Jaime
"A comer, se aprende comiendo"

fresandco

mostrando 5 sitios

Alkimia

+34 932 07 61 15

Ronda de Sant Antoni, 41 <m> Universitat L1 L2 Barcelona, Barcelona provincia, España

guardado por 51 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Barcelona

Alkostat una experiencia brutal

me encanta, uno de mis favoritos

etiquetas:

Céleri

- cerrado

Passatge Marimón 5 <m> Hospital Clinic L5 Barcelona, Barcelona provincia, España

guardado por 13 personas

ver más restaurantes vegetarianos en Barcelona

Piensa en verde

me gusta

13/05/2017

Una inmersión en el mundo vegetal capitaneada por el xef Javier Pellicer (ex ABaC y Can Fabes).

En la planta baja nos encontramos con una sala de estética orgánica, mucha luz, espacios abiertos sin nada que sobrecargue el ambiente. Nos sentaron en una de las mesas de la cocina, una cocina sin ruidos, humos o suciedad. Toda una experiencia.

A parte de las opciones vegetariana y vegana, también hay platos para los devoradores de animales. Nosotros esta vez decidimos dejar tranquilos a los animalitos.

Comenzamos con un GAZPACHO DE REMOLACHA, de intenso color morado, con un matiz de vinagre de jerez. Un must.
FLOR DE CALABACIN, quizás el plato más plano, lo más destable fue la flor, pura mantequilla.
ESPARRAGO BLANCO. Con una sopa citrica, pero compensanda. Precioso y bueno de sabor.
JUDIAS REBOZUELOS Y PURE DE PATATA. Plato mu logrado, por los puntos de cada ingrediente y la buena unión de los mismos. Muy bueno.
BERENJENA CONFITADA CON BUTIFARRA. Buen matrimonio entre la proteina animal y la carnosidad del vegetal.
GUISANTE LAGRIMA TRIPAS DE BACALAO. El plato del día, de la semana y del mes. Un sabroso fondo que respetaba el sabor del pescado y envolvía perfectamente al guisante. ¿Y que guisante!, merecidos los apodos de caviar o perlas verdes, pocas veces se prueba algo tan sutil.

Cerramos la experiencia con una TARTA DE MANZANA, que para mí, tenía demasiado sabor a caramelizado tostado.

El precio medio es de unos 50€ por persona, más que justificados por la calidad del producto, la delicada estética, los sabores...

etiquetas: , ,

Dos Pebrots

+34 938 53 95 98

Carrer Doctor Dou, 19 <m> Catalunya L1 L3 Barcelona, Barcelona provincia, España

guardado por 10 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Barcelona

Documentación gastronómica

no me gusta

18/2/17

2,5*

Un nuevo espacio ideado por Albert Raurich el que fuera jefe de cocina de El Bulli.

El objetivo de Dos Pebrots es recuperar recetas centenarias y reinterpretarlas en el siglo XXI, gran trabajo de documentación que se transmite a través de una carta en la que se explica el origen de cada plato, ingredientes y técnica de empleada.

El local ubicado a unos 50 metros de Dos Palillos (Barrio del Raval) tiene varios espacios, una barra a la entrada, cocina abierta y dos espacios para sentarse a comer. Si sois un grupo sin duda pedir que os sienten en la mesa de arriba.

El servicio es joven, hubo algun despiste pero en todo caso la sumiller hizo un trabajo muy destacable, aprendimos y nos divertimos mucho con ella.
Sus recomendaciones fueron Blanc Perrill un blanco de uva Xarel-lo con crianza en ánfora y Tinc Set, un cava elaborado por el método ancestral (con levaduras propias) mejor el primero, pero propuestas interesantes en ambos casos.

La cocina tiene su elaboración pero los resultados en muchos casos no fueron los esperados, sabores complicados y platos sin redondear. Luces y sombras.

ATÚN A FEIRA, ventresca confitada con pimentón. Muy simple, no gustó especialmente.

PROTO RISOTO (jamón + leche de cabra + huevo) un golpe de ácido lácteo en la boca. Venía acompañado de un pétalo de rosa tempurizado. Fail.

