Jesús Encinar

mostrando 3 sitios

Kabuki Wellington

+34 915 77 78 77

Calle de Velázquez, 6 (Hotel Wellington) <m> Retiro 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 271 personas

ver más restaurantes japoneses en Madrid

Fusión japo/española

está OK

Más que un restaurante japonés el Kabuki Wellington es una especie de fusión con inspiración japonesa en aspecto y nombre pero platos un poco fusión de lo ibérico y lo japo. Los huevos de codorniz con trufa jamás los había visto yo en un japonés, pero te los colocan encima de un puñadito de arroz y ya tiene aspeco de sushi, sin serlo. O un pescado con una rebanada de tocino de cerdo. O el pan tomaca o el postre de chocolate con churros.

El grupo Kabuki ha conseguido tener varios de los mejores japoneses de Madrid, aunque precisamente el Kabuki Wellington no sea de los mejores. Personalmente me gusta más y tiene mejor precio el Kabuki de Presidente Carmona (11870.com/pro/kabuki-madrid). También tienen el Kirei en el Teatriz (11870.com/pro/kirei-teatriz-by-kabuki) y hasta un servicio de japonés a domicilio, el Kotobuki (11870.com/pro/kotobuki)

La decoración del Kabuki Wellington es tranquila en plan minimal, con buen espacio entre las mesas y cómodo. Un poco ese rollo que tanto se lleva ahora en los buenos restaurantes madrileños. Tienen ikebana en la entrada y en ciertos rincones de la sala, con eso ya me han ganado. El servicio es atento y de formas correctas. Un buen sitio para una comida con tiempo. Desde luego no es para ir con prisa, mejor disfrutar ya que te van a cobrar más de 100 euros por barba (personalmente me parece overpriced para lo que es)

Su plato estrella es el pez mantequilla con trufa. Un plato que parece que desde Kabuki hubiesen enseñado ahora a todos los japoneses de Madrid. De lo demás que he probado quizá lo mejor ha sido el salmonete con su piel tostada y el toro con pan tomaca. Los bombones de postre también son estupendos.

En vinos la última vez que he ido han fallado. Pedí un Reisling que costaba unos 30 euros. Después de ir a buscarlo vuelve la sumiller y me dice que el que había pedido no lo tienen y trae otro directamente. Le digo que ok. Al final tomamos dos botellas. Al llegar la cuenta descubro que cuesta 50 euros cada botella. Un feo detalle. Si te cambian el vino pedido por otro lo normal es que te cobren lo que costaba el que tú habías pedido.

Manteles y servilletas de tela.

Mis japoneses favoritos en Madrid
11870.com/jesusencinar/tag/japon%C3%A9s/geo/es/madrid/rating

etiquetas: , ,

listas: Restaurantes

El Club Allard

+34 915 59 09 39

Calle de Ferraz 2 <m> Plaza de España 2 3 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 191 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Menú degustación inalterable

me gusta

El Club Allard comenzó en 1998 como un "cenáculo privado de financieros y políticos". En 2003 su junta directiva deciden abrirse al público y convertir el club privado en un restaurante público, pero "no se hace excesiva publicidad ni se anuncian los cambios acometidos". En 2007, de la mano de Diego Guerrero consigue una estrella Michelin.

La decoración es de casona aristocrática del Madrid de toda la vida. Es un sitio tranquilo de luz cálida y suave atentido de manera familiar y cercana. El Chef Diego Guerrero toma personalmente la nota de cada mesa, pasa a saludar y se acerca al final a comprobar si todo ha ido bien.

Las mesas son amplias y cómodas, bien separadas unas de otras. Los techos altos, enormes, con molduras increíbles y gigantescas lámparas. La cubertería cambia para cada plato, a veces en platos blancos a veces pizarra negra.

La carta no es tal, sólo tienen menús degustación (clásicos 68€, del mercado 74€, vegetariano 61€) que más o menos te explican al comienzo. La lástima es que es siempre el mismo menú. Fui hace un año y al volver descubro que el menú sigue siendo exactamente el mismo sin cambiar un ápice. Es lo malo de los sitios con menú degustación, no vale la pena volver.

La cesta de panes tiene multitud de variedades (aceite, aceituna, chapata, al queso, integral, etc.) Con el primer aperitivo, mini babybel de camembert trufado, ya descubres la línea que lleva el restaurante. Una sorpresa sencilla, humilde y deliciosa dónde las cosas no son lo que parecen pero que esconde un sabor estupendo. Tienen detalles curiosos. Con el carabinero, por ejemplo, en vez de agua y limón para que puedas limpiarte los dedos después de comerlo, te ponen agua con pétalos de rosa y funciona perfecto. Cenar sale por 90 euros.

Manteles y servilletas de tela.

etiquetas: ,

listas: Restaurantes

DiverXO

+34 915 70 07 66

Calle Padre Damián, 23 (Hotel NH Eurobuilding) <m> Cuzco 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 560 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Cocina Creativa. Sólo menú degustación.

no me gusta

En el antiguo Diverxo era difícil conseguir mesa, desde junio de 2009 han cambiado a la calle Pensamiento y al estar algo más amplios es más fácil aunque han aprovechado para subir algo los precios. Tienen unas 12-15 mesas que dan para unos 25-30 comensales en sala. Con mesas amplias, cómodas y bien separadas en una sala de gran luminosidad en tonos blancos, negros y plata, aunque tal vez algo fría.

La cocina es una fusión original de distintos tipos de comida. Desde sabores orientales (china, japón) a chifa (cocina chino/peruana) o toques españoles (cochinillo, pimentón de la vera).

Funciona igual que Lúa (11870.com/pro/restaurante-lua) o el Club Allard (11870.com/pro/club-allard). No tienen carta sino que cada día tienen un menú único con más o menos platos. Cuando te sientas a la mesa te sirven "según el tiempo y el apetito" que tengas. Aunque todos los menús se llamán "express" no te dejes engañar... no es un sitio al que ir con prisa ni con tareas que hacer por la tarde porque los muchos platos que sirven tardan en salir como mínimo unas dos horas y media. El menú express (50 euros + iva, 6 platos y un postre) da de sobra para una comida opípara, no es necesario pedir nada más ni ir con los menús más largos. Comida con vino sale por unos 70-80 euros.

Cada plato que te sirven viene acompañado con una explicación de varios minutos sobre su preparación. A ratos me dio la impresión que al explicar los platos a los camareros les salía una medio sonrisilla, no sé si era por mi minuciosa atención o que les da algo de risa repetir los platos con nombres tan sonoros. Pecan de un exceso de autoconfianza pensando que tienen una cocina originalísima. Me pidieron expresamente al comienzo que no sacase fotos de los platos como si se tratase de celebrities. He dejado en cualquier caso las fotos de los mismos platos que tenían en su antigua localización.

Estupenda carta de vinos, por cierto.

Servilletas y mantelitos tu-y-yo de tela... esos mantelitos tu-y-yo, idea del diablo!

etiquetas: , ,

listas: Restaurantes