Puedes ver todos nuestros viajes en nuestra página web: losviajesdejuanmaycarol.com

juanma & carol

Dstage

+34 917 02 15 86

Calle Regueros,8 <m> Chueca 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 138 personas

ver más restaurantes cocina de fusión en Madrid

Merece la pena probarlo

me encanta, uno de mis favoritos

Conocimos la cocina de Diego Guerrero en el Club Allard y no terminó de convencernos. Sin embargo, debido a las buenas críticas de su nuevo proyecto, decidimos darle una segunda oportunidad.
- La comida:
Ofrecen únicamente dos menús, de 10 y 14 platos. Del precio no se sabe nada hasta que llega la cuenta. Optamos por el largo. Al principio hacen un poco de parafernalia y sirven un aperitivo a la entrada, y otros dos en la barra de la cocina. Suponemos que este tipo de cosas gustan mucho a los comensales.
Para recordar, el ceviche de carabinero, el niguiri de anguila, el mochi de huitlacoche (exquisito), los raviolis de alubias, el ciervo al estilo marroquí (quizá el mejor de la velada), y la crema de apionabo (plato que acaban en la mesa también con mucha pompa). Sirvieron tres postres: palomitas de maíz con fresa, chocolate con especias y un ajo morado. Originales y muy apetitosos los tres.
- El local:
Con un toque, digamos industrial, que nos gustó mucho. Las mesas del fondo pueden deleitarse viendo trabajar a los cocineros.
- El servicio:
Muchos camareros, muy simpáticos y atentos. Algunos despistes, pero nada grave.
- Conclusión:
Nos gustó mucho más que la primera vez.
En general, el tamaño de los platos del menú degustación es adecuado y 14 fueron suficientes. La versión de 10 se nos hubiese quedado corta.
Quizá el principal problema sea que leyendo críticas antiguas, vemos que hay muchos (demasiados) platos repetidos, pero sin duda, merece mucho la pena la experiencia.

etiquetas: , ,

99 Sushi Bar Eurobuilding

+34 913 59 38 01

Padre Damián, 23 <m> Cuzco 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 27 personas

ver más restaurantes japoneses en Madrid

Impresionante

me encanta, uno de mis favoritos

Este local estaba en nuestra lista de pendientes desde hace bastante tiempo, así que decidimos hacerle una visita.
- La comida:
Ofrecen un menú degustación que nos pareció que tenía muy buena pinta, pero preferimos engañarnos solos y comer a la carta. Pedimos lo siguiente: media ración de tartar de atún (exquisita, magnífica textura del atún); tempura de langostino tigre (un clásico que no decepciona); gyozas de jabalí (todo un descubrimiento: una de las mejores gyozas "de autor" que hemos probado nunca); media ración de tataki de atún (quizá lo más flojo: las salsas enmascaraban el sabor del atún, que por otra parte es exquisito); bacalao negro de Alaska (otro descubrimiento: un sabor increíble, y eso que el bacalao no es precisamente un pescado delicatessen); y unos cuantos niguiris: rodaballo flambeado, toro con tomate, salmón flambeado con lima y panceta ibérica. Todos los niguiris estuvieron exquisitos, aunque quizá (y solo quizá), el que más nos gustó fue el de salmón (por el toque tan original de la lima, aunque el de panceta estaba de muerte...).
- El local:
Moderno, agradable, nada especial. Un lugar correcto donde disfrutar de la comida.
- El servicio:
Hay una gran profusión de camareros, por lo que estuvimos muy bien atendidos en todo momento. Excelentes las recomendaciones de la persona que nos tomó nota.
- Conclusión:
Sin duda una de nuestras mejores experiencias gastronómicas japonesas.

etiquetas: , ,

La Tomata

Calle Alburquerque 13 <m> Bilbao 1 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 21 personas

ver más restaurantes mexicanos en Madrid

Comida mexicana

me gusta

Encontramos este local por casualidad estando de paso por allí, y decidimos entrar a probarlo.
- La comida:
Tienen una carta no muy amplia, pero llena de auténticas recetas mexicanas. Pedimos el obligado guacamole, que está rico pero los hemos probado mejores; panuchos de cochinita pibil, plato típico de la zona de Mérida (Yucatán) y lo mejor de la noche: la cochinita estaba realmente jugosa; tacos de pollo poblano con rajas, también muy jugoso y rico, aunque las rajas no picaban nada; y tacos de carnitas, recomendados por el dueño y que no nos decepcionaron. Sirven micheladas de dos tipos. Nosotros pedimos la tradicional, que estuvo muy bien preparada.
- El servicio:
El dueño es muy majo y está siempre pendiente de la clientela. Aún así, la espera entre cada plato puede resultar un poco larga si el local se llena.
- El local:
Mínimo, con mesas y sillas altas. Al ser tan pequeño se llena con facilidad.
- Conclusión:
Comida mexicana de la más auténtica que hemos probado últimamente. El único pero es que le faltó picante a todos los platos.

