1.296 sitios, 197 siguiendo, 281 seguidores, 229 descubiertos, 751 check-ins, 74.981 visitas

Gath

mostrando 41 sitios

Sukaldean Bai Bokado

+34 911 37 59 52

Calle Alcalá, 55 <m> Banco de España 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 4 personas

ver más restaurantes vascos en Madrid

Arima Basque Gastronomy

+34 911 09 15 99

Calle Ponzano 51 <m> Rios Rosas 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 30 personas

ver más restaurantes vascos en Madrid

Un buen representante de la cocina de Euskadi en la capital.

me gusta

un check-in aquí

Junio-2018

Arima Basque Gastronomy se podría definir como una vermuteria y casa de comidas de inspiración vasca en la capital, donde con un ambiente desenfadado y alegre, deparan una experiencia gastronómica más que notable.

Vendría a ser como la ubicación, en la capital, de un “txoko”, un espacio alegre, divertido, donde se puede picotear en la barra o comer en el comedor situado al fondo del local.

Para conocer la filosofía de la casa hay que hablar de su creadora Nagore Irazuegui, una joven emprendedora donostiarra que ha querido trasladar un aire del Arima vasco a la capital.

Reseña completa y fotos en comercongusto.es/arima-basque-gastronomy

etiquetas:

listas: Restaurantes

Illunbe

+34 918 67 59 02

Paseo Castellana 172 <m> Cuzco 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 8 personas

ver más restaurantes de carne en Madrid

Pelotari

+34 915 78 24 97

Calle de Recoletos, 3 <m> Colón 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 87 personas

ver más restaurantes vascos en Madrid

Excelente producto.

me gusta

un check-in aquí

Agosto-2017.

Pelotari es un veterano restaurante de cocina vasca, sito en el barrio de Salamanca, y que desde 1991 viene ofreciendo una cocina basada en la materia prima y la sencillez de sus recetas.

Pelotari toma su nombre como homenaje al antiguo Frontón Recoletos, que antaño ocupaba un espacio entre las calles de Villanueva y Cid, muy próximo al local que ocupa el restaurante.

Dicho frontón, inaugurado a comienzos de 1936, supuso uno de los diseños mas modernos de Eduardo Torroja, y fue objeto de visitas por parte de ingenieros y arquitectos de todo el mundo, para estudiar in situ las novedades técnicas que el proyecto representaba. Pero los daños directos sufridos como consecuencia de los bombardeos durante la Guerra Civil y los indirectos, como consecuencia de las vibraciones producto de los bombardeos, hicieron muy difícil su recuperación, eso, junto con el poco interés de las autoridades en su recuperación y la especulación inmobiliaria que consiguió su total demolición en 1973, claro con la consiguiente construcción de nuevo edificio.

Reseña completa y fotos en comercongusto.es/pelotari

--------------

3-5-2014. Mediodía.

Después de mucho tiempo, hoy tocaba volver a este restaurante, donde, en el pasado habíamos tenido experiencias dispares.

El local sigue igual que lo dejamos (hace más de un año), por el no pasa el tiempo, dos salas, la primera con paredes con un color más pálido, la del fondo (hoy nos ha tocado allí) con paredes en un color azul subido de tono.

Ambas salas repletas de gente ¿Dónde está la crisis? Separación de mesas exigua, al estar lleno, causa incomodidad.

Servicio de sala, presto, pero escaso, ante el llenazo se les ve agobiados, movimientos extremadamente rápidos, (casi a la carrera).

Restaurante vasco, que cuida el producto, y lo elabora de forma tradicional, aquí no hay "nouvelle cuisine", aquí vienes a lo que vienes, a recibir raciones generosas y a ponerte las botas. Si buscas otra cosa, este no es tu sitio.

Chistorra para empezar e ir abriendo boca, bien, como en todos los restaurantes vascos, en otros además te ponen morcilla, aquí se complementa el aperitivo con aceitunas.

Comenzamos con:

- Pastel de cabracho: Dos generosos trozos de pastel, estaba bueno pero un poco escaso de sabor, y desde luego, demasiada cantidad.

- Espárragos blancos: Simplemente cocidos y acompañados de una excelente mahonesa con buena presencia de limón y AOVE. Buena calidad pero un toquecito de parrilla, para nuestro gusto, hubiera quedado mejor.

Como principal, compartimos:

- Chuleton acompañado de patatas fritas y pimientos del piquillo asados: Se que es un clásico, tanto el principal como los acompañamientos, pero hoy nos apetecía tirar de tradición, para otra visita atacaremos los pescados, vi pasar un rape muy interesante. La carne, excelente, de cantidad, de calidad y de punto; las patatas bien, nada aceitosas, y los pimientos, no soy objetivo, comería platos y platos, excelentes .

Como postre compartimos:

- Tarta Tatin: Se que no es muy vasco que digamos, pero de panchinetas y leches fritas, uno ya está un poco cansado. La tarta en general está correcta, mejor la manzana que la base, que parece una simple galleta.

Con un Luis Cañas crianza del 2010, nuestros cafés con hielo, y sin chupitos que o bien, aquí no se estilan, o no los sirven si no los pides, acabamos este visita.

Pendiente el retorno para explorar los pescados.

etiquetas:

listas: Restaurantes

acme

aibala... esto es un no parar.

30 de abril de 2014

Goizeko Kabi

+34 915 33 01 85

Calle del Comandante Zorita, 37 <m> Alvarado 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 173 personas

ver más restaurantes vascos en Madrid

Veterano restaurante de cocina vasca con buena cocina

me gusta

3 check-ins aquí

Julio-2017.

