Puedes ver todos nuestros viajes en nuestra página web: losviajesdejuanmaycarol.com

juanma & carol

Restaurante Atrio

+34 927 24 29 28

Plaza San Mateo 1 (Hotel Relais & Chateaux Atrio) Cáceres, Cáceres provincia, España

guardado por 57 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Cáceres

Sin palabras

me encanta, uno de mis favoritos

Teníamos grandes expectativas en nuestra visita a este restaurante, y ninguna se vio defraudada.
- La comida:
Aunque ofrecen la posibilidad de confeccionarse el propio menú, nosotros optamos por el menú degustación. Estuvo compuesto por: las tapas (macaron de remolacha; milhoja de boquerón; zamburiña en ceviche; y capuchino de foie), entrantes (gamba marinada; loncheja con calamar; cigala con careta de cerdo), pescado y carne (lubina en dos cocciones; pluma ibérica) y tres postres (binomio de torta del casar; tocinillo con helado de yogur; falsa cereza). Y no faltaron los petit fours (magdalenas; macaron de limón; gominolas de frambuesa; y trufas). Todos los platos estuvieron sencillamente espectaculares. Quizá los que más nos gustaron fueron la lubina y el ceviche de zamburiña, y el que menos (aunque sin desmerecer) la milhoja de boquerón. Mención especial merece la gamba marinada con crema agria y caviar.
- El servicio:
Atento, rápido, eficaz... de las mejores atenciones que hemos recibido en un restaurante de esta categoría.
- El local:
Amplio, moderno y elegante. Se está muy a gusto aunque si bajasen un poco el sonido de la música no pasaría nada.
- Conclusión:
La experiencia en Atrio comienza con una visita a la aclamada y famosa bodega, merecedora en una ocasión del premio a la mejor bodega de restaurante del mundo, aunque también debería llevarse el premio a la bodega más cara. Pedimos un cava extremeño que nos costó 44 euros, y al día siguiente lo encontramos en una tienda en Trujillo por 8. En nuestra opinión demasiado margen de beneficio por el descorche. No tenemos inconveniente en pagar 119 euros por el menú, pero sí lo tenemos por los 44 de una botella que vale 8.
Al final de la comida salió Toño Pérez, el chef, a saludar, y tuvimos la osadía de pedirle que nos enseñara la cocina, lo que hizo con mucho gusto y simpatía.
En resumen, una experiencia inolvidable.

etiquetas: , ,