¡Y qué se le va a hacer si soy de las mujeres que comen ... !

Helen Holms

mostrando 4 sitios

Numa Pompilio

+34 916 85 97 19

Calle Velázquez 18 <m> Velázquez 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 24 personas

ver más restaurantes italianos en Madrid

RINCÓN ROMÁNTICO EN EL MILLA DE ORO MADRILEÑA

me encanta, uno de mis favoritos

un check-in aquí

Si bien es cierto que coincido con algunos comentarios de mis compañeros 11870, no es menos cierto que me hizo "touché". Mucho tiene que ver que fuera reserva sorpresa de mi pareja que desconoce por completo las aperturas gastros, los lugares de moda y menos aún entiende a su novia a quien le encantan todas estas cosas pues valora más otros criterios que los "places to be". El caso es que muy motivado por este esfuerzo y porque ayer fue mi aniversario, el sitio no me pudo gustar más.

Idílica terraza en el corazón de la Calle Velázquez, con candelabros llenos de velas, luces indirectas, sillas y bancos de forja en un patio interior que no te esperas encontrar. Montón de camareros perfectamente vestidos y chicas atendiendo las mesas perfecta y modernamente uniformadas; chaqueta al estilo "extreme colection" y "convers doradas". Ideales tod@s. Clientela TOP, adinerada y lo que comúnmente se conoce como "ambiente pijo", para ver y ser visto.

Comida italiana excelente. Abren el apetito con un aperitivo consistente en queso parmesano y mortadela. Pedimos lo siguiente:

- Carpaccio de mero salvaje con trozos de melocotón y brotes: Excelente
- Tagliatelle con carabineri e limone: Me flipó mi elección
- Gnocchi de gorgonzola y no recuerdo qué más.
- Panacota de vainillia: Pinchazo, dudé con el tiramisú que es el que tenía que haber cogido.

Vinos: una sumiller te explica la extensa carta de vinos donde principalmente tienen origen italiano, en menor medida españoles y unos cuantos internacionales. Nos decantamos por el italiano, nos dejamos aconsejar.

Un par de cervezas y café.

No os puedo decir lo que costó porque fue una invitación pero entiendo que el ticket medio ronda perfectamente los 60/65 € (todo depende de los vinos).

No sé como lo hacen Marta y Sandro, creadores del Paraguas, Quintin, Ten con Ten y Amazónico, para conseguir que un italiano con estos precios pueda tener esta demanda. A golpe de un miércoles de septiembre laboral y por la noche, estaba el restaurante lleno, no te digo ya la terraza, donde hacían dobles turnos!!! entre semana, dobles turnos!!! si no el interior, todas las mesas completas, desde la entrada hasta el fondo del local. INCREIBLE el poderío de este matrimonio.

etiquetas: , , , ,

Cristina Bertrand Pire

¿Qué tal? Voy la semana que viene

7 de septiembre de 2017

Helen Holms

Comida italiana excelente, a un precio elevado, eso sí, con clientela potente y con una terraza maravillosa!!! Ya me dirás que te parece Cristina!

7 de septiembre de 2017

El Imparcial

+34 917 95 89 86

Calle Duque de Alba 4 <m> Tirso de Molina 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 98 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Romántico restaurante al alcance de cualquier bolsillo!

me gusta

un check-in aquí

Ubicado en un palacete que albergaba la redacción del diario El Imparcial se encuentra este romántico restaurante que lleva su nombre. La ubicación no puede ser más castiza, cerca de la plaza de Tirso de Molino.

Nada más entrar en el palacete atraviesas una pequeña tiendita y subes unas escaleras que te llevan a las salas del restaurante. Todas ellas amplias, de techos altos, mesas de madera, iluminadas tenuamente con colores cálidos y mesitas de dos a dos al fondo que aprovechan igualmente la luz de los balcones. Allí fue donde nos dieron nuestra mesa para dos.

R.B. escoge el vino como viene siendo de costumbre. No tienen una gran variedad de vinos y, en comparación con los precios de la carta, sube un poco el ticket pero igualmente sigue resultando asequible.

El restaurante está cuidadosamente decorado. Lo que me viene a la cabeza si pienso en este local es que resulta ser un restaurante romántico al alcance todos los bolsillos.

Comimos unos tacos de cochinita pibil con guacamole y lima que, aunque los mejores que he probado vienen de la mano de Clara de 11870 .... (espero que esté leyendo estas líneas) nos dejaron un buen sabor de boca. Este entrante solo incluía 3 unidades pero bien aconsejados nos indicaron que podrían añadir una unidad adicional. Punto positivo que gana una estrella.

