222 sitios, 23 siguiendo, 74 seguidores, 37 descubiertos, 4.620 visitas

Glotona de morro fino

gastrolola

mostrando 19 sitios

Las Chicas, Los Chicos y Los Maniquís

- cerrado

Calle de Atocha, 49 (Axel Hotel) <m> Antón Martín 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 35 personas

ver más restaurantes tapas en Madrid

EL DESEMBARCO DEL GRUPO IGLESIAS EN MADRID

está OK

Con una estela de fulgurantes éxitos en Barcelona, el grupo Iglesias desembarca en Madrid con este diner que ya desde su nombre promete ser una experiencia divertida.

Aprovechando que unos amigos viven por la zona, aprovechamos para conocerlo el pasado sábado 9 de junio. Tienen dos turnos de reserva, las 21,00 y las 22,30 horas, así es que reservamos en el segundo para ir más tranquilos, aunque llegamos antes y no hubo ningún problema porque el primer turno parece que no lo completaron.

El local es chulo, decorado con mucho colorido y muy informal, quizás demasiado informal, no sé si fue porque nuestra mesa no era ni mucho menos la mejor, pero me recordó a los locales de las grandes cadenas de hamburgueserías que invaden gran parte del mundo.

El servicio hizo todo lo que pudo teniendo en cuenta que no eran más que dos personas en sala.

El hilo musical está a un volumen adecuado y si te gusta la música de los 80, te hará moverte en la silla...

La carta es original, imita la funda de un vinilo con varias páginas y el vinilo es la carta de vinos que está enfundada al final. La carta del menú a 34€ es un vinilo pequeño.

Nosotros optamos por pedir de carta. Ya se ha hablado bastante de su oferta, algunas elaboraciones han cambiado y la mayoría se mantienen. Nuestra comanda se compuso casi al completo por los platos más valorados por estos lares:

Bravas de San Ginés (7,20€). La ración es adecuada para compartir porque como lleva una cantidad generosa de salsa, es un plato contundente. Están ricas, la patata cocida y después pasada por un golpe de freidora, aunque en mi opinión la elaboración podría mejorarse. Las salsas son adictivas, pedimos pan sólo para rebañar este plato.

Ensaladilla de Massiel (6,80€). No soy experta en ensaladilla, de hecho apenas la tomo, pero me acompañaban buenos catadores de la susodicha y el veredicto fue unánime, muy buena, con pimiento marrón, lascas de bonito, guindilla e incluso una gran corteza, coronando el plato.

Y para terminar los entrantes ensalada de burrata con tomates confitados (12,80€). En principio puede parecer un plato soso, pero me sorprendió. La presentación es muy acertada porque desmenuzan el queso y lo emplatan a modo de un tartar con los tomatitos confitados encima. Muy rico.

A continuación no podíamos dejar de probar el bocata de calamares (6,10€/ud). Pedimos dos para compartir los cuatro y siento decir que quizás porque las expectativas eran muy altas (he leído varias opiniones que aseguraban que era el mejor bocadillo de calamares que habían tomado en su vida); los nuestros estaban salados y nos pareció que no eran calamares sino chopitos. Solo correctos.

Carpaccio de presa ibérica con tomate y trufa (15,80€). El plato era generoso, pero llevaba una especie de mayonesa en cantidad excesiva que enmascaraba el sabor de la carne y la trufa no estaba por ninguna parte.

Por último, picantón marinado al Josper (14,50€) que sorprendentemente fue el plato que más me gustó, estaba muy rico y no sé si estaba hecho en un Josper, pero desde luego el sabor a barbacoa era muy bueno. Además estaba muy tierno y jugoso.

Acompañamos el condumio con una botella de 30.000 Maravedíes de Madrid a 20,00€. Nuestra primera opción fue una referencia del Bierzo que no tenían, esto retrasó el servicio de vino bastante que no llegó hasta que ya habíamos tomado parte de los entrantes. La carta de vinos al menos los tintos, no me pareció demasiado acertada, denominaciones de origen y referencias demasiado contundentes para el tipo de comida y subidito de precio.

