Me gusta comer bien, beber buen vino y un gintonic de vez en cuando, acompañado de mi mujer y de los amigos para los que comer y beber es un placer.

Globez Lopez

mostrando 9 sitios

Hotel Actual

+34 935 52 05 50

Carrer de Rosselló 238 <m> Diagonal L3 L5 Barcelona, Barcelona provincia, España

guardado por 4 personas

ver más hoteles en Barcelona

Excelente hotel y ubicación a muy buen precio

me gusta

es quien más ha ido (1)

Hotel Boutique que ocupa dos inmuebles en la esquina de Roselló con Paseo de Gracia. Su ubicación es perfecta, en la misma manzana que La Pedrera.

Reservamos a través de Booking en un precio de 110€ la noche la habitación doble estándar y, al alojarnos, lo hicieron en una de categoría superior. Bonita habitación con balcón al Paseo de Gracia, decoración moderna pero no estridente, muy bien insonorizada interior y exteriormente. Cuarto de baño sin bañera (casi lo prefiero) pero con gran plato de ducha. En la habitación camas cómodas, dos almohadas, tv, wifi, caja fuerte, minibar, hervidor de agua con tes, cafés y crema de leche.

No desayunamos (hay buenos lugares cerca para hacerlo en la calle) por lo que no opino.

Personal super amable.

Una excelente relación calidad / Precio para un hotel de 3 estrellas que bien podría ser de 4.

etiquetas:

Hotel Nava Real

+34 918 53 10 00

Calle de la Huertas s/n Navacerrada, Madrid provincia, España

guardado por 7 personas

ver más hoteles en Navacerrada

Buena comida, agradable lugar

me gusta

es quien más ha ido (1)

Nunca me he alojado en el hotel, aunque haya estado muchas veces. Al Nava Real voy a comer, pues es, a mi gusto, el mejor restaurante de Navacerrada.

Las mejores temporadas para ir son primavera y otoño, algún día solado de invierno o fresquito de verano, pues el lugar adecuado para comer es su terraza. El hotel está en pleno centro de Navacerrada, pero alejado lo suficiente de la siempre populosa plaza, ocupa una manzana vallada y, delante de las dos edificaciones hoteleras en piedra, se despliega una terraza rodeada de flores, con algunos buenos árboles. Si hace sol y frio sobra la sombrilla y si pica son los suficientemente grandes como para dar buena sombra.

Te atiende el hijo de los dueños, que hace de maitre y camarero, su mujer a veces y dos buenas camareras.

La carta no tiene misterio, pero todo lo que contiene merece la pena probarlo, simplemente todo está bien cocinado sin mayores exquisiteces. Para empezar es ineludible el jamón de bellota, siempre extraordinario y abundante, el revuelto de trigueros con los esparragos previamente fritos, las alcachofas cuando son naturales (lo avisan), el pulpo a la gallega y, si hay ganas, una fabada más que correcta. De segundo tienen asados (no los he probado), un rico entrecot o solomillo, filete, escalope, todos ellos de carne serrana y tamaño correcto, ricas y pequeñas chuletillas de lechal y también pescados, de los que destacan el lenguado y los filetes de gallo.

Nunca he pedido postre.

Pero junto con la comida, lo que hace del Nava Real un lugar muy agradable, es la tranquila sobremesa que puede alargarse hasta que empiezan a preparar la cena. Sólo por este lugar merece la pena ir desde la capital para echar la tarde en Navacerrada.

El precio oscila entre los 30-40€ por persona.

El gintonic, en copa o vaso de sidra, de los buenos.

etiquetas: , , ,

Chopin Hotel Cracow

+48 12 299 00 00

Przy Rondzie, 2 Cracovia, Polonia

guardado por una persona

ver más hoteles en Cracovia

Hotel funcional muy concurrido

Globez Lopez lo descubrió en junio de 2012

está OK

Estuvimos alojados 4 días. Es un hotel de tipo medio, ubicado a 15 minutos del centro histórico. La habitación estaba recién reformada y la limpieza correcta, eso sí, pequeña de tamaño. Armario a la vista. TV de pantalla plana como único accesorio de lujo. Cuarto de baño de tamaño suficiente y limpio. Todo el hotel es muy funcional sin ningún signo de lujo.

