¡Y qué se le va a hacer si soy de las mujeres que comen ... !

Helen Holms

mostrando 7 sitios

La Fábrica 21 - Brewery

+34 913 19 51 34

Calle de Génova 21 <m> Colón 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 40 personas

ver más restaurantes tapas en Madrid

El restyling del Museo de la Cerveza

está OK

un check-in aquí

LA FÁBRICA

3’5 estrellas con posibilidades.

Lo primero, dar las gracias a 11870 por la grata invitación al primer lunes de octubre y a todos sus acompañantes que, sin duda, fue lo mejor. Igualmente al servicio recibido por los camareros de la Fábrica.

Llegamos a Génova 21 y nos encontramos con un clásico para los madrileños de siempre pues quien haya tenido infancia, habrá estado aquí cuando este local era un tumulto de adolescentes pidiendo cervezas y cervezas hasta caer, bueno, unos más que otros. El archiconocido “Museo de la Cerveza”.

Entro en el local y parece mentira que sea el mismo. Sigue siendo espacioso pero la chapa y pintura que le han pegado el restaurante no tiene igual. Una chulada!!! Con una entrada amplia y mesas a los lados, acristaladas las paredes en esta primera instancia pasas a una segunda en forma de pasillo donde ya te encuentras con una segunda planta. Al fondo, a la izquierda, otro acogedor espacio éste ya más parecido a un salón – comedor que fue donde estuvimos.

La iluminación, la decoración del local, los distintos sillones y sillas cada uno de un tipo diferente, las mesas de madera decapadas, en fin, que me costaba pensar que fuera el mismo que tanto había frecuentado en mis tiempos mozos.

Vayamos a la comida:

- Tartar de pez espada: Súper curioso porque nunca antes lo había visto ni probado. Aquí no deje ni mijita! Me rechifló este entrante.

- Tacos de codillo con cebolla rosada: Estaba muy bien logrado pero para mi gusto donde se pongan los de cochinilla pibil …. se quita lo demás pero de sabor buenísimo.

- Degustación de salchichas: soy y seré incapaz de escribir su nombre en alemán así que resumo que había salchichas blancas y rojas de las grandes y un par de ellas de menor tamaño. Las acompañaron de kétchup y salsa de mostaza dulce servidas ambas aparte. Especialmente la de mostaza me trajo recuerdos de mi viaje a Alemania donde me di cuenta que las salchichas, SI que me gustaban, solo que las buenas, claro … es lo que tiene tener un “morro fino”. Personalmente me encantaron.

- Strogonoff de ciervo con setas: Delicioso plato, de sabor, de textura, de presentación. Para mí de los mejores.

- Codillo: TOP, TOP y TOP. De los mejores que he comido anteriormente. Es uno de los platos estrellas del local.

Las bebidas fueron varias. Cambiaría el Minute Maid de tomate por los de Granini o la Heineken por la Mahou pero a su favor he de decir que sirven también Paulaner que es una buena cerveza de trigo o una Affligem que por cierto, ambas bebidas las sirven con sus correspondientes copas que me parece un puntazo!! Un 10 también en esto.
Los postres:

- Arroz con leche: Disgusto que le daría a mi madre saber que no me como los suyos y con este me puse tibia. Le doy un 10 al arroz con leche. Pude reconocer cáscara de limón y leche condesada, estaba para chuparse los dedos.

- Strudel de manzana: Muy buena ración y buen helado.

Por si fueran de interés, los siguientes datos:
- Lunes octubre
- Cena
- 6 personas
- Fue invitación pero calculo que el ticket medio rondaría los 25 € aproximadamente manteniendo así la política del antiguo Museo de la Cerveza.

etiquetas: , , , ,

La Ola

+34 950 38 97 58

Calle Peñón Blanco s/n Níjar, Almería provincia, España

guardado por 4 personas

ver más restaurantes cocina mediterránea en Níjar

La Ola es lo que le hacía yo a este lugar!!!

me encanta, uno de mis favoritos

un check-in aquí

OOM (Out of Madrid)

Tengo tan buenos recuerdos de este lugar, del trayecto hasta llegar aquí con Darf Punk de fondo y pasando por un baño en la playita que se encuentra casi a los pies de este restaurante que prefiero dejarlos en mi memoria y en la retina, como el resto del fin de semana improvisado que pasé en Almería.

