno de los platos imprescindible de La Angelita elaborado con los tomates de su huerto ecológico de Zamora. Contundente y sin complejos, para amantes del PISTO con mayúsculas. Aquí maridamos con un Vara y Pulgar de Cádiz complejo y profundo (1/2 copa 2,70€, copa 3,90€)

Terminamos con el steak tartare (18,50€). Carne de gran calidad coningredientes perfectamente integrados, aunque los amantes del picante no quedarán muy satisfechos, si es así recomiendo comentarlo porque no preguntan cómo lo prefieres. Seguimos con la copa de vino anterior que aún no habíamos terminado.

Ración de pan generosa de La Miguiña muy bueno, a un precio muy razonable (2,80€ cesta).

Servicio amable e informal muy acorde con el concepto del negocio.

Sustituimos el postre por unos cócteles en la planta sótano a un precio medio de 10€.

Cuenta total incluidos 3 cócteles/copas 119,60 euros. Estupenda RCP.

El concepto me gustó mucho, especialmente porque es un verdadero wine bar en el que puedes disfrutar de lo lindo si eres amante del vino, más teniendo en cuenta que la oferta gastronómica es muy digna y está a la altura del líquido elemento.

En mi caso la coctelería es secundaria, pero esto es solo una opinión personal, siempre es una buena opción si quieres redondear la velada con una buena copa.

etiquetas: , , , , ,

listas: RESTAURANTES MADRID

La Raquetista

+34 918 31 18 42

Calle del Doctor Castelo, 19 <m> Ibiza 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 77 personas

ver más restaurantes tapas en Madrid

PARA DISFRUTAR

me encanta, uno de mis favoritos

Los hermanos Aparicio sacan nota alta con su segundo restaurante en la zona de Retiro, con competidores de altura en el panorama tabernario del Madrid bien.

Visitamos Cachivache hace ya tiempo y no veía el momento de descubrir su nuevo proyecto de cocina tradicional, de producto de temporada, pero con toques renovados.

Por fin se dio la ocasión perfecta y el pasado domingo 15 de enero de 2017 tras visita museística, reservé para cuatro personas. Día invernal, perfecto para buenas viandas y guisos con fundamento.

La zona de barra estaba a rebosar, no más de diez minutos de espera hasta que la mesa estuvo preparada. Comedor minúsculo con cuatro mesas bien vestidas. Ambiente sosegado y acogedor.

Servicio amable, profesional y eficiente.

De aperitivo, un escabeche templado de morcillo para ir entonando el cuerpo. Rico.
De entrantes para compartir:

Los imprescindibles torreznos (6,50€) que había que probar sí o sí. A mí no me gustan, debo confesar mi remilgo con los productos con demasiada grasa, mi estómago se pone en guardia y no hay quien lo amanse…! Pero disfrute viendo las caras de satisfacción del resto de los comensales.

Al tiempo, ensaladilla rusa de bonito (8,50€), plato del que tampoco soy especialmente fan, pero la caté y debo decir que estaba buenísima y así lo corroboraron el resto, tan sólo creo que podrían mejorar en la presentación, me parece un poco viejuna con los colines alrededor formando un sol, aunque quizás sea esa la intención.

Para finalizar lo entrantes el plato caliente, buñuelos de bacalao (10€). También estaban muy buenos, pero los de la Primera que aún tenía en mi memoria, los superan.

Con los platos principales las buenas sensaciones se confirmaron y creo que son con los que La Raquetista se luce y entra en la liga de los grandes del panorama tabernario:

Garbanzos con butifarra negra, setas y foie (14€) Legumbre “al dente”, yo la prefiero más blandita, pero sólo es por ponerle un pero, plato generoso muy rico.

Lasaña de carrilleras (16€). Mi amiga dudaba entre este y los canelones de pularda, el jefe de sala le recomendó la lasaña, los canelones no los probamos, quedan pendientes, pero la lasaña estaba para llorar de la emoción, eso sí, plato contundente.

Fuera de carta, lengua en escabeche (12€) que mi pareja no pudo dejar de pedir, le chifla. No le defraudó, también la probé y aunque no soy experta en este producto, me pareció buenísima.

Y mi plato no podía ser otro que el rabo de vaca al curry Massaman (16€). Lo tenía claro desde el principio, no podía dejar pasar la ocasión de probar uno de los platos más famosos de la carta, incluso a pesar del pichón fuera de carta que me tentó muy mucho pero al que no sucumbí. No me arrepentí, coincido plenamente con todas las alabanzas a este platazo, es imprescindible.

Al terminar, mis acompañantes comentaron que compartir los platos principales hubiera sido mejor opción ya que la generosidad de las raciones y su contundencia puede cansar un poco el paladar. Sin estar en desacuerdo con ellos, yo sigo prefiriendo un plato para mi sola de ese excepcional rabo al curry.

Acompañamos el comercio con una botella de Mestizaje (19€) muy carnoso y afrutado que maridó bien con toda la comanda.

Todavía nos atrevimos con una tarta de queso fresco y frutos rojos (6€) para compartir los cuatro y redondear con un toque dulce la excelente comida.

