222 sitios, 23 siguiendo, 74 seguidores, 37 descubiertos, 4.611 visitas

Glotona de morro fino

gastrolola

mostrando 7 sitios

Castelados

+34 910 51 56 25

Calle Antonio Acuña 18 <m> Príncipe de Vergara 2 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 22 personas

ver más restaurantes cocina mediterránea en Madrid

TABERNA DE PRESTIGIO

está OK

Comida 31 de marzo de 2018

Continuamos con nuestra exploración por la zona de tabernero con más reputación de Madrid. Para este día elegimos uno de los grandes clásicos, Castelados.

Las expectativas eran altas y, como sólo ocurrir en algunas ocasiones, no se vieron del todo satisfechas.

Barra amplia muy concurrida, como imagino que será costumbre. Tomamos un vino y una copa de cava con sus correspondientes aperitivos mientras esperábamos a entrar en el comedor .

El comedor no es muy amplio, pero bastante luminoso gracias a sus grandes ventanales, la decoración es clásica, para mi gusto un poquito trasnochada, pero aquí lo importante es la comida.

Aperitivo de crema de guisantes, creo recordar, rica.

Para compartir un primero de ensalada de bacalao con setas bastante generosa. Bien sin más.

Como plato principal un lenguado para dos fuera de carta que ya teníamos ganas de tomarnos un buen pescadito en condiciones. Estaba muy fresco y bien ejecutado.

De postre tarta de manzana con helado de vainilla, un clásico. Bien.

Acompañamos con vino por copas.

La cuenta fueron unos 80€. La verdad que me resultó caro para una comida no más que correcta, con poco punch, quizás la comanda no fue muy acertada, pero la verdad es que como decía al principio, esperaba más de este templo de la cocina en la zona de Ibiza.

etiquetas: , , ,

listas: RESTAURANTES MADRID

Restaurante La Montería

+34 915 74 18 12

Calle de Lope de Rueda 35 <m> Ibiza 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 317 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

TABERNEO DE ALTURA EN LO MEJOR DE MADRID

me gusta

La calidad de la Montería ya está más que demostrada por estos lares gastronómicos y justo porque es un valor seguro, iban con total confianza de que saldríamos satisfechos de un picoteo informal después de sesión de cine el miércoles pasado.

La zona de barra es estrecha y no demasiado amplia y ya a las 20,30 horas la ocupación era casi completa, aunque pudimos apostarnos en uno de los ventanales al fondo sin taburetes; después conseguimos un par de ellos y pudimos estar más cómodos.

Comenzamos por una copa de rosado y otra de tinto mientras decidíamos la comanda. Aperitivo de boqueroncitos en tempura la mar de ricos.

Pedimos 1/2 de ortiguillas marinas (8€) y 1/2 de ventresca de toro (10,50€). Las ortiguillas brutales, lo mejor de la comanda, pero la ventresca también estaba buenísima. Añadimos una copa más de tinto rioja y una copa de blanco. Aperitivo de 4 navajas con mucho sabor.

Después de estos dos platos decidimos añadir uno más; pulpo frito con puré de boniato (11€). Buena fórmula que conjuga a la perfección, aunque el pulpo frito tenía algo de exceso de aceite. Una copa más de tinto y otro aperitivo de delicias de bacalao rebozado, igual de bueno que todo lo demás.

Ya no pudimos con algo de postre y además, a esa hora, 21,45, el local estaba a rebosar y el servicio estaba al máximo de su capacidad.

Cuenta total 36,50€, una maravilla para lo bien que se come y se bebe, los vinos por copas entre 1,5€ y 2€, creo que lo más caro en la carta eran 3,5€, que me parece un precio excepcional para la zona y la reputación del restaurante.

