222 sitios, 23 siguiendo, 74 seguidores, 37 descubiertos, 4.620 visitas

Glotona de morro fino

gastrolola

mostrando 3 sitios

La Chusquery

+34 910 70 32 15

Calle Mancebos, 2 <m> La Latina 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 90 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

LAS INFLUENCIAS CULINARIAS DEL MUNDO LLEGAN A LA LATINA

está OK

Los hermanos Roberto y Sergio Hernández y Ángel Jiménez son tres chef viajeros que se han recorrido medio continente asiático y parte del europeo y que deciden emprender camino a finales de 2014 con esta taberna “chusca” en el barrio de la Latina.

La ubicación es inmejorable, a un paso de la cava baja y muy cerca de la plaza Mayor, ideal para tomarse unos vinos o unas cañas y empapar el bebercio con platos contundentes y originales.

El local no es para tirar cohetes, pero resulta agradable y con un aire desenfadado gracias a los grafitis que tan de moda se han puesto (véase Chuka Ramen Bar o Umiko) y que en esta ocasión está protagonizado por un gato viajero en la pared del fondo y enmarcando la puerta del Laboratorio (la cocina) e incluso un toque bistro chic con un gran respaldo acolchado rojo al fondo.

Miércoles 3 de junio víspera de festivo en Madrid, tan sólo dos mesas para cenar; nos sorprendió y así lo comentamos con Roberto que atendió la sala con profesionalidad pero en un ambiente muy distendido, mostrando gran interés por nuestras impresiones de todos los platos para ir ajustando detalles. Nos comentó que están contentos y que la terraza jugará un papel importante en los meses estivales ya que el terrazeo de la zona es fundamental para la buena marcha del negocio.

Y vamos con el condumio. Carta apetecible con no demasiadas propuestas y la opción de media ración en casi todos los platos. Para acompañar vino por copas con escasa variedad e interés.

Fuera de carta un salmorejo con un toque de sardinas marinadas (6€). Rico, aunque no aportaba nada con respecto al resto de la carta. Pequeño fallo al no ofrecernos pan desde el principio y tener que esperar un poco hasta que nos lo sirvieron. Cesta a 2€ de calidad bastante mejorable.

½ de mollejas de corazón de vaca con setas agridulces (7,50€). Las mollejas las preparan en tres cocciones, al vacío, fritas y terminadas en parrilla. Aquí la cosa ya empieza a ser seria, tanto que al final me voy a hacer casquera! Buenísimas.

½ de ceviche tradicional (7€) con leche de tigre, pasta de ají amarillo, cebolla morada, cancha, aguacate y puré de batata. Sabor contundente que la batata suavizaba con gran acierto. De lo que más nos gustó.

A continuación no acertamos con la elección de los segundos porque tomamos lagarto y lágrima, platos muy parecidos que nos saturaron demasiado el estómago y el paladar:
½ de lagarto de cerdo ibérico con salsa nikey y siracha de piquillos (7€). Roberto nos preguntó por la carne porque recientemente han cambiado de proveedor, algunos trozos estaban duros, plato mejorable aunque con buen sabor.

Y para terminar, fuera de carta, como os comentaba, lágrima de cerdo ibérico (15€), con una preparación muy similar al anterior, pero definitivamente la carne estaba mucho más tierna y jugosa. Deberíamos haber aceptado la propuesta de Roberto y tomar el tataki en lugar del lagarto, pero los comentarios de que lo cortan demasiado grueso me desanimó.

Acompañamos con una copa de blanco Godello, Bolo (3€) que no me gustó demasiado y tres copas de Rioja Sonsierra crianza (2,80€/u) que acompañó bien las carnes.
Con un té verde con limón y hielo (2,25€) y un café (1,50€), cuenta final 60,15€.

Taberna restaurante con una cocina fusión sólida, sabores sin remilgos y precios comedidos en un enclave privilegiado, que seguro se consolidará.

Puntuación 3+ revisable.

etiquetas: , , , ,

listas: RESTAURANTES MADRID

spider72

Yo les doy un 10 en cocina, espectacular, un cero en ambiente (los grafities son realmente feos, comparados con Umiko o Chuka...no hay color) y la ubicación me parece un error para ese tipo de cocina...no sé si el público de la latina lo va a apreciar. Aún así, disfruté mucho.

