Puedes ver todos nuestros viajes en nuestra página web: losviajesdejuanmaycarol.com

juanma & carol

Tepic

Calle de Ayala, 14 <m> Serrano 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 14 personas

ver más restaurantes mexicanos en Madrid

Prescindible

no me gusta

No llegamos a ir al local de Chueca, sobre el que habíamos oído y leído cosas buenas, así que hemos tenido que conformarnos con visitar el de la nueva ubicación.
- La comida:
Tienen la típica carta de restaurante mexicano, con pocas sorpresas. Pedimos guacamole, aguachile, quesadillas de huitlacoche y tres opciones diferentes de tacos. En general estaba todo bastante soso de sabor. Parecía más comida de dieta que de restaurante mexicano. Pero lo peor fueron los tacos: no se salvaba ni el taco pastor. Las micheladas estaban correctas.
- El local:
Tienen un salón bastante amplio donde se está bien. El estilo debe ser muy del agrado de la gente que vive por la zona.
- El servicio:
Todo iba bien hasta que hubo un parón eterno antes de los platos de tacos. Y encima nos trajeron la cuenta sin pedirla. Mejorable.
- Conclusión:
O han cambiado mucho el estilo y este Tepic no tiene nada que ver con el anterior, o nos habían engañado. Sea como fuere, por aquí no volveremos.

etiquetas: , ,

Buen restaurante mexicano

me gusta

A pesar de que no nos pilla precisamente en el barrio, nos gusta acercarnos a este restaurante.
- La comida:
La carta no tiene sorpresas y ofrece los platos típicos mexicanos por excelencia. Sin embargo, la calidad y la generosidad en las raciones hacen que sea una buena opción para degustar cocina mexicana. La última vez pedimos quesadillas de huitlacoche, nachos con guacamole y cochinita pibil. Todo muy rico. Las enchiladas también las hacen muy bien. La comida no pica pero tiene sabor, no como otros restaurantes mexicanos que quieren hacerlo tan suave de picante que no sabes lo que estás comiendo.
Los margaritas están bastante bien; ofrecen una jarra de litro por 24 euros que cuando vamos acompañados suele caer.
- El local:
No es muy grande y las mesas están un poco apiñadas, lo que hace que sea demasiado bullicioso. Tienen terraza cubierta.
- El servicio:
Razonablemente majo y bastante abundante, por lo que no se suele esperar en exceso cada vez que se pide algo.
- Conclusión:
Un buen lugar donde degustar comida mexicana. Tienen otra sucursal en el Gourmet de Preciados, pero es un poco más cara.

etiquetas: , , ,

Buns&Bones

+34 810 52 17 05

Calle de Santa Isabel, 5, 28012 Madrid <m> Antón Martín 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 26 personas

ver más restaurantes cocina de fusión en Madrid

Buns & more

está OK

Después de leer buenos comentarios sobre este sitio, decidimos pasarnos a probar.
- La comida:
Además de varios tipos de buns, ofrecen diferentes cosas a la parrilla y otras que no son ni lo uno ni lo otro. Nosotros decidimos probar varios buns, aunque pedimos medio bogavante para despistar (y más nos hubiera valido no pedirla). En cuanto a los buns, nos gustaron mucho el de pato pekinés, el de meat balls y el de costillas a las 5 especias. No tanto el de pork belly y el de cangrejo.
- El local:
De estilo industrial, tan de moda ahora, tienen mesas altas para compartir y una barra corrida. Calor en verano y ¿frío en invierno?
- El servicio:
Tienen dos camareras que son simpáticas, o al menos lo intentan. Fuimos pronto, así que nos sirvieron bastante bien.
- Conclusión:
Había algún plato más de la carta que queríamos probar, pero esta vez íbamos a buns. Habrá que volver.

etiquetas: ,

acme

Si es que no me leéis...

hace 3 días

juanma & carol

Pues te vas a reír, pero lo del failed bogavante lo leímos justo después de pedirlo, y nos dio cosa cancelarlo. Desde luego, no volverá a pasar.

hace 3 días

je suis béatrice

Acme, yo como sí te leo no lo pedí...

hace 3 días

La Maruca

+34 917 81 49 69

c/ Velázquez 54 <m> Velázquez 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 267 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Materia prima de calidad

me gusta

Nueva visita a La Maruca, esta vez en grupo. Local abarrotado a pesar de ser agosto. Nos avisaron de que nuestra mesa era algo pequeña, pero no de los inconvenientes: como no cabían los platos al centro, sirvieron a cada comensal, por lo que nos quedamos sin poder rebañar. Los bocartes, la ensaladilla y las rabas estuvieron a un menor nivel que la última vez, pero los buñuelos de bacalao lo compensaron.