VERDURAS NAPOLITANAS SOTT'OLIO, verduras maceradas (método de conservación de origen fenicio) y braseadas. Sin duda de lo mejor de la comida.

RIÑONES DE CONEJO AL JEREZ, personalmente me gustan más los de cordero, a los de conejo les falta contundencia.

TETAS DE CERDA IBÉRICA, el plato que más repercusión esta dando a 2 pebrots, presentación gamberra y un producto muy poco común.

KEBAB considerado el primer bocadillo de la historia, los reyes persas ya lo comían. En este caso es el propio comensal quien rellena el pan a su propio gusto. Muy rico.

FRICANDO DE PESCADO, de origen catalán pero con sabores muy exóticos (canela, anis, gengibre...) que enmascaraban el sabor del rodaballo.

Pasamos al apartado dulce y probamos el FLAN, CHOKULAND y el HELADO DE LECHE AHUMADA, y ninguno brillo especialmente.

Aplaudo el trabajo de documentación, pero de poco sirve si al final los sabores no están logrados y quedan platos muy descompensados.
Por suerte horas después en Dos Palillos pudimos comprobar el saber hacer del señor Raurich y se nos olvidó esta pequeña decepción.

*Salimos por 50€ each.

etiquetas:

Miss Migas

¿Alguien se va a Barcelona?

19 de enero de 2017

fresandco

...Puede ser =)

19 de enero de 2017

Miss Migas

De lo que tú has comido yo sólo caté el kebab que me pareció muy rico y los pezones de cerda, el resto nada que ver. Y a mi me gustó, pagué 40€ y un menú larguito me zampe... qué pena que no tuviesen el día con vosotros.

28 de febrero de 2017

Dos Palillos

+34 933 04 05 13

Carrer d'Elisabets 9 <m> Catalunya L1 L3 Barcelona, Barcelona provincia, España

guardado por 128 personas

ver más restaurantes asiáticos en Barcelona

Un festival de cinco estrellas

me encanta, uno de mis favoritos

un check-in aquí

18/2/2017

Una cena que tenía como pretexto junta a seis amigos en la ciudad condal.

En cuanto llegas al Dos Palillos nada es lo mismo, la entrada al mas estilo Bar Casa Manolo, una barra de bar casposo style, tras una cortina metálica se esconde una barra en forma de U para no perderse un detalle.

Mucho personal, cada uno con su tarea y moviéndose con una coordinación perfecta. Me gustó el trato y la profesionalidad.

Dos menús, el corto nombrado "Dos Palillos" y el largo "Festival".
Sin duda a por el festival, 22 platos de alucine, llenos de técnica, producto y sabor.

Comenzamos con un GIN FIZZ, extremadamente ácido y fresco pero que no gustó demasiado.

CAMARONCITOS ATRAPADOS EN LA RED. Comienza la diversión, sin cubiertos, se van cogiendo pellizquitos con las manos.

VENTRESCA macerada en soja y azúcar, en la base alga kombu. Me recordó a la guindara del Miki, una auténtica delicia.

NENÚFARES THAI. Bocado precioso, con mucha textura por el crujiente de la corteza.

ENSALADA DE ALGA CODIUM. Bonita presentación, pero resultó muy plano.

SUNOMO DE ALGAS Y MOLUSCOS. Inmersión marina, yodo, frescura, y un fondo que te hace pensar que realmente está comiendo un bocado de mar. Sobresaliente.

SUMI-IKA Y CAVIAR OSCIETRA,sin duda uno de los platos de la noche. Reconozco haber soñado con volver a comer un cefalópodo crudo como el calamar de Spai Kru, dos años despues ha sucedido. La sepia cortada a pequeños granitos, sabor delicado, perfecta pareja del caviar.

NARI SUSHI DE LUBINA. Otro de los platos para el recuerdo. La lubina se deja sumergida en sake, un metodo de conservación ancestral, el pescado adquiere un sabor y una textura deliciosa.