etiquetas: , ,

Los Chuchis Bar

+34 911 27 66 06

Calle Amparo 82 <m> Lavapiés 3 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 168 personas

ver más restaurantes cocina casera en Madrid

Muy original

me gusta

Acudimos a este local de la mano de unos amigos que viven por esa zona y lo visitan con cierta frecuencia.
- La comida:
La carta no es muy amplia, pero todo lo que probamos fue muy original y estaba muy rico. Pedimos piel de patata con salsas (la piel venía con parte de patata y estaba muy bueno, quizá de lo mejor de la noche), pastel de carne (muy jugoso), sardinas empanadas (aunque estaban ricas, quizá fue lo menos sorprendente de la noche), y camembert al horno con ajos (servido con pan tostado, el ajo, que también es asado, se unta en el pan y se pone encima el camembert: resultón y divertido). El postre fue una tarta de plátano y chocolate un tanto sosa.
- El local:
Muy pequeño, en fin de semana es imprescindible reservar. Tienen dos turnos, a las 20:30 y a las 22:30.
- El servicio:
Muy simpático, muy en la onda buenrrollista del local.
- Conclusión:
Un buen lugar donde picar cosas originales.

etiquetas: , ,

Mercado de Espronceda

+34 915 35 39 02

Calle Espronceda 27 <m> Alonso Cano 7 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 27 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Aceptable

está OK

Acudimos a este local para celebrar a una quedada de amigos. De otra manera, probablemente no lo hubiésemos conocido, pues a priori no es el tipo de restaurante que nos gusta.
- La comida:
Al ir en grupo, pedimos muchas cosas de picar: rabas, zamburiñas, ensaladilla rusa, coca de trufa y boletus, saquitos rellenos (no recordamos de qué) y alcachofas. Quizá lo más destacable fueron las rabas (muy finas) y las alcachofas. De plato optamos por el steak tartar, que nos pareció muy rico con un agradable toque picante, aunque no somos especialistas en este plato, por lo que nuestra opinión debe ser tomada en cuenta con cierta precaución. Los postres fueron casi lo mejor de la velada: parece ser que tienen un nuevo obrador en nómina.
- El servicio:
Fueron muy atentos y profesionales en todo momento. La cadencia de los platos fue muy buena,y la atención general también.
- El local:
Lo encontramos un tanto oscuro, aunque a nosotros nos ubicaron en un reservado que tienen a la entrada y estuvimos la mar de a gusto.
- Conclusión:
Fuimos con el descuento del Club Kviar y pagamos 25 euros por persona, lo cual es un precio más que adecuado para lo que obtuvimos. Sin descuentos de ese tipo, lo hubiéramos encontrado muy caro.

etiquetas: ,

Restaurante Cosme

+34 914 31 67 80

Duque de Sesto, 25 <m> Goya 2 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 45 personas

ver más restaurantes en Madrid

Buena sorpresa

me gusta

Fuimos con un grupo de amigos a este restaurante que no teníamos en el radar, y la experiencia fue positiva.
- La comida:
Carta no muy extensa, pero lo suficiente como para tener donde elegir. De entrantes pedimos los dos tipos de croquetas que hay en carta, de oricios y bogavante, y de gambas al ajillo (pequeños bocados agradables), el canelón de presa ibérica (quizá un poco decepcionante) y el tataki de atún con helado de mostaza (el tataki rico, pero el helado muy sorprendente). De segundo cada uno se engañó como quiso. Nosotros optamos por el rape con salsa de romescu (muy tierno el rape, la salsa un poco sosa) y el tostón de cochinillo (gran sabor). De postre pedimos uno de cada (así, tal cual). Todos muy ricos, pero sobre todo el chocolate, coco y piña, y la tarta de queso. Con los cafés sirvieron unos petit fours.
Como curiosidad decir que junto con el aperitivo de la casa sirven un cóctel, que ese día fue un silver fizz, que no conocíamos y que nos encantó.
- El servicio:
Resultaron muy simpáticos y agradables, y aguantaron estoicamente todas nuestras bromas (ya se sabe que en un grupo numeroso, siempre aparece un pesado que le da la chapa a los camareros).
- El local:
Ambiente agradable con mesas redondas, lo que siendo un grupo es realmente de agradecer.
Tienen concertado dos horas de aparcamiento gratis con un parking cercano.
- Conclusión:
En general cenamos bien, en un ambiente muy confortable. Parece que entre semana hacen descuento con eltenedor o alguna web de esas. Para repetir.