En otra ocasión, con más tiempo, probaremos la sala en la que vista esta primera experiencia, también se debe comer fenomenal con una RCP de las que ya hay pocas.

etiquetas: , , , , ,

listas: RESTAURANTES MADRID

La Estrecha de Lavapiés

+34 918 78 09 60

Calle Lavapiés 32 <m> Tirso de Molina 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 2 personas

ver más restaurantes tapas en Madrid

MUCHO MÁS QUE MACERADOS

gastrolola lo descubrió en noviembre de 2017

está OK

Ubicado en la calle Lavapiés, 32 se encuentra esta tabernita o neotasca, como más les plazca a ellos y a sus parroquianos, enclavada en un chaflán de mucho paso por este barrio que aúna culturas y diversidad de gentes, y de mucho mucho movimiento con multitud de bares, baretos, tabernas, tascas y, lo menos, restaurantes al uso, aunque sí algo de lo de siempre como el Café Barbieri.

Pero volvamos a La Estrecha, donde todo lo mejora el entusiasmo y las ganas del personal de la casa; amable, eficaz y muy cercano al cliente.

Después de una tarde de cine nos acercamos con unos amigos del barrio que ya lo conocían y nos habían adelantado sus bondades. Un día de diario a las 20,30 apenas un par de mesas ocupadas, a las 22,00 horas aquello estaba completo, y es que nuestra querida capital rezuma vida en sus calles.

Local muy sencillo con una decoración que no destaca en especial, pero que rápidamente nos hace sentir cómodos.

Esto es una taberna donde se viene a tomar unas cervezas o unos vinos con unas estupendas tapas elaboradas y que, al parecer, tiene como elemento diferenciador los alcoholes macerados. Nosotros vinimos a comer.

Tienen carta, pero como la idea era conocer su cocina, nos pusimos en manos del cocinero para que disfrutara a su gusto y nos hiciera disfrutar sin importarnos el qué y cuánto.
Porque lo mejor es que habrás comido bastante bien y la cuenta te resultará ridícula. La RCPDisfrute es alta, sobre todo teniendo en cuenta que apenas dispone de una cocina minúscula a la vista que limita sus elaboraciones, y de aquí el mérito.

Como tomamos unas cuantas cervezas y vinos, unos platos eran aperitivos que fueron intercalando con otros que eran platos “principales”.

Empezamos por unas tiras de hígado a la plancha con su ajito y perejil acompañado de unas patatas cocidas con su pimentón (tapa).
Seguimos con una paleta de ceviche de bacalao (ración). Después unas patatas asadas con un mojo de vicio (tapa).
Tartar de bonito con huevas y algas (ración). La presentación no estaba muy lograda, pero el sabor y el aliño estaban muy conseguidos.
A continuación el único plato de carta, tartar de tomate con boquerones, tomate bastante digno y boquerones en vinagre.
Setitas con patata morada y de nuevo una salsa de vicio para mojar pan.
Y por último almejas al pipil resultonas, ya que no eran nacionales.

Con un sin fin de cervezas, incluida alguna sin gluten y unas 4 copas de vino; 74€.

No tomamos sus famosos combinados con licores macerados por ellos mismos, seguro que merecen la pena, pueden ser el remate perfecto a un picoteo sin grandes ínfulas pero que te alegra una noche acompañado de buenos amigos.

Visita 17 de octubre de 2017

etiquetas: , , , , ,

listas: RESTAURANTES MADRID

Los Chuchis Bar

+34 911 27 66 06

Calle Amparo 82 <m> Lavapiés 3 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 178 personas

ver más restaurantes cocina casera en Madrid

UN INGLÉS EN LAVAPIÉS

me gusta

Lo tenía agendado y pendiente, como tantos otros…! Y surgió la oportunidad ideal el sábado 29 de abril de puentazo en Madrid cuando unos amigos nos invitaron a ver Séneca en el teatro Valle Inclán en la plaza de Lavapiés. Los Chuchis está a un paso, así es que reservé en el turno de las 22,30 para 4 personas.