Botella Solan de Cabras (2,20€), cafés solo y cortado con precios módicos (1,60€/u) y servicio de pan rústico 1,90€/pax.

Como estábamos felices nos vinimos arriba y rematamos la faena con un par de whiskys. Si los descontamos de la comanda, la cuenta final se quedó en 121€ los cuatro, 30€ por persona. No se puede pedir más, RCP maravillosa.

Taberna moderna para disfrutar con una cocina rica, con fundamento y con mucho cariño. Pasa a mi lista de favoritos, repetiré.

etiquetas: , , ,

listas: MIS RESTAURANTES FAVORITOS, RESTAURANTES MADRID

Casa Zaca

+34 921 47 00 87

Calle de los Embajadores 6 San Ildefonso, Segovia provincia, España

guardado por 46 personas

ver más restaurantes en San Ildefonso

JUDIONES DE LA GRANJA

está OK

Último fin de semana del mes de septiembre de 2015 en San Ildefonso para descansar y desconectar de la urbe.

Pueblo muy agradable con la joya de la corona como gran protagonista, el Palacio Real sitio de San Ildefonso y sus estupendos jardines.

Buena oferta gastronómica en lo referente a cocina clásica segoviana, si buscas algo diferente creo que es más difícil.

Nosotros íbamos a tomar los famosos judiones de la Granja, así es que no tuvimos ningún problema, de hecho tuve que estudiar concienzudamente las opciones hasta decantarme por un restaurante. El elegido fue Casa Zaca que no ofrece asados, cuestión a tener muy en cuenta si se quiere completar la experiencia con un buen cochinillo asado en horno de leña.

El restaurante es más grande de lo que esperaba, con comedores en la planta baja y en la primera planta. Imprescindible reservar para el fin de semana. El sábado estaba completo.
Nosotros tuvimos mala suerte porque nos acomodaron en una mesa para cuatro en el pasillo que une una sala con otra en la primera planta. Incluso tienen dos o tres mesas más para dos comensales. El sitio es bastante incómodo porque estábamos justo en frente de la barra donde salen y entran los platos y es incómodo y muy ruidoso. Pedimos que nos cambiaran de mesa pero no fue posible.

Con respecto al servicio fue amable y los tiempos, excepto con el postre con el que creo que hubo una confusión y tardaron en traerlo, fueron correctos. Eché en falta algunos detalles como no dar a catar el vino al abrirlo y no servirlo en las copas, o intentar retirar algún plato que aún no estaba vacío sin preguntar.

En cuanto a la carta, platos tradicionales como ya he comentado a precios moderados. Casa Zaca no es barato, si la comanda es entrante y principal con vino y postre la cuenta puede dispararse a unos 35-40€ por comensal.

En nuestro caso no fue así ya que tomamos un entrante y un principal (que podría ser un entrante), para compartir y 3 entrantes como plato principal (los judiones), a excepción de mi elección que sí fue un principal.

Los platos fueron los siguientes:

Patatas a la importancia (8€) y callos (10€) al centro para compartir. Las patatas excepcionales. Los callos me dicen los entendidos que igualmente muy ricos, técnica y ejecución perfectos. Yo no soy experta en la materia.

Tres judiones de la Granja con chorizo y panceta de plato principal para mis compañeros (9€/u). También me dicen los expertos que estupendos. Aquí yo también pincho.

Mi elección fueron las albóndigas de carne con patatas fritas (12€). Ración generosa con cinco buenas albóndigas. Ricas, pero las que hace mi pareja son mejores.

Acompañamos la comida con un Ribera del Duero Admiración (18€) que maridó muy bien con la contundencia de los platos.

Había leído que esta Casa destacaba por sus postres, así es que para acompañar con algo dulce los cafés nos atrevimos con unos pastelitos de almendra con chocolate (5,50€). La presentación en mi opinión, dejaba que desear, los pastelitos no más que correctos, prescindibles.

Con 3 cafés y una infusión (1,80€/u), total 94,70€.

Por el nivel de cocina le hubiera puesto 4*, pero bajo a 3* por la mesa en la que nos acoplaron.

etiquetas: , ,

listas: RESTAURANTES SEGOVIA

spider72

Tres y medio, JL jajaja

5 de octubre de 2015

El Apartamento

+34 917 55 44 02

Calle Ventura de la Vega, 9 <m> Sevilla 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 107 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

BUENA COCINA EN UN AMBIENTE AGRADABLE

está OK

Cocina tradicional de mercado con algunos toques de innovación ubicado en el barrio de las Letras.

En apenas un año han surgido en esta zona proyectos tan interesantes como Vietnam, Triciclo, Vinoteca Moratín, Ateneo, de Rodríguez & Salas y El Apartamento, que se suma a esta lista de restaurantes informales de precio asequible.

Se ubica en el mismo local en el que estuviera el restaurante italiano La Creazione que frecuentamos con cierta asiduidad y del que tengo un buen sabor de boca.