Le dejamos las cuatro estrellas de momento, pero la próxima vez (si la hubiere) no tendremos compasión.

En nuestra primera visita comentamos lo siguiente:

Como casi todo hijo de vecino, tenemos nuestros prejuicios; uno de ellos es que no nos sentimos muy cómodos en ambientes muy pijos. Pero cuando decidimos reservar en La Maruca, sabíamos a lo que veníamos...
- La comida:
Nos llamaron más la atención los entrantes que los segundos, así que pedimos cuatro primeros: ensaladilla rusa (bastante buena con una mahonesa muy ligera), alcachofas fritas (exquisitas: tiernas y jugosas), rabas (de cajón, en un restaurante cántabro hay que pedirlas) y bocartes fritos con tomate (muy bien fritos y de tamaño bien grande). De postre, la tarta de limón, que habíamos encargado previamente por teléfono. La tarta en cuestión rivaliza con la de queso de su hermano Cañadío, y aunque resultó muy fina, nos quedamos con la de queso. La carta de vinos es clásica hasta la médula, así que pedimos un tinto de Navarra con una RCP muy buena.
- El local:
Tienen dos plantas que suelen estar abarrotadas. Han encontrado la fórmula del éxito y la estrujan hasta el fondo. Con un local tan grande quizá no haga falta tener las mesas tan pegadas, porque sinceramente hay conversaciones que preferimos no escuchar (y aquí enlazamos con los prejuicios del principio, osea).
- El servicio:
Muy profesional y amable, lo cual, para la cantidad de mesas que tienen, es todo un logro.
- Conclusión:
Nos sorprendieron los precios de la carta para bien. Así que buena materia prima a buenos precios... Habrá que volver.

etiquetas: , ,

Macera Taller Bar

+34 910 11 58 10

San Mateo, 21 <m> Alonso Martínez 4 5 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 33 personas

ver más copas y pubs en Madrid

Destilados propios

está OK

Curioso local, donde compran el alcohol para hacer sus propios destilados, que combinan únicamente con tónica o coca-cola. También elaboran sus propios zumos para los cócteles, e incluso la ginger beer es casera. Nosotros optamos por dos cócteles pero no acertamos con ninguno. Para la próxima, probaremos directamente los destilados. Los precios son muy moderados. El local es amplio y se está bien.

etiquetas: ,

Bodegas Rosell

+34 914 67 84 58

Calle del General Lacy 14 <m> Palos de la Frontera 3 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 145 personas

ver más restaurantes tapas en Madrid

Con solera

me gusta

Agosto es la mejor época del año para hacer una visita a los locales más atiborrados de Madrid con menos parroquianos de lo habitual gracias al período vacacional.
- La comida:
Aquí lo típico es comer setas rebozadas, salmorejo, croquetas caseras (a elegir entre bacalao, jamón y cabrales, aunque se puede pedir una ración mixta), y tostas. En nuestra última visita nos animamos a probar la tapa la Taberna (butifarra, guacamole y queso, a priori una combinación extraña) y acertamos.
Amplia carta de vinos y vermú de grifo.
- El servicio:
Completamente "old school" castizo. Camareros ágiles, a veces más rápidos, a veces menos, dependiendo del nivel de saturación de la sala.
- El local:
Grande, con mesas a la entrada para picar y un salón al fondo. Tienen terraza en la acera, pero como somos "terracistas" nunca la hemos frecuentado.
- Conclusión:
A pesar de encontrarse fuera de la ruta, vale la pena acercarse a probarlo.

etiquetas: , ,

Txirimiri

+34 913 64 11 96

Calle del Humilladero 6 <m> La Latina 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 215 personas

ver más restaurantes vascos en Madrid

Valor seguro

me gusta

Enésima incursión a este local de La Latina, que por alguna razón no habíamos valorado hasta ahora.
- La comida:
Cada vez que venimos pedimos la tosta de foie, las croquetas (de lo que sea, porque están todas muy buenas; las de esta vez eran de chipirón y vieiras), y el pincho de tortilla. Esta última vez probamos una de las recomendaciones: la tapa de bacalao, que por el tamaño nos pareció más bien una ración. Estaba muy rica. Están actualizando la carta de vinos, así que tuvimos que conformarnos con nuestra cuarta elección.
- El servicio:
Muy simpáticos. Siempre están bien dispuestos.
- El local:
Largo y estrecho, con una zona de mesas al fondo. Se llena enseguida. No sabemos si será por nuestro horario europeo, pero las últimas veces hemos estado completamente rodeados de guiris.
- Conclusión:
Una muy buena opción por la zona de la Latina. A pesar de aparecer en todas las guías de viajes, no ha bajado su nivel.