De postre sólo tomamos una trufas de chocolate que nos sirvieron en una cafetera, muy original, (4,90€ 6 ud) para acompañar cafés (1,40€) e infusión roiboos premium (2,15€).

Con una botella de agua de 0,5l (2€) y 2 copas de Estrella Damm (2,50€/ cada una), la cuenta final fueron 109,95€, 27,5€/ persona. RCP correcta.

La comida estuvo rica, pero el local me decepcionó y el servicio debería mejorar. Visitable, pero no para repetir.

Por cierto, el Club de la planta -1 a las 24,00 horas estaba cerrado.

etiquetas: , , , , ,

listas: RESTAURANTES MADRID

Tres Por Cuatro

+34 687 26 84 32

Calle Hermosilla 82 <m> Goya 2 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 44 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

LA GUINDA DEL MERCADO DE TORRIJOS

me gusta

El mercado de Torrijos está ubicado en pleno Goya. No lo conocíamos y la verdad es que es un mercado tranquilo, con una oferta suficiente de buenas fruterías, pescaderías, carnicerías y charcuterías y donde puedes terminar con una comida de lo más agradable en Tres por cuatro.

Ya ampliado el número de mesas, de las cuatro mesitas en el espacio que corresponde al puesto de mercado propiamente dicho, han subido a seis mesas más fuera del mismo pensadas para cuatro comensales cada una.

A nosotros nos ubicaron dentro, y aunque las mesas son más pequeñitas, preparadas para dos personas bien recogidas, es más acogedor, simulan una cocina y es como si estuvieras comiendo en la tuya propia.

Como ya se ha dicho por aquí la carta es muy corta, por lo que casi todo el mundo toma lo mismo, con alguna pequeña variación según los gustos. Nosotros fuimos un sábado a comer y estaba prácticamente lleno. Ya se ha corrido la voz del buen hacer de estos chicos y es un gusto.

Público variado y heterogéneo, desde vecinos del barrio, de distintas edades, incluso bien entrados en años, hasta clientes que nos acercamos hasta allí a propósito para conocerlos, como era nuestro caso.

El servicio ágil, cercano y amable. Quizás fueron un poquito rápido, pero fue algo sin apenas importancia.

Nuestra comanda fue la siguiente:

Puerros, almendara, uva y manzanilla (8€). Unos puerros confitados de gran calibre con una salsa de almendra, uva y manzanilla muy rica que acompañaba los puerros a la perfección.

Dos tacos de pintada y huitlacoche (7€). Están buenísimos, y aunque pueda parecer poco son contundentes.

Pez espada, naranja y pepino (11€). Ventresca de pez espada con una ensaladita de naranja y pepino. Planto sencillo pero muy bueno.

Pata azulona y lentejas escabechazas (12€). El mejor plato sin duda, muy buena elaboración. Las lentejas escabechadas un gran descubrimiento y la pata elaborada tipo tataki, excepcional.

Maridamos con tres copas de vino y una caña de cerveza la Virgen a precios muy moderados. La carta de vinos muy interesante.

Cuenta final 53,10€ sin postre ni cafés.

Un restaurante en ambiente de mercado que merece realmente la pena.

etiquetas: , ,

listas: RESTAURANTES MADRID

Arallo Taberna

+34 690 67 37 96

Calle de la Reina 31 <m> Sevilla 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 57 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

ARALLO EN MADRID

está OK

Comida febrero 2018.

Viernes 15,00 horas demasiado tranquilo para ser un viernes en pleno centro de Madrid. Un par de personas en la barra y dos mesas bajas completan el aforo de Arallo Taberna. Un poco más tarde se ocupan un par de mesas altas.

El local es amplio, con una barra infinita, mesitas altas enfrente y cuatro mesas bajas para cuatro comensales al fondo del local. Estilo industrial con notas de color en mesas y sillas. Informal pero con diseño y buen gusto.

