¡Y qué se le va a hacer si soy de las mujeres que comen ... !

Helen Holms

mostrando 4 sitios

BIBO Madrid

+34 918 05 25 56

Paseo de la Castellana, 52 <m> Gregorio Marañón 7 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 67 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

El low cost de un dos estrellas en raciones pequeñas

está OK

un check-in aquí

Tengo que decir que me ha llevado un buen rato decidirme con la puntuación y, finalmente, me decanto por un 3 estrellas.

El local como tal es un virtuoso de la iluminación. Nunca se vieron tantas luces ni bombillas juntas. Original decoración, con techo altos y un globo estático predomina la zona de los combinados y las copas. Alrededor, todo son mesas y gente. Una única estancia muy espaciosa donde el color blanco y la luz es lo que predominan.

De chiripa que me dan una reserva para 5 aunque finalmente fuimos 4 para un jueves de octubre de 2016. Allí acudimos a nuestra cita I.R,B.A, P.C. y yo.

Estuvimos atendidos perfectamente a lo largo de toda la cena, para mi gusto, quizás un poco agobiante, para B.A., encantada con tanto cambio de plato. Nuestro camarero, muy majo, era lo más parecido a un click de playmobil. Un súper pijo con el pelo a lo moderno y perfectamente trajeado. Parecía que había salido de mismísimo Uria o Cuatrecasas.

Pedimos:

- Brioche de rabo de toro (6,5 euros): una delicia de pan y de carne que se come de un bocado. Sugiero pedir uno por persona. Muy recomendado por todos las personas que conozco que han venido a Bibo.

- Salmorejo de centollo (12 euros): muy buena la presentación pero sin demasiado sustancia. Se trata del caparazón del centollo que viene servido con Salmorejo y en el centro un poco de carne de centollo. Bueno, rico, pero te sabe a poco y la elaboración no tiene misterio.

- Ostras (6 euros la unidad): Petición exclusiva de B.A. Una hermosa ostra que fue devorada en menos de lo que canta un gallo.

- Tartar de lomo alto de atún de Barbate (22 euros): al igual que el centollo, muy buena presentación. Servido el tartar en un plato con forma de sardina. El sabor y la calidad bueno. La cantidad, como todo lo anterior, escasa.

- Pluma ibérica: Deliciosa. Carne servida en tiras con un toque de plancha acompañada de una especie de brócoli. Nos vuelven a cambiar el plato y los cubiertos.

- Steak Tartar con foie rallado (22 euros): un 10 también a la presentación. Como está fue mi petición estuve muy atenta a su sabor y textura. Aparentemente habían mezclado ya la carne con una especie de salsa, posiblemente algo de mostaza, que no suele ser habitual aunque tan pronto lo probé, me quedé muy contenta. No tanto con la cantidad. A ver, pedí un Steak tartar no un donuts de Steak tartar!!!! Lo digo porque lo trajeron con el hueco del centro ... Ay que manía en este tipo de sitio de dejar a la gente con hambre! A ver, que comprendo que no se trata de saciar estomágos sino paladares pero que en el punto medio está la virtud, ¿no?
Lo del foie no lo veo en este plato pero como me gusta tanto pues para el buche pero creo que no acompañaba muy bien a la carne.

- Croquetas cremosas de tinta (11 euros): de nuevo que nos cambian los platos. Si esto está muy bien lo que pasa que quizás demasiado para como pedimos nosotros que lo hacíamos todo para compartir, con lo cual, lo que llegaba al plato, era prácticamente un par de bocados.

Y de postre, que tengo que decir QUE SON LOS MÁS CAROS QUE JAMAS HAYA VISTO, rondando los 11 y 12 euros, pedimos para compartir:

- Love spicy of chocolate (11 euros): Personalmente no me gustó nada. Distintos tipos de chocolates amargos y picantes.

NO ME GUSTÓ: Las raciones ligeramente pequeñas, los precios de los postres insusltántemente caros, el servicio continúo de agua embotellada que sube y sube la factura y que me quitaran en centro de mi Steak tartar!! Tampoco acogí con agrado que cobrarán el pan con mantequilla, que tampoco lo pedimos como sucedía con el agua, y que se supone que, de cobrarlo, debe ser algo simbólico, no 3 euros por persona. Al final entre el agua y el pan con mantequilla no pedido sumaron más de 20 euros.

Para beber, pedimos una botella del Bierzo: Pétalos, muy recomendable y a un precio razonable.

La guinda del pastel fue la chorrada que me respondieron cuando les pregunté por el nombre. ¿Por qué Bibo y por qué el globo? Bibo porque se "vive" pero como son distintos cambian la v por la b. Mi cara ante esta respuesta fue un cuadro, claro!!! Y a lo del globo, porque aterrizaron en Madrid, y de ahí, BIBO MADRID. Con todos mis respetos, pero vaya chorrada chiripifláutica de historia!!!!!!!

ME GUSTÓ la comida en general, con todas las salvadades dichas anteriormente, pero realmente la comida es muy buena, el local y la ubicación inmejorable y el servicio y la atención exquisita. Continúo cambio de platos y cubiertos.

