Curioso, extrovertido, absurdamente entusiasta, crítico innato y exigente freak.

guillermo navarro
sin fotos + añadir

Osteria Al Paradiso Perduto

+39 041 720581

Fondamenta de la Misericordia, 2540, 30121 Venezia, Italia Venecia, Italia

guardado por 5 personas

ver más restaurantes en Venecia

ambientazo y buen precio

guillermo navarro lo descubrió en abril de 2012

Una preciosidad de sitio, decoración vintage, velas, madera en el interior y mesitas fuera al borde del canal, perfecto donde tomar tapas si hay mucha gente puedes pedir y sentarte directamente en el suelo.
Tapas (cicchetti) de todo tipo a muy buen precio, con un servicio amabilísimo y gente local charlando animosamente. Un buen plan es tomar algo aquí y preguntar a alguna mesa de venecianos donde tomarse la siguiente copa.
Si tienes suerte te encuentras con música en vivo de un cuarteto de gente joven que te alegra la cena.

etiquetas:

listas: sociales

Donzoko

+34 914 29 57 20

Calle de Echegaray, 3 <m> Sevilla 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 267 personas

ver más restaurantes japoneses en Madrid

ideal para días de mono de Japo

está OK

escondido, humilde, sencillo, barato, austero, lunes, auténtico, equilibrado, correcto, sin estridencias,.. para esos lunes/martes en los que no quieres complicarte la vida probando ese sitio que te dijeron y que nunca has ido.

etiquetas:

listas: japoneses

sin fotos + añadir

Casa de Uscoli

+39 041 241 0669

Sestiere San Marco 2818 Venecia, Italia

guardado por 20 personas

ver más hoteles en Venecia

Dr. Jekyll y Mr. Hyde. suerte con quien te toque

no me gusta

Conocimos el hotel a través de 11870 y tras investigar en otros portales nos decidimos a contactar con Alejandro (el inefable gestor del hotel).
Alejandro es un español que lleva muchos años en Venecia, es muy accesible por mail y está encantado de echarte un cable en la organización del viaje desde España.

Una vez en Venecia, es difícil llegar al hotel, pero con el plano y sus indicaciones, es coser y cantar.
Al llegar al portal, tocamos y tocamos pero nadie abrió, una mujer que salía nos abrió la puerta y conseguimos acceder y subir a la puerta de la Casa. Al llegar podríamos haber roto la puerta llamando pero ahí no había nadie. De pronto una llamada de Alejandro nos avisó de que otra persona vendría a por nosotros.

Esta persona nos acompañó al Palazzo Pisani, hotel/palazzo adosado que lo comento en otra ficha individual. Fantástico.

Llamé a Alejandro porque nosotros no habíamos reservado allí, sino en Casa Uscoli. Acabamos hablando con él, y la verdad es que el tipo nos sorprendió mucho.

Este personaje es un bon vivant salido de su propia película, una de esas personas que te asumen en la cara que se han aprovechado de ti (nos reconoció que su relación con los hermanos del Palazzo Pisani le permitía hacer overbooking, sí, como a nosotros nos había hecho) sin inmutarse lo más mínimo.

Lo más curioso de todo, es que no solo te comentaba esto con total tranquilidad, porque aunque se aprovechara de nuestra educación, la verdad es que el otro hotel tampoco estaba nada mal.
Sino que para arreglarlo, sin provocar nada y sin venir a cuento nos dijera literalmente "si mañana estoy de buen humor os llevaré en barca al restaurante", con unos aires de quien se cree con el poder de hacer que tu experiencia sea o no memorable.

Respecto a La Casa Uscoli, en la que estuvo a punto de enseñarnos la habitación que "tenía pensada para nosotros" (todo un detalle), es todo lo que aparece en las recomendaciones, decorada con gusto, reformada, muy funcional, entrañable y coqueta.

Pero la Casa se queda en un segundo plano, cuando te das cuenta de que es realmente una extensión de la personalidad de tan omnipresente personaje. Alejandro.

En un intento por arreglar el desaguisado, nos recomendó un restaurante para cenar: "su, restaurante", que claro está, viendo el perfil de hardseller del susodicho tomamos su recomendación como un "venid y así sois los clientes más rentables de la historia"

Cenamos por ahí pero fuimos a tomar una copa luego para comprobar nuestras hipótesis. Al llegar al restaurante, un local ultramoderno junto a la plaza de San Marcos, nos dimos cuenta de la jugada. Eran las 23:00 y allí solo había tres mesas ocupadas por clientes del hotel que habíamos visto con anterioridad, y otra pareja que no conocíamos pero con los que acabámos tomándonos una copa y hablando del, según ellos, "sablazo" que les habían metido por la cena.
Charlando con ellos sobre que Alejandro daba el perfil de próximo protagonista de cualquier fórmula de "españoles por el mundo", nos reconocieron que ellos estaban en el hotel porque lo habían visto en "callejeros viajeros: Venecia". No comment.
Quizá habría estado bien resarcir el error del overbooking o tener un detalle con clientes del hotel con una copa, pero no, se despidió a los cinco minutos de endosarnos al amigo de New Jersey con el que había compartido cena y nos quedamos allí unos malagueños que habían pagado un dineral por una cena excesivamente sofisticada y sus clientes overbooked. No comment.