Goizeko Kabi es un restaurante de cocina vasca que abrió sus puertas hace algo mas de 25 años. En ese sentido es un restaurante que pertenece a ese grupo, escaso, de lugares con solera y tradición en el mundo de la restauración madrileña.

Mucho ha pasado en estos mas de 25 años, han habido momentos espléndidos y otros mas normales, pero como la mayor parte de los establecimientos, las modas y los gustos son cambiantes. Nada grave, lo importante es que han sabido mantenerse en la brecha, y ademas con muy buen nivel.

Quizás su momento de mayor esplendor tuvo lugar en 1998, cuando su nombre era Goizeko Kabi'Ar, en ese año obtuvo una estrella Michelin. En dicha época, la propiedad del grupo Goizeko-Gaztelupe correspondía a otra figura de la restauración capitalina: Jesus Santos.

En el año 2012, el que fuera jefe de cocina Luis Martin, junto con dos socios, asume la propiedad del grupo Goizeko-Gaztelupe (Goizeko-Kabi, Taberna Gaztelupe y el Catering Goizeko) mientras que el anterior propietario Jesus Santos mantiene la propiedad en Goizeko Wellington.

Reseña completa y fotos en comercongusto.es/goizeko-kabi


-----------

17-5-2015. Mediodia

Nueva visita y nuevas sensaciones, no tan placenteras como en veces precedentes.

A nivel de cocina, todo sigue en orden, sigue teniendo una mas que notable cocina, que hoy se ha traducido en un sabroso turron de centollo al que la crema de queso no le aportaba gran cosa, en unos excelentes chipirones con su cebolla en tres texturas, plato recomendable, para pasar a unos desiguales platos principales. El bacalao pil-pil, me cuentan que de una parte, un bacalao no excesivamente desalado y una salsa un poco escasa de sabor, mientras que el rabo de buey estofado y deshuesado, estaba perfecto de sabor, tierno y muy jugoso. A la altura de los postres, no puedo resistir la tentacion de pedir una y otra vez su tarta tatin, ademas hoy y por primera vez, su base, otras veces criticada, estaba en su punto.

Pero hoy no todo han sido sonrisas, hoy la sala no estaba igual, caras nuevas que no conocia, sensancion de estar dispersos, tiempos entre platos no homogeneos, algunos con prontitud y otros (el postre) con excesiva tardanza.

Marques del Riscal verdejo, con un nivel de precio razonable, dentro de una carta de vinos con precios severos, cafes con hielo, la teja de almendra y, hoy si, chupitos de pacharan, han completada la experiencia.

Su nivel de precios, sigue siendo alto, a la altura de otros con mayor fama, por lo que sigue siendo muy necesario acudir con la oferta de, por ejemplo, el tenedor, gracias a la cual, lo que pudo haber sido una minuta de 122 se ha quedado en 97€.

-----------------

Enero 2015.

Mucho tiempo ha pasado desde la ultima visita a este establecimiento. (No es precisamente, la fecha que figura mas abajo. Desde dicha fecha a esta ultima visita, han habido otras visitas, que no se han traducido en reseñas).

Pocos cambios respecto a los recuerdos que teniamos de anteriores experiencias. Sigue siendo un lugar de buena cocina vasca, con toques de modernidad y creatividad. Sigue teniendo una buena sala, atenta, eficaz, que informa con correccion acerca de los platos.

Esos toques de modernidad, se vislumbran en ese aperitivo previo, con una burrata en tempura, con un crujiente de rucula, presentacion interesante aunque con un cierto exceso de aceite.

Unos frescos cardos y alcachofas apenas salteados con una generosa cantidad de jamon y almendra picada.

Un muy buen huevo souffle con una crema de patata, de libro, con unos toques de trufas.

Un bacalao que llaman Goizeko, y que es un bacalao al pil pil, sabroso, academico, y en un extremo del plato, psra buscar el contraste, una salsa vizcaina.

Un solomillo braseado con verduras y foie, perfecto de punto, y con lo complicado que soy con el punto de la carne, aqui, hasta ahora, no me han defraudado nunca.

Una tarta Tatin, que al igual que en el pasado, me parece de las mejores que he tomado en la capital, si bien, sigue teniendo el mismo fallo de siempre, la base es demadiado dura.

A la hora de los cafes, (sin chupitos), te acompaña con la clasica tejade almendra, generosa en tamaño, fina y con buen sabor.

En cuanto al tema de liquidos, esta vez tocaba un vino al que tenia ganas, un Campillo blanco 2011, un rioja blanco con 41 meses en barrica de roble. Y de verdad, se aprecia el sabor de la madera en boca. Buen vino.

Despues de todo lo dicho, un ultimo apunte relativo a los precios, precios subidos, platos principales cerca o por encima de los 25€, si bien estan bien cocinados, no parecen estar en linea de precios con otros lugares de mayor renombre, por ello, mi consejo es acudir, el que le apetezca claro esta, utlizando promociones; en esta visita, el utilizar ese recurso ha posibilitado reducir la factura de 144 a los 109€ realmente pagados.

------------------------------------

19-08-2013. Mediodia.

Cocina de raíz vasca con ciertos toques de actualización.

Hemos tomado:

Ensalada tibia de burrata con tomate y perla de trufa. No estaba mal, pero con exceso de rucula.
Carpaccio de carabinero y bacalao. Jugoso y fresco, muy conseguido.

Bonito a la brasa con vainas y salsa romesco. Con el punto exacto, quizás un poco escaso de salsa romesco.
Merluza asada a la Ondarresa. Buena presentación, y jugosa. Buen punto.