Mesas desnudas sin ni siquiera unas buenas servilletas de celulosa y unos cubiertos, en su lugar un tarro con palillos chinos y unos tenedores de madera infames que se agarran al paladar cuando los metes y los sacas de la boca y unas servilletas tipo cóctel minúsculas. Comenté al personal el tema de los tenedores y me comentaron que esto acompañaba la idea del negocio, pero creo que 35-40€/persona sin postre ni café bien merece al menos un tenedor y un cuchillo dignos de su cocina.

Dicho esto, la cocina de Arallo y el producto con el que trabajan es muy bueno, bien es cierto que desde mi punto de vista se paga y bien.

Esta fue nuestra comanda para dos personas:

Dos croquetas "niguiri" de merluza (3,50€/unidad). Ya la conocemos todos, incluso los que aún no han ido pero han leído las opiniones del foro. Y efectivamente es exquisita, el sabor del pil pil del relleno líquido de la croqueta con la loncha de pescado crudo encima es un bocado redondo. Cuidado con tomarla apresuradamente porque puedes abrasarte el paladar.

Tienen al menos cinco propuestas más a precio por unidad bastante interesantes, pero me temo que si te centras mucho en esta primera parte de la carta, la cuenta puede subir aún más. Nosotros seguimos con platos de ración:

Salmonete y encurtidos caseros (14,50€). Un buen lomo de salmonete tipo tataki terminado con soplete y una capa encurtidos caseros por encima. Plato bonito, con una presentación efectista y un sabor y una calidad de primera. Muy rico.

Mejillones (9,95€). Es como un cebiche caliente elaborado con el propio caldo del mejillón y cebolla roja, zanahoria y choclo. Combinación muy armoniosa con un caldito para tomar con cucharilla china muy rico. Mejillones de buen calibre de sabor muy fino. Lástima que el choclo se les arrebatara al cocerlo con el resto de los ingredientes.

Pulpo y tendones (13,95€) Me encanta el pulpo cuando es de calidad y, sobre todo, está bien ejecutado. Con las raíces gallegas de Arallo no podía defraudar, y desde luego que no lo hizo. La combinación del pulpo con los tendones de vaca es genial y resulta un plato equilibrado con mucho fundamento.

Para terminar el canelón de liebre con foie y champiñones (15,95€). Un canelón XXL con un relleno de civet de liebre y foie espectacular. Lo rematan con unas láminas de champiñón que le aporta frescor. Un bocado suculento para paladares amantes de la caza.

Acompañamos el condumio con una copa de Albariño (4€), dos copas de Toro Matsu (3€/Ud.) y una copa de Rioja Garnacha La Maldita (3€/Ud.)

Con dos porciones de pan Mareiro (1€/Ud.) y media pinta de cerveza (2,50€), la cuenta total fueron 78,85€. Creo que es una RCP elevada teniendo en cuenta que no añades ni postres ni café, que los platos no son grandes y que el servicio de cubiertos es pésimo. No obstante, la cocina es digna de probar y el servicio es amable y profesional.

etiquetas: , , , ,

listas: RESTAURANTES MADRID

amarin

Completamente de acuerdo con el resumen final.

3 de marzo de 2018

La Fisna

+34 915 39 56 15

Calle Amparo 91 <m> Lavapiés 3 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 58 personas

ver más restaurantes tapas en Madrid

EL REY ES EL VINO

está OK

Toma de contacto con La Fisna a la que tenía ganas de catar hace ya tiempo.

Visita rápida con una amiga para tomar un vinito y algo de picar de aperitivo.

Tinto de Madrid y blanco del que ya no recuerdo el nombre y ración de alcachofas a la plancha ricas.

Los precios no son comedidos pero el sitio y la atención son muy agradables.

Tendré que volver con calma para probar más caldos y alguna racioncita más para acompañarlos.

etiquetas: , , ,

listas: RESTAURANTES MADRID

Restaurante La Montería

+34 915 74 18 12

Calle de Lope de Rueda 35 <m> Ibiza 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 317 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

TABERNEO DE ALTURA EN LO MEJOR DE MADRID

me gusta

La calidad de la Montería ya está más que demostrada por estos lares gastronómicos y justo porque es un valor seguro, iban con total confianza de que saldríamos satisfechos de un picoteo informal después de sesión de cine el miércoles pasado.