Seguimos con un ceviche de corvina con guacamango. Preparando los paladares para nuestro viaje a Perú. Muy rico también y con un importe de 16 euros.

Y para no llenarnos demasiado compartimos una super hamburguesa trufada con scamorza y cebolla crujiente por 13,5 €. Un punto a favor, además de estar deliciosa, es que trajeran el képchup, mostaza y mayonesa de Heinz.

De postre, un crumble de manzana. No hubiera sido mi elección y quizás fue lo que menos me gustó. El precio creo que también estaba algo inflado pero parece ser que es lo que está de moda aunque me da rabia que lo pongan a 6 €. Creo que un 4,5 € hubiera sido lo justo.

Por si fueran de interés, los siguientes datos:
- Cena noviembre 2016
- 2 personas
- 70 € en total

etiquetas: , , , , ,

Helen Holms

Miss Migas .... lee el 5º párrafo y hazte otros taquitos .... ummmmmmmmmm

14 de diciembre de 2016

Miss Migas

Tomo buena nota y no me olvido, ¡tacos de cochinita para todos la próxima vez!

14 de diciembre de 2016

Toque de Sal

+34 914 26 64 65

Calle Ponzano, 46 <m> Rios Rosas 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 20 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Bonito Bistró Francés y punto.

no me gusta

un check-in aquí

Segunda visita.

Segunda parada en la calle Ponzano. Tras varios intentos fallidos en Fide, La Máquina, la Fábrica, aterrizamos en Toque de Sal. La última vez que estuve aquí fue el año pasado por el mes de julio con B.S. Aquella vez no me quedé con buena sensación ya que recordaba a aquel restaurante más como bonito y romántico que como buena comida. Esta segunda visita ratifica mis sensaciones anteriores.

Por supuesto P.B se fija en la carta y le quito de la cabeza que pida su tan ansiado tartar de atún. Para estos manjares, tengo otros en la cabeza a los que prometo llevarla.

Pedimos:

- Mini hamburguesas: Carne con cebolla caramelizada. Sin más
- Tosta de pollo: lechuga con pollo troceado y bien de salsa. Sin más.
- Croquetas variadas: aquí me estrello. Creí recordar que la primera vez que estuve las croquetas estaban ricas. Pues no. No lo están.

En fin, quizás en la barra para tomar alguna tabla de quesos y unos vinos pueda ser buena opción, desde luego, para cenar, no lo es. Y digo vino porque la opción de la cerveza sirviendo Heineken no la contemplo.

El Bistró tiene dos estancias; una al fondo con algunas mesas a modo de comedor y otra con mesas altas donde está la barra.

Como postre, una copa. Aquí si os digo que tienen variedad y para un refrigerio tranquilo en y un lugar acogedor, tiene su punch.

Por si fueran de interés, los siguientes datos:
- Viernes octubre 2016
- Picoteo
- 37 euros en total

etiquetas: , , , ,

Sergiete

¡Croquetaholic!

16 de octubre de 2016

El Invernadero de los Peñotes

+34 911 38 57 25

Carretera de Burgos KM-13, 900 <m> La Granja 10 Alcobendas, Madrid provincia, España

guardado por 31 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Alcobendas

Un lugar con verdadero ENCANTO

me gusta

3 check-ins aquí

En un enclave sin igual, se levanta un restaurante con encanto, con sillas de mimbre blancas y mesas redondas y cuadradas bajo un techo acristalado, tal y como si estuviéramos en un invernadero. Con luz que entra por todos los costados nace el “Restaurante Invernadero de los Peñotes”. A quienes nos gustan las plantas y las flores y no podemos vivir sin ellas, no nos hace falta presentación este lugar situado en frente de la Moraleja Green.

Reservo mesa para 3 personas. Aquella comida que en principio iba a ser de trabajo tiene un toque de suerte y cambia a tus pesados y cansinos compañeros de profesión por tus queridas hermanas. Esto ya pinta mucho mejor.

Nos acomodan. El servicio rápido y muy amable. El gusto por las cosas bien hechas es algo que no deberíamos perder de vista. Cambia la película cuando ves a la gente trabajar con predisposición.

Llego la primera y espero a mis hermanas. Pregunto por el menú de 20€ que era el que me habían recomendado y me dicen que nones. ¡Vaya, que mala pata, seguro que hago el primo. Verás a cómo sale la gracia!. Pido la carta, echo un vistazo y me llevo la alegría de que los precios son muy razonables y que además se pueden pedir medias raciones, lo que valoro muy positivamente.