Local pequeño con una barra en U y 4 mesas a los lados, por lo que es imprescindible reservar, especialmente en fin de semana. Es acogedor, pero un poco incómodo, llegamos un cuarto de hora antes y apenas había espacio para esperar en la barra mientras quedaba libre nuestra mesa. El grupo de las 20,30 se retrasó un poco y al final pudimos acoplarnos en la barra tomando un vino, Scott Preston, el cocinero y uno de los propietarios del local, estuvo muy atento y al ver que nuestro servicio se retrasaba nos avisó que el otro grupo ya estaba pagando la cuenta. Esto confirma que está especialmente pendiente de todo.

Una vez acoplados nos entregaron la carta escrita a mano. Es todo muy contundente, abundan la patata y los quesos, los precios no son comedidos en relación a los ingredientes principales, pero los platos son muy generosos, ideales para compartir, por lo que recomiendo acudir acompañado de al menos otra pareja para poder probar varios platos.

La bebida, que se muestra en una gran pizarra en la pared del fondo justo sobre la minúscula cocina, es suficiente y los precios en este caso sí que son contenidos. Vinos entre 1,90€ y 3,00€, en general. También tienen varias cervezas pero no me fije en los precios.

Todo para compartir, nuestra comanda fue la siguiente:

La famosa piel de patatas con crema agria y salsa de tomate picante (8,50€). Como ya se ha dicho por aquí y por unanimidad, uno de los platos estrellas del local que permanece fijo en la carta desde que abrieron el local allá por 2012. Sencillo, pero muy rico, como todo lo que se ofrece en Los Chuchis. Nos pareció que las patatas primero estaban cocidas y después fritas para darles ese toque crujiente. Muy buena ejecución, sin rastro de aceite.

Bolitas de salmón, patata y eneldo (16€). Ración generosa como todas, son 3 bolas grandes con un rebozado perfecto, muy jugosas, aunque estaban un poco sabrosas. Se acompañaban de una salsa mayonesa con alcaparras que suavizaba el sabor.

Estofado de ternera en cerveza inglesa y puré de patata (15,50). Estuvimos a punto de tomar el pastel de pastor en lugar del estofado, pero ante tanta contundencia nos decantamos por éste. Guiso con fundamento en el que claramente se apreciaba el toque de la cerveza por un punto de amargor que a nosotros nos gustó. Carne tierna acompañado de verdura. Muy rico.

Y por último, su también indispensable camembert al horno con ajos asados (13,50€) que la camarera nos advirtió que nos servirían al final, imagino que es porque lo hacen al momento. No es más que medio camembert al horno aromatizado con romero y dos cabezas de ajo también al horno a baja temperatura muy muy blanditos. Parece una tontería, pero untas primero el ajo en las rebanadas de pan tostado y después el camembert encima y le añades las ramitas de romero y está de vicio, para comer y comer sin parar.

Con estos 4 platos acabamos bastante saciados, pero aún así, para acompañar los cafés e infusiones añadimos un bizcocho de plátano y chocolate con queso mascarpone que también esta delicioso, la pega es que dos láminas de bizcocho muy finas a 5€ me pareció bastante subido de precio.

Acompañamos el condumio con dos copas de vino cada uno, 3 copas de verdejo (1,90/ud.) y una de godello (2€), 3 copas de un vino del Bierzo (2,80€/ ud) y una copa de toro (2€). Una caña de cerveza 1,50€.

Las infusiones y un café con leche 1,40€ y un café solo 1,30€. La cuenta total fueron 83,60€. Al final no resulta caro porque comimos bastante bien por poco más de 20€ por persona, aunque como decía hay que tener en cuenta que la materia prima es barata.

En definitiva, una taberna de barrio con cocina popular con un toque inglés muy personal e interesante en un ambiente muy agradable, con buen servicio, para pasar un buen rato con amigos en pleno barrio de Lavapiés.

Por cocina le doy 3 start, pero como lo pasamos muy bien le plantó 4 start, aunque en su género tabernario, claro.