8 de junio de 2015

Desencaja

+34 914 57 56 68

Paseo de la Habana 84 <m> Colombia 8 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 61 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

LA CAJA DE DESENCAJA ENCAJA

está OK

“El viaje comienza en tu paladar”. Así reza en la tarjeta de visita del restaurante Desencaja by Iván Sáez.

Ubicado en la zona alta del Paseo de la Habana abre sus puertas a principios de septiembre de 2014. Un local discreto y sobrio de corte clásico con capacidad para unos treinta comensales en una zona alejada pero con alto poder adquisitivo.

Iván Sáez se ha forjado en varios restaurantes destacados hasta recalar en Zaranda y unos meses después, pasa a ocupar el puesto de jefe de cocina de Zorzal. Cabe mencionar también su paso por Senzone y por el restaurante Lágrimas Negras donde consiguió el premio de Cocinero en Progresión de la Guía Metrópoli.

En el original Snack box con el que reciben al comensal nos cuenta su inspiración: “Mientras el resto de la familia se reunía en torno al último televisor que salía al mercado, no podía evitar rescatar su caja y comenzar a imaginar que era mi coche de carreras, la mejor nave espacial que me llevaría al infinito o mi nuevo refugio donde inventar las mejores historias. Te invito a subir a ella y probar conmigo: Un viaje a la Luna o Un viaje al centro de la Tierra. Abróchense los cinturones y déjense llevar por los sentidos…
5 4 3 2 1 (Y la nave espacial despega…)”

El joven chef transmite su amor por los fogones y su entusiasmo por hacer las cosas bien. La suya es una cocina de producto con una sólida base tradicional pero con un resultado moderno.

Aún están en fase de rodaje y esto es especialmente evidente en la sala en la que los camareros aún se mueven desordenados y con poca soltura, a pesar de que el impetuoso jefe de sala procura estar pendiente de todos los detalles.

El ambiente es ruidoso, anoche agudizado por una mesa de ocho comensales que teníamos al lado.

Como decía, inmediatamente después de servir el aperitivo nos presentan su snack box con la intención de tomarlo junto, pero cuidado, si uno de los comensales, como fue mi caso, no desea tomar nada, no hay que olvidar tomar nota del vino y servirlo inmediatamente, puesto que si no los snacks los consumirá a palo seco.

Los cuatro snack, que en realidad eran tres porque el cuarto eran dos tostaditas de pan, fueron unas croquetas de jamón muy buenas con las que Iván había conseguido un premio, un queso crudo de cabra con tapenade muy fino y unos tomates cherry confitados para acompañar con el queso en la tostadita de pan. Todo rico y sencillo.

Como la intención es que los menús sean una sorpresa no te explican más que “Un viaje a la Luna” está compuesto por cuatro platos y un postre y “Viaje al centro de la Tierra” cinco platos y dos postres. Tampoco te informan del precio, aunque en nuestro caso no había ningún problema porque ya los conocía. 28 y 38 euros respectivamente.

El desconocimiento absoluto de los platos no te ayuda al maridaje con el vino. En nuestro caso, como existe la opción de vinos por copas, supuse que los primeros "encajarían" con blanco. Mi compañero no tuvo problema porque él es de tinto. Copas generosas de Calcari verdejo 3,80€ y Chateau Gigognan Ródano 4,20€, el resto de las referencias por copas son interesantes. El resto de la carta de vinos es de corte más clásico con precios moderados.

Empezamos con un gazpacho de sandía con crujiente de migas (esto es una interpretación mía porque me sabía a migas, no sé si es correcto), tres bolitas de sandía, albahaca y dos bastoncillos de queso. Primero fresco y equilibrado para inaugurar el otoño con algunos productos de verano.

A continuación uno de los productos estrella del chef, el arroz; arroz a banda con socarrat, mejillón y alioli, servido en una minipaellera. Muy bueno, punto del arroz perfecto, pero sale un poco frío de cocina.

