Puedes ver todos nuestros viajes en nuestra página web: losviajesdejuanmaycarol.com

juanma & carol

mostrando 35 sitios

La Salgar

+34 985 33 11 55

Paseo del Doctor Fleming 859 Gijón, Asturias, España

guardado por 49 personas

ver más restaurantes asturianos en Gijón

Cocina tradicional de altura

me encanta, uno de mis favoritos

Durante nuestra estancia en Gijón decidimos probar este restaurante del afamado cocinero Nacho Manzano.
- La comida:
Sirven un menú tradicional y otro más actual, y se puede comer a la carta. Nosotros optamos por el menú tradicional, que tenía estos platos: una fina torta con revuelto de morcilla; unas cremosísimas croquetas de jamón; la típica fabada asturiana, con una materia prima exquisita; y el no menos típico arroz con pitu de caleya, que por lo que observamos en otras mesas, parece el plato más solicitado, no sin razón (el arroz estaba en su punto y el pollo muy sabroso). Terminaba el menú con dos postres: una galleta con mango en texturas (refrescante y sencillamente exquisito) y, como no, arroz con leche.
- El local:
El restaurante tiene una amplia cristalera en un lado que le proporciona mucha luz. Las mesas son amplias y cómodas y están separadas unas de otras.
- El servicio:
Aunque nos dio sensación de ser un tanto escaso, sobre todo porque el local estaba lleno, el trato fue muy bueno y muy profesional y no dudaron en tomarse su tiempo con nosotros.
- Conclusión:
Sin duda volveremos en nuestra próxima visita a Gijón, en esa ocasión para pedir el otro menú.

etiquetas: , ,

El Corral del Indianu

+34 985 84 10 72

Avenida de Europa 14 Parres, Asturias, España

guardado por 30 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Parres

Velada excepcional

me encanta, uno de mis favoritos

Nuestro asesor gastronómico nos recomendó este restaurante para nuestra visita a Asturias, así que decidimos pasarnos con la idea de disfrutar.
- La comida:
Ofrecen dos menús degustación (uno largo y otro corto) y se puede comer a la carta. Nosotros optamos por el menú largo, que estuvo compuesto por: un sorprendente y exquisito bombón de chocolate blanco con cabrales, que nos ofrecieron repetir y gustosamente aceptamos; una sabrosa torta de maíz con guacamole y cebolla; cremosa croqueta de ibérico; un curioso plato de queso ganador del premio al mejor queso asturiano, con frutos secos y encurtidos; un mar y montaña fuera de carta (cortesía de la casa); un plato de foie con caldo ecológico realmente exquisito; ciervo atunizado (quizá el mejor y más sorprendente plato del menú); una deliciosa sopa con navajas; un salmonete en su punto; y una costilla ibérica que se deshacía; nuevamente por cortesía de la casa nos sirvieron una fabada "sabores de ayer texturas de hoy". Curiosamente para un menú tan largo sirvieron un único postre que fue chocolate frito con helado de mantequilla, muy rico pero demasiado pesado.
- El local:
Nos gustó mucho, muy bien decorado, con mesas amplias y cómodas. Nos pusieron en el salón del fondo que al tener una cristalera junto a la terraza tenía una gran cantidad de luz natural.
- El servicio:
Magnífico. Nos invitaron a una sidra de aperitivo y a varios platos fuera del menú, y fueron muy majos y muy simpáticos en todo momento. Y luego nos indicaron donde comprar la sidra al mejor precio de toda la provincia.
- Conclusión:
Una comida de mucha altura, en la que absolutamente todo (local, servicio, sabores, texturas...) estuvo a gran altura.

etiquetas: ,

Naguar

+34 684 60 33 84

Avenida de Galicia, 14, Oviedo, España Oviedo, Asturias, España

guardado por 27 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Oviedo

Tapeo de altura

me encanta, uno de mis favoritos

Estábamos de visita por Oviedo y nos acercamos por este local con la idea de probar el famoso coulant de cocido.
- La comida:
Tienen una carta de raciones bastante interesante y ofrecen también un menú de picoteo. Como queríamos probar muchas cosas, optamos por el menú. Los platos fueron los siguientes: una exquisita cecina cortada muy fina, acompañada de pan con tomate; coulant de cocido, toda una sabrosa obra de ingeniería; original ensalada de hojas escarchadas; cebolla asada con mojo, que fue el plato que más nos gustó; sorprendentes y exquisitas croquetas de picadillo; gambas de panko japonés, mojadas en una mayonesa muy fina; una rica mini hamburguesa; y acabamos con una costilla de cerdo ibérico que se deshacía en la boca. Los postres fueron lo más flojo: tarta de naranja caramelizada y trufa de chocolate al Armagnac.
- El local:
Tienen una larga barra a la entrada, y al fondo unas mesas donde se cena. Quizá algunas mesas están demasiado juntas, eliminando todo tipo de intimidad.
- El servicio:
Muy bien. Nos atendieron bien y estuvieron siempre atentos. A pesar de que solamente había dos camareros para toda la sala se manejaron muy bien.
- Conclusión:
Es un local que merece la pena... y no solo por probar el coulant.