Tarta Tatin de manzana. Bastante buena, pero la base un tanto dura, lo que indica que la temperatura y del tiempo del horneado no ha sido el adecuado.

No obstante, como línea general, bastante bien.

etiquetas:

listas: Restaurantes

Muñagorri Restaurante Gastrobar

+34 914 01 47 41

Calle Padilla, 56 <m> Lista 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 74 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Excelente cocina vasca en el barrio de Salamanca.

me gusta

es quien más ha ido (6)

Julio-2017

Restaurante Muñagorri, en su actual local en el barrio de Salamanca, supone el traslado desde su anterior ubicación-Las Rozas-, a la capital.

Un barrio que no le es desconocido a este cocinero vasco, durante muchos años el apellido Muñagorri figuraba en los rótulos de las puertas de acceso a varias librerías del barrio. Es por ello que cuando decidió instalar su propio restaurante, utilizó su apellido como nombre comercial.

Pedro Muñagorri es natural de San Sebastian, inicio su formación en la Escuela de cocina de San Sebastian, y después de su paso por restaurantes como Casa Nicolasa, Zeria o Zuberoa, inicia su andadura en solitario primero en Las Rozas en el 2008 y desde 2012 en la capital.

Reseña completa y fotos en comercongusto.es/munagorri


-------------

16-7-2016. Mediodía.

Casi un año después de la ultima visita, volvemos por aquí, en pleno inicio de la temporada de vacaciones, lo cual justificaría la prácticamente ausencia de clientela, otra razón no encuentro, es posible que la mayoría de sus clientes procedan del barrio, y dada las fechas o están comenzando sus vacaciones o le tienen miedo al calor y prefieren estar en sus casas fresquitos.

Ha pasado el tiempo pero no han cambiado las sensaciones, aquí se come bien, a pesar de la incomodidad que supone la soledad en el comedor, el estomago disfruta.

Cartas, tanto de comercio como de bebercio, cortas, con propuestas interesantes. De esta ultima, nos hemos decantado por un rosado navarro, Arbayun de uva garnacha. Muy correcto.

Seguimos con las tradicionales aceitunas acompañadas, como aperitivo, con unas tostas con ensaladilla de txangurro.

- Salmorejo, emplatado de forma individual, solo correcto.

- Patatas al mortero, con mollejas de ternera, foie a la plancha y jugo de carne. Plato fuera de carta y todo un platazo. Muy muy bueno. Plato para recomendar.

- Merluza de Burela al horno, salsa rosa y espárragos blancos. Buen producto y bien cocinado.

- Carrilleras de ternera cocinadas al oloroso, con puré de patata. De las mejores carrilleras que he tomado últimamente. Melosas, jugosas, con presencia a nivel de sabor del vino. Muy buenas.

- Manzana asada al mortero, tierra de galleta y helado de avellanas. Postre correcto, sin mas, no se incorpora a la lista de postres que dejan huella.

Cafés con hielo y chupitos de pacharan, obsequio de la casa, ponen fin a esta nueva visita y a esta nueva experiencia, que como en veces anteriores, resulta grata y que repetiremos.

----------------------
19-9-2015. Mediodia.

Nueva visita, después de sus vacaciones, que nos ha permitido apreciar un retorno, a nivel de cocina, a muy buen nivel; un servicio de sala mas atento que en veces precedentes, probablemente influenciado por la menor asistencia de publico que en nuestras visitas anteriores.

Comenzamos, ademas de con las tradicionales aceitunas, con un sabroso humus de berenjena.

Correcta ensaladilla de txangurro con huevas de trucha y unas muy buenas pochas a la navarra, con sus verduras y sus guindillas vascas en platillo adicional, suponen los entrantes.

Una sabrosa merluza de Burela con escabeche de sidra, y un muy buen lomo de rape al horno con tapenade de aceitunas, su AOVE, y su salsita de limón, para mojar pan, fueron los principales.

En capitulo de postres, unas peras confitadas, crumble, crema de zanahorias y helado de vainilla (curioso el contraste de sabores entre la pera y la zanahoria) y una manzana asada con crema inglesa y almendra.

Con nuestros cafés con hielo, y una frasca de orujo blanco con orejones y canela, del que no quedó ni una gota, ponen fin a esta visita, suavizada por el efecto kviar, y a la que seguirán mas.


---------------------------
31-1-2015. Mediodia.

Nueva visita a este mas que interesante lugar de cocina vasca en el barrio de Salamanca.

Respecto a anteriores visitas, hemos apreciado un nivel de cocina en alza y, por primera vez, un lleno hasta la bandera, aforo completo tanto en sala como en la zona de picoteo. La barra, las mesas altas situadas a la entrada y la sala propiamente dicha, se han llenado de caras que denotaban satisfaccion. Me alegro por ellos, siempre pensé que esta era un sitio que merecia, por su calidad, mejor trato por parte de la clientela.

Ahora bien, a la vista del lleno, el servicio de sala se resiente, ponen todo el interes del mundo, no pierden su amabilidad y la sonrisa en la cara, pero se les ve que van a la carrera.

Algunas propuestas de carta, de buena calidad que no desmerecen el contenido de esta. Aqui se come muy bien.

Aperitivo inicial, ademas de las clasicas aceitunas, consistente en una porcion de un salmorejo muy fino y de buen sabor.

- Habitas salteadas con cebolleta pochada, foie y jugo de pichón. Tiernas, muy jugosas, abundante racion. Muy bien.

- Ensaladilla de txangurro con huevas de trucha. Excelente, no entra en mi Top de ensaladillas, pero anda cerca.