Primero llega B.O. y detrás I.O. Me quedo expectante para ver qué cara ponen. Las primeras impresiones, aunque a veces no sean las que acierten, si son las que más impactan, así que me fijo en sus caretos e inevitablemente me sale una sonrisa de medio lado porque sé, para mis adentros, que el sitio, de entrada, les ha encantado. Pasar tiempo de calidad con la gente que quieres es fundamental, así que si encima escoges un entorno agradable y que acompañe a una comida de un simple miércoles, puede hacer que ese miércoles sea uno más especial. Este creo que ha sido el caso del día de hoy.

En mi afán de querer probar platos nuevos y teniendo en cuenta que se acerca la Semana Santa y llevo dos noches cenando como un pobre, pido sin timidez lo siguiente:

- Media ración de terrina de foie con chutney de mango (8 €): No hay cosa que más me pueda gustar que el foie y si encima le añades de forma separada un poco de compota de mango que me pirra, pues ya hemos comenzado bien la comida. Lo único que mejoraría son las tostas que lo acompañan. Siento decir que soy una sibarita con los maridajes y si las cambiaran por unas que llevaran pasas el plato ganaría mucho más. El foie es contundente y las pasas combinan bien con este producto que graso.
- Ración de ensaladilla de langostinos (10,50 €): Teniendo en cuenta que las últimas ensaladillas que he comido fueron en Anel y en la Máquina, pues ésta claramente no está a la altura. A ver, mala no estaba, pero desde mi punto de vista, a la ensaladilla de toda la vida no le hacen falta langostinos.
- Media ración de pimientos rellenos de bacalao (8 €): No estaban malos lo que pasa es que teniendo descendencia del norte y habiendo comido los mejores pimientos rellenos de bacalao que hayáis probado en vuestra vida, y que son los de nuestra madre, pues es que estos pobres no tenían nada que hacer.
- Media de croquetas (6 €): Las 3 coincidimos con su buen sabor. Esto me agrada bastante la verdad porque llevaba pinchando con este plato en los últimos restaurantes a los que había ido.
- Media de rollitos de pato con salsa pekinesa (5,50): Crujientes, buen sabor, salsa correcta y media ración bien servida.
- Medallón de solomillo al perigordini (19,50€): Lo traduzco, un medallón de solomillo al punto servido con un puré de patata muy ligera y setas. A pesar de ser partidaria de poner las salsas en un lado y servir la carne simplemente con sal gorda o de escamas, he de decir que estaba bastante bien. Este plato claramente lo eligió la pequeña de la familia, que si tuviera que reencarnarse espero que no fuera una vaca sencillamente porque se habría comido a toda su especie y sucedáneos. ¡Qué barbaridad lo que le gusta a esta chiquilla la carne roja!.
- Albóndigas con pollo al curry y arroz salvaje: Este plato, en nuestro caso, fue muy acertado si tienes en cuenta que la otra de mis hermanas y a diferencia de la anterior, no come pizca de carne. Menos mal que el mundo es justo y las ha compensado.
- Aro de tiramisú (5,50€): buenísimo!

Haciendo una valoración justa y sincera de la comida, tengo que decir que tiene mejor precio que sabor, pero si lo ves en un conjunto y haces de una comida de diario una comida especial, esto cambia mucho. Es cierto que el contraste de las servilletas de papel o sillas de mimbre con mesas plateadas no es tan acorde con lo ideal, acogedor e idílico de este lugar, pero también tiene su originalidad y al mismo tiempo hace bajar los humos de estos sitios chiripitifláuticos donde te da hasta pena utilizar la servilleta por eso de mancharla. No me puedo imaginar este lugar en una noche de primavera, con el cielo estrellado y habiendo dejado de lado los malditos abrigos. Solo de pensarlo, uno se pone romántico.

En resumen, hacía tiempo que no conocía un lugar con tanto encanto, tan cuidado en su conjunto, con tanto verde y con tanta luminosidad natural. Antes he leído una crítica de una chica que lo asimilaba al Filandón. Hablar de este lugar es hablar con MAYÚSCULAS pero con respeto y sirviendo como un humilde halago para esta nueva promesa, puedo decir que coincido con ella en que el Invernadero tiene “un mucho” de ese encanto. Recomiendo, sin lugar a dudas, que aquellos que no hayáis venido os animéis a probarlo.

Por si fueran de interés, los siguientes datos:
- Miércoles comida febrero 2016
- 3 Personas
- Precio: 33 €
- Adicionalmente: En verano habrá a disposición del restaurante una terraza. Contiguo al restaurante, tienen una zona diáfana con aforo hasta 220 personas. Ideal para celebraciones de cualquier tipo y con posibilidad, o no, de contar con su catering. Me ha parecido un dato importante de reseñar por si a alguien le fuera de utilidad.

etiquetas: , , , ,