Los mejores brunch de Barcelona

Huevos benedict, bloody mary y pancakes a discreción para todos.

No es un desayuno ni una comida, pero tiene lo mejor de ambas cosas porque no tienes que madrugar, está permitido -y hasta bien visto- tomar cócteles pero puedes ponerte como el quico de tortitas y otros deliciosos dulces. Puedes tomarlo en un hotel muy elegante o más asequible, en bares de decoración nórdica o en un restaurante italiano donde sirven una lasaña de auténtica locura: donde quieras, pero no te saltes esta costumbre del fin de semana que ha venido para quedarse. Y que no falten los huevos, ya sean con salsa holandesa y sobre un bagel o en forma de tortilla de patata casera.

 

Picnic restaurant (Carrer Comerç, 1 - Arc de Triomf) Uno de los lugares de peregrinaje de los adeptos de pro, y con motivo: la cocina creativa y estacional de Jaime Riesco convierte el brunch en una auténtica fiesta. Una vez has conseguido mesa -es recomendable reservar- lo más difícil es decidirse. ¿Huevos rancheros o benedict? ¿Con bacon o con salmón? ¿Tomates verdes fritos o chilaquiles? ¿Big Papa burguer o pulled pork? Y para terminar, pero no menos importante, ¿pancakes o una de las mejores french toast de la ciudad? Ojalá todos los dilemas fueran como este.

 


Flax & Kale (Carrer de Tallers, 74 B - Ciutat Vella) Es el primer Restaurante Healthy Flexiteriano de Barcelona. Todos los platos están diseñados pensando no sólo en el mero placer gastronómico, sino también en su valor nutricional. Un 80% de su oferta es Plant-Based y el restante 20% son recetas que incluyen pescado azul. En su extensísima carta no faltan la pastelería artesana y los boles de granada, yogur y frutas.

 

La esquina (Carrer de Bergara, 2 - Barcelona) Si entre semana La Esquina nos alimenta con su fórmula de tres platos en uno, su propuesta para el finde no se queda atrás. Empecemos por los básicos: tienen huevos benedict, royal, poché con aguacate, queso de cabra y revueltos (con queso y tomate asado). Otra cosa muy interesante es que si hay alguien que es más de vermut que de brunch podrá disfrutar de unos boquerones o jamón ibérico y pan con tomate mientras los demás hacéis lo propio con su bikini, el salmón con encurtidos y mantequilla casera o las tostas. Haceos un favor y nos vayáis sin probar el crumble de manzana y zarzamora o el cheesecake de calabaza. O mejor aún: los dos.

 


The Benedict Barcelona (Carrer d´en Gignás, 23 - Ciutat Vella)  Se encuentra ubicado en el corazón del barrio Gótico de Barcelona, un lugar acogedor, lleno de encanto y con decoración vintage. Sus huevos Benedict son una cita obligada , pero sus más de 30 platos te dejarán sin aliento.Comparte caprichos de inspiración latina, con sabores tan exóticos somo la salsa de tamarindo sobre costillas al grill, acompáñalas con un mojito y termina alargando la noche con música latina.

 


Milk-Bar & Bistro  (Carrer d´En Gignás, 21 - Ciutat Vella) Dirigido por una pareja irlandesa con muchos años de experiencia en el comercio. Se ha cimentado como uno de los bares Premium de Barcelona complementado con un menú variado y creativo.El bar está diseñado por Florence Boradhurst como una sala de dibujo de los años 50.Tienen un desayuno-almuerzo (Brunch) cada día de 9 a 16.30 mientras puedes escuchar música melódica y hojear las revistas o selección de prensa.

 


Bacanal Café (Carrer Sepúlveda, 164 - Eixample) Diseño agradable y minimalista donde poder disfrutar de su "galería de arte"  y cocina "non stop". Disfruta de sus fantásticos platos a cualquier hora del día. Pasteles caseros tentenpiés salados y deliciosos pancakes. También son dog-friendly.

 

Trópico (Carrer Marqués de Barberá, 24 - Drassanes) El perico venezolano es un sustancioso desayuno a base de huevos revueltos con cebolla, tomate y pimentón que suele comerse dentro de una tierna arepa de maíz. ¿Os ha entrado hambre ya? Pues id reservando mesa en Trópico, donde podréis probar éste plato y otros como los pancakes con sirope de arce, frutos rojos, frosting de queso, un bowl de açaí con granola casera y frutas del bosque, más huevos -esta vez rancheros y con chipotle- o los tradicionales benedict, esta vez con pastrami como perfecto acompañamiento. Acompáñalo todo con una de sus aguas frescas, un lassi de mango con cardamomo o un smoothie de pitaya roja, coco y chía.

 

Norte (Carrer de la Diputació, 321 - Girona) A lo mejor en frío es un poco difícil relacionar la cocina de inspiración vasca y gallega de Norte con lo que conocemos como brunch. Pero, si te paras a pensar un momento, adquiere todo el sentido del mundo: ¿qué es un brunch sino un desayuno de tenedor de los de toda la vida? Por eso un sábado al mes hacen una versión ampliada de sus platos intersemanales con su deliciosa materia prima y el mismo encantador trato que dispensan de lunes a viernes. ¿Hemos dicho ya lo de los huevos de gallinas felices? Probadlos. Al plato, en tortilla o como sea: son una auténtica maravilla.

Aquí te dejamos nuestra selección  Los mejores brunch de Barcelona