Por cierto, en el otro lado de la misma calle Amparo está la Fisna, así que el plan teatro, La Fisna, Los Chuchis, es genial. Merece la pena dejarse caer por allí.

(También hay menú diario a 13,00€)

etiquetas: , , , ,

LeSamp

uyyyyyy me lo apunto!

2 de mayo de 2017

Berri

Me encanta el sitio. Es una taberna de comfort food maravillosa para comer muy rico por poquito dinero.

3 de mayo de 2017

Taberna Úbeda

Calle Luisa Fernanda, 16, 28008 Madrid <m> Ventura Rodriguez 3 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 9 personas

LA ESENCIA DEL PRODUCTO

me gusta

Gran descubrimiento este de la Taberna Úbeda en el distrito de Moncloa gracias a un medio de comunicación bien conocido en esto de las cosas de comer.

Doble sorpresa la de esta tabernita, su ubicación, que nos ofrece la posibilidad de tomar algo antes o después de una sesión de cine en Plaza España (que no teníamos apenas opciones en la zona), y además, con una calidad y unos precios que da gusto.

A los mandos de la cocina, la sala, la barra y, vamos, del local entero, Toni Arias, cocinero ubetense que al parecer ya lleva unos años afincado en los madriles dando de comer con sus recetas sencillas basadas en el buen producto.

El espacio es pequeño, con tan sólo dos mesas, algún barril con taburetes altos y una barra en la que se atrincheran los clientes de la zona que bajan a tomar un plato rápido para continuar con su jornada laboral. A pesar de las pocas plazas, el local es actual y alejado de esos toques tabernarios que a veces confunden la tradición con la incomodidad y el mal gusto.

La carta se ofrece en una gran pizarra visible desde casi cualquier lugar del local. Como decía, mucho producto con elaboraciones sencillas pero que desprenden el saber hacer del chef, con bastantes connotaciones a su tierra.

Además, he leído que ofrece el plato del día a 5€ y que incluso vimos que tomaban dos personas en la barra, en esta ocasión era un plato de pasta. A nosotros no nos lo ofrecieron y tampoco preguntamos, íbamos directamente a por los platos de carta; y esta fue nuestra elección:

De aperitivo unas brochetitas de pollo especiado, ricas, buen preludio y cesta de pan del rico, eso sí, a un eurito/pax.

Para empezar, unas alcachofas confitadas con una generosa cama de aceite de Jaén inconfundible, para mojar y mojar ese estupendo pan (5€)

Seguimos con su tortilla de merluza y puerro (12€) de la que había leído grandes alabanzas. Cuajada en su punto justo con una jugosa y generosa cantidad del ingrediente principal, la merluza. Aunque no sorprende, merece la pena probarla.

Como plato principal tomamos las albóndigas de buey con trufa y boletus (8€), plato especial de la casa según el propio chef. Cinco albóndigas muy hermosas con fundamento, jugosas, con una carne muy tierna y un toque a trufa y boletus bien definido. En mi opinión es un plato más de otoño o invierno, aunque con el local bien acondicionado, entraron de maravilla.

Me hubiera gustado probar algo más, pero como el mismo propietario nos aconsejó que era cantidad suficiente, opte por acompañar las albóndigas con una ensalada de tomate aliñado riquísimo (7,75€), de nuevo regado con ese aceite de la tierra que le da un empaque especial a cualquier plato por sencillo que sea.

Para terminar, un arroz con leche casero para compartir, cortesía de la casa.

Con dos copas de vino tinto ecológico a 2,5€/u, la cuenta final se quedó en 43,50€, un precio más que razonable para la calidad de los platos que tomamos.

Sin duda, una opción más que recomendable para disfrutar del buen comer con o sin sesión de cine.