La zona de barra es estrecha y no demasiado amplia y ya a las 20,30 horas la ocupación era casi completa, aunque pudimos apostarnos en uno de los ventanales al fondo sin taburetes; después conseguimos un par de ellos y pudimos estar más cómodos.

Comenzamos por una copa de rosado y otra de tinto mientras decidíamos la comanda. Aperitivo de boqueroncitos en tempura la mar de ricos.

Pedimos 1/2 de ortiguillas marinas (8€) y 1/2 de ventresca de toro (10,50€). Las ortiguillas brutales, lo mejor de la comanda, pero la ventresca también estaba buenísima. Añadimos una copa más de tinto rioja y una copa de blanco. Aperitivo de 4 navajas con mucho sabor.

Después de estos dos platos decidimos añadir uno más; pulpo frito con puré de boniato (11€). Buena fórmula que conjuga a la perfección, aunque el pulpo frito tenía algo de exceso de aceite. Una copa más de tinto y otro aperitivo de delicias de bacalao rebozado, igual de bueno que todo lo demás.

Ya no pudimos con algo de postre y además, a esa hora, 21,45, el local estaba a rebosar y el servicio estaba al máximo de su capacidad.

Cuenta total 36,50€, una maravilla para lo bien que se come y se bebe, los vinos por copas entre 1,5€ y 2€, creo que lo más caro en la carta eran 3,5€, que me parece un precio excepcional para la zona y la reputación del restaurante.

En otra ocasión, con más tiempo, probaremos la sala en la que vista esta primera experiencia, también se debe comer fenomenal con una RCP de las que ya hay pocas.

etiquetas: , , , , ,

listas: RESTAURANTES MADRID

Kuoco 360 Food

+34 911 99 53 77

Calle de San Bartolomé 14 <m> Chueca 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 48 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

360 GRADOS AL PLANETA

me gusta

Domingo 14 de mayo de 2017. Cena informal con amigos para cerrar un día redondo.

Kuoco está ubicado en el barrio de Chueca, en un local alargado con mesas a ambos lados y una zona con un banco corrido que resulta verdaderamente acogedor.

Su concepto es “la mezcla de ingredientes que hagan de cada plato una explosión en cada bocado…” Y vaya si lo consiguen. Sus platos son efectistas, con mucho color y sabor.
Carta muy apetecible con ingredientes de aquí y allá.

Para cuatro personas, esta fue la comanda:

½ de croquetas de rabo de toro (5€). 4 croquetas suaves pero con mucho fundamento. Muy ricas.

Wonton crujiente (11€), relleno de pastor meloso y acompañado de mojito de piña y lima. De nuevo relleno con mucho protagonismo y un acompañamiento de piña que le aporta un contraste muy acertado y original. Muy bueno.

7 potencias Asia/Caribe (16€). Pulpo, calamar, gambón, tomate, lima, lemongrass y espuma palta/jalapeño. Creo que es uno de los platos más alabados de la carta y en mi opinión la fama es más que merecida. Potente pero a la vez muy fresco, buen producto en cantidad generosa; sabor y contundencia.

Chupe (12€). Langostino, huevo 62º, queso fresco, cilantro y maíz. Rico, pero quizás el plato menos sorprendente de todos.

Gnocchis de arroz (14€). Ragú de cordero, shitake, parmesano y albahaca thai. A mí me gustó mucho, pero la textura gomosa del gnocchi de arroz no convenció a todos. De nuevo un ragú con mucho fundamento, aquí los guisos que forman parte de la base de los platos no pasan desapercibidos.

Acompañamos el comercio con dos botellas de albariño Canicas (17€/botella) que maridó muy bien con todos los platos. Pan y aperitivo de tapenade 6€.

No hubo tiempo para postres ni cafés, así es que la cuenta se quedó en 98€, un precio más que razonable para lo comido y bebido.

