Vallisoletano, afincado en Madrid, Vinos de Ribera, Viajes por el mundo, Cocina.
Me decanto por los alimentos de calidad, por los sitios de trato amable, y por...

Juan I Pascual

Taberna Gaztelupe

+34 915 34 91 16

Calle del Comandante Zorita, 32 <m> Alvarado 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 161 personas

ver más restaurantes vascos en Madrid

Extremadamente Recomendable

me encanta, uno de mis favoritos

Me llevaron de sorpresa a este restaurante, aunque había ya tenido una muy buena experiencia en Gaizeko Kabi, muy cercano este otro.

Nada más entrar notas esa calidad propia de los sitios que están funcionando bien desde hace años.

Un par de comedores, uno en la parte superior y otro por debajo del nivel de calle, que resuelve muy bien la falta de sensación de cueva, con unas vidrieras sobre iluminadas para dar efecto ventana.

Exquisito el trato al llegar, con la correcta cuestión de si desean tomar algo para empezar mientras miramos cartas.

El servicio vestido a la vieja usanza, con corrección y atentos a cualquier demanda de los comensales.

Una cara amplia, quizás demasiado amplia. Me gustan los menus cortos, en los que te decices de manera rápida.

Tras nuestra lectura, nos indica que fuera de carta hay dos pescados en su punto... y nos hace unas sugerencias sobre los entrantes... todos bastante tradicionales, a expceción de unas alcachofas en tempura.

Quizás me hubiese gustado más que nos comentaran que la especialidad de la casa, o el plato tradicional, o lo que sea... es éste en concreto. A mi suele ser una fórmula que me suele conquistar.

Tomamos unas muy correctas gambas a la plancha.

Unos chipirones rellenos de colas de cigalas. Exquisito. Perfecta textura del chipirón, que no alcanzaba a distinguir su fórmula de cocción porque estaba suave a la vez que ciertos toques de crocanti. Quizás las patas estuvieran fritas con un ligero rebozado de harina de maíz. Lo acompañaba una suave salsa muy cremosa y de exquisito sabor.

Y las alcachofas en tempura, algo pobres en presentación pero de una suavidad maravillosa y una tempura muy muy ligera prácticamente inapreciable pero suficiente para dar "cuerpo" al conjunto.

Los segundos fueron 2 bien uno mal.

Empiezo por el malo.

Un taco de atún rojo, no bien resuelto en el punto de plancha, con un pisto suave de acompañamiento. A mi me da que es un plato complicado de preparar, no propio del tipo de carta del local.

Mi caso fue un entrecot a la parrilla, dado que en la carta anunciaba que era una de las pocas parrillas aunténticas que quedan en madrid.

Y un besugo a la espalda, de genial firma y con su guindilla y refrito en punto ideal.

De postre un par de helados de sabor intenso y exquisito, de muy generosa ración, y unas "tejas" marca de la casa con la que finalizan cada una de las comidas.

Licor invitación de la casa.. y nos beneficiamos de un 40% en los platos de carta.

Para beber, tiramos a lo de la tierra sin más, un verdejo Naia, dos botellas.

4 comensales. 180€

Así entré en los 42!

etiquetas: , , , , ,

listas: Restaurante, Restaurantes

ciudades

valoraciones

5 estrellas 40%

categorías 11870