etiquetas: , ,

Restaurante Santceloni

+34 912 10 88 40

Paseo de la Castellana 57 (Hotel Hesperia) <m> Gregorio Marañón 7 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 244 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Excelente

me encanta, uno de mis favoritos

Teníamos muchas ganas de probar el que para muchos es el mejor restaurante de Madrid, aunque nunca terminábamos de decidirnos porque sí parecía el más caro. Pero había que probarlo.
- La comida:
Se puede comer a la carta y ofrecen también dos menús degustación. Nosotros optamos por el Menú Gastronómico, aunque tuvimos la fortuna de ir acompañados por un viejo amigo del lugar, y nos sirvieron el gran menú (pero nos cobraron el gastronómico). Comenzaron con dos aperitivos que fueron dos auténticas delicatessen, especialmente el tartar de ternera blanca. Los tres platos siguientes fueron excepcionales: caballa marinada; raviolis de ricotta ahumada con caviar; y alcachofas con jugo de jamón. Fueron los tres platos que más nos gustaron. Siguieron con unas patatas confitadas rellenas de pichón que no fueron nada especial, y un salmonete con huevos estrellados, cuya mezcla no supimos apreciar. El plato principal fue espalda de cabrito. Después le llegó el turno a los quesos. Poseen el mejor carro de quesos (en esta ocasión fue una mesa de quesos) que hemos visto en un restaurante. Nos dejamos aconsejar por el maître, que nos hizo una magnífica selección. Los postres fueron un refrescante membrillo con crema de yogur, y el segundo postre fue una mousse de chocolate, probablemente la mejor y más cremosa que hemos probado nunca. De gran final nos pusieron una enorme bandeja de petit fours.
- El servicio:
Impecable. exactamente el tipo de servicio y personal que uno espera encontrar en este tipo de restaurantes. Mención especial al somellier por sus recomendaciones.
- El local:
Amplio, elegante, con una mesa de trabajo central en la que se puede ver en todo momento el excelente trabajo que lleva a cabo el servicio.
- Conclusión:
Efectivamente, Santceloni es probablemente el mejor restaurante de Madrid.

etiquetas: , ,

Merece la pena conocerlo

me encanta, uno de mis favoritos

Curioso restaurante, en el que un padre y un hijo comparten cocina: el primero se encarga de los platos tradicionales y el segundo los más modernos.
- La comida:
Íbamos con la idea fija de probar el menú de setas del hijo, y eso fue lo que hicimos, pero nuestros vecinos de mesa se comieron un lechazo que nos hizo la boca agua. El menú que nos sirvieron fue una sucesión de platos todos ellos con algún tipo de seta. Platos muy originales y modernos, tanto en su presentación como en su composición.
- El servicio:
Muy simpático y atento, no tuvieron inconveniente en cambiarnos algunos platos del menú.
- El local:
Típico asador castellano, con mesas amplias y donde se está muy a gusto.
- Conclusión:
Merece la pena desplazarse hasta Matapozuelos para comer en este asador. Volveremos a probar el menú de piñas (en verano) y a comernos un lechazo como el de nuestros vecinos.

etiquetas: , ,

Restaurante Al Trapo

- cerrado

Calle Caballero de Gracia, 11 <m> Gran Via 1 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 96 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Alta cocina a precios moderados

me encanta, uno de mis favoritos

El restaurante del Hotel de las Letras comienza una nueva andadura con la colaboración del estrellado cocinero Paco Morales. Sabiendo que los primeros días el propio chef iba a estar por allí, decidimos hacer una visita al local.
- La comida:
Tiene una carta interesante, con bastantes platos apetecibles, aunque abusa un poco de la casquería. Nosotros decidimos confeccionarnos nuestro particular menú degustación y pedimos cinco platos, todos ellos para compartir. Comenzamos con el bonito semicurado, que nos recordó nuestra visita al desaparecido restaurante del hotel Ferrero; el siguiente plato fue el tomate asado, quizá la propuesta que menos nos entusiasmó; seguimos con el brioche con papada, una combinación excelente; continuamos con el arroz con liebre al cacao, que fue el plato que más nos gustó y nos recordó un tanto al mole poblano; y terminamos con el carabinero asado con tallarines de sepia, excelente producto el carabinero, pero el acompañamiento casi nos gustó más. Tras esto nos acercaron la tabla de quesos, divididos en suaves, medios y fuertes, y elegimos uno de cada. No nos quedó sitio para el postre. Nos ofrecieron un fuet de aperitivo y un original algodón de azúcar como petit-four.
- El local:
Informal, moderno y amplio. Las mesas no tienen manteles.
- El servicio:
Muy amable y cercano. Tuvimos la suerte de que el local no estaba lleno, y recibimos una atención excelente.
- Conclusión:
Fue un placer compartir nuestras experiencias durante la comida con el propio Paco Morales, que estuvo en todo momento pendiente de las mesas. Aunque en un futuro no esté él, volveremos a probar otros platos.