Nos ha gustado Kuoco, una cocina del mundo que pisa fuerte.

etiquetas: , ,

listas: RESTAURANTES MADRID

CHAN Street

+34 910 52 87 20

Calle Barbieri, 4 <m> Chueca 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 65 personas

ver más restaurantes chinos en Madrid

CHINO MODERNETE EN CHUECA

está OK

Ya sabemos a lo que nos arriesgamos cuando acudimos a un restaurante con las expectativas por las nubes… Que nos lo ponemos más difícil para que estas se cumplan. Y esto es lo que me pasó ayer 10 de marzo de 2017 después de adentrarnos en la cocina de la aclamada street food de Chan Street.

Ante las estupendas críticas del nuevo chino moderno de Chueca, sucumbí a la impaciencia de conocer esta nueva propuesta de cocina informal en el centro de Madrid y aproveché la ocasión perfecta para disfrutarlo con mi pareja y una amiga.

El local es resultón, fresco, desenfadado, con un estilo callejero muy colorido, pero con la comodidad justa, como suele ser habitual en estos sitios informales de comida casi rápida para compartir con amigos.

El personal es simpático, con ilusión y ganas de hacerlo bien, pero ayer les faltó un poquito para prestar un buen servicio, quizás porque como ya me advirtieron al hacer la reserva todas las mesas se ocuparon a la misma hora y esto les restó eficacia, especialmente con el vino, que tardaron bastante en comentarnos que podían ofrecernos (poco, como era de esperar en un sitio de estas características) y después en servirlo.

Como ya se ha comentado en este foro, la carta es variada con una oferta suficiente a precios bastante contenidos.

Aunque inicialmente íbamos a ser tres comensales, al final fuimos dos, pero la comanda perfectamente podríamos haberla compartido tres personas:

Para empezar unos dumpling de carne picada con tres salsas (5,90€) y el famoso secreto ibérico con salsa de lima (10,90€). Los dumpling estaban ricos y sobre todo nada nada grasientos. El secreto ibérico me decepcionó, no sé si es que no tuvieron un buen día, pero nuestro plato no se parece en nada a otras fotos que he visto, menos cantidad y la carne demasiado pasada, el sabor era bueno, pero no estuvieron a la altura de lo esperado.

Después vino el wantun relleno de gambas y carne de cerdo (6,90€) con una salsa muy buena y algo picantes, yo no los disfruté demasiado porque para mí eran demasiado picantes, sin embargo, fue el plato que más le gustó a mi amiga.

A continuación, los famosos tallarines con carne picada, ajo, pak choy y cebollino (8,90€). Estaban ricos, pero tampoco me parecieron algo excepcional, y el recuerdo del ajo durante toda la tarde/ noche no fue nada agradable…

Después de todo esto, me di cuenta que me había confundido y había pedido los dumpling en lugar de los bao de pato pekín, así es que le pusimos remedio y añadimos a la comanda uno para cada una. Efectivamente son bastante generosos en cantidad y el relleno me pareció conseguido, aunque ya empiezan a ser un recurso demasiado habitual… (4,50€/unidad).

Regamos toda esta comida con un vino tinto Monólogo que, como decía, tardaron bastante en servir y a una temperatura un poquito por encima de la adecuada. El precio bastante subido, 16,90€, aunque en la cuenta pusieron un Arabarte, así es que no sé si se equivocaron o es que ambos tenían el mismo precio. En cualquier caso, hubiera sido mejor elección un blanco.

Como ya no nos cabía el famoso postre de gofre con helado, tomamos un espresso con hielo y una manzanilla a un precio muy moderado, 1,50€ cada uno.

Total 64€, al final la cuenta fue más elevada de lo habitual por el vino y porque tomamos demasiados platos, con uno menos para dos personas está muy bien y, de hecho, si hubiéramos sido tres creo que hubiéramos tomado lo mismo, así es que el precio sería de 21€ por persona.

Aún así, Chan Street no ha cumplido con mis expectativas, esperaba una cocina más sorprendente y verdaderamente callejera.