Solo decir que me emocionan los lugares de siempre, autóctonos, poco conocidos, donde la comida tiene las 3 B; bueno (sobre todo esto, que en mi caso, lo tuve al cuadrado), bonito y barato. El vino siempre acompaña y un botellín de Mahou bien frío para una madrileña que sale de la ciudad también hace que gane puntos.

¡Almería, la gran desconocida!

etiquetas: , , , , ,

Chiringuito D´ Maruja

+34 629 61 48 80

Calle Atalaya, 2 Vera, Almería provincia, España

guardado por 3 personas

ver más chiringuitos en Vera

Almería la gran desconocida

Helen Holms lo descubrió en septiembre de 2016

está OK

es quien más ha ido (1)

OOM (Out of Madrid)

En la preciosa y extensa playa de Vera se encuentra este restaurante familiar tipo chiringuito venido a más. Mesas forradas con papel como en los sitios de playa de toda la vida. Imprescindible pedir:

- Calamares harinados: Una delicia

- Mejillones al vapor: Buenísimos también

- Arroz a banda: aunque no se pueden comparar con los valencianos o los alicantinos, cumple bien su función.

Todo lo anterior, bien regado con un par de bolletines de cerveza.

Por si fueran de interés, los siguientes datos:

- Comida septiembre 2016
- 2 personas
- 60 € total

etiquetas: , , ,

Zen Market

+34 914 57 18 73

Avenida Concha Espina 1 <m> Santiago Bernabeu 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 115 personas

ver más restaurantes asiáticos en Madrid

El chino merengue

está OK

un check-in aquí

Volviendo de las vacaciones quedo con M.R. para ponernos al día y contarnos las aventuras estivales. Quedamos en buscar un sitio intermedio entre su oficina y la mía. Miro el mapa y ¡Tate, vayamos a Zen Market!

Curiosa de mi buceo en clubkviar y el tenedor y oye; ¡Miel sobre hojuelas! Reservo en esta última aplicación con el 50% de descuento.

Como somos más de salado que de dulce, elegimos dos entrantes y dos platos principales, todo para compartir. Comienzo con la explicación:

- Tiradito de lubina con crema ají (12,50) €: Plato abundante y con buen corte de pescado. Cebollino bien picado y mezclado con la salsa de soja que ya lleva el plato y que hace innecesario que tengas que volver a ahogar a tu trocito con soja adicional. Rico de sabor y buena presentación.

- Dumpling al vapor con salsa de soja (10,50 €): Varias piezas distintas servidas de manera estándar. Como no soy muy fan de este entrante prefiero no opinar mucho. Supongo que serían buenas porque cuando quedaban el típico pedacito que se queda solitario en el plato y la situación se repite pero con el tiradito, M. R. y yo levantamos la cabeza y acordamos cada uno coger el que más nos había gustado. Estaba claro que mi acompañante cogía su bolita y yo el pescado.

- Shasimi 3 variedades (22,50 €): Buena calidad pero para mi gusto algo grueso en el corte. Lo sirven con 3 piezas de salmón, 3 de atún y 3 de pez mantequilla.

- Uramaki roll especial (Crunchy spicy maki: maki de salmón picante y mango) 17,50 €. 8 piezas, buena textura, buen sabor, buena combinación.

De bebida una cerveza y dos coca colas. Cero postre que venimos de las vacaciones.

¿Por qué le he llamado el Chino Merengue? Porque este restaurante está en la tercera planta de uno de los edificios contiguos al Estadio Bernabéu de forma que, si quieres, puedes pedir que te pongan en una mesa con vistas al campo.

Y lo que más me llamó la atención fue la entrada. Resulta que para llegar a los ascensores que te llevan al restaurante pasas por unas estructuras metálicas que simulan los controladores de los metros, sí sí, las máquinas donde tienes que introducir el ticket para que se abra la puerta y puedas acceder. Por un momento, pensé que me había equivocado ... me pareció un puntazo!!

