Dónde comer los platos más tradicionales en Barcelona

Restaurantes donde disfrutar de clásicos catalanes.

No queríamos dejar pasar la oportunidad y con motivo de la celebración de la Hispanidad, de la Pilarica y del desembarco - hace ya unos cuantos años - en América, esta semana en Explora Barcelona hemos hecho una selección de restaurantes donde disfrutar de cocina tradicional catalana en la Ciudad Condal. Trinxat, escudella, samfaina, pa amb tomaquet, canelones… estas recetas nacieron de la culinaria catalana y son famosas por toda la región pero, ¿sabes dónde comerlas preparadas realmente bien?

Freixá Tradició  (Carrer Sant Elíes, 22 - 93 209 75 59 - Sant Gervasi)

Quizás es uno de los restaurantes de cocina catalana más representativos de la Ciudad Condal. Regentado por los padres del chef Ramón Freixà (Dos estrellas Michelín en Freixá Madrid), en este selecto y elegante restaurante de aire sobrio presumen de elaborar uno de los mejores frincadó y canelones de la provincia. Fundado hace ya más de 20 años, este pequeño restaurante (sólo caben 40 comensales) se ha ido adaptando a los nuevos tiempos ofreciendo una deliciosa cocina de mercado sin artificios.

Granja Elena (Passeig de la Zona Franca, 228 - 93 332 02 41 - Zona Franca)

Lo que comenzó en 1974 como una granja y charcutería ahora se ha convertido en un bar de barrio famoso por sus platos tradicionales, su barra llena de bocadillos y sus esmorzars de forquilla. Aquí el lujo está en los platos y no en el angosto local con mesas desnudas pues sólo su cap i pota o sus albóndigas merecen el paseo hasta esta ubicación alejada del centro. Ahora, además de sus platos clásicos, Borja Sierra, va incorporando platos más innovadores pero siempre permaneciendo fiel a la culinaria catalana y a lo que él defiende: la #cocinasinmamonadas.

Ca L’Isidre (Carrer de les Flors, 12 - 93 441 11 39  - Raval)

En Ca L’isidre te reencontrarás con la tradición más pura con ciertas notas de la culinaria francesa a sus espaldas y siempre un gran producto de la temporada que corresponda. Un suquet de lujo con todos los mejores productos del mar, sus sempiternos callos, los mejores guisantes del Maresme o los clásicos canelones se disfrutan en una sala clásica atendida por el propio dueño, Isidre Gironés, o por su hija Nuria. Los postres, obra de la Nuri, pondrán el broche final perfecto.

Restaurant Gaig (Carrer de Còrsega, 200 - 93 453 20 20 - Eixample)

Decorado en blanco y beige y con cierto aire selecto, el Restaurant Gaig pone a la cocina catalana en el panorama actual, siendo ahora mismo la evolución del primer restaurante de la familia que se inauguró en 1969. Ahora se encuentra donde antes estaba la Fonda Gaig y ostenta nada más y nada menos que una estrella michelín. A los platos clásicos como los canelones con crema de trufa se pueden añadir las albóndigas con sepia o los macarrones del cardenal, recetas de la Fonda que se mantienen en el Restaurant junto con novedades como el mar y montaña de pies de cerdo, pulpo y atún.

Cal Boter (Carrer de Tordera, 62 - 93 458 84 62 - Gràcia)

Ambiente de tasca, cerámica en las paredes, mobiliario de madera y una oferta catalana familiar cuya especialidad es la cocina de mercado, las carnes a la brasa, el bacalao y las setas. Probablemente tengas que hacer cola el día que vayas y es que su excelente relación calidad precio hace que siempre esté hasta la bandera pero no esperes lujo: las mesas son de piedra y comerás encima de un mantel individual de papel, las copas de vino, de tasca, como todo aquí, pero con ese sabor tan rico y auténtico que le caracteriza.

Ca L’Estevet (Carrer Valldonzella, 46 - 93 302 41 86 - Raval)

Muchos años han pasado desde 1890, cuando esta fonda abrió sus puertas al público. Primero como bodega y ya más tarde como casa de comidas, se puede decir que fue uno de los puntos clave de la movida barcelonesa donde mientras se reunían podían disfrutar de ricos buñuelos de bacalao, caracoles, sesos a la romana, butifarras o espinacas a la catalana. Su decoración todavía mantiene este espíritu en sus paredes y no deja de ser eso, un bar de barrio pero mucha atención porque todos los miércoles de invierno tienen escudella i carn d’olla, el típico cocido catalán.

Sergi de Meia (Carrer d’Aribau, 106 - 93 125 57 10 - L’Eixample)

En su restaurante, Sergi ha querido hacer homenaje a la cocina de la abuela y por eso ha creado un formato en el que conviven sus platos con los de su madre, Adelaida. Cada mañana, la señora prepara los esmorzars de forquilla con los que se comienza el día en un restaurante conocido por utilizar productores de kilómetro cero para ofrecer una cocina de autor absolutamente de proximidad. Al cap i pota de su madre y otras delicias se suman el mar y montaña de caracoles de mar, algas y chorizo o las cebollas rellenas de “rostit” de pollo. Además, cuentan con un fantástico menú del día.

Fonda España (Carrer Sant Pau, 9 - 93 550 00 10 - Raval)

Bajo la firma del pluriestrellado Martín Berasategui, la Fonda España busca recuperar la gastronomía de las fondas catalanas apostando por la cocina más tradicional de la tierra con un guiño a la actualidad. Techos altos y una decoración modernista dentro del Hotel España serán el marco de  esta cocina con la que hacen muchas semanas temáticas, de arroces, de caza, de setas, vasca…

Bilbao (Carrer del Perill, 33 - 93 458 96 24 - Gràcia)

Siempre lleno a rebosar y liderado por Pere y su equipo, el Bilbao, distanciado de modas efímeras, mantiene vivo el espíritu de siempre y ofrece una cocina tradicional puesta al día. Su carta se compone de clásicos imprescindibles e inamovibles que ha fidelizado a una clientela que nunca falla cuando en la mesa hay escudella i carn d’olla, guisantes “ofegats” con tocino y butifarra, el trinxat o la cap i pota.

BarBas (Rambla de Cataluña, 7 - 93 342 75 16 - Gràcia) 

Recuperan los sabores de antaño, los mares y montaña, los pescados de la lonja vendidos por unidad o al peso, y los guisos con fundamento y largas horas de chup chup. El BarBas es un bar de toda la vida pero renovado, con una estética industrial firmada por Lázaro Rosa Violán, que apuesta por el picoteo, las chacinas y las recetas de antaño recreando el typical spanish pero bien hecho.

Si te han interesado estos sitios, puede que visitar nuestra colección sobre Donde ir de Tapas en Barcelona o la selección de Restaurantes y Bares en Barcelona por un lugareño te guste. ¡Anímate y coméntanos!