La comida es correcta, el local y el personal son agradables y puede ser una buena opción en el centro para compartir con amigos en un entorno informal; pero sin más pretensiones.

etiquetas: , ,

listas: RESTAURANTES MADRID

Latasia

+34 915 55 93 33

Paseo Castellana 115 <m> Cuzco 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 91 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

CASA DE COMIDAS DEL SIGLO XXI

me gusta

El nuevo proyecto de dos tercios del trío que inició su andadura en la Chusquery, demuestra más solidez y claridad en el concepto, en las formas y, por supuesto, en el plato.

El local, ubicado en una buena zona en la Castellana, es pequeño, pero con una sala muy bien distribuida y acogedora, decorada con maderas claras y tonos ocres, naranjas y rojizos que le aportan calidez. Varias mesas independientes con capacidad para dos comensales, un par de mesas altas con taburetes para cuatro, otras dos mesas para cuatro o hasta cinco personas al lado de un gran ventanal que aporta luz natural a la sala, una zona de mesitas para dos con sillón corrido y sillas enfrente y, una mesa redonda con sillas tapizadas a juego con los taburetes de las mesas altas para un grupo de seis personas.

Ayer, lunes laborable víspera de festivo, el ambiente era fundamentalmente de compañeros de oficina o parejas que se emplazaban para una comida agradable pero relativamente rápida después de la jornada laboral o para tomar fuerzas para continuar con la misma. En nuestro caso aprovechábamos el puente para celebrar onomástica.

Ambiente algo ruidoso y servicio amable, pendiente de los detalles, aunque me pareció que con alguna mesa se retrasaban.

Me sorprendió que no es posible pedir medias raciones, algo muy generalizado y que permite probar más platos de la carta, bien es cierto que en Latasia la oferta es breve, unas ocho o diez referencias en los entrantes y otro tanto de principales con varios platos fuera de carta, pero aún así, la posibilidad de medias sería muy aconsejable.

Los precios me parecieron moderados, pero recuerdo opciones de altura más competitivas como por ejemplo Ronda 14 o Bacira. Sin embargo, es de agradecer que en la bebida no se excedan. Pan y aperitivo 2,50€ pax, que en nuestro caso rentabilizamos porque mi pareja se tomo su ración de pan y la mía las cuatro veces que nos repusieron el cestillo individual. Damos fe de que es un pan de mucha calidad, ayer nos ofrecieron pan blanco y pan de centeno.

En cuanto al comercio, esta fue nuestra comanda para compartir:

Aperitivo de pañuelos de pasta brick rellenos de cochinita pibil. Crujientes, calentitos, muy ricos.

Tiradito de lubina con leche de pantera rosa con brotes y unos camaroncitos crujientes que le aportaban un extra de sabor (14€). Pescado muy fresco, plato refrescante, mil sabores. Repetible.

Pez mantequilla al horno, marinado en miso y amontillado (16,40€) Espectacular, lo mejor, plato generoso, de ejecución perfecta y un sabor maravilloso. Acompañado de pot choy crujiente que nos recordó a la Chusquery.

Raya macerada a la plancha sobre hoja de plátano y patatas asadas (17,60€) Plato sencillo, pero de nuevo muy rico. Si hay raya en la carta no dejamos de pedirla nunca. En estas ocasiones siempre nos acordamos de la raya de las rayas por antonomasia, la que preparan en la Buena Vida, si tenéis oportunidad no os la perdáis.

Aquí ya estábamos llenos, porque aunque parezca poco los platos, como decía, son generosos, de hecho comprobamos que casi todo el mundo pedía dos entrantes y un principal o un entrante y dos principales, pero nosotros habíamos pedido dos y dos y se habían olvidado del segundo entrante, cuando se lo dijimos al camarero dudamos si dejarlo así y pedir un postre para compartir del que solemos prescindir, pero al final decimos tomarnos esas mollejas de ternera confitadas y salteadas al wok (15,50€) que estaban estupendas y que remataron la comanda para salir de allí rodando.

Se les había terminado la oreja de cochinillo, una pena, porque tenía muchas ganas de probarla.

