Los mejores restaurantes vegetarianos de Barcelona

Hay vida mucho más allá de la ensalada en la cocina sin animales.

Comer sin animales es una tendencia que ha venido para quedarse. Gracias a los restaurantes que miman las verduras, frutas y legumbres como la materia prima de lujo que son, cada vez es más fácil comerse un plato veggie con el que disfruten hasta los más carnívoros. Bistrots, cervecerías, restaurantes indios, bares sin ínfulas y una merecida estrella Michelin: en Barcelona los vegetarianos no pasan hambre.

Rasoterra (Carrer de Palau, 5 - Barceloneta)
Algo que va rasoterra en italiano es algo que va a ras de tierra. Por ejemplo, las verduras que protagonizan los creativos platos del bistrot Rasoterra. No os perdáis sus croquetas -varían durante la temporada, si tienes suerte probarás las de setas y queso o espinacas a la catalana-, sus cenas ni el menú de mediodía. Pensando en la bebida, es recomendable dejarse llevar por Danielle Rossi –y su conocimiento sobre vinos naturales o cervezas artesanas– y obligatorio probar su bloody mary de kimchi.



Céleri (Passatge Marimón, 5 - Hospital Clínic)
El único de los restaurantes de esta lista que también sirve carne, aves y pescado.... y el único galardonado con una estrella de la prestigiosa Guía Michelin. La cocina de Xavier Pellicer apuesta por crear un plato vegano completo y sabroso como base, para después proponer la versión ovolacteovegetariana y flexitariana del mismo: la proteína animal nunca se postula como protagonista, sino como acompañamiento. Todo elaborado con ingredientes de temporada y proximidad.



Teresa Carles (Carrer de Jovellanos, 2 - Catalunya)
Su oferta de platos plant based -en los que la proteína animal se sustituye por una de textura y sabor similar pero origen vegetal- incluye la revisión de recetas mediterráneas míticas como la bomba de la Barceloneta, el atún en escabeche o los pimientos del piquillo rellenos, donde hacen maravillas con setas o proteína de soja. Es sin duda el favorito de la modernidad barcelonesa: uno de sus ‘hermanos’ felixitarianos Flax and Kale suministra zumos, ensaladas y otros platos en la nueva flagshipstore de H&M.



Sésamo (Carrer de Sant Antoni Abat, 52 - Sant Antoni)
Un clásico que nunca defrauda, con filosofía slow food y un montón de platos de temporada con materia prima ecológica procedente del Mercat de la Boquería. Sésamo está muy cerca del mismo, en el Raval, listo para servirte platos internacionales con toque gourmet, además de tapas como sus croquetas de ceps, gnocchis rellenos de queso gorgonzola con salsa de remolacha horneada y avellanas tostadas, ensalada de rúcula con parmesano de búfala y tomates semisecos caseros y un curry para chuparse los dedos.



The Green Spot (Calle de la Reina Cristina, 12 - Barceloneta)
Con el eslógan “vegetariano para vegetarianos y no vegetarianos” que enarbola The Green Spot se alza con la  bandera  de la buena comida (buena de sabor y de que sienta bien, las dos cosas) y la concordia compartiendo mesa tengas la condición alimentaria que tengas. En este coqueto rinconito de la Barceloneta hay aperitivos, ensaladas, sopa, y segundos platos a base de pasta, arroz y pizza de casi todos los rincones del mundo: México, India, el Sudeste Asiático o Japón son algunas de sus principales inspiraciones.



Cat Bar (Calle Boria, 17 - Jaume I)
“¿Una cervecería vegana?¿No lo es toda la cerveza?”, os preguntaréis algunos. La respuesta es “sí”, pero aquí también es vegano todo lo que la acompaña: picoteos, snacks, hamburguesas -muchos la consideran la mejor de la ciudad, o al menos tiene un lugar muy merecido en el podio- y un menú de mediodía de traca y pañuelo. Tienen un buen surtido de cerveza artesana de barril y botella, una decoración que suma inspiración punk y gatitos -no se me ocurre combinación mejor- y una banda sonora para dejar pasar las horas.



Veg World India (Carrer de Bruniquer, 26 - Joanic)
Si te gusta la cocina india es probable que, aunque comas carne sin problema, lo hagas disfrutando más de sus salsas, sus rebozados crujientes, sus tiernos panes recién hechos para mojarlo todo, el curry o los estofados. Sus entrantes, la selección de pan nan -el de mantequilla, el de ajo y el de queso merecen ser plato único-, el queso fresco estofado de diferentes maneras (‘paneer’), los platos vegetarianos hechos en horno tandoor, las legumbres y el arroz son como para no añorar la proteína animal durante una buena temporada.



Aguaribay (Carrer del Taulat, 95 - Poble Nou)
Comida vegetariana de aquí y de allí, con aires tropicales, opciones veganas y sin gluten, producto de proximidad y temporada, todo artesanal y acompañado con un rico pan de masa madre. Cremas originales, ensaladas llenas de color y sabor, guisos, albóndigas y cazuelitas son los protagonistas de su menú de mediodía. Por la noche a la carta, polenta con setas, fideos ‘soba’ con shitake, verduras y salsa, nachos, croquetas de garbanzo y limón y una selección de postres que hace recomendable que les hagas un huequecito.




Recibe este contenido en tu e-mail

Nunca compartimos tu e-mail con nadie.

Suscríbete a nuestro boletín