etiquetas: ,

Posada del Dragón

+34 911 19 14 24

Calle Cava Baja 14 <m> La Latina 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 38 personas

ver más hoteles en Madrid

Está ok

está OK

Acudimos a este sitio acompañados de unos familiares. Se trata de un hotel que comparte restaurante con el local de al lado (La Antoñita), pero como nosotros entramos por la puerta de La Posada del Dragón, hemos optado por escribir la crítica aquí.
- La comida:
La carta no es muy extensa pero tiene varias cosas apetecibles. Pedimos lo siguiente: ensalada de tomates marinados (que venían con un chutney y estaba muy rica), tataki de salmón (razonablemente bueno), chipirones encebollados (aunque estaban tiernos fue quizá lo más flojo), costillas con salsa barbacoa y chutney de piña (lo mejor, las costillas se deshacían y el chutney le daba un toque magnífico). Fuera de carta pedimos un pincho moruno de cordero (de razonable estilo árabe, no estaba mal). De postre la milhojas de queso y membrillo (muy rica) y el sorbete de piña y jengibre (muy refrescante, ideal para quien le guste el sabor a jengibre).
- El local:
Un poco laberíntico. Hay una zona de mesas altas a la entrada, después un patio tipo corrala y más adelante está el restaurante (en realidad, la parte de atrás de La Antoñita). Para nuestro pesar, nuestros acompañantes habían reservado la mesa en la corrala (donde se puede fumar, aunque la cosa no fue a mayores): el espacio es muy estrecho y un tanto incómodo. Además las habitaciones dan a este patio, por lo que es un poco extraño ver entrar y salir gente de sus dependencias mientras se cena.
- Conclusión:
De lo mucho que hay en la zona de la Latina, no es ni de lo mejor ni de lo peor.

etiquetas: ,

Kilómetros de Pizza

+34 917 55 72 32

Avenida de Brasil, 6 <m> Santiago Bernabeu 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 79 personas

ver más pizzerías en Madrid

Muy flojo

para no volver

La publicidad del local decía que las pizzas eran muy ligeras y queríamos comprobar si era verdad.
- La comida:
Aunque hay vida más allá de las pizzas, nosotros no nos salimos del guión y pedimos tres diferentes, aunque las combinaciones de ingredientes que proponían no nos sedujeron demasiado. La ligereza en las pizzas ni está ni se la espera. La masa es razonablemente fina, pero tienen mucho borde y en definitiva, no son nada del otro mundo.
- El servicio:
No son el colmo de la eficiencia ni de la rapidez, pero le damos el aprobado.
- El local:
En un momento dado enchufaron una canción de cumpleaños a todo meter porque algún cliente en el local celebraba el suyo. Maravilloso.
- Conclusión:
Más allá de la gracia de que sirven las pizzas por metros, no hay razón para volver. Hay muchos sitios donde comer pizzas mejores.

etiquetas: ,

Dstage

+34 917 02 15 86

Calle Regueros,8 <m> Chueca 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 138 personas

ver más restaurantes cocina de fusión en Madrid

Merece la pena probarlo

me encanta, uno de mis favoritos

Conocimos la cocina de Diego Guerrero en el Club Allard y no terminó de convencernos. Sin embargo, debido a las buenas críticas de su nuevo proyecto, decidimos darle una segunda oportunidad.
- La comida:
Ofrecen únicamente dos menús, de 10 y 14 platos. Del precio no se sabe nada hasta que llega la cuenta. Optamos por el largo. Al principio hacen un poco de parafernalia y sirven un aperitivo a la entrada, y otros dos en la barra de la cocina. Suponemos que este tipo de cosas gustan mucho a los comensales.
Para recordar, el ceviche de carabinero, el niguiri de anguila, el mochi de huitlacoche (exquisito), los raviolis de alubias, el ciervo al estilo marroquí (quizá el mejor de la velada), y la crema de apionabo (plato que acaban en la mesa también con mucha pompa). Sirvieron tres postres: palomitas de maíz con fresa, chocolate con especias y un ajo morado. Originales y muy apetitosos los tres.
- El local:
Con un toque, digamos industrial, que nos gustó mucho. Las mesas del fondo pueden deleitarse viendo trabajar a los cocineros.
- El servicio:
Muchos camareros, muy simpáticos y atentos. Algunos despistes, pero nada grave.
- Conclusión:
Nos gustó mucho más que la primera vez.
En general, el tamaño de los platos del menú degustación es adecuado y 14 fueron suficientes. La versión de 10 se nos hubiese quedado corta.
Quizá el principal problema sea que leyendo críticas antiguas, vemos que hay muchos (demasiados) platos repetidos, pero sin duda, merece mucho la pena la experiencia.

etiquetas: , ,