Acompañamos la comida con vino por copas. Para los pescados tres copas de un verdejo que no conocía llamado Mocen, riquísimo. Y para rematar la jugada con las mollejas una copa de vino tinto del que no recordamos la referencia. 2,80€ cada una y en cantidad generosa.

Para finalizar y ayudar a la digestión, un café solo (1,50€) y una infusión de manzanilla (1,80€). Con una botella de agua de 0,5l (2€), cuenta total 85€. Como decía, creo que 42,5€/pax es un precio un poco elevado para el ranking capitalino actual, pero la visita merece la pena, sin duda.

etiquetas: , , ,

listas: RESTAURANTES MADRID

Artigiano de la pasta - Cocin.ita

- cerrado

Calle Ayala 28, Mercado de la Paz ( puesto 6-10 y 65-68), Madrid <m> Serrano 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 19 personas

ver más tiendas de comida en Madrid

ITALIANO EN EL MERCADO DE LA PAZ

me gusta

El viernes 11 de marzo de 2016 nos dejamos caer por el mercado de la Paz, uno de mis preferidos en cuanto a oferta y calidad de producto, aunque no sea más que para darte un capricho ya que los precios no dejan de estar a la altura del barrio que lo acoge y de su clientela de alta copete.

13,30 de la tarde con un ambientazo increíble, aquí sí que hay poderío. Hoy vamos a probar el restaurante italiano Cocin.ita de artesanos de la pasta, un proyecto formado por varios italianos apasionados con la cocina de su país y encabezado por el chef Matteo De Filippo que trabajó como cocinero de la embajada italiana en Madrid, y su mujer, Chiara Guberti.

En su taller elaboran pasta fresca italiana para hacer en casa o ya preparada que puedes comprar en sus puntos de venta en el mercado de la Paz y en el mercado Barceló.

Además, puede degustarse en el restaurante Cocin.ita del mercado de la Paz en una barrita en torno a la cocina y sus cuatro mesitas o enfrente, que fue la zona en la que estuvimos nosotros, con unas seis mesas más rodeados de estanterías en las que se ofrecen productos italianos y un mostrados con comida para llevar.

Después de unos vinos blanco y tinto en la vinoteca francesa justo en frente muy buenos y con una RCP estupenda (3€/copa), nos acoplaron en nuestra mesita. El espacio está aprovechado al máximo así es que con un poco de mala suerte te verás comiendo prácticamente junto con los comensales de al lado si coinciden tres mesas de dos personas cada una. Si tienes suerte y la combinación es de una mesa de dos y otra de cuatro, hay un poco más de espacio. Imprescindible reservar, estaba todo completo para varios pases.

Servicio algo despistado al principio, pero nada preocupante, en general estuvimos bien atendidos por el jefe de sala. Buena explicación de los platos, con recomendaciones fuera de carta que se agradece ya que ésta es bastante corta. Había leído que tenían pizzas, pero parece que las han retirado de la carta. Aquí no encontraréis platos principales al uso, quiero decir carne o pescado, tan solo antipasti y pastas, para nosotros es suficiente, no sé si pensará lo mismo un italiano para los que la pasta es tan sólo un entrante.

De aperitivo unos ravioli fritos tipo patatas suflé riquísimos, en la foto sólo veréis dos, pero eran cuatro, es que cuando quise darme cuenta mi pareja ya había dado buena cuenta de su parte.

Empezamos por la alcachofa frita recomendación de la casa. No se nos informó de la cantidad ni el precio, el jefe de sala quiso anotar dos y yo le dije una, creo que él hacía referencia a dos alcachofas y yo entendí dos raciones y efectivamente se trataba de alcachofas individuales, así es que el entrante se nos quedó muy escaso.

De plato principal unos ravioli Erbetta con espinacas, ricotta y pomodoro y para mi acompañante unos papardelle con boloñesa de ragut. Ambos platos excepcionales, la pasta asombrosa y las salsas igualmente, 9,50€ cada plato en cantidad generosa.