Los días que estuvimos estaba muy concurrido, con viajeros entrando y saliendo en todo momento y con las zonas comunes siempre con gente. El desayuno muy aceptable y variado. Nos pareció caro de precio (92 Euros/día) para el tipo de hotel, teniendo en cuenta que la agencia nos consiguió rebaja por ser un grupo.

En otro viaje tal vez buscaría otra opción más céntrica y de mejor relación calidad/precio.

etiquetas:

El De Jardin De Eugenia

+34 985 86 08 05

Avenida Palacio Valdés, 22 Ribadesella, Asturias, España

guardado por 2 personas

ver más hoteles en Ribadesella

Correcto hotel en Ribadesella

Globez Lopez lo descubrió en noviembre de 2011

está OK

El Jardín de Eugenia es una antigua casa totalmente rehabilitada. Su decoración es, a mi gusto, un tanto ecléctica pero el resultado final es un confortable hotel con un buen salón recibidor con sofás, ascensor, terraza posterior, comedor para desayunar y 12 habitaciones.

En mi caso ocupé la única habitación individual de tamaño no muy grande, pero perfectamente equipada con una gran cama de matrimonio, doble almohada, tv plana, wi-fi, bonito armario restaurado y un cuarto de baño amplio, con ducha (fija y mango) y todo tipo accesorios (albornoz, zapatillas, esponja, gorro, champús, etc.).

Para desayunar me ofrecieron prácticamente todas las posibilidades saladas y dulces (revueltos, huevos con bacón, tostadas, bocadillos, bollos, dulces, etc.) con zumo de naranja recién hecho y un buen café de cápsula. Además de la prensa del día.

Como iba de trabajo no pude conocerlo más allá de lo que da dormir y desayunar, pero me pareció una buena opción para un viaje así, pues su ubicación a la entrada de Ribasella es muy cercana al centro pero alejada de la playa.

etiquetas:

Hotel Restaurante Cuatro Postes

+34 920 22 00 00

Carretera de Salamanca, 23 Ávila, Ávila provincia, España

guardado por 5 personas

ver más restaurantes en Ávila

Las mejores vistas de Ávila

Globez Lopez lo descubrió en noviembre de 2011

está OK

El Hotel Restaurante Cuatro Postes es muy conocido en Ávila pues en los grandes salones de que dispone se organizan todo tipo de eventos y festejos. Del hotel no puedo opinar pues no me he alojado y sobre la participación en algún gran evento o sarao, pues como en todos.

Lo que sí me llama la atención es comer en su restaurante, un gran salón, bien decorado, atendido por unos profesionales de los de toda la vida muy agradables. Raramente está lleno y lo visitan gente de negocios, lugareños y turistas. Su mayor atractivo es sentarse en una mesa pegada a sus grandes ventanales y disfrutar de una de las mejores vistas de Ávila.

Sobre su comida, la carta no guarda demasiados misterios. De primeros son buenas las patatas revolconas, la ensalada de perdiz, el revuelto de la casa y poco más, el embutido no merece la pena. De segundos la elección es clara, en Cuatro Postes sirven de las mejores carnes autóctonas de Ávila en forma de entrecot, solomillo y chuletón.

La bodega es amplia sobre todo de Riberas, en sus precios.

La última comida para dos personas tomando patatas revolconas y ensalada de perdiz de primeros, chuletón y solomillo de segundos, una botella de Viña Pedrosa crianza y cafés se puso en 40€ por persona.

Cuatro Postes es un tanto impersonal por su tamaño si bien es un lugar agradable para comer por su tranquilidad, buen servicio y vistas.

etiquetas: ,

Posada del Dragón

+34 911 19 14 24

Calle Cava Baja 14 <m> La Latina 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 42 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Lugar muy singular a mejorar urgentemente

no me gusta

La Posada del Dragón fue rehabilitada para convertirse en hotel, bar, restaurante y toma copas. Los diferentes espacios han sido muy bien resueltos obedeciendo a un proyecto realizado por una estudiante de arquitectura madrileña que fue la ganadora del premio de fin de máster. Además de la antigua posada, ocupa la contigua tienda que fue la jabonería La Antoñita en donde ahora está buena parte del restaurante.

Llama poderosamente la atención que la recepción del hotel sea también el toma copas.