etiquetas: ,

acme

Ya no tienen el mago?

hace 4 meses

Juanalaloca

+34 913 64 05 25

Plaza Puerta de Moros, 4 <m> La Latina 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 177 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Buenos pintxos

me gusta

Hemos ido varias veces a este local, y ya iba siendo hora de que lo comentáramos.
- La comida:
Tienen pintxos fríos y calientes y raciones. Es una carta bastante amplia, pero al final casi siempre optamos por los pintxos. Destacan el de tortilla con cebolla caramelizada (aunque es imprescindible que no lleve unas cuantas horas en la barra), el de calabacín con brandada de bacalao o el de alcachofas (en temporada). La última vez tenían unas anchoas riquísimas. De postre solemos pedir la tarta tatin. La carta de vinos está un poco subida de precio para el tipo de local.
- El servicio:
Ha ido mejorando con el tiempo, y aunque siempre ha tenido fama de borde, nuestras experiencias han sido siempre positivas.
- El local:
Debe venir recomendado en todas las guías de viaje, porque está siempre lleno de extranjeros. Lo cual quiere decir que siempre está abarrotado, por lo que es muy bullicioso.
- Conclusión:
Hay otros por la zona que nos gustan más, pero tiene los suficientes alicientes gastronómicos para que hayamos vuelto en más de una ocasión.

etiquetas: ,

La Gastrocroquetería de Chema

+34 913 64 22 63

Calle Barco,7 <m> Gran Via 1 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 269 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Nuevo local

me gusta

Llevábamos tiempo con ganas de acudir al nuevo emplazamiento de este local, y finalmente lo conseguimos.
Encontramos algunos platos de su etapa anterior, pero también otros muchos nuevos y apetecibles.
Comenzamos con tres entrantes de croquetas, muy ricas todas. Suaves y con mucho sabor. De principal optamos por el cochinillo pekinés, receta muy lograda emulando el pato del mismo nombre, y albóndigas con curry verde, quizá lo que más nos gustó de la comida.
De postre croquetas de magdalenas con café y de tarta de queso con frambuesa: sin ser sublimes, fueron sin duda originales.
El servicio ha mejorado mucho con respecto a la etapa anterior, y el local es muy agradable, aunque al estar llenos resultó un tanto bullicioso.
Nos ha gustado esta nueva etapa: subimos de 3 a 4 estrellas.

En la ubicación anterior escribimos lo siguiente:

Nuevo sitio por La Latina, que se ha puesto muy de moda porque ha aparecido recomendado en todas las revistas de ocio de la ciudad.
- La comida:
Aunque es una croquetería, tienen más platos, como ensaladas y tapas, todo en un concepto de medias raciones, lo cual nos parece un acierto para poder probar más cosas. De croquetas pedimos de gorgonzola, que estaban espectaculares, y de carrilleras, que llegaron casi frías a la mesa. De picar optamos por el plato de arroz del día, a base de pato, leche de coco y lima, que nos resultó exquisito; vieiras con huevos a la flamenca, donde encontramos que las vieiras no añadían nada a ese plato, sabroso por sí solo; y ensaladilla rusa, que al llevar una especie de espuma de mayonesa estaba ligera y rica. De postre optamos por croquetas de galleta maría, muy originales, y croquetas de oreo con nata, bastante empalagosas y con nata de bote.
- El servicio:
La única camarera que había fue muy simpática y servía las mesas con mucha alegría.
- El local:
Sitio pequeño, para unos 25 comensales, quizá demasiados.
- Conclusión:
Lo peor de la velada fue el tiempo que tardaron en servirnos entre cada plato. Algunas veces tuvimos que esperar más de quince minutos entre uno y otro, y al final, para 5 medias raciones y un postre, estuvimos más de dos horas. Debíamos haber salido con la sensación de haber comido original y de calidad, y lo que más recordamos es lo aburrido que fue tener que esperar tanto. Y no fue que tuviéramos mala suerte: nos dio la sensación de que a las mesas de nuestro alrededor les pasó lo mismo. Una pena.

etiquetas: ,

davidperezf

pues ayer salimos exactamente con esa sensación que describes. veo que casi dos años después, no han solucionado el tema de los tiempos.. acojonante.