etiquetas: ,

juanma & carol

Pagamos 108 euros incluyendo una botella de vino de 24.

18 de noviembre de 2013

Quique Dacosta Restaurante

+34 965 78 41 79

Carretera de Las Marinas km 3 (urbanización El Poblet) Denia, Alicante provincia, España

guardado por 58 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Denia

Cita gastronómica ineludible

me encanta, uno de mis favoritos

Este restaurante es cita obligatoria para todo buen gastrónomo que se precie de serlo.
- La comida:
Ofrecen dos menús degustación, uno largo y otro más. El largo contiene una serie de platos estrella del cocinero, mientras que en el más largo se puede disfrutar de sus últimas creaciones. En todo caso, ambos menús tienen muchos bocados en común.
Los aperitivos se sirven en la terraza. Tuvimos un más que agradable día de noviembre, con lo que se estaba muy a gusto. Mientras disfrutábamos de los primeros bocados, nos decidimos por el menú largo. Los aperitivos tienen una presentación muy sorprendente. Ya en la mesa. después de elegir el cava con el que acompañaríamos la velada, comenzaron la sucesión de pequeños bocados. La parte salada termina con platos un poco más hermosos (de cantidad). Y se termina con dos postres y tres petit tours. La presentación de los platos es magnífica, llegando a su apogeo en uno denominado bruma. Algunos que nos parecieron sublimes fueron el nido de golondrina, María, el gazpacho, Pesto, Rompepiedra, y el arroz. Los postres nos decepcionaron un poco. El evento duró 4 horas.
- El servicio:
De los servicios más profesionales que hemos visto. Muy atentos, simpáticos, cercano. Y hay una cantidad enorme de camareros.
- El local:
La terraza muy agradable, en el interior encontramos las mesas un tanto cercanas. Estaba lleno y había un poco de barullo y muy poca intimidad.
- Conclusión:
Un sitio innovador, original, donde todo se dispone para que el comensal disfrute, y en nuestra opinión, se consigue.

etiquetas: , , ,

La Prensa

+34 976 38 16 37

Calle de José Nebra 3 Zaragoza, Zaragoza provincia, España

guardado por 30 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Zaragoza

Excelente

me encanta, uno de mis favoritos

Durante nuestra estancia de un fin de semana en Zaragoza fuimos a los dos restaurantes con estrella Michelín que hay en la ciudad.
- La comida:
Ofrecen dos menús degustación y se puede comer a la carta. Nosotros optamos por el menú largo (80 euros). Proponen maridajes a precios un tanto excesivos. Platos de muy buena calidad entre los que destacaríamos el sashimi de salmón (uno de los mejores sashimi que hemos probado nunca), la cigala con carpaccio de manitas (combinación curiosa y resultado fabuloso) y el risotto con setas y trufa. No nos hizo mucha gracia el rape con centollo. El primer postre (gin-tonic) es muy sorprendente, tanto la presentación como el resultado. Amplia carta de champagnes.
- El servicio:
Excelente. El maître es sin duda un gran conocedor de lo que sirven.
- El local:
Muy alejado del centro, el local es un tanto oscuro, aunque las mesas son amplias. La música está, en ocasiones, un poco alta.
- Conclusión:
Nos pareció un tanto caro, pero sin duda fue una gran experiencia gastronómica.