Seguimos con marmitako de atún y puré de patata. Los tacos de atún no están cocinados sino que Iván nos explicó al final de la cena que los macera con sal y azúcar. De nuevo muy bueno, aunque vuelve a salir un poco frío de cocina.

Finalizamos con otro de los platos estrella del chef, gyozas de gallina en pepitoria con alita al centro. Estupendo. Aquí me incorporé con precipitación al vino tinto con una copa de Ródano muy elegante.

En el apartado dulce, una torrija de brioche con helado de café y un toque de dulce de leche, soberbia. La torrija me sorprendió bastante, más teniendo en cuenta que no soy amante de los bocados dulces.

Con los cuatro platos y el postre quedamos más que satisfechos, si hubiéramos tomado el menú largo no hubiéramos podido con todo. No son demasiados, pero son contundentes. El menú largo añadía el bocata de pan chino con rabo de toro, otro de sus hits. Queda pendiente. También sirvieron una ensalada de ahumados caseros con muy buena pinta.

Con los cafés e infusiones (2,50€/u) te obsequian con unos petit four en cajita de cartón.
Iván nos comentó que los menús varían a menudo, que ahora está trabajando con atún, merluza y jurel y que está preparando una ensalada de conejo que sonaba muy bien. Su objetivo es mantener los menús degustación a un precio asequible, aunque está abierto a encargos y cenas con productos especiales como la caza, de la soy una verdadera apasionada. Evidentemente a estos precios no puede permitirse muchos lujos.

Cuenta total con una botella de agua con gas (2,50€), café e infusión y cuatro copas de vino; 79,90€. Precio más que razonable para la cocina de un chef con mucho recorrido al que no debemos perder de vista.

Mi puntuación provisional es de un 3+. En mi próxima visita, cuando ya esté más rodados, espero subir a 4 estrellas .

etiquetas: , , ,

listas: RESTAURANTES MADRID

ver comentarios anteriores (1)

spider72

@gastrolola, buena reseña (mi menú fue completamente diferente) pero eso sí...¿tu carta de vinos era "asequible"?...no se yo...

En cualquier caso veo que disfrutaste más que yo.

29 de septiembre de 2014

gastrolola

Pues leyendo tu reseña efectivamente tienes toda la razón, los precios que comentas no son ni siquiera moderados, parece q no la consulte con suficiente detenimiento, la verdad es que las referencias eran muy clásicas, deberían incluir opciones más novedosas y asequibles. Reconozco que me centré más en los vinos por copas que fue lo que nosotros tomamos

29 de septiembre de 2014

spider72

Pues aún...a 3,80 y 4,20 eur la copa...ya puede ser un verdejo bueno...:D

29 de septiembre de 2014

gastrolola

No he dicho que los vinos por copas fueran asequibles, efectivamente puedes encontrar un Calcari en Lavinia por 9€, esta claro q aquí los aperitivos, los vinos y los cafés son los que suben la cuenta, a nosotros nos salió por 40€ por persona y me pareció un precio razonable. En cualquier caso no pretendo cambiar tu percepción de Desencaja, esta claro que tu no tuviste una buena experiencia, vamos a ver como evolucionan.ver comentario completo

29 de septiembre de 2014

gastrolola

Esto se pone interesante, la diversidad constructiva de opiniones anima el foro

29 de septiembre de 2014

spider72

Completamente de acuerdo!!! Jajaja

29 de septiembre de 2014

Canalla Bistro by Ricard Camarena

+34 963 74 05 09

Carrer del Mestre Josep Serrano,5 <m> Colón 3 5 Valencia, Valencia provincia, España

guardado por 30 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Valencia

CANALLA BISTRO, BISTRO Y NO BISTRO

está OK

En un monográfico dedicado a Ricard Camarena el pasado fin de semana en Valencia hicimos comida en el Canalla Bistro. Aperitivo de lujo en Central Bar by Ricard Camarena y cena gastronómica en la casa madre Ricard Camarena colindante con el Canalla, de hecho comparten parte de la cocina e incluso parte del personal.