CHAWANMUSHI DE IKURA. Crema con huevas de salmón. En apariencia me recordó a la cuajada de ortiguillas de Soy, pero resultó menos potente. Muy bueno.

YUBA-UNI. Plato complejo, la base se elabora con la nata que queda al cocer la leche, por lo que resulta bastante lácteo, se culmina con la potencia del erizo. Personalmente me encanto.

SUMIBIYAKI DE LENGUA. Lengua de ternera acompañado con caqui braseado. Después de tanta intensidad, este plato pasó desapercibido.

CHOP SUEY DE PATITAS DE BOGAVANTE, llevaba granitos de pomelo, lo cual tapaba casi todo el sabor del plato.

NOUMIFU DE SESITOS DE CORDERO. Sesos rebozados, muy buenos.

XIAO LONG BAO. Posiblemente los mejores XLB que haya probado, con una buena cantidad de caldo y una masa perfecta.

PATO PEKIN. Comparado con la mayoría de los platos del menú, algo flojo.

TATAKI DE BUEY GALLEGO. Por un lado una salsa con huevo, por otro el buey en finos cortes. Lo terminan con el soplete, y eso hace que no me termine de gustar, todo lo que pasa por la llama del soplete me sabe a gas.

Los postres no es su fuerte, ninguno brilló.

Con cuatro botellas de precio medio (30/40€) en total deberíamos haber salido a unos 120€ p.p,
Por experiencias así las cuentas se pagan con mucha alegría. Sin duda una de esas cenas que te recuerdan por que la gastronomía hace feliz y te sacan de la monotonía culinaria.

Directo al podium.

etiquetas: , , ,

Miss Migas

A este le tengo unas ganas....

21 de febrero de 2017

fresandco

Hacia mucho tiempo que no disfrutaba tanto en un restaurante, seguro que te gustará

21 de febrero de 2017

Nakashita

Rec Comtal, 15 <m> Arc de Triomf L1 Barcelona, Barcelona provincia, España

guardado por 18 personas

ver más restaurantes japoneses en Barcelona

Demasiado caro, demasiado lento.

está OK

Fuimos a comer porque habíamos leído que tenía buena RCP, el local es pequeño, unas 4 mesas y una barra, con la cocina en vivo.
Nos sentamos en barra para ver el movimiento del sushiman brasileiro Marcio Araujo. Al cabo de 15 minutos nos toman nota, nos dejamos recomendar (de 5 platos 4 tenían o ventresca o viera).

Otros 10 largos minutos hasta que salió el primer entrante, unas OSTRAS TEMPURIZADAS 9€ aderezadas con un jugo de Maracuya con matices picantes, me encanto este bocado.
VENTRESCA AL KIMUCHI 20€ la ventresca venia en dados pequeños, previamente flambeados, mezclados con lo que parecían shitakes, unas lascas crujientes, brotes de cilantro y esferificaciones de balsámico. Rico, por la untuosidad de la ventresca, la ternura del shitake y el aporte crujiente, pero me pareció una manera de desaprovechar una excelente ventresca enmascarándola con muchos sabores.

Pausa de 10 minutos.

MAKI BLUEFIN. 15€ MAki de atún en tartare, ebi tempurizado. bastante grueso, por lo que era difícil de comer, pero estaba bueno.
VIERA MAKI, 15€ otro MAKI de atún, sobre el finos cortes de viera y masago. Bueno pero no sacabas los sabores de cada ingrediente.
USUZUKURI DE TORO. 20€ Buenos cortes de ventresca (se cortaba como mantequilla sin cuchillo, usando únicamente una paleta) viera, algas y huevas de trucha. El conjunto no me convenció, por lo mismo que otros platos, se perdía los sabores de excelentes productos que por separado estaban perfectos, la ventresca se deshacía en el paladar.

Por los tiempos de espera bebimos 2 copas de vino y 3 cervezas entre los dos. No se entiende que un local tan pequeño tenga unos problemas tan grandes de coordinación.
La cuenta ascendió a 100€, caro para lo que ofrecen y el mal servicio.

etiquetas: , ,