Los días siguientes, entre risas recordando al personaje Alejandro, y para ser aún más coherente con su papel de fanfarrón incapaz de reconocer el error, desde luego ni nos invitó a su plan bucólico de barca y claro está, ni se despidió de nosotros al hacer el check out en el hotel de al lado.

Sinceramente creemos que conocimos a Mr Hyde, a la cara mala de un personaje demasiado protagonista de su hotel, demasiado presente en la vida de sus clientes e incapaz de mantenerse al margen de cualquier pregunta o consulta inocente sin enfangarse en planes sin venir a cuento.

Deseamos al siguiente huésped mucha más suerte y que se tope con el Dr. Jekyll. Nuestra experiencia allí no existió, pero conocer a este personaje le añadió un punto kitsch fantástico a la experiencia Venecia. Fue muy risas.

etiquetas: ,

La Senda de Xiquena

Calle del Conde de Xiquena 2 <m> Chueca 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 7 personas

ver más restaurantes en Madrid

guillermo navarro lo descubrió en octubre de 2011

sin fotos + añadir

palazzetto pisani

+39 041 523 2550

San Marco 2814 (junto al conservatorio al lado del puente de l'Accademia) Venecia, Italia

guardado por una persona

ver más hoteles en Venecia

joyita de b&b, asequible junto al Gran Canal

guillermo navarro lo descubrió en octubre de 2011

me gusta

la forma de llegar aquí fue un tanto curiosa, pero eso es otro tema.

Al parecer, el sitio lo regentan unos hermanos que heredaron el palazzo el dicembre pasado cuando su abuela falleció. Tiene pinta de que con las prisas de empezar a rentabilizar el inmueble, no se han parado a pensar mucho en clave "hotelera", pero la verdad este punto se agradece por el aspecto auténtico que imprimen al sitio.

El edificio es un antiguo palazzo a orillas del Gran Canal entre el puente de l'Accademia y el Guggenheim, de decoración barroca y distribución labertíntica, los espacios son totalmente la casa de la antigua propietaria.

Nos tocó una habitación que daba al canaletto que sale al Gran Canal y la verdad es que la estancia fue muy tranquila.

El salón donde se desayuna es impresionante, y un vecino nos amenizó el momento con ópera que se oía desde la mesa. Muy bucólico todo.

No hay mini bar en la habitación y hacen sentirte como en tu propia casa, más que una acción de marketing, es verdad, porque el sitio no está adecuado aún para recibir a huéspedes que busquen unos servicios más hoteleros. Y todo gira en torno al salón donde está nevera y al lado la cocina donde puedes entrar "como en tu casa"

Como suele ser habitual cuando hacemos turismo urbano no pasamos mucho tiempo en el hotel, pero el que estuvimos fue delicioso y muy cómodo. por cierto, puedes ponerte tus copas como en casa, al módico precio de 5€,

El plan recomendable:

Como si se tratara de uno de los hoteles de gran nivel del Gran Canal, ponte un par de gintonics en vasos de plástico, sal del hotel, acércarte a los bajos del puente de l'Accademia, descálzate, y ya tienes la experiencia romántica que has estado buscando desde que llegaste a Venecia.

A nosotros nos costó 180€ la noche, que para ser venecia, donde estamos y el hotel y el trato recibido. No nos pareció nada caro.

etiquetas: ,

Antiche Carampane

+39 041 524 0166

San Polo 1911 Venecia, Italia

guardado por 5 personas

ver más restaurantes en Venecia

ambiente familiar y gusto local en pleno san polo

me gusta

Qué bien este sitio!

Qué bueno el trato, la comida, el espacio con sus clientes locales hablando de política nacional, su servicio atento, educado, y cómplice con la nueva generación de españoles progresistas, qué buena su fritura de pescado, sus chipirones fresquísimos en su tinta, su ensalada de langostinos, y su solomillo jugoso y exquisito.

Una experiencia totalmente recomendable en un rincón escondido del centro de Venecia.

etiquetas:

listas: especiales, sociales

sin fotos + añadir

Restaurante los Pescaditos la Garita

+34 928 84 82 66

Calle La Garita, Arrieta, Lanzarote

guardado por 2 personas

rincón pesquero sobre el mar

guillermo navarro lo descubrió en agosto de 2010

me gusta

Arrieta es un pueblo pesquero del norte de la isla de Lanzarote, y aquí puedes tomar pescado fresco, fresco, fresco, fresco, tapas y raciones de marisquito y fritura de la isla en un bar totalmente casero y familiar.
La terraza de atrás consigue que comas justo encima del mar, oyendo el romper de las olas y oliendo a salitre... todo por un precio igual de casero. Altamente recomendable si andas por el norte sin saber donde comer

etiquetas: ,

listas: tapeo

sin fotos + añadir

Kitchen

+34 915 24 17 70

Calle Barquillo 10, 5D <m> Banco de España 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 2 personas

guillermo navarro lo descubrió en octubre de 2011

sin fotos + añadir

Restaurante El Combatiente

+34 986 73 07 41

Plaza do Corgo 10 O Grove, Pontevedra provincia, España

guardado por 6 personas

ver más restaurantes gallegos en O Grove

marisco de primera, a precio de marisco

me gusta

Veníamos con ganas de pegarnos la mariscada padre y nuestros amigos locales no dudaron en recomendarnos este lugar. Al parecer de los más clásicos de la zona.