Por si fueran de interés, los siguientes datos:
- Jueves octubre 2016
- Cena
- 4 personas
- 45 euros persona

etiquetas: , , , , ,

Yanzoo

no sé yo si voy a "bibir" esta experiencia...

14 de octubre de 2016

Sala de Despiece

+34 917 52 61 06

Calle Ponzano,11 <m> Alonso Cano 7 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 285 personas

ver más restaurantes tapas en Madrid

Nos vamos al mercado!!

me gusta

un check-in aquí

Son varias las veces que he intentado repetir en este original local pero siempre fallido. La cantidad de gente que sigue viniendo y haciendo cola es impresionante. Esta vez, tenía que cambiar mi suerte, así que mi acompañante, muy gentilmente o más bien por una descoordinación en cuanto a las horas, allí que se plantó a las 20:08 minutos. Casi me da un telele cuando me manda su ubicación y yo aún no había salido de casa .... humo me salía de las ruedas por llegar rauda y veloz.

¡Por fin, logrado, conseguido, repito!. Me sigo llevando la misma impresión que la primera vez que fui. Local muy original, pequeño, con algunas sillas altas, decoradas las paredes con las típicas cajas de espuma gorda en la que se transportan los pescados y los mariscos, un par de vitrinas que muestran la materia prima de alta de calidad sobre el hielo picado y una carta muy singular que te indica la procedencia del producto, el nombre, por supuesto el precio, la elaboración (plancha, frito, crudo, etc) y no recuerdo que otro parámetro más. En el caso del vino, la denominación de origin y el tipo de uvas. Parece que estuvieras en un mercado en la sección del pescado o de la carne. Los "platos" vienen servidos en el típico papel plastificado de la pescadería de barrio. En fin, muy curioso el sitio.

Pedimos un par de cañas cada uno y en nuestra curiosidad vinícola, dos vinos; uno de Alicante y el otro de Madrid .... creo, no sé, porque como escribo estas líneas después de un par de días y la salida por la calle Ponzano se alargó algo más de lo esperado con sus correspondientes refrigerios, ya no recuerdo de donde era ....

Pedimos:

- Chuletón con trufa y tomate: Vienen servidas tres lonchas a modo de carpaccio. En un extremo una cucharada de tomate triturado y en el otro como una especia de salsa con trufa. Sal de escamas aparte. El camarero te muestra como hacer un rollo / canutillo para mezclar bien los ingredientes y el resto te los preparas tú. Tiene su gracia y mejor sabe. Estaba riquísimo!

- Tirabeques fritos: Curiosa ración de vainas procedentes de Kenia. Son parecidas a las que te sirven en los japos, las famosas edamames, pero para mi gusto, éstas mucho mejor. Con cierto toque picante espolvoreado y salsa. Riquísimo aperitivo.

Por si fueran de interés, los siguientes datos:

- Picoteo cena martes septiembre 2016
- 2 personas
- 26 € en total

etiquetas: , , , , ,

Zen Market

+34 914 57 18 73

Avenida Concha Espina 1 <m> Santiago Bernabeu 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 115 personas

ver más restaurantes asiáticos en Madrid

El chino merengue

está OK

un check-in aquí

Volviendo de las vacaciones quedo con M.R. para ponernos al día y contarnos las aventuras estivales. Quedamos en buscar un sitio intermedio entre su oficina y la mía. Miro el mapa y ¡Tate, vayamos a Zen Market!

Curiosa de mi buceo en clubkviar y el tenedor y oye; ¡Miel sobre hojuelas! Reservo en esta última aplicación con el 50% de descuento.

Como somos más de salado que de dulce, elegimos dos entrantes y dos platos principales, todo para compartir. Comienzo con la explicación:

- Tiradito de lubina con crema ají (12,50) €: Plato abundante y con buen corte de pescado. Cebollino bien picado y mezclado con la salsa de soja que ya lleva el plato y que hace innecesario que tengas que volver a ahogar a tu trocito con soja adicional. Rico de sabor y buena presentación.

- Dumpling al vapor con salsa de soja (10,50 €): Varias piezas distintas servidas de manera estándar. Como no soy muy fan de este entrante prefiero no opinar mucho. Supongo que serían buenas porque cuando quedaban el típico pedacito que se queda solitario en el plato y la situación se repite pero con el tiradito, M. R. y yo levantamos la cabeza y acordamos cada uno coger el que más nos había gustado. Estaba claro que mi acompañante cogía su bolita y yo el pescado.

- Shasimi 3 variedades (22,50 €): Buena calidad pero para mi gusto algo grueso en el corte. Lo sirven con 3 piezas de salmón, 3 de atún y 3 de pez mantequilla.

- Uramaki roll especial (Crunchy spicy maki: maki de salmón picante y mango) 17,50 €. 8 piezas, buena textura, buen sabor, buena combinación.

De bebida una cerveza y dos coca colas. Cero postre que venimos de las vacaciones.

¿Por qué le he llamado el Chino Merengue? Porque este restaurante está en la tercera planta de uno de los edificios contiguos al Estadio Bernabéu de forma que, si quieres, puedes pedir que te pongan en una mesa con vistas al campo.

