Me gusta comer bien, beber buen vino y un gintonic de vez en cuando, acompañado de mi mujer y de los amigos para los que comer y beber es un placer.

Globez Lopez

mostrando 2 sitios

Chopin Hotel Cracow

+48 12 299 00 00

Przy Rondzie, 2 Cracovia, Polonia

guardado por una persona

ver más hoteles en Cracovia

Hotel funcional muy concurrido

Globez Lopez lo descubrió en junio de 2012

está OK

Estuvimos alojados 4 días. Es un hotel de tipo medio, ubicado a 15 minutos del centro histórico. La habitación estaba recién reformada y la limpieza correcta, eso sí, pequeña de tamaño. Armario a la vista. TV de pantalla plana como único accesorio de lujo. Cuarto de baño de tamaño suficiente y limpio. Todo el hotel es muy funcional sin ningún signo de lujo.

Los días que estuvimos estaba muy concurrido, con viajeros entrando y saliendo en todo momento y con las zonas comunes siempre con gente. El desayuno muy aceptable y variado. Nos pareció caro de precio (92 Euros/día) para el tipo de hotel, teniendo en cuenta que la agencia nos consiguió rebaja por ser un grupo.

En otro viaje tal vez buscaría otra opción más céntrica y de mejor relación calidad/precio.

etiquetas:

Bar Żłób

+48 12 634 35 62

Pędzichów, 20 Cracovia, Polonia

guardado por una persona

ver más restaurantes en Cracovia

Restaurante de la polonia profunda

Globez Lopez lo descubrió en junio de 2012

me encanta, uno de mis favoritos

Visité Cracovia por primera vez mucho antes de la caída del muro. Volvemos a la boda de unos buenos amigos, ella polaca, él español. Me alegra ver esta bella ciudad llena de vida, y de turistas, haciéndome olvidar el recuerdo de su sombrío ambiente de ciudad tomada. Además, tenemos la fortuna de tener como guías a nuestra amiga cracoviana y a sus familiares.

Entre los muchos lugares fuera de circuito, uno de los que más me llamó la atención fue el Bar Żłób. A 20 minutos de la Plaza del Mercado, en esa Cracovia que ya es sólo de sus habitantes, se encuentra este humilde restaurante, recuerdo imperdurable de la Polonia de Gomulka. No es de los conocidos como “mleczny” (es.wikipedia.org/wiki/Bar_mleczny ) pero ahí se andan.

El local es muy pequeño, espartano (¿soviético?), pequeña barra-ventana al fondo por el que salen los platos de la cocina, bancos corridos que se comparten. Desde luego no es el lugar donde entraría un guiri a no ser que le llevara un polaco, como fue el caso. Aquí nadie habla inglés, ni español, tal vez alguien lo haga en alemán, o en ruso.

En el Bar Żłób, se toma genuina y rica comida polaca. Potentes sopas de verduras o de setas con carne, pastas, carnes guisadas o empanadas,… El día que comimos tomé (o probé) Barzscz, sopa de remolacha con variedad de verduras y carne de pollo; pierogi ruskie, peculiares raviolis con queso, uno de los platos más típicos de Cracovia; y kotlet wieprzowy, importante chuleta de cerdo empanada que no entraba en el plato. Todo lo que nos sirvieron estaba muy, pero que muy, bueno.

Como único acompañamiento posible una jarra de agua o el famoso kompot polaco (en.wikipedia.org/wiki/Kompot) que la casa ofrece de manera gratuita. Yo tomé agua.

Los precios (adjunto carta) acorde con el lugar. Una buena comida costará entre 20 – 25 Zlotis por persona, o sea, entre 4,6€ y 5,7€ por persona.

Abren de 11:00 a 17:00 y es fácil que haya esperar para poder sentarse. Es recomendable ir a horario español para evitar la hora de comida polaca. También es posible encargar la comida por la "ventanita" y comerla en otro lugar, pero no es lo mismo.

El Bar Żłób forma parte de la Polonia profunda, habrá a quien no le resulte agradable, a mi me pareció uno de los lugares más singulares de los que visité. Mucho más que un humilde restaurante, un lugar que te habla de la historia de un país.Y, desde luego, en el que mejor comí… aún a pesar del kompot.

etiquetas: , ,