Puedes ver todos nuestros viajes en nuestra página web: losviajesdejuanmaycarol.com

juanma & carol

mostrando 2 sitios

Todo un espectáculo

me encanta, uno de mis favoritos

La casualidad y la fortuna hicieron que visitáramos en la misma semana la Terraza del Casino, en Madrid y con 2 estrellas Michelín, y Es Molí den Bou, en Mallorca y con una estrella Michelín.
- La comida:
Els Molí ofrece dos menús: uno corto y uno largo. Optamos por el largo porque queríamos probar la mayor cantidad de platos posible. Ambos menús pueden maridarse con un maridaje normal o premium. Nosotros escogimos el premium y fue todo un acierto. Primeron nos trajeron unos snacks, entre los que destacamos el sorprendente pa amb oli. Tras esto vino una ristra de platos de una altísima calidad: la vieira, los raviolis de queso mahonés, el concentrado de conejo y chocolate, el famoso canelón 2001, la merluza y la espectacular ternera gallega con salsa de ostras. Nos resultó curiosa la mezcla de carne y pescado en tres platos. Los postres no desmerecieron en absoluto, especialmente la torrija y el kefir. Y los bombones finales estuvieron geniales, sobre todo el de curry. Todos los vinos del maridaje fueron magníficos: un champán, dos blancos, dos tintos y un vino de postre, todos de gran calidad y que constituían un maridaje perfecto.
- El servicio:
Impecable y respetuoso, conocían muy bien todos los platos, y al final de la comida tuvieron el detalle de enseñarnos la cocina.
- El local:
Nos encantó. Moderno sin estridencias, con mesas amplias y varias estancias.
- Conclusión:
Aunque no queríamos, no tuvimos más remedio que comparar los dos restaurantes, y la conclusión que sacamos fue: señores franceses de la guía Michelín, ¿para cuando una segunda estrella para Es Molí den Bou?

etiquetas: , ,

La Bodeguilla

+34 971 71 82 74

Carrer de Sant Jaume, 3 Palma, Mallorca (isla), España

guardado por 5 personas

ver más restaurantes cocina mediterránea en Palma

Un poco caro

me gusta

Fuimos a La Bodeguilla recomendados por un amigo mallorquín.
- La comida:
Decidimos optar por tomar unas raciones. Pedimos ensalada de bogavante con mango y aguacate, carpaccio de atún, croquetas de espinacas y jamón, y tempura de bacalao. De postre tomamos piña asada. Estuvo todo a un gran nivel, aunque quizá lo que más nos gustó fue la tempura de bacalao, que en realidad parecían buñuelos. Lo regamos con un vino blanco con madera de Mallorca que estaba exquisito.
- El servicio:
Estuvo muy atento y se comportó en todo momento de manera muy profesional.
- El local:
Tienen una zona para tomar un vino con tapas, y luego el restaurante propiamente dicho. Está muy bien puesto, y es un tanto elegante.
- Conclusión:
La calidad y la cantidad fueron muy razonables, no así tanto el precio, que no lo fue en absoluto: pagamos 100 euros por cuatro raciones, un postre y una botella de vino.

etiquetas: ,