Acompañamos la comanda con vasos de vino tinto y vino blanco (1,50€ cada uno). No me gusta que me sirvan el vino en vaso y mucho menos el blanco, pero parece que en estos sitios de comida informal es lo que toca, lo mismo nos ocurrió en Kitchen 154. Al menos aquí la cantidad es más generosa y el precio mucho más ajustado.

No tomamos ni postre ni cafés así es que la cuenta no fueron más que 27€, con algo más de entrante y un postre pueden ser alrededor de 40€, un precio estupendo para la calidad de la cocina.

A mí personalmente la cocina italiana me aburre un poco, pero este ristorante merece realmente la pena para tomarte un buen plato de pasta en un ambiente de mercado de lo más animado. No os lo perdáis.

etiquetas: , , , ,

listas: RESTAURANTES MADRID

Kitchen 154

+34 911 38 99 95

Calle Vallehermoso, 36 <m> Quevedo 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 113 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

EN EL MERCADO DE VALLEHERMOSO

está OK

Seguimos con nuestro periplo de cocina en los mercados de Madrid. En esta ocasión nos apostamos en el mercado Vallehermoso un viernes 4 de marzo cerca de las 14,00 horas.

Nos sorprende que apenas hay actividad, aquí los parroquianos madrugan para hacer la compra.

En un esquinazo al fondo se encuentra Kitchen 154, justo al lado del japonés Washoku que junto con este, son los dos establecimientos que congregan a la mayor parte del personal que se deja caer por allí para comer algo.

No habíamos reservado pensando que no era posible, pero sí lo es, así es que recomiendo hacerlo porque al menos el viernes hay afluencia de público y si llegas más tarde de las 14,00 horas tendrás que comer en la barra o incluso no habrá sitio. Las tres mesas del pequeño saloncito entarimado ya estaban reservadas, pero aún estaba libre una de las dos que han colocado justo abajo ampliando un poco más la zona de mesas con mobiliario tipo de jardín minúsculas y un poco incómodas.

La carta se muestra en una gran pizarra colocada justo enfrente del local, es bastante corta pero muy apetecible. No esperéis comer a lo grande, se trata de una propuesta muy informal de pequeños platos para tomar algo. Si tienes saque o acude un grupito de cuatro personas, casi puede tomarse completa.

El servicio está comandado por una chica amabilísima y muy simpática que explica en detalle los platos con gran entusiasmo.

Para beber chatos de vino tinto (2,5€) y blanco (2€) excesivamente escasos para el precio y botellín de cerveza Mahoo (1,5€) o brew dog red ale (3,80€).

De aperitivo un pequeño bol de curry de garbanzos que ofrecen en carta, muy bueno, que abre boca y templa el estómago en un día invernal.

Empezamos con unos dumpling de butifarra, ternera y cebolleta (5,50€) recomendación de la casa realmente ricos, especialmente la masa. Los bocados son un manjar y recomiendan tomarlos con cuchara para acompañarlos con la salsa.

Seguimos con un curry, nosotros elegimos el Vindaloo con carrileras de cerdo (10€). Te preguntan por el punto de picante y a pesar de que me estoy entrenando para disfrutar de puntos de picante moderados, hoy no era el día y pedí poco picante. Para mi gusto muy rico. Realmente las raciones son individuales, pero si quieres probar más cosas se puede compartir.

Por último, corvina Kerala (12,50€). Aquí dudamos entre este plato y las famosas costillas, pero como ya habíamos pedido el curry de carne preferimos un plato de pescado. Estaba estupenda, producto muy fresco del propio mercado con una salsa con base de tomate para chuparse los dedos. De nuevo la ración es escasa.

Como os digo, si vais con hambre, como diría Iñaki Camba, se puede tomar al menos un plato más y postre. Nosotros nos quedamos aquí. Cuenta final 38,30€. Así da gusto, bien es cierto que estos chicos lo saben hacer bien porque la relación calidad/cantidad/precio está muy estudiada, y muy rentable si te explayas en el bebercio.

En definitiva, un sitio a tener en cuenta con ambiente de mercado para dejarse caer con frecuencia para tomar un buen curry.

etiquetas: , , ,

listas: RESTAURANTES MADRID