Y lo que más me llamó la atención fue la entrada. Resulta que para llegar a los ascensores que te llevan al restaurante pasas por unas estructuras metálicas que simulan los controladores de los metros, sí sí, las máquinas donde tienes que introducir el ticket para que se abra la puerta y puedas acceder. Por un momento, pensé que me había equivocado ... me pareció un puntazo!!

Por si fueran de interés, los siguientes datos:

- Lunes septiembre 2016
- 2 personas
- Comida
- 22 € / persona
- Reserva cogida con página de descuento.

etiquetas: , , , ,

Ronda 14

+34 914 11 17 30

Calle General Oraá 25 <m> Gregorio Marañón 7 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 121 personas

ver más restaurantes cocina de fusión en Madrid

El increíble 3 en 1

me gusta

un check-in aquí

Aunque este post llega con algo de retraso pues la cena tuvo lugar un lunes, si es cierto, pero tres semanas atrás, tiene su razón de ser en la resaca gastronómica que nos dejaron las navidades, bueno vale, y que llegué a Madrid casi a mitad de enero con 3 kilos de felicidad en el cuerpo y éste me pedía un respiro.

Llega al whatapps el típico mensaje de “Feliz año” y todas esas cosas y a lo importante; “¿Cuándo retomamos nuestras cenas japo?”. Total, que esta vez advierto que me uno de buena gana pero nada de utilizar esas aplicaciones como pasó la última vez que, en lugar de ir al sitio que realmente te llama la atención, te atrapan con sus aparentes súper descuentos. Así que dicho esto y tras alguna llamada fallida a otro de mis favoritos (seguro que todos conocéis “Naomi”), reservo en Ronda 14. Japo, japo, al 100% no es, pero qué grata sorpresa que en un único restaurante se fusiona la comida asiática, con la peruana y la asturiana. “Que sí, que sí, les digo a mis amigas, que no habéis oído mal, que vamos a hacer un 3 en 1.” Con algo de escepticismo, aceptan la propuesta. Además, cuando conoces la historia de sus fundadores y su nacimiento en Avilés, ya comprendes muchas cosas de este proyecto.

Ya llego a la comida y, pese a que soy muy cabezona, me dejé recomendar. Teniendo en cuenta que queríamos probar varios platos, las indicaciones del camarero fueron un verdadero acierto:

- Roll mar y montaña: como bien indica el nombre, un roll con combinación de langostino y carne roja por la parte exterior.
- Ceviche Nikkei: Riquísimo. Textura y sabor fantásticos.
- Cachopines de ternera rellenos: éramos 3, así que el reparto fue sencillo y con ganas de pedir de nuevo otra ración.

Y con estos 3 platos ya habíamos hecho el “tres en uno”; comida asiática, plato peruano y cachopines asturiano. Continúo con la cena:

- Tartar de atún: de todas las combinaciones posibles esta fue la elección que menos me gustó, pero si vas a cenar con P.B. ya sabes que este es un plato obligatorio. A ella le gustó mucho y eso es lo importante.
- Tiradito de corvina: ummmmm … para mi este plato fue estelar. No sabría repetir todo lo que me dijo el camarero, solo sé que pienso en él y la boca se me hace agua.
- California roll de centollo: Aunque este era más sencillo que el mar y montaña su sabor tampoco te deja indiferente.
- Niguiri de Waygu: No comments … y el toque del queso cabrales no hace sino mejorar este plato. En dos palabras, como diría nuestro amigo Jesulín; “IM-PRESIONANTE”.
- Postre: Coulant de chocolate con helado de piña. Para no ser fan de los coulant no dejaba de meter la cuchara.
- Pasión de coco y menta: Esto no lo describo, sencillamente tenéis que probarlo.

Tengo que destacar que después de haber terminado con postres incluidos (y eso que el dulce no es santo de mi devoción), todas volveríamos a cenar. No sé cuándo fue la última vez que tuve esta sensación, y más aún, cuando fue un comentario unánime. Pues Ronda 14 lo ha conseguido.

El personal muy atento, con mucho entusiasmo al explicar cada plato. El camarero asturiano que nos atendió, llevaba trabajando con los dueños durante más de 13 años, lo que aún gana más mi respeto porque esto significa que él también se sentía que formaba parte del proyecto empresarial de sus jefes, y cuando un trabaja a gusto, se nota.
El local aceptable, no muy grande ni no muchas mesas y con dos zonas diferenciadas, como es lo habitual; el comedor y la barra.

La comida increíble, la originalidad también, la amabilidad del personal, el salirse de lo común, el precio y, sobre todo, la combinación de todo, hacen de este lugar uno de mis top informales. Así de claro. Si pudiera poner una media estrella más, lo haría.

¡Enhorabuena, Ronda 14! Este fin de semana (primero de febrero 2016) cedí una mesa de 6 personas porque no quise cancelar mi reserva, a la que me vi forzada por añadirse algunos amigos más de última hora y no entrar todos.

Por si resultan de interés, los siguientes datos:
- Cena lunes enero 2016
- Precio medio: 33 € (6 consumiciones)
- 3 personas

etiquetas: , , , ,