Centrándonos en el asunto del comer, se trata de un restaurante muy informal, trasiego de gente variopinta y fundamentalmente joven, ausencia de manteles, servicio caótico. Ocupa tres espacios diferentes, un salón principal con acceso desde la jabonería, con cocina a la vista en su final y unas 12 mesas; un salón contiguo con una gran mesa compartible de unas 14 sillas y suelo transparente que guarda en su interior ruinas de la antigua muralla y la estrecha terraza interior ubicada en el bajo de la corrala donde dan las habitaciones.

El personal que atiende son jóvenes estudiantes a los que les falta mucho, mucho oficio que intentan suplir con simpatía.

La comida es razonablemente buena si bien irregular según los platos. En las tres ocasiones en que me he parado a comer/picar algo he probado la ensalada bonita, tres tomates kumato con bonito en su interior; salmorejo rico; huevos con jamón sobre patatas fritas en dados mejorables (a mi entender, las patatas fritas es uno de los grandes "medidores" de la calidad de un restaurante); croquetas aceptables; chipirones y trigueros en su punto; secreto ibérico con guacamole, la primera vez bien servido con rico guacamole en recipiente a parte, la segunda todo junto y con un guacamole mal hecho; lomo de buey de buena carne, fileteado, en su punto pero sobre una cama de ligero sofrito que a los muy carnívoros puede que no guste; los raviolis de changurro muy normalitos.

En cuanto a la bebida, su carta es aceptable. Para mi satisfacción es el único lugar en Madrid donde he podido tomar una copa de Gramona Brut Imperial, uno de mis cavas favoritos.

Cautelarmente le daré 2 estrellas (suspendido), aunque la comida y la bebida sean correctas (incluso por encima de la media de la zona) y el espacio muy singular, por dos razones fundamentales: El inaceptable servicio de anoche y el problemón de la salida de humos. En cuanto al servicio, nos trajeron la comida antes que la bebida, para repetir bebida (pedimos copas sueltas) había que armarse de paciencia, los platos llegaban a borbotones y el mayor de los pecados mortales: Las copas las traen servidas y, para colmo, la segunda de cava venía por menos de la mitad, se lo dijimos a la joven camarera que pasó de nosotros. En cuanto al humo, me había llamado la atención en otras ocasiones, pero anoche acudimos en hora punta y al estar la cocina a tope se apreciaba en toda su gravedad. Estábamos en la terraza ¡Lo que sería dentro! mi camisa esta mañana todavía olía a frito. Sin mayores comentarios. No dejo de pensar en los huéspedes, cuyas habitaciones dan a la corrala, como pudieron conciliar el sueño con ese olor a comida.

En fin, creo que todo lo negativo es corregible y a ello deberían ponerse sus gestores, es una pena que un lugar tan singular y bien resuelto se pierda por defectos subsanables.

etiquetas: , , ,

Hotel Benzúa

+34 985 92 56 85

Mestas de Ardisana s/n Mestas, Asturias, España

guardado por 3 personas

ver más hoteles en Mestas

Hotel de dos estrellas en una ubicación maravillosa

me gusta

El Hotel Benzúa es propiedad de dos aún jóvenes hermanos puesto en marcha hace ya más de 10 años. En él invirtieron sus ahorros después de ser emigrantes en Suiza.
Para centrarnos, el hotel tiene dos estrellas de categoría y carece de la decoración al uso en el turismo rural. Habitaciones no muy grandes, con mobiliario castellano sencillo, camas de 80 cm o de matrimonio, cuarto de baño amplio, pequeña televisión y punto. Salón y bar, escasamente concurrido, en la planta baja. Prau en la parte posterior y unas muy agradables mesas en un lateral del edificio. Desde cualquier habitación se tiene una relajante vista de arbolado y montañas y un agradable sonido de fondo del cercano rio. Una delicia para dormir y despertar.
La obsesión por la limpieza de sus dueños hace que todo el hotel esté reluciente.
El desayuno incluido en el precio es sencillo, café o te, zumo de naranja de bote, tostada de pan con mantequilla y mermelada, o aceite, y un variado de dulces no caseros.
La ubicación del hotel es privilegiada puesto que Mestas de Ardisana está en el bonito valle de Ardisana y, además, a una distancia equidistante entre la playa y los Picos de Europa. Las posibilidades de hacer excursiones a pie, bicicleta o coche son infinitas.
La amabilidad y simpatía de los dueños hacen que la estancia sea agradable, conocen muy bien parajes, rutas, chigres, restaurantes y están encantados de ayudar a sus clientes.
Sólo un aspecto a mejorar, estando limpísima, la calidad de la ropa de cama y baño debería ser algo mejor: mantas y colchas con más gusto, mejores almohadas y toallas. También deberían cambiar algún colchón.
El hotel tiene habitaciones de varios precios, según estén en las plantas baja, primera o buhardilla. En el mes de agosto es algo caro pues la habitación doble cuesta 90€ y el resto del año a 60€. Aunque sea un dos estrellas, su ubicación se paga.
He estado en varias ocasiones y, sin duda, es mi hotel en esa zona.