- Lomo de rape al horno con salicornia. Soy fiel a este bicho, cada vez que lo veo en carta, una fuerza interior me impulsa a pedirlo, algunas veces con poco exito es verdad, hay cada uno por ahi, que habria que quitar el carnet de cocinero a mas de uno, aqui no se da esa circunstancia. Perfectamente horneado, en su punto.

- Bacalao al horno, con tartar de algas y tapenade. Plato fuera de carta, y que segun me cuentan, estaba excelente.

- Tarta de manzana con helado de avellana. En el capitulo de postres, es donde no ha habido cambios significativos, se repiten casi todas las propuestas, por ello nos decantamos por este postre, muy manido pero resulton. No es de mala calidad, pero no destaca respecto de su competencia.

Un Jose Pariente, nuestros cafes con hielo, sin petit four ni chupitos, ponen el punto final a esta visita.

Como ultimo apunte, los precios, desde la ultima visita, no han experimentado cambios significativos, siguen siendo contenidos lo cual es de agradecer. El contenido de la ingesta hubieran sido 110€, que con el uso de kviar se han quedado en 75€ para dos pax.

------------------------------
27-9-2014. Mediodia.

Después de mucho tiempo, hemos vuelto a este restaurante de cocina vasca, que ya hace algunos años, se trasladó desde Las Rozas al foro.

Íbamos contentillos, después de la brillante parada técnica realizada en La Maruca, donde levitamos con una excelente tortillaza de bonito.

A la entrada, mano derecha, la barra y unas pocas mesas donde se puede comer de picoteo. Media entrada en esta sala.

La sala siguiente, el comedor propiamente dicho, no muy grande, algunas paredes con ladrillo visto, mesas con mantel y servilletas blancas y sillas tapizadas en rojo. Bonito contraste de colores. Para mi gusto, un poco escasa de luz. Bodega a la vista.

Carta no muy amplia, pero bastante variada, algunas propuestas fuera de carta muy bien explicadas.

Comenzamos con un aperitivo consistente en una crema de queso e higos, con anchoa y almendra sobre una lamina de pan tostado. Buen contraste entre el dulzor de la crema y la anchoa. Empezamos bien.

Huevo en nido. Es un pincho ganador de premios en San Sebastian, y no me extraña. Sobre una base de hongos, rucula frita y pasta kataifi, se integra una yema de huevo depositada dentro de una falsa cascara de huevo elaborada con manitol. Rompes la cascara, sale la yema, remueves todo el conjunto y a comer. Como suelo decir, para levantarte y aplaudir. Muy recomendado.

Ensalada de tomate confitado, anchoas y salmorejo. Rico, rico. Fresco, pero con un problema, además de lo mencionado, también tiene por encima algo de la rucula frita y la pasta kaitifi, se abusa de esos componentes. ¿Habrían cocinado demasiada cantidad?

Lomo de merluza al horno con salsa de Chipirones. Muy buen producto, fresco y muy bien cocinado. Se acompaña de un poco de salsa, un pimiento piquillo y otra vez la rucula y la pasta kataifi.

Tataki de atún. Ese eres hoy el pescado del día. Lo ofrecen con tres presentaciones: en escabeche templado, tartar o tataki, me quedo con eta ultima. Bien. Crujiente por fuera y perfecto en su interior. Muy bien cocinado.

Torrija templada con helado de arroz con leche. Tardaron en servirlo, pues adujeron que lo estaban elaborando. Bien el helado, la torrija, exteriormente muy bien, pero el interior crudo, sin hacer, así lo manifestamos y además de pedir disculpas, no lo quisieron cobrar. Buen detalle.

Sorbete de mojito con hierbabuena y ron blanco. Excelente, de presentación y de sabor.

Con un Inurrieta Mediodia, rosado navarrico del 2013, cosecha que ha recibido multiples premios, nuestros cafés con hielo, sin petit fours, sin chupitos, ponemos fin a esta visita.

A modo de resumen, tienen una sala muy bien atendida, amable, con buena explicación de los platos, una buena cocina, platos bien presentados y con un ritmo adecuado.

Además están en Kviar, ahora también los sábados mediodia, con lo cual, mejor que mejor.

etiquetas:

listas: Restaurantes

ver comentarios anteriores (6)

Sr Rodriguez

Esperando reseña, pero ya con las nota me dejas con ganas de probar

27 de septiembre de 2014

Yanzoo

Otro que cuando lo probé me dejó bastante indiferente. Ese día la barra estaba a tope y pensé que quizá la opción buena sería el picoteo.

28 de septiembre de 2014

Lady Spider76

Que envidia. Nosotros de kviar tenemos experiencias poco agradables. Pero este tiene muy buena pinta!

30 de septiembre de 2014

Gath

No es el mejor vasco del foro, pero se come bastante bien.

30 de septiembre de 2014

acme

Buena reseña Jose Luis. A éste tengo que ir sin tardar.

1 de febrero de 2015

spider72

JL, el tema mesa alta, cómo lo ves? cómodas? o mejor ir a mantel? Y el tema barra, se puede ir a por un vino o no es barra-barra?

2 de febrero de 2015

Sr Rodriguez

Llevo algún tiempo que si que no con este sitio. Spider, tiene barra y alguna mesa alta. Eso si, la carta de barra es distinta pero para un vino-tapa creo que vale

2 de febrero de 2015

Gath

Coincido con sr. Rodriguez, para barra "pura" puede ser, para "informal" en las mesas altas de la entrada, muy bien, aunque tiene carta propia diferenciada, publicada en la web, y para mesa "convencional" muy bien tambien. Eso si los ambientes son diferentes, en la entrada mas nivel de ruido y bullicio, como es normal (no se entienda como critica)

2 de febrero de 2015

spider72

Mmmm me pasaré a ver...pero no es por ej como Surtopía, que la barra-mesa alta me parece muy muy justa, no?