Tampoco somos unos expertos en comer marisco y pescado pero este sitio desde el principio nos pareció lo suficientemente familiar (lo lleva literalmente una familia) y con ambiente hogareño (la decoración es como la de una casa tradicional) para dejarnos recomendar, sentarnos y disfrutar de los frutos del la ría galega.

Aunque la hija sea la que toma nota de la bebida, la madre cocinera es la que sale y toma nota de la comida, pedimos mejillones, almejas y los langostinos los desaconsejó por "ser congelados y no ser de la ría" (típico detalle que te hace confiar más aún).

Pedimos también una centolla como no podía ser de otra manera y en el pescado nos dejamos aconsejar por alguna rareza de la zona que no pudiéramos encontrar en nuestro mediterráneo natal.

Manola (que así se llama la cocinera) no lo dudó y siendo seis personas nos recomendó El Coruxo (Corujo). La super pieza que aparece en la foto de la que salían siete raciones de un pescado directamente "espectacular", sabroso con un caldo buenísimo y acompañado de patatas fritas caseras.
Repetir con un plato de pescado era una experiencia extraña para mi hasta que probé este manjar.

Cerramos la comida con membrillo y tetilla (definitivamente no había probado jamás membrillo a juzgar por el que tomé ese día)

Acompañarlo con varias botellas de Albariño, agua, cafés y licores, unos 50€ por persona. El marisco fresco es lo que tiene, si lo quieres, lo pagas feliz de la vida.

etiquetas: , ,

listas: especiales

Poncelet Cheese Bar

+34 913 99 25 50

Calle José Abascal 61 <m> Gregorio Marañón 7 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 401 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

ha nacido la Quesoexperiencia

me encanta, uno de mis favoritos

Hace unos días leí sobre la inminente apertura del Cheese Bar de Poncelet (el concepto cheese bar no lo había oído nunca pero tenía tanto sentido y pintaba tan bien por ser una creación de Poncelet que había que ir cuanto antes).
Nos acercamos a reservar cena para dos el sábado y, aunque se notaba la comprensible tensión del primer día, ya nos tomaron nota con total normalidad y simpatía.

El local es gigante, desde fuera ya impone la entrada de madera y si bien a primera vista parece que vaya a ser pequeño porque solo se ve el pasillo de la primera zona, al entrar hasta el fondo descubres un espacio quizá sobreiluminado, pero muy amplio, agradable y con un imponente jardín vertical que domina la estancia.
Hemos ido más veces los primeros días a otros restaurantes y debes recordarte una y otra vez que es el primer día y falta rodaje, pero esta fue una experiencia diferente.
Notamos los nervios de la puesta en escena, sí, pero lo contrarrestaron con una exquisita atención liderada por Javi, su pequeño e hiperactivo maître.

A nivel gastronómico nos encantan los quesos pero somos unos perfectos ignorantes más allá de los cuatro quesos de los que toca hablar siempre (Idiazabal, Mahonés, Torta del Casar...) no tenemos muchos más conocimientos. Así que decidimos dejarnos en sus manos y disfrutar así de la mejor de las experiencias.

Desde la carta hasta la decoración, el restaurante es un completo festival del queso, y aunque también tienen un par de platos "no lacteos" la mayoría de ellos son cocas, pizzas, pasta, rissottos y demás platos basados o salpicados por queso (alguno de ellos se pueden disfrutar sin queso)

La oferta se completa, como no podía ser de otra manera, con una carta de más de 50 quesos internacionales que los puedes degustar en fórmulas de tablas (internacional, española, francesa, italiana...). Una delicia.

Nosotros nos decantamos por una coca de queso fresco y anchoas, unas endivias con gorgonzola rebajadas con jugo de naranja, rissotto de boletus y una tabla de quesos españoles (en un principio nos recomendaron una segunda tabla, pero rectificaron y antes de servirla se dieron cuenta que había demasiado comida para dos, de agraceder) Y todo buenísimo.

Para beber nos inclinamos por Lusco, un curioso Albariño a muy buen precio que maridaba genial con lo graso de los quesos.

Acabamos la botella antes de que llegara la tabla, y su maître atentísimo desde que nos sentamos nos obsequió con un par de copas de Castaño Dulce, fantástico vino dulce monastrell 100%, cerrando la noche con un improvisado y genial maridaje.

Si a todo esto le sumas que el montante final para dos no llegó a los 70 € puedes comprender que al cruzar la puerta de salida nos costó recordar que habían abierto ese mismo fin de semana.

Local a seguir y a disfrutar.

etiquetas:

listas: especiales, sociales, tapeo