Formato informal con decoración rural chic en la que destacan las cajas de madera de naranjas (y las de Heineken), los grafitis y las mesas y banco corrido de madera en dos hileras, en el espacio principal del restaurante, una gran sala alargada, que finaliza en un pequeño espacio con barra a la cocina vista y un par de mesas más.

Servicio correcto, eficaz, pero ritmo muy rápido que no favorece disfrutar adecuadamente de los platos.

Carta amplia y global, con platos inspirados en distintos rincones del mundo con influencias niponas, mejicanas o árabes, pero con producto local y de temporada, seña de identidad de Ricard.

Nuestra idea era picar algo ya que nos esperaba una gran cena y queríamos disfrutarla con hambre (y no apetito como diría Inaki Camba, chef de ese templo del producto que es Arce). Aún así pedimos bastantes platos y platillos, la mayoría de ellos en medias raciones:

Ostra valenciana al ceviche (puede tomarse en varias versiones). Finísima y elegante (3,20€).

½ de ensaladilla Ricard Camarena, uno de los platos imprescindibles en Canalla. Muy rica, de sabor intenso, ENSALADILLA (con mayúsculas) (5,00€).

½ de buñuelos cremosos de bacalao, aunque realmente nos pusieron dos buñuelos, a sugerencia de la camarera, la ración eran seis (3€). Estaban muy buenos, pero la presentación dejaba que desear.

½ de tataki de presa ibérica sobre una cama de berenjena a la llama y brotes. El plato más acertado, muy bueno, la presa estupenda y el contraste con la berenjena a la llama muy interesante. (8€).

Bocata de cerdo pekín. Otro de los platos imprescindibles de Canalla, la elaboración es muy sencilla, podéis verla en youtube en un enlace en su propia web. El secreto está en la salsa, aunque el mollete también es muy bueno. En las imágenes parece mucho más grande de lo que realmente es, no más que dos bocados, pero está realmente rico (3,80€/u).

Y como platos principales taco de cochinita pibil (9,50€) y kebab de cordero (8,00€) y cortezas de patata (7,00€) que nos aconsejaron añadir aparte como acompañamiento.

Reconocer que los platos eran muy generosos, de hecho en nuestro caso esto contribuyó a que nos saturáramos, después de haber tomado ya bastantes entrantes, lo justo hubiera sido que nos aconsejaran, como lo hicieron en otros, media ración. No soy conocedora de la cocina mejicana, pero la cochinita me pareció que estaba rica, aunque como he comentado, imposible tomar una entera, demasiado potente para un paladar que, sin embargo, no se asusta del sabor.

El kebab fue lo decepcionante, falto de especias y también de sabor, poco moruno como lo describió mi pareja. Tuvimos ocasión de comentarlo con el jefe del restaurante madre al finalizar nuestra espectacular cena e, incluso, él estuvo de acuerdo con nosotros, deben revisarlo urgentemente puesto que un plato tan popular y conocido por todos no debe desmerecer a un chef como Ricard.

Las patatas parecen excesivamente contundentes, pero sin embargo, la ejecución era perfecta, sin rastro de aceite y aligeraban los bocados que acompañaban.

Copa de vino blanco verdejo y tres copa de vino tinto valenciano a 3€ cada una y un agua 2€ regaron el desfile de platos.

Como suele ser habitual en nuestro caso, prescindimos del postre, pero en esta ocasión sí me atreví con una copa de vino dulce Furtiva lágrima 2010 muy agradable (4€) y, por supuesto, un café (1,30€) y un té (1,50€). Precios muy ajustados en este apartado, algo que no suele ser habitual en muchos establecimientos.

Cuenta final 73,10€. Nos pareció razonable teniendo en cuenta que no escatimamos en platos ni bebida.

¿Sensación final? Quizás esperaba más, suele ser así cuando tus expectativas son como eran las mías; muy altas, demasiado altas, quizás, porque Canalla es un concepto más que razonable para un público muy variado que ofrece un poquito de todo con una muy buena ejecución y, sobre todo, muy buen producto. ¿Cocina bistro? No ¿Cocina canalla? Vale.

etiquetas: ,

listas: RESTAURANTES VALENCIA