2 de febrero de 2015

Gath

No, no, el espacio a la derecha esta dedicado a barra y mesas altas, ahora mismo no visualizo cuantas mesas puede haber, su disposicion y tamaño, pero cabe bastante personal. Ahora, creo, que el kviar solo es para restaurante. (Puedo estar equivocado)

2 de febrero de 2015

Sr Rodriguez

En la web tienes fotos que te sacarán de dudas, Spider

2 de febrero de 2015

Cataria

+34 664 15 07 52

Calle Chiclana (Urbanización Novo Sancti Petri) Chiclana de la Frontera, Cádiz provincia, España

guardado por 8 personas

ver más restaurantes asadores en Chiclana de la Frontera

El desembarco de Elkano en la costa gaditana

me gusta

es quien más ha ido (1)

Julio-2017 (Mas justo hubiera sido valorar con un 4,5 pero no se puede)

Cataria es un restaurante instalado en el interior del hotel Iberostar Andalucia Playa, ubicado en Novo Sancti Petri en el termino municipal de Chiclana de la Frontera (Cadiz).

Cuenta con el asesoramiento gastronómico del restaurante famoso restaurante Elkano de Guetaria (Getaria en euskera), toda una institución en el País Vasco y que cuenta con una estrella Michelín.

El nombre de Cataria, significa Atalaya desde la que se ve el mar, y alude directamente a los orígenes de Guetaria.

Se trata de un restaurante que utiliza la técnica de los asadores vascos pero, a diferencia de aquellos, en sus parrillas solo se trabajan pescados y mariscos de la costa de Cádiz. Amplia riqueza la que ofrece el mar por esta zona y que decidió a Elkano a instalarse aquí. En palabras de Aitor Arregui -propietario de Elkano-,: “Pedí que me llevaran a todos los puertos y me emocioné, con el medio y con el conocimiento de los pobladores. Noé cargó aquí el arca, están todas las especies, es una barbaridad”.

Pueden leer la reseña completa con las fotos en

comercongusto.es/cataria

etiquetas: ,

listas: Restaurantes

Restaurante Dantxari

+34 915 42 35 24

Calle de Ventura Rodríguez, 8 <m> Ventura Rodriguez 3 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 317 personas

ver más restaurantes vascos en Madrid

Cocina tradicional vasca, con mucho fundamento.

me encanta, uno de mis favoritos

es quien más ha ido (5)

Abril-2017. Mediodía.

Si siempre es un placer visitar este lugar, - muy conocido en la capital por ofrecer una cocina vasco-navarra, sincera, muy de verdad, basada en un buen producto y en preparaciones ejecutadas en base a las recetas originales, sin florituras, sin esperpentos, sin "formulas mágicas", recetas conocidas por todos y que gustan a todo el mundo -, ademas ahora, ese placer aumenta, dado que, por una parte, este año celebran su veinte aniversario y por otra, Jesus Medina ha recibido el reconocimiento como mejor maître en la XIV edición de los Premios gastronómicos de Metrópoli .

Es todo un éxito mantener un negocio de restauración abierto después de 20 años de actividad. Y sobre todo, manteniendo una clientela fiel que acude a la llamada de su buena cocina. Una cocina que engancha a un espectro de publico de lo mas variopinto, desde aquel que solo quiere consumir este cocina, mas tradicional, mas previsible, hasta aquel otro que necesita esta cocina como retorno al origen, como si dijéramos: "cargar las pilas" para poder proseguir probando otras cocinas tan diferentes y que tan en boga actualmente.

Es una alegría, para aquellos que conocemos a Jesus Medina desde hace tantos años, ver reconocida su valía. Su bien hacer en la sala, sus palabras medidas y ajustadas a lo que cada cliente busca y necesita en sus visitas, su cordialidad, su cercanía. Para los que hemos tenido - y seguiremos teniendo-, la oportunidad de presenciar su trabajo, sin duda es un reconocimiento muy merecido.

Pueden leer la reseña completa en comercongusto.es/dantxari


--------------------------

27-12-2015. Mediodía.

Ultima visita del 2015.

Siempre es importante, al menos desde mi filosofía particular, reservar como ultima visita de un año que termina, un lugar un tanto especial, bien sea por cocina, por trato, por sintonía personal con las propuestas, ....

Varias alternativas se barajan: cocina fusión, cocina mas clásica, ..., finalmente nos decantamos por ir a lo seguro, sin arriesgar lo mas mínimo, por una cocina de toda la vida, de la que se pega al riñón, que dirían los clásicos, y entre estas, un restaurante vasco con larga presencia en la capital, que ofrece unas propuestas clásicas, muy bien elaboradas, ademas de una sala profesional que derrocha simpatía y buen hacer.

Comenzamos con un clásico de la casa, sus choricillos, altamente adictivos.

- Menestra de cardos y alcachofas (fuera de carta). Receta de toda la vida. Retorno a los sabores de la infancia. Excelente producto.

- Guiso de patatas con niscalos (fuera de carta). Clásico plato de la cocina tradicional que solo se puede encontrar en ciertos lugares y momentos. Platazo.

- Bacalao pil-pil. Razón tienen aquellos que hablan del pil-pil de este lugar, como de los mejores de la capital. Soberbio, lastima que hoy el bacalao no fuera un buen acompañante, demasiado hecho.