Por si fueran de interés, los siguientes datos:

- Lunes septiembre 2016
- 2 personas
- Comida
- 22 € / persona
- Reserva cogida con página de descuento.

etiquetas: , , , ,

Amarras

+34 918 27 83 98

Paseo de Fuente Lucha, s/n ((dentro del parque)) Alcobendas, Madrid provincia, España

guardado por 9 personas

ver más restaurantes gallegos en Alcobendas

Un gallego por Alcobendas

está OK

es quien más ha ido (1)

Llevaba algún tiempo sin escribir y acumulando muchos nuevos sitios (cuando me ponga voy a abrasar el 11870) pero hoy he decidido retomarlo. El motivo; el cierre de un proyecto importante en el trabajo y el reencuentro con una vieja amiga, S.M. Esta vez, invito yo, así que propongo Amarras porque nos pilla cerca a las dos. Al grano:

El restaurante es muy amplio, elegante y con cierto toque señorial. Tienen comedor interior y exterior con unas cristaleras, imagino que para los fumadores pero como lo estoy dejando, ni me preocupé en preguntar. Rodeado de terrazas con zonas verdes que en una primavera soleada y no como el día de hoy, debe ser una gozada.

El servicio no puede ser más atento. Camareros/as latinoamericanos preocupados en que no falte de nada. Da gusto como te atienden.

Vayamos a la comida. Como somos dos personas con buen saque, preguntamos al camarero por las cantidades y, sabiamente, decidimos hacerle caso pidiendo medias raciones para las entradas:

- 1/2 de croquetas de jamón (6 unidades) servidas con patata paja (9 €). Quien me conoce sabe que estas pelotillas rellenas me encantan. Eran caseras y con buena textura. No son las mejores que he comido porque me harto a probarlas en todos los sitios a los que voy pero he de decir que estaban bastante bien.

- 1/2 de huevos fritos con gulas y jamón ibérico (11,90 €): esto estaba de muerte. Sobre una cama de patata panadera, un huevo de buen tamaño con gulas y jamón ibérico y destaco lo de "ibérico" porque me río yo de lo que ponen en otros sitios. Se tiene poco respeto a este producto español llamando ibérico a cualquier cosa. En esta ocasión, lo era de verdad y el gusto del plato cambia por completo. No dejamos ná.

Platos principales:

- Solomillo ibérico con foie y cebolla caramelizada (18,80 €): Un plato muy generoso con cuatro medallones de solomillo sentados en una base de foie y sobre cada uno una cucharadita de cebolla caramelizada.

- Rodaballo al horno con patatas que las cambio por ensalada (19,90 €). Dos pedazos de pescado fresco de muy buen tamaño.

- Postre: Tarta de chocolate. Esta si que no vale nada de nada así que no lo recomiendo.

Cuanto ya no podíamos más, al finalizar con los platos principales, el camarero nos invita a un sorbete de limón que se agradece y mucho cuando te das cuenta que tu tripa se ha ido hinchando en la última hora. Muy simpático el tío y con cara satisfecha nos dice: "esto de regalo por haberlo comido todo". Nos empezamos a reír y susurramos entre nosotras: "éste no tiene ni idea del saque que tenemos. Claro, nos ve delgadas y con aspecto tan formal que pensaría que somos del grupo de "me pido una ensalada, la mareo y encima digo que estoy llena" Arrrrrggggg, como me molesta este tipo de gente. ¡Qué te estás muriendo de hambre, hombre, a quién quieres mentir!

Tomamos una botella de agua y 3 dobles.

Se cierra la comida con una invitación de la casa de aguardiente gallego. Como tenemos que ir a trabajar después, nos cortamos un pelo dando un pequeño sorbo al chupito y nos bebemos casi de un trago el café solo que ya se nos hace tarde.

En definitiva, buena elección, bonito lugar, servicio atento y comprometido y comida más que rica y aceptable. Para repetir y recomendar y utilizar los exteriores cuando los habiliten.

Por si fueran de interés, los siguientes datos:

- Miércoles abril 2016
- Almuerzo
- 2 Personas
- Precio 57 € aplicando el descuento del tenedor con el 40% sobre la carta.

Aunque pedimos a la carta, tenían dos menús sobradamente extensos de comida tradicional gallega con unos precios muy tentadores (22 €) y otros dos menús de mariscos por 40 y 48 €. También ofrecen mariscada para 2 personas por menos de 60 €.

etiquetas: , , , ,

La Gabinoteca

+34 913 99 15 00

Calle de Fernández de la Hoz 53 <m> Gregorio Marañón 7 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 451 personas

ver más restaurantes tapas en Madrid

Buen remember

está OK

un check-in aquí

Llega el viernes por la noche, después de haber cancelado un fin de semana de esquí y preguntas con mucha calma: ¿Dónde vamos a cenar? Responde I.R. proponiendo dos sitios. Me decanto por este último que hacía la tira que no venía, casi tanto como la última copa que me tomé en el bar de al lado, el “Turf”, que me recuerda que ya han pasado unos añitos desde entonces. Caminando hasta la Gabinoteca siento cierta nostalgia de todos los buenos momentos vividos por esa zona.