etiquetas:

Hotel Teatro Pace

+39 06 687 9075

Via del Teatro Pace, 33 Roma, Italia

guardado por una persona

ver más hoteles en Roma

Mi hotel en Roma

Globez Lopez lo descubrió en julio de 2011

me gusta

Por empezar por el final, diré que cuando vuelva a Roma me alojaré en el Hotel Teatro Pace, pero dicho esto intentaré describir este hotel. Si quiere un hotel funcional, con grandes salones y todo tipo de prestaciones, éste NO es su hotel, si tiene algún tipo de limitación fisica que le impida subir escaleras, éste NO es su hotel. Pero si lo que quiere es vivir como un romano más, en un típico callejón en pleno centro, a 100 metros de Piazza Navona, rodeado de esa vida que rezuma Roma, vaya al Teatro Pace.
En hotel se ubica en un antiguo caserón rehabilitado con mucho gusto, está limpio, bien decorado, con buenos muebles y buenas camas, el tamaño de sus habitaciones se adapta al edificio, por lo que las hay grandes y pequeñas, así como sus vistas pueden ser a un callejón o a la imponente cúpula de Sant'Agnese in Agone, eso sí para estar tan cerca de Sant Agnese hay que vivir en el tercer piso. El elemento más singular es su gran escalera circular, también llama la atención la ausencia de salones comunes, lo que hace necesario servir el desayuno en las habitaciones (desayuno muy sencillo consistente en diferentes tipo de panes y croissants que pueden pedirse a discreción).
El personal es joven y correcto, con los que se puede hablar en inglés e italiano.
Entiendo que haya personas a las que no les vaya a gustar el Teatro Pace, en algún momento de la noche se puede oir a gente hablando en la calle, subir más allá del primer piso puede hacerse cansado, no hay servicio de habitaciones, pero también puede haber gente que aprecie la oportunidad de vivir Roma mucho más intensamente en una habitacion confortable y limpia dentro de un edificio singular y autenticamente romano.
El precio es caro, como todos los hoteles romanos, en temporada alta 220€ habitación doble /noche con desayuno.

etiquetas: ,

Blakely New York Hotel

136 West 55th Street New York, Estados Unidos

guardado por una persona

ver más hoteles en New York

Mi hotel preferido en Nueva York

me encanta, uno de mis favoritos

Dado el precio de los hoteles en NYC más vale no confundirse y el Hotel The Blakely NY, por 360 dólares la noche (sin desayuno, impuestos incluidos) en temporada alta (mayo), me ha parecido una excelente elección.
Está ubicado en la mejor zona del Midtown a un paso del tramo más conocido de la 5ª Avenida, del Central Park, del MOMA, justo enfrente al NYCity Center. He leído alguna crítica sobre el ruido, creo que es inevitable en esta zona de NY, pero en mi caso no me molestó, estaba en la 7ª planta dando a la calle.
Habíamos pedido una habitación de dos camas tipo estándar y resultó ser grande con amplias y confortables camas. La decoración es sobria y elegante y todo el hotel está muy limpio.
Resulta muy útil la micro-cocina (Microondas, cafetera, fregadero, nevera, loza y cubertería, etc.) pues te permite salir del hotel desayunado (En las proximidades hay varios supermercados 24h).
Tal vez lo único que choca es el tamaño reducido de la zona de recepción y la falta de salones..... ¡Pero no se va a NYC para pasarlo en el salón del hotel!
Por último destacar la amabilidad de su personal, casi todos hispano parlantes, que nos resolvieron todas nuestras peticiones de reservas, información, etc.
¡Ojalá vuelva pronto a NYC y, desde luego, será al Blakely!

etiquetas: ,