- Rape a la bilbaína. Receta clásica entre las clásicas, perfecto de punto y de sabor.

- Solomillo al estilo Dantxari. Solomillo al vapor, con un chorrito de AOVE por encima y acompañado de unas verduritas. Original tratamiento de un solomillo, que no le perjudica en nada.

- Tarta fina de manzana con su helado. Postre estrella de la casa, demandado por casi toda la clientela. Como siempre, en plena forma.

Siguiendo con la tónica de clasicismo, un Lan crianza 2011, cafés con hielo, teja de almendra y copas de cava para brindar por el próximo año, ponen fin a esta ultima visita del año

------------------------

6-9-2015. Mediodia.

Tremenda la experiencia disfrutada en este primer domingo de Septiembre.

Retorno a una cocina clasica, de toda la vida, con una seleccion de platos, ampliamente conocidos pero, a los que hay que volver de cuando en cuando, para que tu estomago y tu archivo de sabores no olviden esos platos que forman parte de los pilares de nuestra cocina.

Como ya he dicho, o creo haber dicho en momentos anteriores, aquí no se viene en busca de platos atrevidos u originales, aquí se viene a disfrutar de una cocina vasco navarra, clásica, de toda la vida, muy bien cocinada, con raciones generosas, con ligeros guiños de modernidad.

Sala que pretende y consigue, hacer muy agradable tu estancia.

Con un Sierra de Cantabria, DO Rioja y los famosos choricitos, - que ricos -, comenzamos la ingesta.

- Ensalada de lomos de sardina, desespinados, aritos de cebolla, puntos de tomate natural concentrado sobre una crema suave de aguacate. Según me cuentan, muy bueno.

- Pochas a la navarra, con sus verduritas y sus piparras. Plato de toda la vida, para ir entonando el cuerpo. Puro vegetal. Quiero mas.

- Bonito con tomate frito natural. Lastima no haber hecho foto del recipiente al final de la ingesta, esa imagen hubiera representado mejor que lo que pueda escribir mi opinión del plato. Limpio y reluciente, y es que el ser bonitero y tomatero, y al estar muy bien hecho trae esas consecuencias.

- Bacalao al pilpil. Plato muy reconocido de este lugar, y que nunca habíamos pedido. Al finalizar me han dicho: "a este plato hay que valorarlo de 10". Dicho queda.

- Tarta fina de manzana (postre clásico de la casa), acompañado de un helado de pan integral. A la tradicional suavidad de la tarta se une el sabor de este helado que no conocíamos, suave y ligero sabor a pan.

Con nuestros cafés con hielo, la adictiva teja de almendra y unos chupitos de pacharan, ponemos fin a esta nueva visita al que, para mi, es uno de los mejores restaurantes vascos de la capital.

Como resumen, volveremos.

-------------------------
1-3-2015. Mediodia.

Nueva visita, nuevo disfrute y nueva alegria para el cuerpo, que para eso es comienzo de mes, y nada mejor que comenzarlo con alegria.

Creo que lo mejor que hoy puedo decir, es que no tengo nada que añadir a todo lo antedicho: sigue con una muy buena cocina; sigue en mi top particular; sigue con una sala muy profesional, muy pendiente y atenta, tanto los hermanos Medina (amables, cariñosos) como los camareros que pululan por las salas, todos, intentan hacerte agradable tu estancia.

Bueno, si puedo añadir alguna cosa: hoy la carta ofrece la posibilidad de pedir, practicamente casi todo en formato de media racion; hay la posibilidad de encargar comida y pasar a buscarla y hoy todas las salas estaban al completo, incluso he visto doblar mesas, de lo cual me alegro un monton, no puedo negar que los hermanos Medina me caen bien y espero que yo a ellos, tambien. Pero, aun a pesar de que las reservas este año parece que van al alza (se nota por todas partes algo más de alegria), todavía esta lejos el punto de optimización constante. Este sitio lo merece.

Como preambulo, la chistorra, como siempre, sabrosa.

Como primeros y a sugerencia de la sala y en formato de medias raciones:

- Menestra de verduras (cardo, borraja, alcachofa y jamon).
- Alcachofas con almejas.

Ambos bien, solo un pero, a la alcachofa le hubiera quitado alguna hoja mas, la exterior estaba un poco áspera.

Como principales:

- Bacalao con salsa de setas al oporto. La "jefa" venia con la idea del bacalao al pil-pil (segun la critica, entre los mejores de la capital), pero al ser una recomendacion de la sala, se ha decantado por esa opcion, y segun confiesa, no se arrepiente. Buena señal.
- Solomillo estilo "Dantxari". Hecho al vapor con AOVE y pimienta. Para mi es un clasico de la casa, me gusta y me resisto a cambiar.

Con su tarta fina de manzana, un LAN reserva del 2010, su teja de almendra (petit four), nuestros cafes con hielo, unos chupitos de pacharan obsequio de la casa, y la ultima charla con los hermanos Medina, ponemos fin a la visita y nos vamos tan contentos.

----------------------------
20-9-2014. Mediodía.

Nueva visita a este local, recientemente remozado.

Mayor claridad en las salas, pintura clara en las paredes, espejos, cambio de suelo,..., ha quedado muy agradable. (Se adjuntas dos fotos)

A nivel de cocina, sin cambios, como debe ser, al igual que a nivel de sala, siguen en su línea, amabilidad, cercanía, muy pendientes de las mesas, ...

Adjunto fotos de la ingesta del día de hoy, que esquemáticamente se reduce a:

- Aperitivo de chistorra
- Ensalada de lomos de sardina ahumada con tomate confitado sobre base de aguacate.
- Txangurro a la donostiarra.
- Solomillo Dantxari.
- Rape con ajetes.
- Leche frita con salsa de naranja.