etiquetas: , ,

Restaurante Atrio

+34 927 24 29 28

Plaza San Mateo 1 (Hotel Relais & Chateaux Atrio) Cáceres, Cáceres provincia, España

guardado por 57 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Cáceres

Sin palabras

me encanta, uno de mis favoritos

Teníamos grandes expectativas en nuestra visita a este restaurante, y ninguna se vio defraudada.
- La comida:
Aunque ofrecen la posibilidad de confeccionarse el propio menú, nosotros optamos por el menú degustación. Estuvo compuesto por: las tapas (macaron de remolacha; milhoja de boquerón; zamburiña en ceviche; y capuchino de foie), entrantes (gamba marinada; loncheja con calamar; cigala con careta de cerdo), pescado y carne (lubina en dos cocciones; pluma ibérica) y tres postres (binomio de torta del casar; tocinillo con helado de yogur; falsa cereza). Y no faltaron los petit fours (magdalenas; macaron de limón; gominolas de frambuesa; y trufas). Todos los platos estuvieron sencillamente espectaculares. Quizá los que más nos gustaron fueron la lubina y el ceviche de zamburiña, y el que menos (aunque sin desmerecer) la milhoja de boquerón. Mención especial merece la gamba marinada con crema agria y caviar.
- El servicio:
Atento, rápido, eficaz... de las mejores atenciones que hemos recibido en un restaurante de esta categoría.
- El local:
Amplio, moderno y elegante. Se está muy a gusto aunque si bajasen un poco el sonido de la música no pasaría nada.
- Conclusión:
La experiencia en Atrio comienza con una visita a la aclamada y famosa bodega, merecedora en una ocasión del premio a la mejor bodega de restaurante del mundo, aunque también debería llevarse el premio a la bodega más cara. Pedimos un cava extremeño que nos costó 44 euros, y al día siguiente lo encontramos en una tienda en Trujillo por 8. En nuestra opinión demasiado margen de beneficio por el descorche. No tenemos inconveniente en pagar 119 euros por el menú, pero sí lo tenemos por los 44 de una botella que vale 8.
Al final de la comida salió Toño Pérez, el chef, a saludar, y tuvimos la osadía de pedirle que nos enseñara la cocina, lo que hizo con mucho gusto y simpatía.
En resumen, una experiencia inolvidable.

etiquetas: , ,

ABaC

+34 933 19 66 00

Avinguda del Tibidabo 1 <m> Vallcarca L3 Barcelona, Barcelona provincia, España

guardado por 35 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Barcelona

Sin palabras

me encanta, uno de mis favoritos

Un buen día tomamos la decisión de ir a Barcelona a hacer un fin de semana gastronómico. Y decidimos que este restaurante sería la piedra angular del mismo.
- La comida:
Proponen dos menús, uno largo y otro muy largo, por 125 y 145 euros respectivamente. Nosotros optamos por el de 125, porque había platos que nos seducían más, aunque algunos del otro menú nos llamaban mucho la atención. Cuando se lo comentamos al maître, nos dio todo tipo de facilidades para intercambiar platos y confeccionar el menú a nuestro gusto. Ese tipo de detalles favorece que la velada sea perfecta. La comida comenzó con un nitro mojito de piña hecho en la mesa, que más allá de la parafernalia de ver cómo se elabora (algo que ya habíamos contemplado en otros restaurantes) resultó ser lo más flojo del menú. Continuamos con: un sabroso curry de erizos; fina y deliciosa ventresca de atún con unos originales macarrones de Ponzu; espectaculares ñoquis de parmesano con trufa negra, que explotaban en la boca; aquí hubo una pequeña bifurcación: uno probó el foie-gras con cacao precedido de un suculento vino italiano (increíble combinación) y el otro pequeños lomos de bacalao con guisantes y trufa (difícil decidir quién acertó en la elección); steak tartar ahumado (el mejor steak tartar que hemos probado nunca); excelente gamba de Palamós; pasta Casarecce con espardeñas y queso Comté (el mejor plato de pasta que hemos probado nunca); vieira asada (aún a riesgo de ser repetitivos, quizá la mejor vieira que hemos probado nunca); y liebre Royal, buen plato para acabar lo salado. El dulce fue: merengue, yogur, fresitas, Kafir, lima y jengibre (refrescante y delicioso); y sobre tierras ahumadas, bizcocho asado, platano, café, vainilla y bourbon (espectacular presentación, mejor sabor y contraste). Deberían acortar los nombres de los postres (nos lleva mucho tiempo escribirlos). Añadimos un plato de exquisitos quesos catalanes artesanales servidos con pan tostado. Y de colofón, los petit fours: pintalabios de frambuesa, galleta de limón, galleta de dulce de leche, oblea y bombón.
- El servicio:
Fenomenal. Como hemos dicho, muy amable el maître, muy simpáticos y atentos todos los camareros, y excelente elección del cava por parte del sommelier.
- El local:
Elegante y amplio, con grandes ventanales que permiten la entrada de luz solar, algo que no es muy habitual en los restaurantes y que es muy de agradecer. Mesas muy amplias donde se está muy cómodo.
- Conclusión:
Sin palabras.

etiquetas: , ,