18 de noviembre de 2013

Restaurante La Casa del Carmen

+34 925 49 07 59

Autovía Madrid - Toledo km 61,2 Olías del Rey, Toledo provincia, España

guardado por 34 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Olías del Rey

Increíble sorpresa

me encanta, uno de mis favoritos

Habíamos leído que en este sitio se elaboran una de las mejores croquetas de jamón de toda España. Solamente por eso, lo teníamos en el punto de mira. Cuando le dieron una estrella Michelín pensamos que ya no teníamos excusa: había que ir a probarlo.
- La comida:
Ofrecen dos menús degustación y también se puede comer a la carta. El menú corto (30€) es un tanto más tradicional y el largo (60€) más moderno, así que optamos por el largo.
Comenzó con una interminable sucesión de exquisitos y sorprendentes aperitivos, donde destacaríamos casi todos, pero por quedarnos con alguno, diríamos la tartaleta de salazones, el bollito preñao y el ravioli de queso y café. Y por supuesto las croquetas, que efectivamente han sido de las mejores que hemos probado nunca. Hacía tiempo que no nos divertíamos tanto en un restaurante como lo hicimos en este comiendo los aperitivos. Después vinieron los platos, que en realidad eran un poco más grande que los aperitivos: escabeche de chicharro (quizá el más soso), garbanzos con manitas, brandada de bacalao con yema (exquisita, emulando un huevo frito), lentejas a la royal, gamba roja asada, y cabrito asado (tierno, jugoso y delicioso). Antes de pasar a los postres nos ofrecieron repetir algún plato o servirnos alguno más, pero realmente estábamos llenos. Habíamos perdido la cuenta de todos los platos que habíamos probado. Los postres no desmerecieron en absoluto: primero uno refrescante de yogur y limón, y después una pequeña manzana asada con café que fue simplemente brutal. Con los cafés nos sirvieron unos petit-fours muy ricos, y con la cuenta, como cortesía de la casa, una torrija helada, que era el postre del menú tradicional.
- El servicio:
Excelente. Camareros muy profesionales, pendientes en todo momento del cliente y con unos detalles magníficos.
- El local:
Es amplio con mesas grandes, aunque al estar lleno y haber niños había un poco de alboroto, pero nada grave.
- Conclusión:
Para repetir, y repetir, y repetir...

etiquetas: , ,

José Luis Gracia

Buen report, y como tal, genera necesidad de acudir.

1 de abril de 2014

El Carmen de Montesión

+34 925 22 36 74

Calle 00 B,404 Toledo, Toledo provincia, España

guardado por 29 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Toledo

Para disfrutar

me encanta, uno de mis favoritos

Conocimos la cocina de Iván Cerdeño cuando estaba en la Casa del Carmen. Allí probamos el menú degustación y salimos tan encantados y sorprendidos que decidimos que algún día tendríamos que volver. Entretanto, el chef se cambió de sitio, así que hemos seguido sus pasos hasta el Carmen de Montesión para probar nuevamente el menú degustación.
- La comida:
El concepto de este menú es el mismo del anterior restaurante: diez snacks, seis platos, dos postres y petit-fours. Entre lo que nos sirvieron encontramos algunos platos que ya habíamos probado en el otro local, como el bollito preñao (de sopa de ajo, sabor brutal), la croqueta de jamón (famosa) o el ravioli de queso y café (sorprendente). En esta ocasión, de los snacks también resaltaríamos la navaja de Albacete (esta se come y es también muy sorprendente) y las gachas con su compango (totalmente inesperado). Los platos son una sucesión de pequeños manjares: atascaburras (nuevamente sorprendidos, por su textura y sabor), escabeche de pichón con alubias (de lo mejor de la velada), trompetas de la muerte con huevo y caldo (para mojar todo el pan disponible), cigala asada (pequeña delicatessen), salmonete con encurtidos (sencillamente sensacional) y ya cuando casi no se puede más, el cabrito, también un clásico. Los postres están bien, pero quizá brillan a menor altura.
- El servicio:
Realmente simpático, agradable y profesional. Cuentan con un excampeón de coctelería, detalle que descubrimos cuando ya nos íbamos: la próxima vez pondremos a prueba sus dotes con la coctelera.
- El local:
En un principio bastante difícil de encontrar, entre otras cosas porque el google maps se volvió loco y hubo que optar por lo analógico: sacar el mapa de papel y guiarnos por nuestra intuición. Una vez se sabe dónde está, en realidad es muy sencillo dar con el sitio (la próxima no nos perdemos).
- Conclusión:
En esta segunda ocasión no disfrutamos del factor sorpresa, pero esta circunstancia no impidió que pasásemos una velada magnífica. Ahora que ya sabemos dónde está, lo visitaremos de nuevo.

etiquetas: , ,