Un Sierra de Cantabria crianza, cafés con hielo, petit four y chupitos de pacharan, obsequio de la casa, ponen punto final a esta visita.

Como resumen, excelente restaurante de cocina vasca, muy bien atendido, y donde me encuentro como en mi casa.

--------------------------------------------------------------------

Marzo-2014. Mediodia.

Hacia mucho tiempo que no disfrutábamos con la cocina de este restaurante, a veces es necesario parar de tantas probaturas y acercarte a las raíces de la cocina, a esa que es conocida como la cocina de toda la vida.

Y de este tipo de cocina, aquí saben mucho y la practican muy bien.

Cuando entras al local, y ves, en cualquiera de las plantas, ese ambiente que recrea el típico de un caserío o de una taberna vasca, con sus manteles de cuadros en las mesas, mucha madera a la vista, muchos objetos colgados por las paredes, automáticamente piensas, aquí se debe comer bien. Y efectivamente así es, se come y se disfruta.

En la sala, encuentras buen trato, amabilidad, hay un grupo profesional muy competente, encabezados por Jesús y Eduardo, que están muy pendientes para que no falte ningún detalle y hacer que puedas disfrutar.

Su cocina, es una cocina clásica vasca, de corte tradicional, donde el producto sabe a producto. Sin duda es una apuesta segura.

Al comienzo nos traen unas chistorras, y unos rollitos de langostinos. Empezamos bien

Como primeros, y siguiendo las sugerencias de Jesús:

- Colmenillas al foie en versión media ración: Sabor muy intenso, agradable en boca.

- Vieras con una salsita tibia con puerros y espárragos: Deliciosas

Como principal, nos hemos decantado por la carne:

- Solomillo al hojaldre con foie: Partiendo de un hojaldre, presentan el plato con el aspecto de una clásica hamburguesa, incluyendo un generoso trozo de foie, con un espléndido punto, lo acompañan con unas verduritas, y una salsa de carne. Muy buen plato.

- Solomillo Dantxari: Especialidad de la casa. Hecho al vapor, con AOVE y un toque de pimienta, se acompaña con unas verduritas. Simplemente magnífico, espectacular el sabor de la carne. Muy natural. Tantas veces como hemos estado aquí, y nunca nos había dado por pedirlo. Craso error.

Rematamos con otra de sus especialidades, súper conocida, su tarta fina de manzana. Buen cierre de comida.

Hoy nos hemos decantado por el vino tinto, con una botella pequeña de Sierra de Cantabria, Rioja crianza del 2012.

Con los consabidos cafés con hielo, una teja de almendra, espléndida por cierto, y unos chupitos de pacharan, cortesía de la casa, finalizamos la visita y con ella, nos vamos con las pilas cargadas.

etiquetas:

listas: Restaurantes

ver comentarios anteriores (9)

acme

A Dantxari fui por primera vez hace como ¿13 años?. Y la última hace no menos de 7 u 8. Me alegra ver que siguen un plena forma. "Habraqué" y rescatar ese solomillo u un pipil que hacían como dios manda. Y la tarta fina, la primera de verdad que tomé por la capital.
Ainss, nos falta tiempo... y dinero.

9 de marzo de 2014

Gath

Nosotros hacia, yo creo, más de 1 año que no íbamos por allí. Siguen igual q siempre, sólo he notado un cambio, ahora tienen versión de media ración de casi toda la carta, lo cual te permite probar más cosas. Es un sitio muy seguro.

9 de marzo de 2014

NoMeAcuerdo

Me gusta el sitio y lo de las medias raciones.

2 de septiembre de 2014

Gath

Tengo pendiente volver, creo que le han hecho un lavado de cara al local, y eso unido a la cocina me motiva para volver pronto.

2 de septiembre de 2014

juanma & carol

Sí, la semana pasada pasamos por delante y estaban en obras.

2 de septiembre de 2014

acme

José luis, cada vez que cuentas algo de Dantxari me recuerdas que es necesario volver después de ya nosecuantos años. No obstante, tengo pendiente antes Lago de sanabria, del mismo clasicismo pero mas del palo de caza y cuchara.
También tenemos pendiente Nakeima, se vuelven a abrir claro.

20 de septiembre de 2014

Alvaro Armenteros

Dantxari es un pepino de restaurante. Como dice Jose Luis, un sitio que nunca falla.

20 de septiembre de 2014

Gath

Acme. En el mundillo "profesional" hay extrañeza por su silencio. Parece ser que ni informan ni contestan cuando les preguntan por la causa del cierre.

20 de septiembre de 2014

Bermar

Qué buena crítica José Luis! Lo conocíamos de oídas, nosotros no hemos ido nunca. Ahora nos has generado necesidad.

1 de marzo de 2015

Gath

Muchas gracias Bermar. Es un sitio de mucha calidad y que, al igual que otros muchos, no goza de la popularidad que a mi juicio merece. A pesar de ello, hoy estaba al completo, incluso doblando mesas, no obstante y despues de la charla con ellos, no tengo claro que ese llenazo sea habitual.

1 de marzo de 2015

acme

Bacalao al pilpil y solomillo Dantxari eran mis must hace 15? años. Qué bueno ver que lo bueno se mantiene. Buena crítica José Luis

1 de marzo de 2015

Gath

Gracias Acme, y en efecto, si lo bueno funciona, ¿Para que lo vas a cambiar?

1 de marzo de 2015

acme

Reconozco que he perdido el norte. Hace años, muchos, que no voy a dantxari.

