2 sitios, un sitio descubierto, 48 visitas

La imaginación nos consuela d lo q no podmos ser.La comida nos hace disfrutar siendo como sea q seamos.Recordad q comer,comedĕre, requiere d compañía.Acompañaos...

Jamer

Restaurante Lateral

+34 915 75 25 53

Paseo de la Castellana 42 <m> Rubén Darío 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 59 personas

ver más restaurantes tapas en Madrid

Un daño co-Lateral

para no volver

Francamente, aterricé en este sitio por la zona en la que está y dejándome llevar por la recomendación de un buen amigo, que normalmente no me falla. Pero esta vez no fue el día. En mi modesta opinión, seguro que equivocada, no deja de ser un VIPS con ínfulas.

Empiezo: nuestra mini-mesa cojeaba y ni se molestaron en intentar remediarlo (la primera en la frente); éramos tres y nos despacharon con una sola carta (hasta que me vieron coger la de la mesa de al lado…); la mesa estaba sucia; nos trajeron todo lo que pedimos al mismo tiempo, por lo que o poníamos unos platos encima de los otros, o tragábamos sin masticar, o como nos recomendaron, juntamos las croquetas con las hamburguesas al Pedro Ximenez; el servicio, tirando a rancio...

... y la comida, tirando a mala: el solomillo estaba tan seco que parecía que el jodido cerdo había estado haciendo pesas con él; la tortilla, pésima (un puré de patata y huevo crudo recubierto de dos costras como dos crêppes, estuve a punto de pedir una cuchara); el “devuelto” de jamón, de nevera, bien lo podían haber puesto de postre; los pimientos “confitados” que acompañaban al queso de cabra estaban recién sacados de la lata, no habían visto ni la cocina, por supuesto, estaban “sinfitar”; la ensalada venía aderezada presuntamente de una vinagreta de mandarina y pimienta rosa, pero estamos esperando los análisis que le hemos encargado a Horatio para encontrar en qué hoja de canónigo estaba oculta; la tarta de limón venía sepultada en merengue (y yo que pensaba que las carolinas sólo las hacían en Bilbao), y para colmo, la jarrita de una especie de nata líquida que venía de acompañamiento estaba coronada de una linda pelusa azul; se lo advertimos y se la llevaron sin inmutarse, total para qué disculparse si sólo éramos… los clientes.

En fin, con estas mimbres, ya pueden hacer bien los gin-tonics con fifty pounds porque si no, no pasa de ser un sitio donde ir a tomar UNA tapilla y una caña después de llenar la cesta de cremas del Mercadona…

P.D.: Todas las críticas alaban la terraza y destacan el tipo de gente que habita el sitio... key fact! Moraleja: no vayas a menos que no tengas ninguna intención de comer. Y, por cierto, a cualquier sitio le llaman "de pinchos"...

etiquetas: , , , ,

ciudades

valoraciones

1 estrella 40%