¡Genial! Aparco a menos de 5 minutos caminando y a la primera. Esto es mi caso es un gran logro y eso que últimamente estoy de suerte, así que suma positivamente a mi crítica.
Nos ponemos en la barra y comienza nuestra charleta. I.R. que había venido recientemente, hace sus sugerencias, las cuales suscribo en su mayoría.

Pedimos los siguientes platos a modo de picoteo informal:

- Tortilla de brandada de bacalao (6,60€): Servido de un modo muy original en un gran vaso de coñac. Realmente estaba buenísima. Según me dice mi amiga, los dueños vienen del local de las tortillas de Gabino. Ésta también es una buena foodie pero de las que le gusta tener criterio propio, que no se deja llevar por las invitaciones aun pudiendo sobradamente y paga el precio a su sinceridad e independencia. Me encanta la gente así.

- Gyozas de ropavieja (5,95€): Esto estaba que te chupabas los dedos. No había vuelto a comer ropavieja desde que vine de Cuba y para mi sorpresa, me supo riquísimo y muy original ya que a pesar de que las gyozas nunca las hubiera rellenado de este tipo de carne la combinación resultó muy gratificante.

- Croquetas de jamón (1,30€ por unidad): Agua, aquí pincho, pero es que no me puedo resistir a no pedir croquetas, soy muy pesada.

- Tapas de vieira a la plancha con pimientos confitadísimos (7,10 €): Dos tostas de pan de tamaño normal pero estupendo para una tapa doble. Deliciosas, así de fácil.

- Bao de albóndigas marranas (y no almóndigas, por mucho que esté aceptado por la RAE) (6,10€): La presentación tenía gracia. Venía servido en una especie de lata antigua. No entendí muy bien la conexión de un pan de origen asiático metido en una lata pero me pareció curioso. El pan BAO no me gustó mucho, la verdad sea dicha. Demasiado tosco para mi gusto e incluso grande, creo que sería más resultón si utilizaran los panes más pequeños para que no perdieran su textura original. Los que yo he preparado en alguna ocasión, que por cierto cuesta un montón conseguir este tipo de productos, para que se abran bien los panes tienes que ponerlos al vapor así que quizás, porque tenía un tamaño mayor, no llegó a coger su punto. Los mejores que he comido en mi vida son los del brunch de mi quería M.H. Aún lo recuerdo y se me cae la baba.

Si tengo que resumir este lugar en pocas palabras diría lo siguiente: tapas de buena calidad, a buen precio y sobresaliente para un picoteo informal en barra.

A lo que le pongo un 0 es a que el vino lo sirvan en vaso de chato; no, no y no. El vino se toma en copa. Está ya todo inventado así que este detalle no me gustó nada. Finalmente y siendo muy correcta, le expliqué al camarero mi indignación con este tema. No sé lo que pensaría y tampoco me importa pero el caso es que yo me tomé el vino en copa.

Por si fueran de interés, los siguientes datos:

- Cena informal febrero 2016
- 2 personas
- 3 consumiciones por persona
- Precio: 27 €

etiquetas: , , ,

Pamplinero

A mí me gustó en su momento pero me pareció que pinchaba en la relación Cantidad-Precio (¿Cómo llamamos a esto? ¿RKP?)

25 de febrero de 2016

Helen Holms

Hola Pamplinero. No sé si fuiste hace mucho pero sinceramente me sorprendió para bien. Nosotras cenamos estupendamente y bastante rico para el precio. Dale otra oportunidad. Han cambiado la carta y hay cosas interesantes. ¿Sabrías recomendarme uno de este estilo que a ti te guste?