Será por la nostalgia de La Creazione, de la que aún se conserva una placa en el suelo a la entrada del local, que El Apartamento me resultó un lugar triste, aunque han mejorado su apariencia con tonos claros, más frescos y ambiente hogareño, con dos espacios diferenciados.

La carta ofrece muchos entrantes con la intención de poder compartir y carnes, pescados y postres. La oferta es variada y sugerente. Las raciones son generosas.

Nosotros comenzamos con ½ ración de croquetas de jamón ibérico (6 €) con muy buen sabor y textura fina. Seguimos con ración de rabas fritas con alioli (10 €) con buen rebozado y muy tiernas. Dos fritos bien ejecutados que nos saciaron demasiado.

Los platos principales fueron jarrete de ternera confitado (14,50 €) y presa ibérica con parmentier de parmesano y albahaca (15 €).

El jarrete fue todo un acierto que demuestra el buen hacer de la cocina. La presa ibérica jugosa y en su punto justo. Prefiero una parmentier más ligera con menos protagonismo del parmesano, pero esto es una opinión muy personal.

La carta de vinos es interesante con referencias variadas. Ofrecen la posibilidad de vinos por copas que fue la opción que nosotros escogimos. Una copa de Rioja Altun crianza y dos copas de Priorat Gotes (3 €/ u).

Todos los postres a 5 euros. Opté por el más ligero, mézclum de yogures, correcto pero sin ningún interés, estoy segura que el resto tienen más que aportar como la tarta de zanahoria de la que he leído hablar bien.

Servicio correcto y eficaz.

En nuestro caso acudimos con una oferta del Tenedor del 50%, por lo que la cuenta no pudo ser más atractiva, 35,75 euros. Sin oferta la RCP sigue siendo buena.

Espero que tengan suerte y perduren tantos años como su antecesor.

etiquetas: , , ,

listas: RESTAURANTES MADRID

Villoldo

+34 910 22 45 52

Calle Lagasca 134 <m> Avenida de América 4 6 7 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 140 personas

ver más restaurantes castellanos en Madrid

COCINA TRADICIONAL SIN NADA ESPECIAL QUE APORTAR

está OK

El restaurante Villoldo es la sucursal madrileña de la casa madre palentina Estrella del Bajo Carrión ubicado en Villoldo.

Las hermanas Pedrosa han diversificado su oferta gastronómica con el traslado de Pilar y su hijo a la capital.

El restaurante está enclavado en un semisótano del final de la calle Lagasca. A pesar de lo que pudiera pensarse, las paredes blancas, el mobiliario en tonos claros y unos ventanales alineados en un lateral del saloncito principal, aportan luz a un espacio de reducidas dimensiones.

Villoldo se define con cocina tradicional castellana en el que se reproducen platos clásicos del recetario palentino y de su casa madre.

De aperitivo sopa castellana con un buen toque de pimentón. Con buena enjundia.
De entrantes ½ ración de su ya famosa menestra de verduras (8€), pulpo a la brasa con patata chafada al romero (16€) y ½ ración de sus también indispensables alubias blancas viudas (7€).

Incluso las medias raciones son generosas. La menestra muy buena, judías verdes estupendas y las alubias suaves y tiernas. El pulpo deja que desear, carne demasiado pietra y tirante. La patata muy rica. No puedo dejar de recordar, a riesgo de resultar cansina, la vinoteca Moratín, con un pulpo con parmentier de patata muy por encima de éste.

De platos principales, cochinillo asado a baja temperatura con la piel crujiente y chutney de frutas de temporada, que anuncian en la carta que son cochinillos ibéricos de cría ecológica alimentados con productos 100% naturales y criados al aire libre (24€) y lomo bajo de choto con patatas, 350 gr. (21€).

El cochinillo ya se presenta deshuesado con la piel encima. Carne tierna aunque demasiado grasa para mi gusto y piel crujiente espectacular. El chutney de manzana asada no tiene mucho sentido, mejor para acompañar el lomo de corzo que ofrecían fuera de carta.

El lomo bajo de choto verdaderamente bueno, carne muy tierna y con muy buen sabor.
Carta de vinos escueta, precios elevados y bastante desastrosa ya que parecen no disponer de varias referencias y ofrecen otras alternativas fuera de carta. En lugar del vino elegido, la propuesta es un Rioja crianza llamado De padre muy adecuado para acompañar todos los platos (19€).

De postre para compartir helado de queso fresco con emulsión de frutos rojos (6€) que nos sirven emplatado individualmente.Muy agradable para terminar la comida.

Con un espreso doble (2,50€), un espreso (1,50€), una infusión (2,50€) y pan y aperitivos (2€/ persona), la cuenta final fueron 111,50€.

Debo recordar que los restaurantes de cocina tradicional no son santo de mi devoción, lo que hace un poco más difícil que puedan sorprenderme o dejarme un gran sabor de boca, pero creo ser objetiva cuando digo que Villoldo no aporta ningún valor añadido a la oferta gastronómica de la capital. Restaurante agradable, servicio correcto, productos de buena calidad y nada más.

etiquetas:

listas: RESTAURANTES MADRID