Visita lunes 13 de junio de 2016. No olvidéis este dato; abre lunes!! A tener muy en cuenta en el desierto de los lunes culinarios de Madrid.

etiquetas: , , , , ,

listas: RESTAURANTES MADRID

La Castela

+34 915 73 55 90

Calle del Doctor Castelo 22 <m> Ibiza 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 219 personas

ver más restaurantes cocina mediterránea en Madrid

BUENAS SENSACIONES

me gusta

No hicimos más que una pequeña incursión en barra con una manzanilla La Gitana y un Rioja acompañados de un aperitivo de ensalada de cogollos con mejillones y de regalo dos cangrejitos para chupar. Para acompañar algo más el bebercio pedimos salmón marinado servido en una tosta muy rico. Era viernes 13,45 horas sorprendida por el aforo medio vacío; media hora después ambientazo de habituales de la zona maduritos y otros tantos como nosotros que tampoco estamos ya muy por delante (en lo de la edad) Oferta variada en las pizarras que abrían el apetito. Me quede con unas ganas tremendas de probar el comercio serio, así es que espero que caiga pronto

etiquetas:

listas: RESTAURANTES MADRID

spider72

Muy buen sitio, aunque también experimenta inflación...

23 de noviembre de 2015

Taberna la Lata de Sardinas

- cerrado

Calle del Limón, 12 <m> Ventura Rodriguez 3 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 45 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

está OK

Detalles sencillos, excesivamente sencillos incluso, no hay más que echar un vistazo a la tarjeta de visita.

Local modesto, austero, con cuatro mesas en la sala de entrada junto con una barra para tomar algo y pequeña sala interior con tres mesas desparejadas con salvamanteles y servilleta de papel y un jarroncito con un clavel natural como único adorno. Las sillas de mi mesa eran exactamente iguales que las que tenía mi abuela en su cocina allá por los años 70. No hay más que algunos cuadros colgados en las paredes y una repisa con algunos cachivaches y juguetes de colección.

Servicio muy amable y cercano, atento a las necesidades del comensal.

Todos los platos son muy apetecibles, pregunto si es posible tomar medias raciones para poder probar más cosas. Algunos pueden servirlos en media ración, en concreto, las croquetas (6 ración completa), las gyozas de pollo y las alcachofas.

Así es que mi elección es la siguiente:

Gyozas de pollo…fritas con salsa de soja y mostaza verde (1/2 ración, 4 u, 4,95€). Buenas, masa correcta, el relleno algo escaso. La salsa acompaña muy bien el plato y como detalle divertido unos garbanzos torrados recubiertos de polvo de wasabi muy picantes.

Alcachofas en tempura…con parmentier de hongos y alioli de miel (1/2 ración 5€). Tempura perfecta. La parmentier de hongos estaba rica pero para mi gusto no acompañaba demasiado bien a la alcachofa, así como tampoco la miel de la que por supuesto, prescindí.

Sardinas marinadas…tejas de albahaca y almendra y vinagreta de gintonic (ración 9,95€) Sardinas muy ricas aunque con alguna que otra espina. Un pequeño toque de fruta de la pasión muy acertado. La vinagreta de gintonic realmente lograda así como las tejas. El problema es que mi estómago estuvo recordando las sardinas con gintonic toda la tarde; demasiada fusión o demasiada comida, a veces mi estómago no está a la altura de mis ganas.

Para terminar un té verde a la menta (1,50€), ya no tenía hueco ni para un bocado más.

Acompañé la comida con dos copas de vino blanco godello, quiero recordar que se denominaba Louro do Bolo, muy bueno (2,95€/ copa).

Cuenta final 27,20€. La RCP es correcta, aunque si tenemos en cuenta la austeridad del sitio y el ahorro hasta en el último detalle, no es tan económico como inicialmente pudiera parecer, con un plato principal de más enjundia como el tartar de lubina o alguna carne y un postre, la factura se dispararía a unos 35€ y aquí ya compite con otros que pueden hacerle sombra.

etiquetas:

listas: RESTAURANTES MADRID