25 de febrero de 2016

Ronda 14

+34 914 11 17 30

Calle General Oraá 25 <m> Gregorio Marañón 7 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 121 personas

ver más restaurantes cocina de fusión en Madrid

El increíble 3 en 1

me gusta

un check-in aquí

Aunque este post llega con algo de retraso pues la cena tuvo lugar un lunes, si es cierto, pero tres semanas atrás, tiene su razón de ser en la resaca gastronómica que nos dejaron las navidades, bueno vale, y que llegué a Madrid casi a mitad de enero con 3 kilos de felicidad en el cuerpo y éste me pedía un respiro.

Llega al whatapps el típico mensaje de “Feliz año” y todas esas cosas y a lo importante; “¿Cuándo retomamos nuestras cenas japo?”. Total, que esta vez advierto que me uno de buena gana pero nada de utilizar esas aplicaciones como pasó la última vez que, en lugar de ir al sitio que realmente te llama la atención, te atrapan con sus aparentes súper descuentos. Así que dicho esto y tras alguna llamada fallida a otro de mis favoritos (seguro que todos conocéis “Naomi”), reservo en Ronda 14. Japo, japo, al 100% no es, pero qué grata sorpresa que en un único restaurante se fusiona la comida asiática, con la peruana y la asturiana. “Que sí, que sí, les digo a mis amigas, que no habéis oído mal, que vamos a hacer un 3 en 1.” Con algo de escepticismo, aceptan la propuesta. Además, cuando conoces la historia de sus fundadores y su nacimiento en Avilés, ya comprendes muchas cosas de este proyecto.

Ya llego a la comida y, pese a que soy muy cabezona, me dejé recomendar. Teniendo en cuenta que queríamos probar varios platos, las indicaciones del camarero fueron un verdadero acierto:

- Roll mar y montaña: como bien indica el nombre, un roll con combinación de langostino y carne roja por la parte exterior.
- Ceviche Nikkei: Riquísimo. Textura y sabor fantásticos.
- Cachopines de ternera rellenos: éramos 3, así que el reparto fue sencillo y con ganas de pedir de nuevo otra ración.

Y con estos 3 platos ya habíamos hecho el “tres en uno”; comida asiática, plato peruano y cachopines asturiano. Continúo con la cena:

- Tartar de atún: de todas las combinaciones posibles esta fue la elección que menos me gustó, pero si vas a cenar con P.B. ya sabes que este es un plato obligatorio. A ella le gustó mucho y eso es lo importante.
- Tiradito de corvina: ummmmm … para mi este plato fue estelar. No sabría repetir todo lo que me dijo el camarero, solo sé que pienso en él y la boca se me hace agua.
- California roll de centollo: Aunque este era más sencillo que el mar y montaña su sabor tampoco te deja indiferente.
- Niguiri de Waygu: No comments … y el toque del queso cabrales no hace sino mejorar este plato. En dos palabras, como diría nuestro amigo Jesulín; “IM-PRESIONANTE”.
- Postre: Coulant de chocolate con helado de piña. Para no ser fan de los coulant no dejaba de meter la cuchara.
- Pasión de coco y menta: Esto no lo describo, sencillamente tenéis que probarlo.

Tengo que destacar que después de haber terminado con postres incluidos (y eso que el dulce no es santo de mi devoción), todas volveríamos a cenar. No sé cuándo fue la última vez que tuve esta sensación, y más aún, cuando fue un comentario unánime. Pues Ronda 14 lo ha conseguido.

El personal muy atento, con mucho entusiasmo al explicar cada plato. El camarero asturiano que nos atendió, llevaba trabajando con los dueños durante más de 13 años, lo que aún gana más mi respeto porque esto significa que él también se sentía que formaba parte del proyecto empresarial de sus jefes, y cuando un trabaja a gusto, se nota.
El local aceptable, no muy grande ni no muchas mesas y con dos zonas diferenciadas, como es lo habitual; el comedor y la barra.

La comida increíble, la originalidad también, la amabilidad del personal, el salirse de lo común, el precio y, sobre todo, la combinación de todo, hacen de este lugar uno de mis top informales. Así de claro. Si pudiera poner una media estrella más, lo haría.

¡Enhorabuena, Ronda 14! Este fin de semana (primero de febrero 2016) cedí una mesa de 6 personas porque no quise cancelar mi reserva, a la que me vi forzada por añadirse algunos amigos más de última hora y no entrar todos.

Por si resultan de interés, los siguientes datos:
- Cena lunes enero 2016
- Precio medio: 33 € (6 consumiciones)
- 3 personas

etiquetas: , , , ,