8 de septiembre de 2015

Alvaro Armenteros

tengo que volver hacer una visitilla al Dantxari!

25 de abril de 2017

Sagardi

+34 913 08 62 81

Paseo de la Castellana, 13 <m> Colón 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 17 personas

ver más restaurantes vascos en Madrid

Nuevo local "vasco" en el barrio de Salamanca.

me gusta

es quien más ha ido (3)

7-8-2016. Mediodía.

Nueva visita aprovechando que en este mes de Agosto, son pocos los establecimientos abiertos. Poco, muy poco tráfico, y poquísima gente por la calle. Si bien, la ausencia de tráfico puede llegar a suponer un placer, el poder conducir a tus anchas y moverte con libertad por las calles tiene su cosa, pero por otra parte, con la que está cayendo y ver las calles desangeladas y casi sin movimiento de gente, no es muy motivador que digamos.

El local dispone de dos espacios diferenciados: Planta de calle con su barra de pinchos, con bastante buena pinta, y zona de mesas altas para picoteos y Planta superior donde esta ubicado el restaurante.

Buena separación de mesas, de buen tamaño y bien vestidas. Sala con personal joven, atentos a las mesas - hoy es algo mas fácil, a pesar de contar con un espacio enorme, apenas cuatro mesas ocupadas-, explicando bien los platos.

Interesante carta de vinos, con algunas referencias que no se ven fácilmente por estos lares, y con un nivel de precios moderados. No faltan las clásicas referencias de riojas o riberas, pero, según nos cuentan a mi pregunta, el grupo se esta abriendo a otras DO's. Lo cual me parece interesante y digno de mención.

Esta apertura vinícola, nos permite probar un blanco menorquin, Merluzo del 2013, un plurivarietal, compuesto de uvas merlot vinificadas como vino blanco, y complementadas con chardonnay, muscat y malvasia. Es un vino fresco, agradable en boca, propio del verano, que entra muy muy bien. Reconozco que para los entendidos, no es el vino mas idóneo para carnes, de hecho, se recomienda utilizarlo como maridaje para: Pescados, mariscos, carnes blancas y arroces. Pero a mi me gusta romper con la recomendación y comprobar, por mi mismo, si ésta es acertada.

Carta de comercio, clásica de un asador de cocina vasca, carnes, pescados, y algunas sugerencias fuera de carta, aunque de ese mismo estilo de cocina.

- El aperitivo compuesto por las famosas Chistorras, no puede faltar, y ni falta que hace, están muy buenas.

- Piparras fritas, este es un producto que tiene una curiosa similitud con las pipas, es un no parar. Estaban bien, pero no son las mejores que he comido recientemente.

- Ensalada de cinco variedades de tomates con su AOVE y sus guindillas picadas. Tomates pelados, con buen sabor, buen tamaño y que según nos cuentan, incorpora las variedades: Negro carbon, Amarillo, Teta de monja, Teta de cabra (confieso que no conocía la existencia de estas cuatro variedades) y Cherry.

- Txuleton de vaca vieja (no pregunté acerca del tiempo de maduración) acompañado de unos pimientos del piquillo confitados (mi debilidad) y una típica ensalada de lechuga y cebolleta. Carne un poco dura, aunque con buen sabor.

- Tarta de queso con arándanos. Recomendación de la sala. Es un concepto de tarta de queso - casera según ellos-, muy diferente, no es blanda ni blandengue, tiene cuerpo, un color muy amarillo, se aprecia en boca la existencia de un queso con sabor, tiene trozos de arándanos y una capa inferior con una especie como de puré dulce de arándanos. Como decía, diferente, pero agradable, obviamente supone un cierre de comida mas consistente.

Cafés con hielo, para no variar, y a la calle, a seguir disfrutando con "la caló" y las calles vacías.


-----------------------

4-10-2015. Mediodia.

Primera visita "formal" a la van a seguir bastantes mas.

Ocupa el antiguo local, donde antaño, otros lo intentaron (Astrid y Gaston, Tweed) y que por unas u otras razones, terminaron cerrando.

Buena carta de vinos, amplia y con precios medio altos. De lo mas "razonable" nos hemos inclinado por un blanco riojano, Muga.

En cuanto a la carta de comercio, tipica de un restaurante de cocina vasca, sin alardes ni modernidades, buenas carnes, pescados y su parrilla con carbon de encina.

Por ser primera visita, no nos hemos complicado la vida, hemos ido a lo seguro, vista la carta y teniendo en cuenta que los domingos mediodia estan abiertos, tiempo tendremos de volver a disfrutar, hoy hemos disfrutado y mucho.

Aperitivo con las clasicas chistorras fritas. Buenas como siempre.

Un primero compartido, una morcilla de Orio a la parrilla sobre pimientos. Suculenta.

Un txuleton de vaca vieja, una pieza de 1 kg, que para dos personas es razonable, (tambien habia disponible txuleton de buey, pero con un peso de 2,9 kg, pero aconsejable para tres o cuatro personas).

Muy buena calidad de la carne y del punto de la misma, agradable sabor a parrilla.

Para acompañar la carne, hemos optado por los clasicos pimientos del piquillo (muy buenos) y por una refrescante ensalada de lechuga y cebolleta de Hernani.

Llegados a este punto, solo queda hueco para un postre, el famoso Goshua, producto muy conocido de la reposteria vasca.

Cafes con hielo, sin chupitos ni petit fours.

No es un sitio barato, pero por calidad y por una carta muy explorable, nos veran de nuevo.

etiquetas:

listas: Restaurantes